jueves, octubre 21, 2010

IMBÉCILES SIN FRONTERAS: NACHO DIEGO, EL DIPUTADO COCHINO


No fue al fin necesaria la presencia de la Señorita Marple para desentrañar el absurdo conflicto parlamentario (¡Ay, Cantabria, ay!) que reseñaba esta mañana para los lectores del blog. El diputado que coge el puro de Revilla, lo tira al suelo y lo pisotea es ... tachánnn, nada menos que el Presidente del Partido Popular de Cantabria y candidato (una vez eliminados por la espalda otros posibles) a la presidencia regional, Ignacio Diego.

A mí me parece una marranada como la copa de un pino esa de ir dejando puros aparcados por las ventanas de los edificios públicos, que conste. Pero la actitud de un parlamentario, de un representante de la ciudadanía de Cantabria, actuando como un chuleta de tercera, molestándose en coger el maloliente puro, tirarlo al suelo y estrujarlo con el zapato de claqué (que diría Siniestro Total) me parece ya un colmo de la mala educación. No sé muy bien con qué cara va a comparecer ahora Diego para hablar de gamberrismos varios, entre el botellón, el bullying o la kale borroka, cuando nos ha demostrado que bebe de las mismas fuentes, las de la mala educación.

Me pregunto si se sentiría muy hombre mientras pisoteaba el veguero, si tal vez se había puesto calzoncillos de supermán para la hazaña o de otro vengador de cómic (Superlópez parece que le pega más), si así se sentía vengado y requetevengado por no haber podido ser por dos veces consecutivas Presidente de Cantabria, con lo mono que le quedaría en el currículo el cargo.

Y todavía se atreve a justificar su acción de niñato cochino diciendo que mucho más sucio le parece abandonar puros por las ventanas (sucio es, pero no mucho más, Diego, cariño) y que lo que pasa es que a Revilla le preocupan más sus habanos que el paro en Cantabria. Donde esté la capacidad dialéctica de Diego, que se quite Demóstenes, donde esté su raciocinio feroz que tiemble Kant, que ni punto de comparación, oigan.

Pero no podía yo evitar acordarme de un colegio más bien pijo en el que da clase mi hermana, uno donde se recolectan muchos votos populares, y en el que se deja a los niñatos castigados cuando dejan el suelo lleno de porquería. Y no tanto por la mierda esparcida como por la falta de respeto que supone para las trabajadoras de la limpieza del centro. Porque lo que tocaba ahora es que algún empleado del Parlamento le pasara a Diego el escobón y el recogedor y le dijera "Lo limpias tú, so cerdo".

Acabaremos inventando la pelea de diputados en barro pestilente como disciplina olímpica, como si lo viera.

¿Será verdad que en el video del Parlamento se escucha a Diego tararear el temazo que sigue mientras mueve el pie a ritmo de yenka sobre el pobre cigarro?

3 comentarios:

Diana. dijo...

Pero de verdad que lo pisoteó? y lo dejó ahí en el suelo? pues ya que va a ser él quien habla de marranadas, por lo menos podía haberlo apagado en donde debía...Este hombre, desde luego, cada vez que habla, la caga.
Por otro lado, también el hecho de que se pidiera comprobar los videos de seguridad, como (te) he leído, es de chiste (de los de sin gracia,claro). MENUDA PANDA TODOS!

salu2

Jesús Cabezón dijo...

No sabía yo quien era el autor de la reiterada fechoría del puro. Tenemos polémica. Nada menos que el Presidente del PP, el portavoz de la Oposición, el candidato a las próximas elecciones, el destructor de puros a medio fumar...Mierda para ellos.
Me quedo con Siniestro Total.
Por cierto, ¿qué tal tu pareja?

Marga dijo...

Los comentarios los bordas.Si son personales y en plan broma te hacen reir, y si son serios reflexionar,pero con este último te has quedado hasta corto,porque este personaje es como el Camps de Valencia,se cree que los votos se los dan a su persona y no a las siglas.En cuante me jubile me exilio. Aqui no hay quien viva,se nos envenena.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.