viernes, septiembre 11, 2009

ESTAMOS LEYENDO ... "KING" DE JOHN BERGER. UN VIAJE POR EL LADO OSCURO DE EUROPA

John Berger no es sólo uno de los mejores novelistas actuales. Es también un escritor a la manera de los intelectuales de antes, marcado por un compromiso político y social que aprende a hacerse bello e imprescindible en las palabras y las páginas.
Había leído ya "Hacia la boda" y "Puerca tierra" cuando me tropecé en alguna de mis librerías con "King", hará cosa de un par de años. Me gusta la escritura de Berger, me gusta su voz moral y me encantan los perros. Así que si seguía las instrucciones de la solapa, si me dejaba caer en una historia de perdedores, de náufragos varados en los callejones oscuros del estado del bienestar, contada desde la mirada de un perro náufrago, me encontraría con probabilidad en un libro doloroso y necesario.
Lo define uno de los críticos citados en la edición como frío y desgarrador. No es cierto. Nada hay de frialdad en "King". Salvo la sociedad que pudre al perro y a sus ¿dueños? Vico y Vica, como a todos los pequeños animales heridos que construyen sus chabolas en el terreno de las afueras de alguna ciudad holandesa hasta que son expulsados por los antidisturbios, las excavadoras y sobre todo la fría especulación inmobiliaria.
Comencé su lectura en un tiempo que no era adecuado, tal vez anduviera yo demasiado bajo de forma, pero en este verano que ha sido luminoso tenía cabida la lectura de una sombra.
Ayer lo cerré por fin. Y todavía me tiemblan las manos y el alma. Todavía me asombran las frases certeras con las que Berger (y su traductora Pilar Vázquez) consiguen convertir en poesía cada mazazo.
King, el perro, acompaña y cuenta, describe tristezas convertidas en rutina, recuerda donde ellos, los olvidados, ya no tienen memoria, trata de explicar caminos cuando las gentes con las que convive no sabrían decir cómo descendieron hacia el abismo, cómo encotraron el camino hacia el poblado de chabolas míseras.
Hojeo "King" y paso fugazmente por algunos pasajes conmovedores, por frases cargadas de silencios y de sugerencias.
"La locura no es un camino equivocado, es un follaje que cubre los caminos" .
Sí, pero ... ¿quiénes somos los locos? ¿Los que lo perdieron todo y tejen extrañas fraternidades de solidaridad, nada, supervivencia? ¿Los que tenemos demasiado pero extraviamos en el camino cuando de verdad importa?
Leedlo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

que editorial publicó King?

Rukaegos dijo...

Salió publicado en Alfaguara. No estoy seguro de si todo Berger, pero sí la mayor parte de su obra traducida está allí.

Anónimo dijo...

Lu lií jaz un güen qué d´años y tiés razón, da espelurcios sólo recordalu...

Saludos,

Serrón

Rukaegos dijo...

Desolador sí, Serrón, pero también lleno de poesía. Saluducos.

ana de la robla dijo...

Berger es indispensable, lo mismo en sus ficciones que en sus críticas de arte -Ver, Mirar-, que son auténticos fragmentos de belleza inteligente. Beso.

Felisa Felicis dijo...

Este verano he abandonado un poco Internet y aunque me pese decirlo, la lectura en general. He querido reencontrarme con tu blog precismente, para ver si encontrba alguna recomendacion y aqui esta!

Bajando un poco, he leido mas entradas interesantes y una en especial que me ha tocado mas de cerca y me ha recordado aquella epoca en la que era alumna tuya. Un recuerdo muy grato por cierto :)

Saludos!

Rukaegos dijo...

Qué tal, Felisa. Bienvenida de nuevo a internet y sobre todo a la lectura. Y por supuesto al blog aunque ... jajajaja, me temo que con ese nombre no te reconozco. Tengo un par de ideas, y como creo que te referirás al artículo sobre el concierto de Nano, Manu y Miguel ... me atrevería a hacer algunas apuestas.

Un saluduco.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.