jueves, marzo 19, 2009

NO HAY QUE SER UN LINCE ...

No, claro que no hay que ser un lince para darse cuenta de la manipulación y demagogia que late, qué raro, bajo la "modesta" campaña de la Conferencia Episcopal Española contra la iniciativa de modificar la interrupción voluntaria del embarazo. Ni para darse cuenta de lo caduca que está ya su argumentario.
Voy a obviar o dejar de pasada dos detalles. El primero, que por supuesto la Iglesia Católica tiene el derecho a pensar y creer lo que prefiera, tiene todo el derecho a explicar a sus fieles cómo deben actuar en las diversas circunstancias de la vida; pero también que sus fieles tienen igualmente el derecho a elegir esa recomendación u otras, y que lo que no vale es el intento de imponernos leyes que obliguen a seguir esas pautas a quienes no comulgamos con sus creencias. Quede claro, pues, que si tras escuchar a su director espiritual una mujer decide no abortar de manera libre y consciente, me parece una decisión estupenda y, sobre todo, suya. El segundo, que las imágenes de la campaña me parecen poco afortunadas, primero porque el niño de varios meses que aparece en la foto poco o nada tiene que ver con la IVE, y desde luego está mucho más protegido que los linces, y además porque al mezclar churras y merinas parece insinuar que los dineros invertidos en protección de nuestro patrimonio natural están siendo escamoteados a la infancia. Y claro, teniendo en cuenta la alarmante situación de tantas especies en general y del lince ibérico en particular (si no recuerdo mal la población actual está en unos 30 individuos 30), no creo que sea justa ni conveniente la propuesta. Pero como antes dije, en nuestro país hay libertad de expresión, lo que significa que dentro de los límites marcados por la ley al ejercicio de este derecho, Martínez Camino puede decir lo que le venga en gana, los medios reproducirlo con la profusión y relevancia que siempre dan a la Iglesia Católica (esa que al parecer está tan perseguidísima y tan ocultadísima, pobre), y hacerlo con la campaña publicitaria que mejor les cuadre. Pero, por cierto, entonces ellos, a pesar de su siempre fácil doble moral, de su embudo habitual, tendrán que reconocer que los demás también podemos expresar nuestras ideas, y de que podemos en consecuencia criticar sus campañas y sus posicionamientos públicos.
Dicho, o mejor escrito, ésto (Quod scripsi, scripsi) y como parece importante tomar posición estos días sobre la interrupción voluntaria del embarazo, voy a apuntar algunas reflexiones que me parecen imprescindibles.
La decisión de abortar le corresponde a la mujer embarazada en el uso de su libertad personal y en la defensa de su integridad moral y de su salud sexual. No me parece pertinente continuar con una ley de supuestos tasados que, por un lado, alienta una sociedad hipócrita que un día articula caminos secundarios para rodear lo planteado por la legislación y por otro deja bajo sospecha permanente a tantos profesionales de la medicina y a tantas mujeres que han decidido que en ese momento, en esa circunstancia, no querían ser madres. Y por eso, en una defensa a ultranza de la capacidad de la mujer para tomar esa decisión, creo que hemos esperado ya demasiado tiempo para establecer una ley de plazos que marque con claridad cuándo es posible optar por la IVE y además hacerlo sin riesgos ni costes añadidos con la garantía de la sanidad pública. Me parece, pues, esencial que el debate se centre en el verdadero eje de la propuesta: la libertad de las mujeres, la capacidad de las mujeres, la madurez de las mujeres para tomar las decisiones que afectan sobre todo a sus vidas y sus proyectos de crecimiento. Una ley de plazos no es, aunque ciertos sectores no parezcan entenderlo, obligatoria para nadie y es necesaria para muchas mujeres.
De entre los puntos polémicos, entre los firmantes de la llamada Declaración de Madrid, me ha sorprendido que retomen la vieja idea de que antes de someterse a un aborto la mujer debe ser evaluada por un especialista o una comisión que le proponga alternativas. Y eso nace en los mismos ámbitos sociales que más resisten a la existencia de una buena educación sexual desde la escuela y de una información abierta. Pero lo que me echa para atrás en esa afirmación es una gran pregunta: ¿siguen pensando que las mujeres son tontas y no saben lo que hacen, ni tienen responsabilidad ni capacidad para articular sus decisiones sin que ellos las tutoricen? Las mujeres son mayores de edad hace mucho tiempo. Y el paso de interrumpir un embarazo no se toma, como algunos parecen empeñarse, ni de forma inconsciente y frívola, ni sin haber medido mucho las consecuencias. Abortar es una experiencia siempre dura y dolorosa, y nadie mejor que ellas lo sabe.
El otro punto que anda por todas partes es la propuesta de la comisión de expertos de permitir, aun sin conocimiento o consentimiento de sus progenitores, que se sometan a una IVE a las mujeres a partir de 16 años. Como seguimos intentando negar o invisibilizar que las personas adolescentes son seres sexuados y sexuales, parece que sigue siendo un tabú terrible. Pero la ley de autonomía del paciente establece que un chico o chica de 16 años puede someterse a cualquier tratamiento médico, por peligroso que sea, aunque no cuente con la autorización de quienes ostenten la patria potestad. Pueden también donar órganos sin esa autorización. Y no parece de recibo que la ley considere responsables para arriesgar su vida o someterse a intervenciones quirúrgicas delicadas a personas de 16 años y luego proponga como excepción la interrupción del embarazo. ¿Quieren decirnos quienes se irritan ante esta propuesta que una chica de 16 años está capacitada para ser madre, para tomar la decisión de ser madre, y no lo está para decidir no serlo? Hay algo que se me escapa en esa posición.
Desde este Santander posible estaremos atentos al debate abierto mejor que a la polémica. Pero siempre en apoyo del ejercicio de la libertad de las mujeres, de cada mujer, en un problema que les añate principalmente a ellas. Sí a una sexualidad responsable, sí a una educación sexual continuada y rigurosa, sí a una salud sexual cuidada y que preste especial atención a la adolescencia. Sí también a una ley de plazos que de una vez garantice y proteja el derecho de la mujer a elegir y decidir.

17 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Rukaegos:

Es una verguenza la campaña que han montado los de la sotana. Te invito a pasarte por el blog de Feluky, allí tenemos montada una buena contra ellos:

http://feluky.blogspot.com/2009/03/donde-estara-mi-dios.html
http://feluky.blogspot.com
¿Dónde estara mi dios?

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Anónimo dijo...

Transcribo un documento de una comisión pro derecho al aborto, que me gustaría que leyeráis. Abrazos.


LINCES, NIÑO DE UN AÑO Y DERECHO AL ABORTO



Nuevamente la Conferencia Episcopal arremete contra el aborto con una campaña bajo el lema ¡Protege mi vida! y llamando a movilizaciones. En dicha campaña se afirma que en la actualidad nuestras instituciones prestan más atención a los linces que a niños y niñas. El lema va acompañado de la imagen de un niño. De este modo comparan la vida en gestación con un niño de cerca de un año.

Sorprende tanta desfachatez. Las personas que defendemos el derecho al aborto, también defendemos la vida de niñas y niños y que vengan a este mundo siendo queridos, deseados, con unas mínimas garantías de que serán educados y cuidados. Y también defendemos la vida de las mujeres. ¿Qué tienen que decir de las mujeres que morían por abortos clandestinos durante el franquismo, unas 200-400 anuales según datos del Tribunal Supremo 1976, cuando el aborto era ilegal?, ¿qué tienen que decir de las vidas y salud de 20 millones de mujeres que abortan en el mundo en condiciones de clandestinidad? o ¿acaso la vida de estas mujeres no importan y sólo son merecedoras del infierno?

Mientras dicen esto, se niegan a la experimentación con células madre que están salvando muchas vidas, excomulgan a la madre de una niña de 9 años que había sido violada por su padre en Brasil, por haber consentido que su hija abortara. Mientras tanto, dan instrucciones para que los casos de pederastia en el seno de la jerarquía eclesiástica sean silenciados, y “resueltos” de puestas adentro, llaman a no usar el preservativo aún a sabiendas que ello implica un riesgo para la salud y vida de millones de personas, acogen en la iglesia a obispos lefevristas que defienden el nazismo y niegan el holocausto, presionan para que la UE no apruebe una resolución en la que se pide la despenalización en el mundo de la practica de la homosexualidad que en muchos países se castiga con la pena de muerte, ¿estas vidas no merecen ser defendidas?, ¿es esta la idea que tiene la iglesia de defender la vida?

Entendemos que pueda haber personas que por sus creencias, o por otros motivos, opinen que la práctica del aborto es rechazable. Pero continuamente olvidan que estamos en una sociedad democrática, plural y laica o aconfesional, como prefieren llamarle. Ello quiere decir que los poderes públicos han de regirse por criterios y valores compartidos y no por las creencias de una parte. El reconocimiento del derecho al aborto no obliga a quienes no quieran realizarlo; lo contrario, si obliga a quienes no comparten esas creencias.

Durante todo el tiempo anteponen la vida en gestación a la decisión de una mujer con un embarazo no deseado, desde el mismo momento de su inicio, incluso antes, ya que tampoco comparten el uso de métodos anticonceptivos,. No les importa que la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea, la Conferencia de Beijing… recomienden la legalización de la práctica del aborto por los riesgos que supone para la vida de las mujeres. Que el Tribunal Constitucional en su sentencia 53/85 afirme con claridad que el nasciturus no es sujeto de derechos fundamentales aunque es un bien jurídico a proteger. A pesar de ello, siguen tergiversando las opiniones de las personas que no piensan como ellos, con campañas pagadas con dinero

Anónimo dijo...

Ole con ole!

Diana.

escéptico dijo...

Entre las campañas de los Obispos españoles y los últimos discursos del Papa en África, va aumentar el número de feligreses y cofrades. Son crueles.

T.I.P. dijo...

ANÁLISIS POLÍTICO/PERIODISTICO:
http://www.totalinterpress.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Ay, qué linda foto, qué bichos tan preciosos!!
Me alegra tu post, Ruka, igual que me alegra que por fin salga adelante una ley como esta: falta hacía, para dar carpetazo por fin a tanta hipocresía. Los mismos que con tanta saña defienden al nasciturus suelen ser partidarios de la pena de muerte; son los mismos que dicen que en el parto, en caso de peligro, se sacrifique a la madre para salvar al hijo; son los que prefieren que un niño nazca condenado a morir de hambre, que naturalmente es una muerte mucho más cristiana; son los que envían hombres a caer en guerras sin sentido; son los que obligan a la niñas solteras a parir para luego denigrarlas social y moralmente, para llamarlas putas; son los que vuelven los ojos ante las barbaridades que se cometen en esos países del Tercer Mundo donde hay superpoblación porque el Papa va allí a decir que no hay que usar condones, que hay que crecer y multiplicarse para que se les pueda explotar bien, para que se les pueda chupar bien la sangre, para que sean cobayas de experimentos de las grandes farmacéuticas. Sí, pienso que estos individuos merecen toda la atención, merecen que sigamos sus dictados llenos de sentido común, desinterés y amor al prójimo. O sea que empiecen a rascarse donde más les pique. Se les acabaron los días de vino y rosas a estos cuervos. Besos.

frantic dijo...

Yo también soy una lince.

http://laslinces.blogspot.com

Rukaegos dijo...

Muchas gracias por vuestras aportaciones. Al final, va a ser una nueva batalla contra el oscurantismo y el intento de aniquilar la libertad que tanto tiempo y tanto esfuerzo ha costado. Pero paso a paso nuestra sociedad va siendo plural y abierta, y no el nido de sombras que a los de siempre les gustaría.

Saluducos con ronroneo de lince :)

Alfonso dijo...

Yo la verdad es que no estoy a favor del aborto, no tengo muy claro cuando el feto es vida humanda, así que no estoy de acuerdo.
Eso sí, tampoco estoy de acuerdo con meter en la cárcel a las mujeres que lo hagan, y si que haya una ley que lo regule, que permita a la mujer elegir, y una educación sexual normal, sin represiones, que evite llegar a situaciones de este tipo, porque no creo que a ninguna mujer le guste abortar.
En cuanto a la campaña, a la jerarquía le importa tres pitos el aborto, lo que quieren es desgastar al gobierno para que gane el PP y así seguir viviendo del cuento. Entonces, el aborto no importará ni para discutirlo.
Si no, al tiempo.

Anónimo dijo...

¡¡¡No a la violencia de género;
También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO:
Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parace que también el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para justificar la alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO NECRÓFILO le ha achuchado a cometer.
El ABORTO es la
DESPENALIZACIÓN,
LEGALIZACIÓN,
AMPARO JURÍDICO
DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA.
Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 porque no son 100% productivos?.
Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.

Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, también nos convertimos en inviables para la vida (por cierto, luego le dan caña a los católicos con el tema de que siempre están con los ricos. Pues no se yo qué beneficio económico puede obtener esa Iglesia de defender la vida).
Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única "ayuda" que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS. Un poquito de por favor...
El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio.
Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA!!!

Rukaegos dijo...

Vaya, yo pensaba más bien que el genocidio lo están cometiendo quienes acumulan riquezas sin tener siquiera no ya un solo acto compasivo contra quienes mueren de hambre, falta de mínimas estructuras sanitarias; tal vez que el genocidio más bien tendría como responsables a quienes acusan a los únicos métodos mostrados eficaces a día de hoy de empeorar ciertas pandemias, etc.

Pero al parecer, y me parece correcto, ciertos anónimos no están de acuerdo. Y es que a esos anónimos, y a quienes están detrás de ellos, les espantan palabras como libertad o responsabilidad cual alergias primaverales.

Alfonso dijo...

Al anónimo éste. Que yo estoy en contra del aborto tanto o más que estos que utilizan la campaña del lince. Pero que el debate no es aborto sí o aborto no. Nos guste o no, lo va a haber. La cuestión está en que habrá que legislarlo ¿no? ¿o miramos para otro lado como en tiempos de Franco? ¿metiendo a las mujeres en la cárcel se soluciona algo? Bueno algo sí. Que las mujeres pobres no aborte, o se mueran cuando aborten con la bruja de turna.
Las mujeres rica seguirán abortando en Londres, y encima, se irán de rebajas.
¿Eso es lo que quiere la Iglesia? Yo tenía entendido que quiere evitar el aborto. Pues no, no lo evitan. Y lo peor es que no dan alternativas. Porque lo del Papa y el condón es demencial.
Todo esto se soluciona sólo con una educación sexual correcta y enfocada a evitar el aborto, con una sexualidad responsable y con métodos anticonceptivos.
Entonces ¿qué es esta campaña? Pues sólo la utilización de una tragedia por un grupo de curas, para desgastar al gobierno, para que gane el PP y para que ellos vivan mejor.
El aborto les importa tres pitos. De hecho, cuando el PP gobernaba, existía el aborto y callaban como Lázaro comiéndose las uvas del ciego.
Un saludo Rukaegos, te he visto en el foro manzanero de Eurovisión jjj

Rukaegos dijo...

No sé, Alfonso, creo que es erróneo considerar que hay personas a favor del aborto. Todos somos conscientes de que detrás de cada interrupción voluntaria del embarazo hay una pequeña gran tragedia, un pequeño gran fracaso de las políticas de prevención de embarazos no deseados y de la educación afectiva y sexual.
Pero lo que de ninguna manera es de recibo es que se quiera obligar a una mujer a tener el hijo, contra su libertad, su decisión, su capacidad de elegir, y sobre todo multiplicando su drama.
Desde los anónimos y similares siempre se habla de las mujeres que luego se arrepintieron. Vale. Todos nos arrepentimos de muchas decisiones, a veces de decisiones graves. Pero eso forma parte de nuestra libertad y nuestra capacidad para elegir. Y no por eso vamos a admitir el retorno a los paternalismos o al modelo del despotismo ilustrado: como la gente no sabe bien qué hace, los que sí lo sabemos elegimos en su lugar (y también los equivocamos en su lugar, ¿no?).

Las mujeres son mayores de edad y tienen todo el derecho a decidir sobre su salud reproductiva y sexual. Todo.

Y sí, claro que es un tema espinoso, complejo, lleno de problemas que tienen que ver con el origen de la vida, la moral ... Pero una vez más, se trata de una ley que prevé el interés y el bienestar de la mujer. O lo que es lo mismo, la que precise interrumpir el embarazo, que pueda hacerlo; y la que no quiera, que no lo haga.

Saluducos y seguimos debatiendo por DM jajaja

Hakawati dijo...

He llegado por casualidad hasta aquí. Soy mujer. Los que discuten del aborto son hombres. ¿Casualidad?. Obvia la respuesta. Como obvia debería ser para toda persona racional el entender que cada mujer es libre de decidir cómo, cúando y dónde es madre, y el Estado es el primer ente que debe apoyar ese derecho. Basta ya de someternos subrepticiamente. Gracias por crear este espacio y reconciliarme en parte con mi ciudad :D

Rukaegos dijo...

Hay otros santanderes, pero están en este :)

Gracias por pasarte, Hakawati, y bienvenida siempre que quieras. Algunos hombres tenemos claro vuestro derecho a elegir, y nuestra obligación de acompañaros en vuestras decisiones y en la lucha por vuestros derechos.

Un saluduco

Pepe dijo...

Un aborto bien regulado, sin entrar en polémicas. Contrasentido la edad, no se puede beber, fumar, pero se puede abortar, saludos.

Rukaegos dijo...

Pues sin entrar en polémicas, todavía no está ni bien ni mal regulado: sólo ha habido una subcomisión que ha realizado audiencias a expertos y ha elaborado sus conclusiones y recomendaciones. Para saber si se regula bien o mal ¿no te parece que habrá que esperar a que se regule?

Pero en la línea de lo que apuntas, tal vez tengamos que dejar de pensar que los chicos y chicas de 16 años son bebés sin capacidad alguna. Porque no pueden beber, no pueden fumar pero ... sí pueden consentir válidamente para tener relaciones sexuales, pueden consentir para casarse, pueden consentir para donar un riñón o pueden consentir para someterse a una intervención quirúrgica de alto riesgo.

Tal vez lo que no estuviera bien regulado fueran las tres excepciones a la Ley del Paciente ...

Un saludo

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.