lunes, marzo 30, 2009

Y DE REPENTE, LA MARAVILLA



La vida está llena de pequeños momentos cargados de magia. Nos cuesta darnos cuenta, nos cuesta mirar, nos cuesta sonreír. Pero son muchos los instantes en los que la maravilla se impone con fiereza al gris cotidiano.


Salir de casa y comprobar que a pesar del cielo plomizo y del frío uno de esos petirrojos que aprendieron a desafiar al invierno enreda por los setos del barrio, y pronto compartira callejas y cielos con los jilgueros que anidan desde hace un par de años por las cercanías. Pasar por la peluquería de siempre y observar a las chicas de siempre con la sonrisa expansiva de siempre. Cruzar el Saja por el puente de Virgen de la Peña mientras a la izquierda la garza real de cada lunes aguarda inmóvil la llegada de su presa. Entrar en casa por la noche y aspirar el perfume de la gardenia que compré el otro día y que parece acostumbrarse a mi pequeño salón...
Estuve ayer con David en el cine. Fuimos a ver "Mentiras y gordas", la última de Albacete y Menkes en la que se despliega la última generación de chicos y chicas descubiertos por la tele en series como "Aida", "Física o química" o "El internado", luciendo cuerpos viles, culetes por doquier y abominables de exposición. No es que aparte de comprobar lo monos que están los chulazos de la nueva hornada del superpop me esperara gran cosa. Pero incluso con esas expectativas me dejó frío, frío como el agua del río.
Andaba la sala llena de postadolescentes, kiosines, gallitos y nuevas generaciones de la familia chandalán, expresando su malestar y asco cada vez que Tony, el gay imprescindible de la peli, iba dejando claro que su amigo pastillero le ponía más que Cantabria a Revilla, mientras sus novias trataban de cuchicheo en cuchicheo de sacarles del armario del Magdaleniense.
Y entre la película cuyo argumento resumido acabaría siendo "Se meten y se la meten" (pastilla, raya, polvo, polvo, morreo, poppers, raya, pastilla, pastilla, raya, raya, polvo) o alternativamente "Polvos y polvos" y los comentarios macarriles íbamos superando el dominguero sopor cuando, de pronto, la maravilla.
Tanto exceso tenía que acabar mal, y claro, como a Yahvé le caen fatal los sodomitas, es el pobre Tony el que tenía que servir de moraleja. Pero cuando Tony sale de la discopastillas para tener su última alucinación, comienza a sonar una música que me empieza a poner la carne de gallina. Es inmediata la identificación con el siglo XVII en la evolución seca del bajo cuando rompe la sala la voz de un contratenor. Purcell, un aria de su ópera "King Arthur", conocido popularmente como "Canción del frío" y que se inicia con estos hermosos versos: "Let me freeze again to death", "Deja que se enfríe mi cuerpo hasta la muerte".
Por la noche trato de cazarla en el Youtube y me encuentro con una versión potente, estremecedora, del extravagante contratenor alemán Klaus Nomi. Nadie sabía cuando cantó con tanta emoción el aria que os cuento que moriría sólo seis semanas después, convirtiéndose en uno de los primeros famosos en morir a consecuencia del SIDA, en quedarse de nuevo frío hasta la muerte.
Escuchad como crece la maravilla:

4 comentarios:

JULIO VARILLAS dijo...

No está mal, ir a ver una película tipo "Física o Química" y acabar disfrutando de la ópera.
Por cierto, muy chula tu charla del sábado, un saludo fuerte.

José Luis dijo...

El final de tu artículo es un solemne crescendo dramático que me ha dejado como el aria. Qué maravilla de interpretación. Me ha encantado.

Rukaegos dijo...

Gracias Julio :) Yo la verdad es que estuve muy a gusto, como siempre en las actividades de JJSS.

José Luis, gracias por el comentario. Y tienes razón, el aria pone la carne de gallina.

Creo que ya he elegido lo que quiero que me canten post mortem ... Esta primero para lagrimear un poco y luego I am what I am de Gloria Gaynor, para secar las lágrimas y bailonguear un poco :)

ana de la robla dijo...

Klaus Nomi, ese ángel extravagante y singular, inolvidable...

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.