martes, septiembre 30, 2008

CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO:
UN POEMA DE MARÍA ÁNGELES PÉREZ LÓPEZ
Continuamos sumando víctimas. Muchas voces todavía se empeñan en trivializar, "filologizar", manipular, ocultar, ... Pero la realidad se impone. Y en esa realidad las mujeres, muchas mujeres, siguen siendo víctimas de un machismo brutal que se resiste a desaparecer; y los hombres, demasiados hombres, carniceros y verdugos.
Conocí a María Ángeles Pérez López hace unos años en Cambrils, en un encuentro de poesía y poetas organizado por Ramón García Mateos. Y si María Ángeles me pareció en todo momento una mujer especial, culta, entrañable, sensible, su poesía (ya había leído entonces su libro Carnalidad del frío) me resultaba cercana, llena de sugerencias, imágenes y música.
Entre sus poemas, hallé uno terrible y contenido a un tiempo. Lo recogió en su libro El ángel de la ira y está dedicado a Ana Orantes, la mujer a la que su ex marido prendió fuego el 17 de diciembre de 1997. Quiero compartirlo con todas las personas que entráis y leéis mi blog. Un pequeño grito contra el abismo. Un inútil homenaje para tantas muertas.
La mirada insolente
es una forma aguda como un clavo en la tierra,
contiene una porción horrible de sí misma
y apenas imagina
la depauperada humillación de estar
como si no,
del cuerpo que se arruga
y se encoge en su nudo primerizo
volviéndose ceniza, haciéndose invisible
materia degradada por el odio,
la paja que se prende con blandura.
La mirada insolente
acompaña a la mano, a la pierna insolentes
para apresar el cuerpo con el garfio del miedo,
con cuerdas y cordeles y sogas y correas
de miedo, y aún más miedo
porque ella está tan sola y ya vencida,
herida de la queja y azotada
con el tizón de espanto que lleva el que es su ángel
del mal o de la ira.
La mirada insolente
hace temblar los márgenes del cuerpo
y en su lenta combustión como de encina
la tinta de las venas escribe ese clavario
cuando era profanado el templo de la carne
y en el aire se anotan garabatos, graffitis
con la voz enfangada y sucia de ese grito
que calcina los labios, las cuerdas de la boca,
"porque yo no sabía hablar
porque yo era analfabeta
porque yo era un bulto
porque yo no valía un duro"

domingo, septiembre 28, 2008

SEMOS IMPORTANTES ...

Tengo que reconocer que la aparición de un cintillo en la portada de la edición cántabra de El Mundo, en el que se destacaba algo así como "El dirigente socialista Regino Mateo ataca a Revilla en su blog personal" (cito de memoria) se ha convertido en una inesperada y divertida anécdota para el principio del siempre terrible otoño.

Supongo que uno de los grandes alicientes de la blogosfera es, precisamente, que crea cauces de opinión digamos democráticos, fuera de los controles mediáticos y sociales habituales. Podemos así expresarnos en nuestras bitácoras personales sin servidumbres, y podemos ser leídos por quienes deliberada o accidentalmente abren nuestras páginas.

Nunca me he sentido "dirigente socialista" pero supongo que haber estado estos últimos años en la Comisión Ejecutiva Regional me convierte en algo parecido a eso, aunque no haya estado nunca en los meollos de decisión. Y supongo que también por eso, cuando ciertos sectores políticos, sociales y mediáticos, andan buscando líneas de enfrentamiento que provoquen tensiones en la coalición de gobierno de nuestra región, les resulte gratificante encontrarse con un artículo como el que escribí hace unos días, Hipócritas, en el que mostraba mi malestar por la manipulación y exceso con que se habían tratado las desafortunadas declaraciones de Revilla en Buenafuente. Un largo artículo en el que, cierto es, no ocultaba la escasa simpatía que siento por las formas de nuestro peculiar Presidente. Y las observaciones realizadas sobre el personaje, entrecomilladas pero sacadas del contexto, en efecto se transforman en un ataque a Revilla que no estaba o estaba en un grado de relevancia irrisorio en la forma ni en el fondo del post.

Todos nuestros textos quedan abiertos a la reinterpretación de un cortaypega. Pero de ahí a encontrarse en portada de un diario, no me diréis que no deja de ser desconcertante.

Se me ocurren algunas reflexiones al hilo. Que la blogosfera va adquiriendo cuerpo e importancia sería una de ellas (aunque no creo que mi modesto Santander posible tenga ni cuerpo ni importancia, pero en fin). Que el Gran Hermano vigila desde lo alto sería una segunda, pero no por eso vamos a renunciar a la libertad que nos ofrece el universo 2.0. Que todo lo que escribamos podrá ser utilizado en nuestra contra, pero eso ya lo sabemos desde que juntamos las primeras letras en el reinosano Colegio Antares (¡felices fiestas de San Mateo y gran Día de Campoo a todos los campurrianos!). Que hay días en los que es muy difícil encontrar una noticia y hay que inventarla, tampoco nada que nos sorprenda. Y por fin, que con el ajetreo mediático que vivimos en los preliminares del XI Congreso del Partido Socialista de Cantabria, todos los puntos anteriores multiplican su relevancia.

Y eso que los medios conservadores siguen viendo un duelo de damas ante un congreso que en realidad prepara una explosión de burbujas.

En fin ... qué triste que ni siquiera nos haya servido el cintillo para batir la marca de visitas diarias al blog. Será que por mis propios medios despierto más interés. O que de ninguna manera, ay, lo despierto.

viernes, septiembre 26, 2008

HACIA UNA NOCHE DE ENCUENTROS Y NOSTALGIAS ...

Será esta noche, a partir de las 20:30 en La Casona del Judío. Se cumplen los 25 años desde aquél 1983 en que un montón de chicos y chicas despistados llegábamos a la Facultad de Derecho de Santander, escuchábamos las palabras de bienvenida del entonces decando, Francisco Samper, y tratábamos de acomodarnos en el viejo y vetusto Paraninfo de Las Llamas en el que se había encontrado acomodo improvisado para la recién creada facultad (nosotros daríamos en ser con el tiempo su segunda promoción).
Uno se mira cada mañana en el espejo y se ve estupendo, pero no estoy muy seguro de qué pasará cuando comience a mirarme con los ojos de los 70 viejos camaradas con los que compartiré esta noche mantel y fiesta. Y muchos recuerdos.
Fuimos chicos rebeldes. Al vivir en una facultad en formación dentro de una Universidad en transformación (eran los años de la LRU), nos sentíamos parte activa de todo un proceso, y no nos limitábamos a asistir a clase y, en su caso, estudiar. Por eso con nuestro juvenil espíritu de justicia, le plantamos cara a las excentricidades del profesor de Político, Leopoldo Lovelace, luchamos por recuperar como profesor a otro particular excéntrico, Fernández-Escalante, Catedrático de Derecho Natural. Y con el tiempo luchamos también por una sede digna para la facultad y por todo aquello que pensábamos justo.
Fueron años llenos de vida. Aprovechábamos el sol en los jardines de Las Llamas, hablábamos sin parar de lo divino y lo humano, estudiábamos (creo que con bastante responsabilidad), tomábamos partido, salíamos por Cañadío, estábamos al tanto de las movidas y movidillas de aquella loca España de los 80. Éramos tan diversos y peleadores que hasta nos dividimos para el viaje del Paso del Ecuador, donde los "empollones" eligieron viajar en verano para no interrumpir su trabajo a medio curso (fueron a Marruecos), los "fiesteros" decidieron que querían sol y playa en las Canarias y los "culturetas" decidimos formalizar un viaje diferente y nos llegamos hasta la Ex-Yugoslavia (algunas imágenes terribles de la guerra posterior ocurrieron en escenarios que habíamos vivido de cerca en Dubrovnik o Sarajevo). Pero no por eso dejamos de ser una promoción abierta, en la que pronto aprendimos a ser amigos.
Conocí a muchas personas, mucha buena gente, entre aquellas viejas paredes. Y a pesar de que el tiempo, ese puñetero tiempo, nos ha ido llevando por caminos y proyectos diferentes, el reencuentro previsto para esta noche me llena de ilusión, una ilusión que de nuevo es compartida por todos aquellos con los que he podido hablar estos días.
Y es que ya lo decía el bíblico Eclesiastés: "Vino nuevo, amigo nuevo: Cuando sea viejo, con placer lo beberás".
Y lo beberás con mucha alegría y un poquito de música.
Ya os contaré.

jueves, septiembre 25, 2008

LOS NOMBRES DE LA JUSTICIA

En los días pasados, la Justicia ha merecido la atención principal de los informadores. En realidad la Justicia no , sino el Poder Judicial, la Administración de Justicia o cualquier otro término que quieran utilizar dejando a la virtus tranquila.
Muchas alegrías hubo, aparentes al menos, cuando tras tanta tensión pareció que al menos se llegaba a un acuerdo sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial y la no menos pendiente de un tercio del Tribunal Constitucional. Clamaba al cielo ya la situación. Pero no por ello los ciudadanos hemos tenido menos la impresión de que el pasteleo político es excesivo.
La primera reflexión es que el Consejo General del Poder Judicial es un órgano, sí, de gobierno y no de impartición de la Justicia. Y que por eso muchas voces han estado realizando análisis desenfocados, pero no por ello tal vez injustos. Demasiado juego político. Un juego político en que uno ha echado de menos que uno de los vocales fuera agradable a los ojos de IU y de su espectro de votantes. Sin duda menos poder que PNV y CiU, pero sin duda más votos.También me he quedado con la sensación de que habrá que articular de alguna manera que las propuestas de los jueces no asociados se den curso. Son la mayoría de la judicatura y creo que tienen derecho a estar representados. Pero creo que la presencia de independientes (relativos) dentro del CGPJ no interesa demasiado a ningún partido.
La segunda reflexión tiene que ver con el nombramiento de Carlos Dívar como Presidente del Consejo. Entiendo la decepción de los sectores progresistas que, tras los años infames de Francisco José Hernando, esperaban una figura más cercana a sus postulados. Pero también es verdad que si es cierto que queremos pacificar y normalizar el órgano de gobierno de los jueces, podemos entender la decisión de Zapatero como un gesto de mano abierta y buena voluntad. En este sentido, no me ha gustado que ciertos sectores de la izquierda descalifiquen a Dívar por ser una persona, como se ha dicho, "de hondas convicciones religiosas". Siempre he defendido que soy yo quien decido sobre mi vida personal, y que no admito interferencias de, por ejemplo, la jerarquía católica en, por ejemplo, mi vida de pareja. Por esa misma regla de tres, Carlos Dívar está en su perfecto derecho de ser un católico tan ferviente como su corazón le dicte. Lo que sería inadmisible es que sus convicciones religiosas interfirieran en su labor jurídica y, por el momento, nadie ha podido aportar prueba alguna de que en su larga carrera haya actuado como católico y no como juez. Por tanto, y como mínimo, desde mi Santander posible le ofrezco a Dívar el beneficio de la duda. Y le deseo valor, equilibrio, prudencia, justeza y suerte. Porque su suerte será también la de todos los ciudadanos.
Tercera y última reflexión de hoy. Cierto que en las tensiones y crispaciones todos los ciudadanos y todos los partidos tenemos nuestro grado de responsabilidad. Pero no es menos cierto que unos más que otros. Y así, cuando se desbloquea la renovación del CGPJ y el Tribunal Constitucional, e incluso es ya público el gesto del nombramiento de Carlos Dívar, el Partido Popular se enroca de nuevo y propone como candidatos al TC a Francisco José Hernando y a Enrique López, obligando a sus diputados autonómicos a proponer estos nombres a lo largo de un nuevo procedimiento, previsto precisamente para dar voz a las autonomías en la selección de los cuatro magistrados a cargo del Senado. Hernando y López han dado estos años suficientes pruebas de falta no ya de independencia, sino de objetividad, de sentido del Derecho y de sentido de la responsabilidad como para que sea su mera propuesta toda una provocación en regla. Se ha hurtado con esta imposición a las Comunidades Autónomas su posibilidad de elegir sus propios candidatos. Se ha pervertido el espíritu de la reforma legal. Y se ha vuelto a alborotar un gallinero que parecía por fin andar por el buen camino.
Enrocándose en dos nombres que ya de antemano se sabían innegociables y por ende impresentables.

martes, septiembre 23, 2008

PEQUEÑAS COSAS QUE ME HACEN FELIZ (meme)

Propone JP en sus historias continuar con una de esas cadenas 2.0 que conocemos como memes y que a él le llega desde la Noja de MªGemma. Se trata de contar seis cosas, y cosas pequeñas además, de esas cotidianas como el pan de cada día, que nos hacen sentir felices.
No sé qué es la felicidad, supongo que son esos instantes de tiempo en los que te gustaría habitar siempre, que dejan que recorra tu cuerpo una sensación de vértigo, de bienestar. Que pasan de largo dejándonos una sonrisa en la comisura de los labios y nos ponen a la tarea, la de iniciar una nueva cacería de momentos mágicos. Esos instantes que te dejan convencido de que la vida merece la pena.
Antes de escribir, no sé si seis serán insuficientes o me costará encontrarlos. De momento, escribo en google "pequeñas cosas que me hacen feliz" y activo el buscador de imágenes con el que me tropiezo con el monigote y la flor. Primer paso. Y sigo.
1. Me hace feliz tener la esperanza en modo activo. Quiero decir que vamos dando pasos en la dirección correcta, y parece que por fin podremos dar comienzo a la aventura incierta de vivir juntos. En unos pocos meses, la respuesta. Pero os aseguro que Leo vale la pena. Y que estoy cagadito de miedo.
2. Glenda, Miércoles y Tiberio. Cuando se tumban cerquita, buscando el contacto físico y dando ternura y calor. Cuando te miran con los ojos entregados. Cuando comen, cuando duermen, cuando juegan. Y junto a ellas el recuerdo de Lola. Y es que la frase está manoseada hasta la náusea pero ... qué verdad eso de cuánto más conozco a los hombres más quiero a mi perra (y a mis gatas).
3. Me hace feliz sumergirme en la belleza. Hay libros de buena literatura que te enredan en sus páginas. Hay poemas capaces de detener el reloj mientras los saboreas repitiéndolos despacio, en voz baja, apoderándote de sus palabras. Hay músicas que te hacen consciente de tu respiración, que filtran por tu piel hasta conseguir que tu corazón lata a su ritmo. Hay películas que no pueden terminar antes de hacer de ti una persona nueva. Hay cuadros que te clavan en el suelo mientras te cuentan al oído todos sus secretos. Soy feliz así, perdiendo en ellos mi identidad y buceando en su misterio.
4. Me hacen feliz mi familia, mis amigos, mis alumnas de UNATE, mis chicas de los grupos de lectura que le dan una pasión tan contagiosa a cada página, mis antiguos alumnos y alumnas (ya por fortuna ex-adolescentes) del Colegio Altamira que me siguen parando por la calle siempre con una sonrisa. No podría entender la felicidad sin tener a tanta gente cerca, sin poder hablar, comunicarme, compartir, discutir. Ser feliz es vivir. Y vivir es con-vivir.
5. Me hace feliz sentirme completamente idiota cuando lloro con una película o una serie de tv. Algo que cada vez hago con más frecuencia, y que me recuerda que las emociones son contagiosas.
6. Me hacen feliz las sensaciones, sobre todo los olores y sabores. Los sabores de esas comidas especiales que te estallan en la boca y te convencen de que la comida es un placer. La tradicional con sabor a mano de abuela y la experimental con sabor a aventura. La última, en Zaldiarán (Vitoria-Gasteiz). El olor de la hierba mojada, el del jazmín en verano, el del mar, el del pan recién cocido.
Un poco más de mí en estas líneas. ¿Qué os parece si contáis también un poco más de vosotr@s y le dais curso al meme?

lunes, septiembre 22, 2008

SANTOÑA SE VISTE DE TRISTEZA

No nos vamos a acostumbrar. No vamos a dejar de preguntarnos qué futuro buscan las alimañas que sólo saben hablar con el espeso lenguaje de la sangre, qué patria quieren regar de muerte, qué pueblo quieren sojuzgar y aterrorizar hasta el silencio.
Pienso en Santoña y veo un pueblo trabajador, honrado, marinero, alegre, rodeado de mar y de marismas, pletórico de naturaleza viva, bajo la sombra silenciosa del Buciero. Pienso en Santoña y pienso en hombres y mujeres que conozco, hombres y mujeres que estarán ahora entre el dolor y la ira. La ira por saber que su pueblo ha sido profanado por las pisadas bastardas de unos asesinos.
Pero hoy no son fáciles las palabras. Queda callar, resistir ante el vendaval del terror con la misma firmeza que los acantilados de Santoña para que los criminales no consigan su propósito, no consigan que cuestionemos nuestros valores democráticos y nuestra fe en las personas. Queda esperar que los terroristas regresen a Santoña, pronto, muy pronto, y que pasen allí muchos años. En el Penal del Dueso.
Anoche los bastardos de eta dejaron su firma de cobardes en Santoña. Han asesinado a Luis Conde.
Y Santoña, Cantabria, las gentes de bien de toda nuestra España guardamos luto.
Os dejo con Astor Piazzolla y su Milonga del Ángel. Una música que en mi imaginario sentimental tiene mucho que ver con Santoña y con la tristeza.

domingo, septiembre 21, 2008

HIPÓCRITAS
No siento demasiada simpatía por el personaje público que ha ido construyendo Miguel Ángel Revilla, máscara o realidad, y que me encontré por vez primera cuando fue uno de mis profesores de Economía en el segundo curso de Derecho (O tempora ...). Y no simpatizo con él porque al margen de indudables méritos y valores me puede su populismo barato, me molesta su afición a la mentira identitaria, y sus declaraciones me parecen a veces certeras pero muchas otras vacías, demagógicas, inoportunas y, en ocasiones, de mal gusto.
No sé si inoportuna, de mal gusto o ambas a un tiempo ha sido su afirmación en el show de Buenafuente (un show en el que sigo sin saber muy bien qué pinta como habitual el representante de la ciudadanía cántabra) de que mojó por vez primera a los 18 años y pagando. Para luego continuar explicando que a un tipo feo, bajito y de pueblo en el Bilbao de los 60 no le quedaba otra.
Pero más, mucho más que las desafortunadas y campechanas declaraciones revillescas, me disgusta la inevitable salida a la palestra de tanta hipocresía como estoy viendo y que alcanza su último capítulo, por el momento, con la carta al director aparecida hoy en el Diario Montañés y firmada por una miembra de la Comisión Ejecutiva Municipal del Partido Socialista de Santander en la que se aprovecha la anécdota, cómo no, para atizar a Dolores Gorostiaga, Secretaria del PSC-PSOE y Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria por haber quitado hierro y trascendencia a la bobada de turno, y a Ana Isabel Méndez, Directora General de la Mujer del Gobierno de Cantabria, por "estar desaparecida" ante tamaña desvergüenza del Presidente que, a juicio de la firmante y de otras que luego mencionaré (el show de las diputadas populares ha sido rocambolesco) no se ha limitado a exponer algunas miserias personales de hace 50 años, sino que ha llamado a los jóvenes a consumir prostitución. Algo que sólo pueden haber visto o entendido mentes tirando a retorcidillas.
Insisto en que de las declaraciones de Revilla no hay que concluir más que lo evidente: nuestro Presidente es inoportuno y vulgar, y ni por la forma, ni por el lugar, ni por el fondo su boutade en Buenafuente merece el más mínimo aplauso.
Sin embargo, los hipócritas (y las hipócritas, que mucha mujer ha metido mano en ésto) han olvidado deliberadamente que se refería a una España en la que la sexualidad estaba proscrita y que hipócritamente toleraba las "casas de tolerancia" (valga la redundancia), y que todo varón que se preciara del título debía dar en ellas sus primeros pasos. Tanto que muchas veces eran los padres los que acompañaban a los vástagos. Han olvidado las diputadas populares que muchos ayuntamientos cántabros obtienen importantes ingresos de los impuestos pagados por los puticlubs de diversa estofa que se afincan en su territorio, muchos de los cuáles trafican con mujeres. Han olvidado los medios de comunicación que han aprovechado el desliz para hacer sangre que no suelen hacerle ascos a las sustanciosas ganancias que obtienen por los llamados anuncios de relax, prostitutas, vamos, en los que inducen a los lectores a utilizar sus servicios. Olvidan diputadas populares, medios varios y miembras socialistas santanderinas que entre sus personas cercanas hay muchas que frecuentan a las señoritas de compañía que ejercen la profesión más antigua del mundo. Y el hecho de que se haga con discreción (con doble y triple cara diríamos, o sea con hipocresía) no elimina la valoración de tales clientes. Muchos con el agravante de estar casados (Revilla con 18 años no lo estaba). Y como ha llegado a ocurrir en algún caso que conozco (lo que probablemente significa que habrá muchos más) han llegado a contagiar el vih a su esposa después de sus andanzas.
En fin. Que si queremos, si los políticos quieren, podemos entrar en un debate profundo sobre la prostitución. Sobre sus causas y consecuencias, sobre si se legaliza o se prohibe, sobre los perversos entramados económicos que se mueven detrás y por los lados, sobre la terrible explotación de tantas mujeres, sobre la sociedad consumista y falta de valores que nos impone la sexualidad como uno de los componentes del éxito y ríe las gracias de tanta tipeja como sale por la televisión rondando deportistas y famosillos. Y sí, ahí quiero ver a Dolores Gorostiaga y a Chabela Méndez con la voz alta y clara, como la que han tenido siempre al hablar de la prostitución.
Pero mientras no actúen y se apliquen el cuento en los temas serios de verdad, en los de fondo, no considero que las ocho diputadas populares del Parlamento de Cantabria, los medios conservadores que tanto han aprovechado la oportunidad y Felicidad Diéguez en su nombre o en el de otras que más parecen querer enturbiar el proceso precongresual socialista y descalificar a Gorostiaga y Méndez tengan legitimación moral alguna para mostrarnos su ira de teatro chino ante la vulgaridad insoportable de Revilla.
Y es que ya lo decían en las Sagradas Escrituras: "Ay de vosotros, hipócritas".

jueves, septiembre 18, 2008

VISITA DE ADIÓS A MARÍA BLANCHARD



Por tercera vez acudo al Museo de Bellas Artes de Santander para dejarme llevar por la exposición dedicada a María Blanchard en la que el comisario y director del Museo, Salvador Carretero, ha sabido trazar un viaje vital a través de sus transformaciones estilísticas al complejo universo de la pintora cántabra.

Siempre me he sentido atraído por la obra de Blanchard. Hay elementos sentimentales importantes en esta atracción: María Blanchard no sólo es santanderina sino que además nació en la que fue casa de mis abuelos y hoy pertenece a mi madre en la calle hoy Santa Lucía entonces de la Libertad. Fue una mujer en un mundo de hombres, una mujer valiente y atormentada que desembarcó en el París de las vanguardias y fue capaz de conquistar una pequeña parte del corazón artístico de la ciudad (el éxito arrollador de "La Comulgante" habla de esa victoria personal). Fue una mujer atormentada, un bello rostro sobre un cuerpo deforme que provocaba las risas y las chanzas de esos niños que sin embargo siempre pintó con tanta delicadeza. Fue una mujer de ideas claras y arriesgadas en el arte, que tras sus primeros pasos practicó el Cubismo metafísico, a la manera de Gris pero siempre desde una impronta personal y reconocible, para después ahondar en su propio universo que nunca pierde la pasión por las formas pero las va diluyendo entre colores oscuros hasta anticipar la abstracción en esas bellísimas naturalezas muertas que nos enseña el Museo, fechadas en sus últimos años de vida. O esa rotunda Maternidad de 1923 que anticipa las rotundas redondeces de Botero. Fue una mujer de colores oscuros que amaba, sin embargo, la vida, las niñas peinándose o leyendo (como la de la imagen), los chiquillos merendando, las madres, pero también la enfermedad y el silencio.

Poco a poco nuestro Museo va haciéndose con una colección de cuadros de nuestra María. Y ya se anunció de manera oficial que la espectacular Communiante expuesta se quedará en depósito.

Qué grato ha sido pasear entre los cuadros, quedar atrapado en el tiempo ante joyas como la de la Muchacha peinándose, La dama del abanico, La comulgante, su última Naturaleza Muerta. Qué grato poder dar las gracias por su amabilidad al personal del Museo. Y cómo no a Salvador Carretero, por su esfuerzo, por su vindicación permanente de esta mujer extraordinaria.


MOMENTOS ESTELARES-1. POR LA CARIDAD ENTRA LA PESTE

Me pide una amiga del blog que no olvide el tono irónico para aliviar tensiones de cuando en cuando, así que con las debidas oscuridades para no dar pie a especulaciones sobre los protagonistas reales (que se reconocerán si entran ...), pongo el uno a una nueva serie de despropósitos. Protagonizados de nuevo por el malvado Rukaegos que, sin embargo, aparecerá en esta ocasión más como un berzotas que como un malo maloso. Y ese número uno no puede ser sino el momento estelar al que mi mejor amigo número trescientos veinticinco puso el nombre de guerra de "La Alien".
Acababa yo de mudarme a mi flamante piso barato años 40 cuando una partida de coquinas descerebradas en mal estado afectó a mi sistema neuronal provocando un retroceso a una adolescencia majara no vivida en su momento temporal correcto. Cosas de los armarios, las aceptaciones y la vie. Fue ese momento intenso en que mis amigos de toda la vida comenzaron a alucinar con mis camisas cavalli entalladas y evidentes, mis largas peregrinaciones de garito de mala muerte en garito de peor muerte hasta las tantas y sobre todo la puesta en preciso y precioso funcionamiento del tan traído y llevado gaydar o radar gay (ya sabes, ese expediente x que hace que tus mariliendres insistan en que les expliques lo inexplicable: "Pero ¿cómo sabes que un chico es gay?"). Con los resultados buenos, malos y regulares correspondientes y la apertura del abanico que abarca desde el amor de tu vida hasta el one night stand más pintoresco y alternativo. Que uno malos gustos no tiene, pero malos ratos de cuando en cuando.
Pienso negar esas cosas que La Foxie y otras malas lenguas cuentan sobre ciertos bailes discotequerosicalípticos con chulazo temporal en ciertas discotecas. Y mucho más esas ondulaciones desestabilizantes por la Plaza de Chueca tras varios cachis y un Orgullo (¿para qué piden los cachis de gin tonic si a ellos no les gusta y a mí sí, vamos a ver?). Pero no quedará otro remedio que admitir que fue divertido, y que el enloquecimiento colectivo de algunas nuevas amistades descubrió partes de mí que ni mi madre conocía ... Supongo que por eso espetó una mañana de agosto aquello de "No, si ya dicen que quien de joven no trota de viejo galopa". Por allí estuvieron Las Chés (Charlotte, Chusina y Chenoa), Tía Ágata y sus andanzas por las áreas de descanso, Dedé, y tantos otros perfiles tragicómicos.
Y también la aparición en el grupo de un chico con cara de cordero degollado, desvalido y de familia poco estructurada y al parecer con violencia doméstica que provocó una intervención a degüello de La Foxie. "Ruki, tú que vives solo ¿no podrías llevarte a casa a Alien antes de que su padre lo mate? Míralo al pobre".
Y uno que tiene su corazoncito habilitó una de las habitaciones vacías y se comprometió a acoger, alojar y financiar los estudios del pobre post adolescente gay maltratado que todavía no era La Alien pero no tardaría en mostrar sus más mortíferas y sorprendentes armas.
Y comenzó ese sinvivir en el que al retirar tu colada decías ¿pero no había lavado varios calzoncillos? antes de ver a L.A. en un pub con el tejano a medio culo y luciendo el cintillo de mis mejores y más preciados gayumbos, para seguir al día siguiente con ¿y mis gafas de sol? antes de encontrarlo a las tres de la mañana con las gafas de sol inexplicablemente puestas que a las cuatro estaban inexplicablemente rotas y descubrir al día postsiguiente que al intentar regular la antena de la televisión la había roto, unos segundos después de romper tres platos al fregarlos y uno de mis mejores jerseys al ponérselo no sé muy bien cómo. El sinvivir fue constante durante los meses en que alienizó mi nave nodriza. De pronto mis exámenes de música de Tercero A desaparecían la víspera de la reunión de evaluación para aparecer (fuera de tiempo, claro) perdidos encima de un armario. Al llegar a casa no sabía dónde podía estar el sofá, durante los dos meses en que le dio el ataque de maridecoratitis profunda. Al despertar llegaba a un salón donde descubría que había vaciado en una noche doce bricks de leche y dos cajas de galletas. Al ir a vestirme no sabía qué ropa ponerme, porque era imposible saber qué me había cogido prestado ("es que a mí me sienta mejor" era su amable argumento) y olvidado devolver después de probablemente romperlo.
La comunicación a partir del tercer día de estancia hubo de reducirse a amables notas pegadas en la puerta del frigo ("¿Se puede saber dónde cojones has puesto esta vez mi camisa verde?¿Hay algún idioma en el que te pueda explicar para que lo entiendas que no me importa dejarte ropa si me la pides antes, joder?") y a camisas verdes aparecidas como por ensalmo encima de la basura o del fregadero mientras otros objetos iban rompiéndose a ritmo frenético, La Alien se encerraba a oscuras en su cuarto tras cubrir todas las ventanas de gasas negras y se dedicaba a invocar a Belcebú con extraños rituales que nunca quise presenciar pero que dejaron la habitación llena de un pringue de incienso que tardé meses en eliminar, aghhh, y la pobre Glendamaría volvía a mearse por las esquinas a fueza de estrés y de que la encerrara en el baño en cuanto me iba de casa ("es que tiene pelo largo y acabo de barrer"), con el detalle de no dejarle a la mi pobre ni comida ni agua.
Un día de agosto desapareció. Se marchó a compartir piso no-sé-contra-quién-ni-leches-que-me-importa. Aunque la asociación duró unas dos semanas, que fue lo que le aguantó su superamigo.
Hace un par de días me dijo mi Emo de Cámara que tras hacerse musculoca se había fugado con un grupo de acróbatas birmanos para vivir de dar brincos en el alambre y continuar llevando con él un circo a cuestas. Espero que le vaya bien y que no rompa nada.
Pero varios años después todavía Glenda tiene de cuando en cuando pesadillas en las que gruñe en sueños "ggguuuuuuauuuuuuu auuuuuu auuuuuu arf arf guauuuuuuu". Que traducido quiere decir "nooooo, la alien otra vez noooo, nooooo, eso nooooo". Y yo sigo buscando entre los cojines y debajo de los armarios aquellos cillos de John Galliano con los que tanto triunfaba, snifff.

miércoles, septiembre 17, 2008

SIN PERDÓN: CLINT EASTWOOD EVALÚA EL PASADO FESTIVAL INTERNACIONAL DE SANTANDER

A estas alturas, ya pensaba uno que el FIS y su director no iban a comparecer ante los medios de comunicación para el autobombo evaluativo al que año tras año nos tienen acostumbrados. Y reconozco que lo echaba de menos. Más que nada porque, al margen de que en su autoevaluación siempre se otorga doce sobre diez, y de que cualquier problema de programación viene de su escaso presupuesto (4'5 millones de euros) mientras a diestra y siniestra Dimas y Gestas, responsables de la dotación presupuestaria, asienten complacidos sin enterarse de que les están azuzando los perros, siempre tenemos oportunidad de conocer alguna nueva perla sobre la visión que José Luis Ocejo tiene sobre sí mismo, digo sobre el FIS, digo ... bueno, tanto monta ...
Lo de los dineros es ya un clásico. Ocejo quiere que el FIS sea Salzburgo, pero claro, Santander no es Salzburgo, España no es Austria, el Palacio de Festivales de Cantabria tiene poco que ver con los marcos de la ciudad austriaca y, desde luego, Ocejo no es Karajan. Ni siquiera Lissner.
Pero me centro en las perlas, que a este paso acabarán por permitir un collar tan pesado como los de la Polo. Y eso que el "Juez de la Horca" falleció antes del verano y no pudo venir a por su estipendio (amplio) de entradas, a la memoria del burro montado a caballo que tenemos presidiendo la plaza. Miren ustedes, hace un par de años entre las preguntas estuvo la de "Pero ... ¿hay algo en el FIS que no le haya gustado?" (el cronista cultural por antonomasia estaba a punto de desmayarse en aquel momento con tanto almíbar y perfección). Respuesta: "El público no ha estado a la altura de algunos espectáculos". Vamos, que el público del FIS es tochón, que diríamos en Cantabria, porque no entiende las arriesgadas sutilezas ocejianas. Lo recalco porque este año hemos vuelto por los mismos (desa)fueros. El año pasado fue mucho más cool la perla, tanto que hubiera sido buena para el presente 2008 en que el autobombo, digo la evaluación, coincide en tiempo y páginas con la Semana de la Moda de Cantabria. A la pregunta de qué destacaría el director de la edición 2007 frente a otras, la respuesta fue "Este año la gente venía elegantísima". Toma ya hemeroteca y densidad de análisis. Claro que ante tamaño salto cualitativo, este año me vi obligado a comprarme una corbata carísima (y monísima) con sutiles estampados de flores negras silueteadas sobre un bullicioso fondo de rouge-pitbullpalin. No vaya a ser que nos acusen de no estar a la altura.
Este año la reflexión ocejiana se ha centrado en la trinidad clásica. Tengo poco dinero / El público no se entera / YO.
La monetaria ya quedó susoescrita. Y en parte la del público. Aunque la añada de este año añadió que el público de Santander no sólo no está a la altura sino que además no está informado. Porque cuando ÉL trae grandes estrellas por primera vez, nunca llenan. Y por eso se hace necesaria la segunda (y la vigésimo tercera imagino si hablamos de Mehta, Scandiuzzi o el Cuarteto Parisii), para ver si nos enteramos. Es curioso. Porque suele halagar los oídos del respetable antes del FIS hablando de lo preparado que está y de todo lo que sabe. Otra cosa es que el público del FIS sea un poco diferente del público musical habitual y que a Urrutia y otras aves de variado plumaje político no se las tenga precisamente por melómanas. Pero que alguien que "descubrió" a William Christie 30 años después de su impactante grabación de la Medea de Charpentier para Harmonia Mundi, que "ofreció la primicia" de Anne Sofie Von Otter cuando la mezzo sueca lleva años peinando canas (estupendas canas, hay que decir, como complemento a una voz que sigue estupenda) y que nunca ha estado demasiado interesado en los grandes premios de grabación clásica o las portadas y contenidos de Scherzo. En fin, que somos un público un tanto asilvestrado porque no hemos oído hablar del Cuarteto de Tokyo (que por otra parte nunca ha estado en Santander, así que tampoco tenemos claro que ÉL lo conozca).
Y un momento YO acentuado por una estupenda entrevista complementaria. "No voy a pedir perdón por haber sido director 29 años" es el eje central del tercer escalón trinitario. A lo Eastwood ... con chulería ... con dos ejem pistolas. Pero nadie le ha pedido que pida perdón. Aunque sí hay voces que han pedido una renovación de programas. Claro que si atraer a un público joven el lo traduce como "Sting es demasiado caro", apaga y vámonos. Eso sí, ante las críticas, tuerce el gesto y explica que todas tienen que ver con motivos extramusicales, son injustificadas y no va a consentir que se falte el respeto a los artistas. Hasta hoy nunca había amagado en público una teoría de la conspiranoia, pero ya iba tocando.
Supongo que ya que nunca ha aceptado crítica alguna, el hecho de que un crítico musical firme su análisis de una interpretación (eso es precisamente ejercer la crítica) interprete que cualquier comentario sea ofensivo. Pero eso es su problema. Vengo muchos años leyendo (y escribiendo) críticas objetivas, cargadas de argumentos y que a veces, por supuesto, han incurrido en errores de apreciación. Sólo ÉL es perfecto, así que por lo que me toca asumo mis errores y limitaciones. Pero decir, por ejemplo, que la lectura de la Novena que hizo Mehta este año era interesante porque destripaba el entramado estructural de la sinfonía beethoveniana, pero la desnudaba totalmente de pasión, no es faltar el respeto a Mehta. Puede que algún día Ocejo y su entorno lo entiendan, pero no es probable.
Mientras tanto, le dicen que debe organizar para 2009 un festival acorde con nuestra candidatura para Ciudad Europea de la Cultura (¿pero Dimas y Gestas no se han enterado todavía de que hay que programar con muuuuuuuuuuucha anticipación?). ÉL contesta que por aquí se va a Madrid (vamos, que como que con 4'5 millones de euros se puede hacer nada, ¿verdad, José Luis?) pero que pondrá la misma imaginación y la misma pasión que en los últimos años. O sea, que en efecto tendremos un FIS 2009 a la altura de la Candidatura. Sonamos, que diría Mafalda.

martes, septiembre 16, 2008

OPINANTES, DESINFORMACIÓN, CIUDADANÍA, FAMILIAS, SURSUM CORDA ... QUÉ PEREZA...Da mucha pereza seguir poniendo la televisión o abriendo la prensa o escuchando la radio y seguir con el ruido de fondo de la Educación para la Ciudadanía. Sobre todo cuando el debate se hace desde la desinformación más absoluta (probablemente interesada) y en esos foros de opinantes profesionales que saben de todo sin haberse molestado en enterarse de casi nada. Da mucha pereza tener que repetir argumentos y explicaciones ad nauseam, porque la campaña orquestada para descalificar una materia que se limita a exponer nuestro sistema social y constitucional y abrir ventanas para el debate no va a pararse. No sé si inspirada por Goebbles o por los think tanks neocons. Pero incansable.
Recién llegado anoche de Vitoria, de disfrutar con la visita a las obras de restauración de la Catedral de Santa María, el caso antiguo de la ciudad y uno de los restaurantes más prestigiosos del País Vasco, Zaldiarán, y tras el preceptivo paseo largo de Glendamaría, me puse a zapear. Y me encontré en la antigua Telecabarga (creo que ahora se llama Cantabria Televisión) con un debate a cinco en el que se hablaba de lo divino y lo humano de una manera un tanto ligera, como suele ocurrir cuando todos hablan de todo. Iba yo a cambiar cuando el moderador Santiago Rego pregunta por las polémicas en torno a la Educación para la Ciudadanía, y de entrada se posiciona en contra porque no se debe hablar en las aulas de cosas como el matrimonio homosexual y el aborto, porque no todo el mundo está de acuerdo. A lo que a lo largo de la charla se sumarán Juan Gómez Arozamena, que expone que él estaría de acuerdo con una asignatura a la alemana en la que se explicara el sistema político y los derechos de los ciudadanos y no con una como la española y Cristina Solar que además de coincidir, cómo no, aclara que todavía peor que se hable de estas cuestiones a personas de quince y dieciséis años, que sólo deben escuchar lo que sus progenitores determinen. El bueno de Satur, antiguo concejal socialista de Camargo y persona excelente, y otro contertulio al que no conocía opusieron una leve resistencia, pero los tres elementos anteriores centraron la charla. Y bueno, yo también participé desde mi fuero interno que ahora se hace externo versión 2.0. en la tertulia. Más madera:

a/ Me sorprende que Juan Gómez esté de acuerdo con la asignatura alemana y no con la española, porque son casi idénticas, salvo las lógicas diferencias entre los dos sistemas. Le aclaro que en la Educación para la Ciudadanía española no se habla del Matrimonio homosexual. Porque en España no existe ningún tipo de institución extraña y sesgada llamada así. Sí existe un matrimonio único, regulado por el Código Civil, que estatuyo las condiciones por las que en nuestro país se ejerce un derecho que desde 2005 puede ser ejercido por todos los ciudadanos con independencia de su orientación sexual. En Alemania, claro, no se habla de matrimonio homosexual porque aunque sí hay una legislación discriminatoria que crea un ghetto para las relaciones de gays y lesbianas, este ghetto no se llama matrimonio. Pero sobre todo quiero aclarar que en España el ejercicio del matrimonio es un derecho, y ya que Juan Gómez quiere una asignatura en la que se hable de los derechos, habrá que recordar que el derecho a contraer matrimonio es un derecho constitucional. No sé dónde está el problema.

b/ Santiago Rego confesó que no había mirado los temarios, pero voy a tranquilizarle. Del aborto no se habla en Educación para la Ciudadanía. Y tampoco del matrimonio homosexual. Primero, claro, porque ese modelo de matrimonio no existe. Pero después porque salvo cuatro manuales de todos los publicados ninguno lo menciona, supongo que por miedo a perder las ventas en la todopoderosa enseñanza católica en nuestro país. En realidad esos cuatro tampoco hablan del matrimonio per se, sino de una institución fundamental en toda sociedad, la familia, que a día de hoy en las sociedades modernas es diversa y plural. Así que se limitan a hablar de los diferentes modelos familiares que existen en España. Eso sí, el "lavado de cerebro" es tan fuerte que uno de esos cuatro textos se opone a la regularización de las familias homoparentales. Toma ya.

c/ A Cristina Solar además le parece que estos temas son superfuertes para niños de 15 y 16. Estoy seguro de que ni Cristina Solar, ni Juan Gómez, ni Santiago Rego sabían que eran heterosexuales cuando tenían esa edad. Ahhh ¿que sí? ... Claro, es que ellos eran normales, digo heterosexuales. Pero cómo vamos a permitir que se respete y se trate en igualdad a todos esos mariquitas y bollerones que se empeñan en salir del armario o simplemente en existir sin ser invisibilizados por el sistema, hasta ahí podíamos llegar.

Ah, también parecía que plantear lo de los debates y cuestionar la realidad es igualmente superfuerte. Yo creo que los quinceañeros tienen mucha más capacidad de crítica, debate y entendimiento de lo que algunos opinantes suponen. Y me parece fundamental fomentar esa mirada crítica sobre la realidad. Pero claro, cuando los opinantes dicen, y sientan cátedra, que los quinceañeros no tienen capacidad para enterarse de nada tal vez estén evocando su propia adolescencia ...

Lo dicho. Qué pereza.

sábado, septiembre 13, 2008

DECÍAMOS AYER ... LA ENFERMEDAD MORAL DE LA ALCALDESA DE TORDESILLAS

Teniendo en cuenta que en los últimos meses muchos nuevos lectores han ido llegando al Santander posible, he decidido recuperar cada mes un post antiguo. Será siempre del mismo mes pero con uno o dos años de edad, y será siempre un artículo que continúe vigente.
Para este experimento recupero hoy una de las vergüenzas nacionales, la fiesta del Toro de la Vega en Tordesillas. Lo hago cambiando la foto y finalizando con una canción de La Monja Enana que dedico a toda la jauría humana que tortura a lanzadas al toro y que resume bien lo que opino de ellas y de ellos.
Fue publicado originalmente en septiembre de 2007.
"Tengo la costumbre de escribir entradas demasiado largas, lo sé. Y también la de dejarlas reposar para ver si os animáis a participar. Así que frente a épocas de grandes silencios, tengo tantas ganas de hablar (y tanto cabreo) últimamente, que se me acumulan los temas. Tengo pendiente hablar de Educación Para la Ciudadanía, y de las razones por las que los de siempre quieren evitar que se hable a los adolescentes de los valores constitucionales o de que se les permita reflexionar sobre las causas del botellón. Tengo pendiente una mirada sobre un cada día más repetitivo y cateto festival internacional de santander (con minúsculas artísticas) en la que mucho dinero público se pone al servicio del engorde de la vanidad de un pavo, digo de un ¿director?, hace mucho sin ideas, hace mucho brazo ejecutor de unas cuantas mafietas musicales. Tengo pendiente hablar de lo que le quieren al nuevo alcalde de Santander el Diario Montañés y algunos de esos panfletos del marujeo y la insidia, tanto que hasta cuando los responsables de una noticia (buena) son otros, la foto es Ad Maiorem Ignatii Gloriam. Tengo pendientes tantas cosas, que ni me felicité a mí mismo por un año de blog (nunca pensé que llegaría tan lejos) ni tuve tiempo para explicar, a petición de una amiga, el origen del nombre Rukaegos.
Pero vista la foto, creo que toca hablar de bárbaros hispanos. Y de bocazas políticas. En este caso la de la alcaldesa de tordesillas (con minúsculas morales), del PP, pero da igual porque el PSOE ha gobernado tordesillas y ni la dignidad, ni la piedad ni los toros no lo notaron. La iba a decir señora pero me callo en cuestión, milagros zarzuelo capellán, ha declarado ante los medios, y ante la presión nacional e internacional que ha hecho de tordesillas una de las capitales internacionales de la vergüenza, que la tortura y ejecución del Toro de la Vega suponen una forma de honrar a la Virgen de la Peña y un digno final para el animal, en un duelo en igualdad de condiciones. Aunque habría que ver si el espectáculo de una alcaldesa en pelotas alanceada por unos cuantos centenares de ¿hombres? a pie y a caballo (o mejor, por unos cuantos toros bien astados) le merecería igual simpatía a la tal. Y sus conciudadan@s.
Esa "muerte digna" es la que produce fotos como la que he encontrado en internet y os presento. Con el animal atravesado de lado a lado por dos largas lanzas, picado por muchas otras, intentando escapar de la pesadilla y encontrar refugio al otro lado del río. Fotos que no deben de gustar mucho a la escoria fiestera, ya que ni en la página web que dedican a la exaltación de la tortura al animal en tordesillas cuelgan estas fotos, ni permiten la llegada de medios de comunicación gráficos al pueblo para tomar testimonio del sufrimiento del toro y de las rijosas expresiones de sus verdugos.
Estoy harto, realmente harto, de que una cierta parte de este país no sepa divertirse sin molestar. Pero todavía más de la que no sabe disfrutar de las fiestas sin que la muerte, el dolor y la tortura de un animal esté presente. Se apela a la tradición, pero la tradición también disfrutaba con las ejecuciones públicas, con los combates de gladiadores, con la exhibición y marca a fuego de las adúlteras y con tantos miles de barbaridades que no tengo ni ganas ni espacio. El dolor debe conmover, al menos a quienes un resto de humanidad, de alma, de generosidad, de grandeza moral conserven entre sus emociones y sus carnes. No conmovía a los nazis el de los judíos, porque para ellos los judíos eran menos que animales. Como el dolor de los animales no conmueve a la gentuza de tordesillas ni a la escoria de otros muchos pueblos y ciudades de esta nuestra tradicional españa (con minúscula avergonzada). Porque la grandeza moral, la evolución a mejor del pensamiento ético les pilla lejos, no habla con ellos.
Recuerdo una bella frase que encontré en La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, al hablar del estupor que sentimos (quienes tenemos sentimientos) ante el dolor animal -en la novela el de la vieja y enferma perra Karemia-. Decía el checo "Los animales nunca fueron expulsados del Paraíso". Nunca pecaron, y por ello nunca merecieron la maldición bíblica del sufrimiento y la enfermedad que castigó a Adán y Eva. Y sin embargo, nuestros hermanos pequeños, como los llamó Francisco de Asís, sufren hasta la extenuación por causa de los a sí mismos llamados "reyes de la creación".
La decencia y la presión han hecho que algunos lugares de la españa de la vergüenza cambien su cara festiva. Ya no se tira al burro desde el campanario en nosedónde de riolejos, y se le sustituye por un muñeco. Ya no se arranca de cuajo la cabeza de gansos ni gallos vivos desde traineras o a caballo en nosecuál del páramo, y se lleva a la víctima festiva desde una pollería ya debidamente desplumada y lista para cocinar. Pero son muchos los animales que claman contra los santos patrones de sus pueblos al llegar las fiestas un doloroso ¿por qué?. Y con especial rabia, los toros alanceados en tordesillas, dardeados en coria, arrojados al mar en alicante, con antorchas en los cuernos o el rabo en olite y tantas localidades mediterráneas, etcétera. Y toreados en casi toda la españa de la sangre, cantabria incluida.
Sí. No nos vayamos tan lejos ni nos horroricemos ante los vandalismos ajenos. Aquí, en esta mi cantabria, en esta mi santander, se corren toros: se les pincha, se les tortura en nombre de la tradición y para risa del populacho, ante la complacencia de iglesia y autoridades y el silencio de los demás. Y hasta se nos exhiben en carricoches por las calles tirando caramelos y luciendo su mejor cara de fiesta progre en algunos casos y casposísima en otros, pero cruel en todos.
Está aquí tumbada a mi lado, plácida y bonachona. Y mirando con esa cara dulce y entregada que no podría entender nada de la mierda sobre la que escribo. Glenda, mi perra. Y me hace recordar, cómo no, esa frase que ya ni se sabe quién dijo de tantas autorías como se le han adjudicado, pero que yo hago ahora mía: Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perra. De verdad.

O como cantaría Roberto Carlos ... Yo quisiera ser civilizado. Como los animales.

Espero que haya una eternidad. En la que la Virgen de la Peña de Tordesillas recorrerá tranquila las dehesas llenas de toros mártires en su nombre, y que allá pastarán felices. Mientras la alcaldesa moralmente enferma y su enferma ciudadanía (y el cabrón de salamanca que este año remató al animal) sufren una espero que dolorosa e infinita agonía. En igualdad de condiciones como dice la tal, como la del toro. Ni más, ni menos".
Y terminado el post recuperado, allá que os va la canción. Porque, desde luego, hijo de puta hay que decirlo más ...

viernes, septiembre 12, 2008

HOMOFOBIA, ISLAMOFOBIA Y OTRAS HIERBAS

Hace ya tiempo que vengo detectando en ciertos opinantes, tertulianos y universos digitales paralelos una preocupación sin precedentes por los derechos de las personas lgtb y su seguridad en la vieja Europa. Digo que sin precedentes porque estos opinantes, tertulianos y paralelos digitales que manifiestan su angustia desde medios de la ultraderecha, de derechas radicales y religiosas, están entre los que con periodicidad machacona insisten en que los gays somos abominaciones, incapaces de compromiso, pedófilos, inmaduros, hijos de madres nosemuybienqué, perversos polimorfos. Entre esos a los que parece que nuestra lucha por la igualdad (y lo que es peor -para ellos- , el camino paulatino hacia los mismos derechos) es un síntoma de que nuestra sociedad se hunde y de que "en Madrid se peca masivamente" (rouco dixit). Aclaro que en Santander no se peca masivamente pero es más por falta de oportunidad que de ganas. Y si no recuerden la entrada con los consejos para ligar en Santander que les copié hace unos meses.
Lo que ocurre ahora es que los susodichos están preocupados hasta la extenuación cuando se denuncian opiniones o agresiones homófobas protagonizadas por musulmanes. Y al parecer su racismo y su xenofobia son mucho más fuertes que su odio hacia gays, lesbianas y transexuales. De hecho, un intelectual escribía en Minuto Digital hace un par de días algo así como "Si me dan a elegir, mucho mejor como vecino un maricón que un moro" (sic transit Gloria Swanson).
Y a partir de sesudas reflexiones como esas, se suele pasar (en la versión caprahispánica de la fanfarria) a atacar con gruesos vocablos a José Luis Rodríguez Zapatero, a la Alianza de Civilizaciones y, de paso, a adjetivar ad nauseam a Pedro Zerolo. El compañero y amigo Pedro que se ha convertido en una de las víctimas preferidas para lo más impresentable de La Caverna, desde el ínclito César Vidal cuando se toma unas copes de más a las compañeras de colegio de Nefertari que le increparon ante el Congreso de los Diputados.
En un mundo globalizado, donde cada vez más nos vemos en la necesidad de convivir en una sociedad diversa, multicultural, en la que no podemos dar por sentadas los constructos identitarios de nuestro vecino o nuestro compañero de trabajo o nuestro interlocutor (un día reivindicaré el Personalismo en el Santander posible, creo que vuelve a ser una mirada inteligente y profética), tenemos que aprender a convivir sobre los valores compartidos y a ser capaces de aceptar (tolerar, otro tema sobre el que tendremos que centrarnos) los valores dispares. En nuestra vieja y querida Europa viven hoy muchos musulmanes. Así como personas de otras procedencias, religiones, culturas ... Y sólo a través del diálogo y la comprensión mutua conseguiremos construir una sociedad sólida e integradora.
Soy de los que están convencidos de que la cultura de la democracia y los derechos humanos es la gran aportación de Occidente al mundo. Han costado mucho tiempo, mucho dolor, muchas vidas de hombres y mujeres para que ahora los pongamos en cuestión. Y como para nosotros no resultó fácil aceptar filosofía y realidad de los derechos humanos, no creo que estemos moralmente autorizados para imponerlos por las bravas. Aquellos nuevos ciudadanos que llegan hasta nosotros desde su miseria deberán aprenderlos y respetarlos, y para eso el diálogo, la educación (para la ciudadanía, claro), la construcción de valores compartidos serán esenciales. Pero no podemos dejar que se inicie la marcha atrás en los derechos de la mujer o de las personas lgtb.
No podemos consentir que en una mezquita de Londres se llame al asesinato de los homosexuales. Pero tampoco podemos criminalizar a miles de personas por el fanatismo de personas puntuales que, por cierto, no dicen nada que no digan o piensen los extremistas autóctonos.
La islamofobia se está convirtiendo en una de las actitudes preferidas por la ultraderecha europea, apelando al miedo y la irracionalidad, al tradicional "vienen a acabar con nuestro modo de vida" que antes sirvió contra judíos, contra cristianos, contra homosexuales, contra ...
Pero me preocupa y me indigna que jueguen con el miedo de gays y lesbianas, que apelen a unos derechos que ellos no respetan y que han combatido en todos los frentes (también en las agresiones callejeras) que han tenido a su disposición.
Porque si les escuchas, llegarás a pensar que Amsterdam o Londres se han llenado de gays torturados o apaleados, cuando la conexión más real entre Islam y homosexualidad es el importante trabajo educativo que los colectivos lgtb llevan a cabo entre las comunidades musulmanas para ayudar a los jóvenes que además de ser gays y lesbianas son musulmanes y por eso encuentran dificultades dobles de integración. Proyectos como el llamado "Puerto seguro" en lugares como Berlín, Amsterdam o Hamburgo son modélicos al tejer lazos y redes que preparan para la convivencia al tiempo que permiten que esos jóvenes vivan en un entorno protector y respetuoso.
Porque si les escuchas, tendrás tal vez la tentación de colaborar con su intento racista de criminalizar a los musulmanes, sin darte cuenta de que tú serás, de nuevo, la diana de su odio si triunfan.

jueves, septiembre 11, 2008

ALGUNOS DÍAS LLENOS DE SONRISAS. ENTRE CELIBIDACHE Y TERRY PRATCHETT
"El fin del verano siempre es triste" decía una vieja canción de los buenos viejos tiempos de Danza Invisible. Pero en este turbulento septiembre, se han juntado dos pequeños motivos para disfrutar. Los dos con nombre propio, Celibidache y Terry Pratchett. Os cuento.
Que Sergiu Celibidache pasó a la historia como uno de los directores más personales, creativos e impactantes de la música no será novedad. A veces pienso que él y Elisabeth Schwarzkopf me debieron transmitir de alguna manera las ondas del amor por la música, ya que los dos actuaron en Santander en el año de mi nacimiento, en el Festival Internacional de Santander cuando éste no había caído todavía en las garras del Fraile Infinito.
No era amigo Celibidache de las grabaciones discográficas, puesto que defendía con pasión que el directo es el único camino de comunicación para la música. Pero a una ya avanzada edad permitió a EMI una edición autorizada de algunos registros radiofónicos que consideraba cercanos a lo que quiso transmitir al dirigirlos (registros del directo, claro). Compré varios cds de la edición, pero me quedé totalmente enamorado de su lectura de la Séptima Sinfonía de Beethoven, tanto que para mí desde entonces existen sólo dos versiones posibles: Celibidache y las otras. Hace algunos años, en fecha indeterminada, "perdí" el disco, quiero decir que lo presté y olvidé a quién. Llegué a darlo por desaparecido y traté de comprar de nuevo la grabación pero está totalmente agotada. Hace dos días fui a comer a casa de una de mis hermanas y de pronto "¿Oye, y ese disco?" "Apareció ordenando papeles el otro día, me imagino que será tuyo". En fin, que mi Séptima con Beethoven, Celibidache y la Orquesta de la Radio de Munich vuelven al redil.
Sumo que esa misma tarde me di uno de mis habituales garbeos de librería. Se trata de una actividad de alto riesgo, porque siempre di la razón a Mae West en eso de que la tentación se inventó para caer en ella. Pero resulta que acaban de sacar al mercado la versión española de un nuevo título de la serie del Mundodisco del genial y loquísimo Terry Pratchett: "El quinto elefante".
Imaginad un mundo discoideo (un lp) que gira en torno a un gran eje de hielo y se desplaza por el Universo (el Multiverso en realidad) a lomos de cuatro elefantes petrificados y mineralizados que a su vez se sustentan en el caparazón de la Gran Tortuga Interestelar A'Tuin. Sobre la superficie (y el reverso) llevamos ya 24 volúmenes de aventuras fantásticas divertidísimas, en las que no sólo se parodia con tanta ironía como ternura el género de la fantasía heroica, sino que además se pone en solfa casi cada uno de los fundamentos ideológicos, culturales y científicos de nuestro mundo occidental. Brujos que son expulsados de la Universidad por no aprobar primero de magia y se dedican a revolucionar todo lo que pisan, brujas feministas (ejem, no es lo mismo que feministas brujas, que luego se meten conmigo). una kafkiana policía urbana, una muerte filósofa y filántropa que habla en mayúsculas, el origen del cine, la cultura egipcia, los turistas, las revoluciones tecnológicas, lassie, los vampiros, trolls y gárgolas de menester, la ciudad salvaje de Ankh Morpork ... Descubrí por casualidad, hace ya años, el primer volumen de la serie, "El color de la magia". Y desde entonces cada nueva entrega ha sido acompañada de ruidosas carcajadas poco previsibles en una persona tan serie, responsable y comedida como ego.
He participado con alegría y entusiasmo en ese boca a boca que ha convertido a Partchett en el autor inglés más vendido de todos los tiempos después de Rowling/Potter. Y me culpo de haber contagiado mi adicción a varios amigos.
Pero anoche empecé con "El quinto elefante" y ya tuve varios accesos de risa que me obligaron a leer y pasar páginas con avidez de poseso.
Lo malo es que a mis 24 mundodiscos sólo les faltan ya unos diez (sin traducir aún) para cerrar la colección. Sniffff. Sólo diez más. ¿Veis como los Danza Invisible tenían razón?

miércoles, septiembre 10, 2008

DEL MARTIN, UNA MUJER VALIENTE

El pasado 27 de agosto murió, a los 87 años, Del Martin. Es posible que su nombre, como el de su esposa Phyllis Lyon, no digan nada a muchos lectores del Santander posible, pero esta pareja entrañable que tuvo que esperar más de 50 años para poder casarse, forma parte de la historia de las mujeres. Por su trabajo ilusionado, riguroso e incansable en pro de los derechos iguales para gays y lesbianas.
En la foto, vemos su boda. Hace tan sólo unos meses y el mismo día en que entraba en vigor la disposición que permite (esperemos que no de manera pasajera) en California el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fue la única boda celebrada ese día en San Francisco, como reconocimiento a su lucha y como atención a la avanzada edad de las dos novias. Una ceremonia que pudimos ver en los informativos y que arrancó muchas lágrimas emocionadas allá y acá.
Fueron pareja desde 1952, y en 1955 fundaron la asociación "Hijas de Bilitis", primera organización de lesbianas en Estados Unidos. Y desde entonces nunca dejaron de luchar hasta este último verano, en el que Del Martin dio por terminado su compromiso por un mundo mejor. Un mundo que sin duda es mejor para tantas personas gracias a su esfuerzo. Un mundo que reconoció su trayectoria permitiendo que la igualdad en California llegara a tiempo para que muriera, como deseaba, después de haber pronunciado sus votos matrimoniales con la mujer a la que tanto amó.
Recuerdo algunos documentales en los que pude conocer algo de las Hijas de Bilitis y otras organizaciones lgtb similares. En ellas el esfuerzo era no llamar la atención, pasar desapercibidas, tratar de convencer al mundo de que ser lesbiana (o gay) era perfectamente natural y que toda discriminación era injusta. Tanto que cultivaban hasta el extremo una estética conservadora "de camuflaje" para sus manifestaciones y declaraciones públicas.
Nuestro mundo va cambiando. Hoy aprendemos juntos la libertad y el respeto, a pesar de tantos. Y podemos ser como queramos, amar como queramos, sin tener que dar explicaciones ni buscar disfraces. Pero ellas dieron los primeros pasos cuando ser lesbiana era un estigma, cuando todavía había tanto que hacer en la lucha por los derechos de las mujeres (en los que también estuvieron implicadas) y cuando el propio feminismo miraba bastante mal y de reojo a las lesbianas. Cuando todavía no habíamos aprendido esta bella canción que quiero que escuchéis hoy con los ojos cerrados y llenos de sueños para recordar a esta vieja luchadora que se nos ha marchado.

martes, septiembre 09, 2008

¿Y SI SECUESTRAMOS A LA UIMP PARA QUE SE QUEDE?

Anoche estuvimos Glendamaría y yo en la Plaza Porticada disfrutando de esa fanfarria loca y explosiva que fue la Orchestre International du Vetex. Una noche con un público variopinto y plural en el que compartíamos espacio desde músicos profesionales o culturetas sin fronteras (cómo se lo pasó la simpar Marisa Samaniego) a jóvenes alternativos con una forma de bailar tan particular como carente de sentido rítmico, desde estudiantes de español a eseteuves de edad avanzada. Unidos por el denominador común de la música y la alegría.
La Universidad Internacional Menéndez Pelayo fue uno de los grandes inventos de Fernando de los Ríos y un entorno de pedagogos vinculados a la Institución Libre de Enseñanza (recordemos que los Estatuos de la ILE se redactaron en un puebluco de Cantabria, en la casa de Augusto González de Linares) y desde entonces supuso un foco de debate, inteligencia y cultura que ha venido inundando los veranos del Santander posible. Etapas diferentes han dejado huellas diferentes, pero destacaría momentos como los años de la II República, nada menos que con Pedro Salinas y Blas Cabrera como rectores, donde la península de La Magdalena acabó siendo una segunda casa de la Generación del 27. O los años de Santiago Roldán, donde la actividad cultural complementaria llenó Santander de modernidad y hasta de movida (Siniestro Total y Os Resentidos en un encuentro titulado "La movida gallega: chove sobre mollado"). O la personalidad abierta y dinámica de Ernest Lluch, a quien se ha recordado con cariño y agradecimiento este verano de 2008. Y me gustaría añadir que los años presentes, de Salvador Ordóñez y su equipo, que han vuelto a apostar por la visibilidad, por compartir y fomentar más que nunca los vínculos entre la UIMP y Santander, generando lugares de encuentro fascinantes y desplegando todo un abanico de actividades culturales abiertas para profesorado, alumnado y ciudadanía.
Cursos y actividades han centrado la atención de estos meses de verano, desde la inauguración en junio hasta los últimos estertores de la programación que estamos viviendo esta misma semana. Cursos plurales, donde se han tocado centenares de cuestiones y se han tocado con rigor, desde esa mentalidad abierta al debate y al intercambio que dio sentido y origen a esta peculiar institución académica.
Quiero resaltar que la programación cultural supera el toque provinciano que tantas veces tiene la nuestra propia, la que siempre programa lo mismo y a los mismos y difícilmente sale a buscar nuevos paisajes (con muchas, grandes y destacadas excepciones), ese homenaje a la caspa que tendría su punto cimero en el decadente y decaído FIS. Y tal vez por eso, por esa ventana a nuevos lenguajes y nuevas voces, por esa mirada plural, ha despertado en algunos medios y opinantes del final del verano críticas infundadas, esas que no se hacían cuando la UIMP era un monográfico popular. Destaca un artículo reciente de un narrador leonés con responsabilidades culturales en Santander, en el que se pregunta por qué tantas voces critican al Festival Internacional y no atacan con saña a esa embajada zapaterista que él ve en la UIMP, donde hasta traen teólogos punto menos que malvados. Y rojos, muy rojos. No estoy seguro de que Rosa Díez, Savater, Fernando Sebastián, Vargas Llosa y tantísimos otros estuvieran de acuerdo con ser considerados parte de las hordas zapateristas. Pero es que el mero hecho de que en los foros plurales de la UIMP hayan podido hablar el doctor Montes, un par de ministros o Eduardo Mendicutti ya resulta incómodo para una caverna que al parecer necesita del monopolio para subsistir.
Pero las Veladas Poéticas, los Martes Literarios, el programa de actividades escénicas, la Muestra de Cultura Urbana, el Festival de Música Negra, los ciclos sobre derechos humanos y sobre la historia de la UIMP, el ciclo teatral La Alternativa, ... nos han traído a este Santander tantas veces melancólico y amodorrado muchas tardes y noches de luz.
Así que propongo que un comando ciudadano secuestre a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en pleno y la integre en nuestra ciudad, para seguir alumbrando modernidad, diálogo, crítica y aire limpio.
A ver si ensanchando miradas somos capaces de amarnos casi tanto como lo que nos proclamaron Love of Lesbian a finales de agosto en mi querido recinto de Las Llamas. Acompañado, cómo no, por Marlene y David (el sector EMO y el famoso dúo Las Manteca Rancia no resistieron tanto humor jeje).

lunes, septiembre 08, 2008

RECORDANDO A MÓNICA LÓPEZ CASTAÑEDA EN EL DÍA DEL COOPERANTE
Hace dos años que el Gobierno de España eligió el ocho de septiembre como Día del Cooperante. La fecha elegida lo fue por ser la misma en la que Naciones Unidas definió los objetivos del Milenio, esos en los que trazábamos cómo debía ser el mundo por venir, esos que a día de hoy nos recuerdan nuestra incapacidad para hacer un mundo mejor en el que quepamos todos. Ese mundo ilusionante que provoca que muchos hombres y mujeres de nuestro país, de mi región, se equipen con un macuto lleno de valor y viajen a compartir su capacitación profesional, su espíritu, si ilusión, su solidaridad, su ternura, allí donde sabe que serán necesarios.
El Día del Cooperante, como ocurre con tantos días institucionales, marca una fecha en el calendario que intenta difundir y reivindicar. Pero en este caso además quiere reconocer tanto trabajo silencioso y entregado. Un trabajo que ciertas voces no dudan en descalificar al servicio de sus intereses (el viejo sambenito de que quien es pobre lo es porque quiere, o el de yo no doy ni dinero ni tiempo, que a saber dónde se queda),l un trabajo que no suele obtener reconocimiento alguno en el regreso. Un trabajo que cambia conciencias y vidas, y que aporta pequeñas estrellas de luz al universo.
Me reconozco cobarde. Nunca he tenido la fuerza de dar el paso de entregar tiempo de mi vida para que esas comunidades que intentan poner en marcha su dignidad en tantos lugares del mundo puedan dar un pasito más. Tal vez porque uno se fue cualificando en saberes y haceres perfectamente inútiles y siempre ha tenido la sensación de no ser más que una molestia allí donde se necesita personal sanitario, ingenierías, educación ...
Y precisamente por eso doy mucho más valor a las personas que conozco y que no conozco que sí han sido capaces de afirmar sus valores, su conciencia, desde un paso decisivo.
Me gusta ponerle nombres y rostros a la cooperación. Y podría hablar de Ruth, que acaba de regresar de Honduras y nos cuenta su experiencia en su blog Abrir las ventanas, de María Pardo, que pasó de la selección nacional de gimnasia rítmica a Bolivia, donde ya estaba su hermana Cristina trabajando en un proyecto con pandilleros y niños de la calle ... del que salió un equipo de gimnasia rítmica que se hizo campeón de Bolivia. O podría hablar de Pilar del Río, la enfermera que murió en un accidente en Benin mientras coordinaba un grupo de jóvenes enfermeras de Cantabria que aprendían a poner su capacitación profesional al servicio de varios programas de salud. O de ese matrimonio maravilloso de pediatras, Joaquín y Marisol, a los que quiero mucho más de lo que se creen, que iniciaron su viaje a la solidaridad cambiados y regresaron irreconocibles, mientras se iban dejando restos de corazón en Bolivia, la Selva del Chocó en Colombia o los campamentos de refugiados en Mauritania.
Y sobre todo pondría el rostro de esa chiquilla llena de luz a la que un día di clases de Filosofía del Derecho en la Universidad de Cantabria, que era prima de una de mis mejores amigas, y que antes de incorporarse a nuestra vida rutinaria y occidental decidió pasar un año colaborando con Círculo Solidario en Trujillo (Perú). Ese mismo Trujillo donde murió en un accidente (no asesinada, como he visto por la red algunas veces) y donde hoy el Centro Social y de Capacitación Profesional que ayudaba a levantar lleva su nombre: Mónica López Castañeda.
Para ellos, para ella, mi ocho de septiembre.

jueves, septiembre 04, 2008

QUÉ POCO GUSTA LA LIBERTAD A LOS TROGLODITAS
(o mira qué guapo está Adolfo Junior callado)

Me encuentro por la red con el pequeño revuelo cavernícola de cada día, esta vez a partir de una tribuna publicada por el torero de la foto, Adolfo Suárez Illana, que ha venido a comparar a quienes defendemos una regulación del aborto acorde con la dignidad y libertad de las mujeres y conforme a las indicaciones del Consejo de Europa, como a quienes defendemos nuestro derecho inalienable a decidir sobre el cómo y el cuándo de nuestro fin de ruta, con ciertos tipos de homínidos (sic) que tenían ciertas formas de aborto y abandonaban a su suerte a los ancianos como anticipo de ciertas formas de eutanasia (sic también). En su lección magistral de antropología científica retoma varias de las muletillas más queridas por La Caverna sobre los radicales, los malvados ecologistas que se preocupan por los toros y asesinan niños inocentes y juega a la demagogia sentimentaloide desafiando al lector (y a su inteligencia) preguntándose si alguien podría decir que su padre, enfermo de alzheimer, vive una vida indigna.
Digo en el título que a los que sólo entienden una sociedad en la que se impongan a todos sus creencias religiosas o morales les molesta la libertad. Porque en los debates que actualiza Suárez Jr de lo que se trata es, ni más ni menos, de la libertad, de la capacidad de los seres humanos para tomar las riendas de su vida (y de su muerte) y de no permitir interferencias externas.
El crecimiento de la mujer desde esa minoría de edad a la que el machismo la había relegado históricamente hace que las mujeres, cada una de ellas, estén perfectamente capacitadas para gobernarse a sí mismas. Son importantes las políticas de educación sexual y de prevención de embarazos no deseados, por supuesto (políticas con las que de seguro el maletilla no estará, más que probablemente, de acuerdo). Pero a partir de ahí, seguir o no adelante con un embarazo es una decisión de la mujer. ¿Que una mujer, en consonancia con sus ideas y creencias, decide llevar adelante un embarazo de riesgo? Estupendo. Pero si una mujer considera que no es conveniente tener un hijo en ese momento de su biografía, debe tener acceso en un plazo concreto a la interrupción del embarazo. Igual de estupendo.
Y sobre lo que llama eutanasia, que de seguro se refiere a otros fenómenos como la aplicación de paliativos (qué calvario sufrieron el Doctor Montes y su equipo para que La Caverna pudiera regocijarse y manipular como suele), la no aceptación del ensañamiento terapéutico y la no extensión artificial de la vida, sólo voy a decir una cosa. Mi muerte es mía. Nadie salvo yo tiene derecho a decidir si sufro o no, cómo sufro o cuánto sufro. Si Fernando Sebastián o Adolfo Suárez Illana quieren terminar entre estertores de dolor y ofrecerlos a Cristo, me parece estupendo. Yo no quiero ofrecer mi dolor a nadie, ni quiero obligar a las personas que quiero a que sufran conmigo. Y exijo que haya una legislación clara que me permita, insisto, tomar MIS decisiones sobre MI muerte. Precisamente porque hemos avanzado en la civilización, Adolfo, y eso significa que hemos construido unas instituciones maravillosas que son los derechos humanos, que consagran nuestra mayoría de edad y nuestra capacidad para decidir.
Algo que no tenían los homínidos. Algo que al parecer tú no tienes o te reservas como derecho exclusivo. Porque de la hipocresía cavernaria todos sabemos mucho.

miércoles, septiembre 03, 2008

CAPITAL DE CULTURA Y OLÉ

Leo el Diario Montañés esta mañana y me quedo un punto ojoplático del que cierto movimiento incontrolable de la pupila derecha me impide sobreponerme del todo. Una foto del Alcalde-Ingeniero no sería sorprendente de por sí, pero que sea pequeña y en par. Abrazada grácilmente por la Noticia del semestre: Santander presenta su candidatura a Capital Europea de la Cultura 2016.
Dice el popular ingeniero que Santander necesita de la capitalidad cultural europea para desarrollar su entramado cultural, y al ritmo marcado, algunas intervenciones internáuticas abundan en que la consecución del galardón servirá para realizar inversiones culturales en nuestra cántabra capital. Pero ...
La idea de la Capitalidad Cultural nace con la idea de focalizar proyectos, encuentros e intereses culturales en Europa alrededor de una o varias ciudades que destacan por su apoyo a las iniciativas culturales, su destacado patrimonio, su esfuerzo financiero. Y a partir de ese importante bagaje previo apoyar un gran "evento de eventos" que subraye la personalidad cultural de la ciudad elegida y la convierta en punto de mira para toda la Unión Europea.
Y es aquí donde este nuestro Santander nos falla estrepitosamente. Cierto que hay una leyenda urbano-histórica local que nos autotitula "La Atenas del Norte", pero es rotundamente falsa. Porque un miembro cualquiera de la comisión que evaluará las candidaturas debería preguntarse cosas como éstas.
¿Cuál ha sido la política patrimonial de la ciudad candidata? La destrucción sistemática del entramado histórico que Santander tuvo, arrasando edificios singulares en el Sardinero, el área burguesa, las zonas populares, los edificios singulares, no creo que sean precisamente una buena carta de presentación. Claro que la alergia a la arquitectura contemporánea y el freno impuesto definitivo o temporal a los proyectos planteados en este sentido todavía dificultan más una valoración positiva. Pero, ¿qué hay de los museos? Un pequeño Museo de Bellas Artes que se está fortaleciendo en torno a su colección contemporánea en los últimos años no debe impedirnos ver la paralización absoluta del Museo de Cantabria proyectado en Las Llamas (de hecho al ingeniero se le olvidó que iba un museo por allá cuando presentó la nueva fase de su parque antinatural en la zona), ni tampoco las condiciones indignantes en las que ha venido viviendo el Museo de Prehistoria desde su fundación, ni el hecho de que haya estado cerrado durante los últimos meses antes de viajar a un nuevo emplazamiento también indigno de la calidad de la colección y a causa del derribo de la vieja diputación.
Programas culturales estables, al margen de ese FIS anquilosado y totalmente carente de ideas, y la programación más o menos estandarizada del Palacio de Festivales, no es mucho lo que podemos aportar. Está en la práctica prohibido hacer música en directo en los bares, así como teatro, cuenta cuentos, monólogos y demás posibilidades de ocio cultural. No ha sido infrecuente escuchar la confusión música y teatro como equivalentes de ruido en nuestros responsables municipales. Pero es que además cualquier propuesta de cultura independiente o joven ha encontrado muros que como mucho le han permitido existir una edición. Y es que la desaparición de proyectos es toda una costumbre en nuestro solar.
¿Estado de bibliotecas y políticas de libro y lectura?¿infraestructuras culturales suficientes y en buen estado, con programas abiertos y regulares?¿innovación y puertas abiertas a los nuevos lenguajes?¿impulsos a la creación?¿políticas de integración social a través de la cultura?¿cuidado de la tradición cultural y fiestas populares originales?¿centros superiores de enseñanzas artísticas?¿modelo de gestión cultural se ha venido definiendo como habitual?¿cómo se han gestionado otros eventos destacados -por ejemplo el famoso 250 Aniversario de la concesión del título de ciudad-?
Poco podemos puntuar frente a otras ciudades españoles, de diversos signos políticos, que han trabajado duro y bien en su entramado cultural. Y es que la Capitalidad Europea de la Cultura, mi querido ingeniero, no está pensada para salvar de la nada a quien durante años ha ido fortaleciendo el cero absoluto, sino para premiar a las que han sabido trabajar por una cultura ambiciosa de todos y para todos.
No voy a dejar de recordar, como ya han hecho otros blogs, que la idea de la Capitalidad Cultural es una más de las que un equipo popular sin ideas (echen un vistazo a sus programas electorales) roba de las propuestas socialistas con todo descaro. Pero es que la propuesta cultural del Partido Socialista de Cantabria incluía previamente la construcción de todo ese entramado de infraestructuras, personas, programas y gestión que brilla por su ausencia en estos lares. Y puesto éste en marcha, hablar de la Capitalidad Cultural para Santander.
Lo peor es que gastaremos mucho dinero (vayan pensando en que este Ayuntamiento que se pasa la vida diciendo que no tiene nada y exigiendo a otras instituciones que le paguen sus platos rotos, contratará a una empresa consultora o equivalente para gestionar la candidatura, y el contrato será substancioso) y lo gastaremos para nada. Porque a día de hoy, y miren ustedes que me duele decirlo, Santander no se ha ganado su puesto en la carrera por la Capitalidad Cultural. Y menos frente a otras que llevan mucho camino andado, como Córdoba, Cáceres, Cuenca o Palma de Mallorca. En 2011 ni siquiera estaremos entre las finalistas. Y entonces la culpa la tendrá el Partido Socialista por no haber apoyado a Santander y marginarla siempre, ¿qué se apuestan?
Así que a partir de ahora, a callar todos para que no se enfade AMDG (Ad maiorem Delasernae Gloriam). Y a disfrutar de toda la cultura que el Ayuntamiento nos "regala". O sea, los baños de ola y olé.

lunes, septiembre 01, 2008

EN BUSCA DEL VOTO DE LAS MUJERES O ... ¿ES LO MISMO CLINTON QUE PALIN?
Tengo claro hace ya mucho tiempo que el debate de la identidad personal y comunitaria es uno de los grandes focos de reflexión para la filosofía moral y política en estos primeros pasos del S.XXI. Los valores de la Ilustración y su concreción a lo largo del XIX y el XX en el sistema de normas y principios que hoy conoceríamos como "democracia occidental" se apoyaba en grandes conceptos, conceptos capaces de englobar a toda la ciudadanía y hacerla formar parte del entramado sociopolítico. Libertad, Igualdad, Fraternidad.
En cierto modo, este mundo de principios universales acabó por defecto excluyendo o cuando menos relegando a los márgenes del sistema a quienes se alejaban del perfil común. La nación centralizada y apoyada en los rasgos compartidos frente a las particularidades territoriales o culturales. El hombre como detentador del poder sobre una mujer igual sólo de derecho. El heterosexual como individuo normal frente a gays, lesbianas y otros "raros". El blanco, el occidental, el cristiano, el ... frente a sus contrapesos sociales, normalmente minoritarios, invisibles o desfavorecidos.
Frente a ese impulso universalizador, el S.XX fue un siglo de construcción de identidades personales y grupales. Los movimientos de derechos civiles y la reivindicación de la cultura afroamericana, los fenómenos nacionalistas, el movimiento de liberación lgtb, o sobre todo (más articulado intelectualmente) el feminismo serían algunas manifestaciones de esta necesidad de existir también, de compartir desde la diferencia esa línea normativa que definía al ciudadano-tipo.
Durante las primarias demócratas en Estados Unidos, una parte relevante del discurso en favor de Hillary Clinton se apoyó en una de sus marcas identitarias, su condición de mujer. Y a pesar de algunas voces relevantes en el fuerte movimiento feminista norteamericano que apuntaron "no basta con ser mujer" antes de manifestar su apoyo a Obama, es cierto que la larga trayectoria de Rodham-Clinton en defensa de los derechos de la mujer articuló un fuerte movimiento en las bases demócratas y asimiladas que creía llegado el momento de llevar a una de las suyas hasta lo más alto de la pirámide del poder. Unas primarias polarizadas en las que las dos candidaturas en liza probaron su fuerza y su capacidad de movilización, concluyeron con la nominación de Obama y un desencanto hondo precisamente entre las bases feministas del apoyo a Clinton, bases que no se dieron por satifesfechas con la propuesta de un perfil vice-presidencial casi idéntico al de Hillary pero en masculino: Joe Biden.
En vísperas de la convención republicana, McCain sorprende con la elección para el viaje hacia la Casa Blanca de una mujer, Sarah Palin, mujer y joven. Contrapeso perfecto para la imagen del candidato presidencial que, además ha sido presentado como un guiño a las mujeres desencantadas por la relegación de "su" Hillary Clinton.
Así lo han analizado muchos medios, y así lo han recibido algunas destacadas "supporters" de Clinton, que se han apresurado a decir que no están con Obama y a sugerir un posible vuelco del voto femenino hacia los republicanos y Palin. Y es aquí donde me planteo un par de cuestiones creo que relevantes. Y que se añaden al "no basta con ser mujer" anteriormente señalado.
Porque Palin y Clinton tienen un único punto en común, su sexo. Por lo demás, Palin es una destacada teocon, cercana a la Coalición Cristiana, una fueriosa opositora del derecho al aborto de las mujeres, una creacionista convencida (niega la teoría de la evolución de Darwin y sostiene la literalidad de la Biblia) que desde esa posición niega la existencia del cambio climático y por tanto se opone a cualquier medida proteccionista sobre el medio ambiente (ya como gobernadora impidió programas para defender la supervivencia del oso polar o impulsó la desprotección del santuario natural de Alaska para obtener petróleo), decidida defensora de la continuidad de la presencia militar de los Estados Unidos en Irak, opuesta con rabia a cualquier avance en el reconocimiento de derechos para gays y lesbianas, y un largo etcétera.
¿Es posible que una mujer que ha apoyado a Hillary Clinton y con ella a un modelo político liberal -en el sentido norteamericano del término- con políticas abiertas, sociales y ciudadanas vote al tándem McCain/Palin sólo porque Palin es mujer? La selva americana se mueve con vientos que muchas veces pueden ser desconcertantes para el observador europeo. Pero creo que el mero hecho de que Clinton, Palin y la votante sean un trío femenino no justificaría la irresponsabilidad contradictoria de apoyar a un mismo tiempo lo uno y su contrario. Quienes apuestan por un trasvase general del voto pro-Hillary hacia las filas republicanas, pienso que están insultando a la inteligencia y la coherencia de las mujeres. Quienes efectivamente cambien su voto sólo porque están dispuestas a votar a cualquier mujer diga lo que diga, sea lo que sea (como hemos apuntado, no se puede estar al tiempo a favor y en contra del aborto), hacen dudar mucho de la solidez, fiabilidad y coherencia de sus criterios políticos.
En fin. Parece que de nuevo Obama se adelanta en los sondeos. El 4 de noviembre veremos qué ha pasado.
Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.