martes, septiembre 30, 2008

CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO:
UN POEMA DE MARÍA ÁNGELES PÉREZ LÓPEZ
Continuamos sumando víctimas. Muchas voces todavía se empeñan en trivializar, "filologizar", manipular, ocultar, ... Pero la realidad se impone. Y en esa realidad las mujeres, muchas mujeres, siguen siendo víctimas de un machismo brutal que se resiste a desaparecer; y los hombres, demasiados hombres, carniceros y verdugos.
Conocí a María Ángeles Pérez López hace unos años en Cambrils, en un encuentro de poesía y poetas organizado por Ramón García Mateos. Y si María Ángeles me pareció en todo momento una mujer especial, culta, entrañable, sensible, su poesía (ya había leído entonces su libro Carnalidad del frío) me resultaba cercana, llena de sugerencias, imágenes y música.
Entre sus poemas, hallé uno terrible y contenido a un tiempo. Lo recogió en su libro El ángel de la ira y está dedicado a Ana Orantes, la mujer a la que su ex marido prendió fuego el 17 de diciembre de 1997. Quiero compartirlo con todas las personas que entráis y leéis mi blog. Un pequeño grito contra el abismo. Un inútil homenaje para tantas muertas.
La mirada insolente
es una forma aguda como un clavo en la tierra,
contiene una porción horrible de sí misma
y apenas imagina
la depauperada humillación de estar
como si no,
del cuerpo que se arruga
y se encoge en su nudo primerizo
volviéndose ceniza, haciéndose invisible
materia degradada por el odio,
la paja que se prende con blandura.
La mirada insolente
acompaña a la mano, a la pierna insolentes
para apresar el cuerpo con el garfio del miedo,
con cuerdas y cordeles y sogas y correas
de miedo, y aún más miedo
porque ella está tan sola y ya vencida,
herida de la queja y azotada
con el tizón de espanto que lleva el que es su ángel
del mal o de la ira.
La mirada insolente
hace temblar los márgenes del cuerpo
y en su lenta combustión como de encina
la tinta de las venas escribe ese clavario
cuando era profanado el templo de la carne
y en el aire se anotan garabatos, graffitis
con la voz enfangada y sucia de ese grito
que calcina los labios, las cuerdas de la boca,
"porque yo no sabía hablar
porque yo era analfabeta
porque yo era un bulto
porque yo no valía un duro"

8 comentarios:

Alfonso dijo...

En mayo mataron a una mujer cerca de la radio donde trabajo: oir las ambulancias, la policía, los gritos de la gente, ver las personas tristes y mudas en el supermercado...
hace pocos días mataron a otra mujer en el Balcón de Europa, en Nerja, donde tanto gocé yo de chico viendo Verano Azul...
Esto parece no parar amigo...
El poema es tremendo.

Mª Gemma dijo...

Me uno a este homenaje “no tan inútil” y quiero expresar mi mayor rechazo y condena contra la violencia de género, es necesario unir esfuerzos para erradicarlo..... Desde nuestros espacios podemos tratar de cambiar conciencias y actitudes generacionalmente impuestas...
La violencia de género no es sólo un problema de mujeres, concierne a la sociedad entera y los valores que transmitimos a nuestros hijos. No hay seres superiores por cuestión de sexo. Los derechos y obligaciones son de todos. La enseñanza de la igualdad es un pilar fundamental de la educación…

Emotivo, desgarrador y tristemente real el poema de María Ángeles Pérez López…

Un abrazo

ANA DE LA ROBLA dijo...

Conocí a María Ángeles en aquel congreso sobre mujeres en la Historia que organicé hace ya diez años... La invité y leyó varios buenos poemas, en los que siempre suele explorar los complejos vericuetos del amor y las relaciones de pareja...
Duro es este tema, tanto que se saltan las lágrimas. Sabes que yo escribí sobre ello también (Tiranía). Y no llevamos camino de hallar una solución, no.
Pero la culpa ya sabes que es de las croquetas de la Puri :-)

Rukaegos dijo...

Es una poeta realmente interesante. Cuando la conocí, me chocó que una mujer tan discreta, con esa voz siempre pausada y baja, escribiera unos poemas tan potentes, tan comprometidos y tan atrevidos. A lo que añado su educación y su encanto.

Ay, Ana. Me temo que tendré que abandonar las croquetas: además de engordar muchísimo, son machistas.

África dijo...

Gracias por el poema,me ha emocionado,

África

Rukaegos dijo...

Gracias a ti por venirte al Santander posible desde tan lejos :)

Esta noche echaré un vistazo detenido a tu blog. Pero empiezas bien, con mi canción favorita de Silvio

Saluducos norteños

dani dijo...

Vaya...dura realidad.

Rukaegos dijo...

Pues sí, dani. Pero el arte tiene que servir también para denunciar y conmovernos. Bienvenido por estos lares, como siempre :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.