miércoles, septiembre 10, 2008

DEL MARTIN, UNA MUJER VALIENTE

El pasado 27 de agosto murió, a los 87 años, Del Martin. Es posible que su nombre, como el de su esposa Phyllis Lyon, no digan nada a muchos lectores del Santander posible, pero esta pareja entrañable que tuvo que esperar más de 50 años para poder casarse, forma parte de la historia de las mujeres. Por su trabajo ilusionado, riguroso e incansable en pro de los derechos iguales para gays y lesbianas.
En la foto, vemos su boda. Hace tan sólo unos meses y el mismo día en que entraba en vigor la disposición que permite (esperemos que no de manera pasajera) en California el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fue la única boda celebrada ese día en San Francisco, como reconocimiento a su lucha y como atención a la avanzada edad de las dos novias. Una ceremonia que pudimos ver en los informativos y que arrancó muchas lágrimas emocionadas allá y acá.
Fueron pareja desde 1952, y en 1955 fundaron la asociación "Hijas de Bilitis", primera organización de lesbianas en Estados Unidos. Y desde entonces nunca dejaron de luchar hasta este último verano, en el que Del Martin dio por terminado su compromiso por un mundo mejor. Un mundo que sin duda es mejor para tantas personas gracias a su esfuerzo. Un mundo que reconoció su trayectoria permitiendo que la igualdad en California llegara a tiempo para que muriera, como deseaba, después de haber pronunciado sus votos matrimoniales con la mujer a la que tanto amó.
Recuerdo algunos documentales en los que pude conocer algo de las Hijas de Bilitis y otras organizaciones lgtb similares. En ellas el esfuerzo era no llamar la atención, pasar desapercibidas, tratar de convencer al mundo de que ser lesbiana (o gay) era perfectamente natural y que toda discriminación era injusta. Tanto que cultivaban hasta el extremo una estética conservadora "de camuflaje" para sus manifestaciones y declaraciones públicas.
Nuestro mundo va cambiando. Hoy aprendemos juntos la libertad y el respeto, a pesar de tantos. Y podemos ser como queramos, amar como queramos, sin tener que dar explicaciones ni buscar disfraces. Pero ellas dieron los primeros pasos cuando ser lesbiana era un estigma, cuando todavía había tanto que hacer en la lucha por los derechos de las mujeres (en los que también estuvieron implicadas) y cuando el propio feminismo miraba bastante mal y de reojo a las lesbianas. Cuando todavía no habíamos aprendido esta bella canción que quiero que escuchéis hoy con los ojos cerrados y llenos de sueños para recordar a esta vieja luchadora que se nos ha marchado.

7 comentarios:

Alfonso dijo...

Tengo aquí un libro de Fernando Olmeda, el látigo yla pluma,.. qué pena de tanta gente que no ha podido saborear la libertad, creo que ni soñaron como está ahora España.

Rukaegos dijo...

Conozco el libro y me parece espléndido el trabajo que realizó Olmeda. Ya sabes que nuestra memoria histórica también se ha escrito con letra pequeña y no se puede hablar de ella ...

Hace tiempo que estoy tomando notas para una novela que me gustaría escribir y que se centraría en la vida de un homosexual en los años de la dictadura franquista. No sé si algún día me pondré en serio y si dará resultado no demasiado vergonzoso pero ...

El Peregrino Ruso dijo...

Te animo a que escribas esa novela mi querido amigo del blog. Me ha encantado tu comentario y hay que gritar un olé por la gente luchadora en cosas nobles

Dr.Turbio dijo...

Hoy he entrado por primera vez en tu blog y me está gustando mucho.

Del Martin me ha recordado a mi abuela, ella me contaba como, de niña, tenía que trabajar en el campo, y cuando pasaba por la escuela veía a otros niños estudiando y quería estar con ellos.

Si yo fui a la universidad fue gracias a que mis abuelos y mis padres trabajaron como burros. Y si ahora soy un ciudadano de primera es gracias al trabajo de personas como Del Martin y Phyllis.

Lástima que lo único que pueda hacer es conservar sus nombres en mi memoria.

Rukaegos dijo...

Qué tal peregrino ruso, bienvenido como siempre. Acabaré escribiéndola. Tiene título, personajes ya más o menos definidos, tiempos, etc. Aunque seguramente le precederá un "Código Da Vinci" a la cántabra. Tengo ganas de reírme un poco a base de sectas, asesinatos, reliquias y mala literatura.

Doctor Turbio, bienvenido. Es un lugar abierto que te invito a frecuentar tanto como quieras. Comparto al 100% tus palabras, quitando que yo procedo de una familia privilegiada en muchos aspectos.

Y es verdad, poco podemos hacer con Del y Phillys salvo recordarlas. Pero tener sus nombres y su lucha presentes es mucho. "Que mi nombre no se borren de la historia", escribió en su despedida una de las Trece Rosas.

Por cierto, como te leo habitualmente en DM, me gustaría q bucearas por mis posts históricos y encontraras algunos lgtb ... los dedidados al Orgullo, o pásate por enero de este año.

Saluducos a los dos

Elena dijo...

Bien por ella, bien por todos los valientes que ponen sus inteligencias y sus ilusiones al servicio de la esperanza de mejorar las cosas y construir una sociedad cada vez más justa.

Bien por los que no se rinden ni claudican inconscientemente.

Yo prometo no olvidarlas.

Tengo prisa, pero luego, cómo reprimirme, diré algo sobre esas novelas en proyecto...

Elena dijo...

Me parece genial que tengas ganas de reírte un poco escribiendo ese Codigo da Vinci (me lo regaló un alumno de 14 años, al que recuerdo con infinita ternura, con la dedicatoria "De tu amor incomprendido", así que si no lo leo algún día, no me lo perdonaré nunca)a la cántabra, pero, ¿para cuándo la otra novela, la verdadera, la de parto doloroso, como todos los partos?.

No te me vayas a entretener por el camino, como Caperucita, ni a lanzarte a mares que no temas por miedo a mares que puedan devorarte...

Siento la exaltación romántica, pero el día de hoy lo merece, ¡si hasta los dioses me mandaron la otra noche su rayo exterminador en forma de granito que acabó con una de mis ventanas!.

A crear Ruka, aunque duela. Estoy segura de que tienes cosas que decir, así que si no lo haces, ni te lo perdonarás, ni te lo perdonaré.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.