martes, septiembre 16, 2008

OPINANTES, DESINFORMACIÓN, CIUDADANÍA, FAMILIAS, SURSUM CORDA ... QUÉ PEREZA...Da mucha pereza seguir poniendo la televisión o abriendo la prensa o escuchando la radio y seguir con el ruido de fondo de la Educación para la Ciudadanía. Sobre todo cuando el debate se hace desde la desinformación más absoluta (probablemente interesada) y en esos foros de opinantes profesionales que saben de todo sin haberse molestado en enterarse de casi nada. Da mucha pereza tener que repetir argumentos y explicaciones ad nauseam, porque la campaña orquestada para descalificar una materia que se limita a exponer nuestro sistema social y constitucional y abrir ventanas para el debate no va a pararse. No sé si inspirada por Goebbles o por los think tanks neocons. Pero incansable.
Recién llegado anoche de Vitoria, de disfrutar con la visita a las obras de restauración de la Catedral de Santa María, el caso antiguo de la ciudad y uno de los restaurantes más prestigiosos del País Vasco, Zaldiarán, y tras el preceptivo paseo largo de Glendamaría, me puse a zapear. Y me encontré en la antigua Telecabarga (creo que ahora se llama Cantabria Televisión) con un debate a cinco en el que se hablaba de lo divino y lo humano de una manera un tanto ligera, como suele ocurrir cuando todos hablan de todo. Iba yo a cambiar cuando el moderador Santiago Rego pregunta por las polémicas en torno a la Educación para la Ciudadanía, y de entrada se posiciona en contra porque no se debe hablar en las aulas de cosas como el matrimonio homosexual y el aborto, porque no todo el mundo está de acuerdo. A lo que a lo largo de la charla se sumarán Juan Gómez Arozamena, que expone que él estaría de acuerdo con una asignatura a la alemana en la que se explicara el sistema político y los derechos de los ciudadanos y no con una como la española y Cristina Solar que además de coincidir, cómo no, aclara que todavía peor que se hable de estas cuestiones a personas de quince y dieciséis años, que sólo deben escuchar lo que sus progenitores determinen. El bueno de Satur, antiguo concejal socialista de Camargo y persona excelente, y otro contertulio al que no conocía opusieron una leve resistencia, pero los tres elementos anteriores centraron la charla. Y bueno, yo también participé desde mi fuero interno que ahora se hace externo versión 2.0. en la tertulia. Más madera:

a/ Me sorprende que Juan Gómez esté de acuerdo con la asignatura alemana y no con la española, porque son casi idénticas, salvo las lógicas diferencias entre los dos sistemas. Le aclaro que en la Educación para la Ciudadanía española no se habla del Matrimonio homosexual. Porque en España no existe ningún tipo de institución extraña y sesgada llamada así. Sí existe un matrimonio único, regulado por el Código Civil, que estatuyo las condiciones por las que en nuestro país se ejerce un derecho que desde 2005 puede ser ejercido por todos los ciudadanos con independencia de su orientación sexual. En Alemania, claro, no se habla de matrimonio homosexual porque aunque sí hay una legislación discriminatoria que crea un ghetto para las relaciones de gays y lesbianas, este ghetto no se llama matrimonio. Pero sobre todo quiero aclarar que en España el ejercicio del matrimonio es un derecho, y ya que Juan Gómez quiere una asignatura en la que se hable de los derechos, habrá que recordar que el derecho a contraer matrimonio es un derecho constitucional. No sé dónde está el problema.

b/ Santiago Rego confesó que no había mirado los temarios, pero voy a tranquilizarle. Del aborto no se habla en Educación para la Ciudadanía. Y tampoco del matrimonio homosexual. Primero, claro, porque ese modelo de matrimonio no existe. Pero después porque salvo cuatro manuales de todos los publicados ninguno lo menciona, supongo que por miedo a perder las ventas en la todopoderosa enseñanza católica en nuestro país. En realidad esos cuatro tampoco hablan del matrimonio per se, sino de una institución fundamental en toda sociedad, la familia, que a día de hoy en las sociedades modernas es diversa y plural. Así que se limitan a hablar de los diferentes modelos familiares que existen en España. Eso sí, el "lavado de cerebro" es tan fuerte que uno de esos cuatro textos se opone a la regularización de las familias homoparentales. Toma ya.

c/ A Cristina Solar además le parece que estos temas son superfuertes para niños de 15 y 16. Estoy seguro de que ni Cristina Solar, ni Juan Gómez, ni Santiago Rego sabían que eran heterosexuales cuando tenían esa edad. Ahhh ¿que sí? ... Claro, es que ellos eran normales, digo heterosexuales. Pero cómo vamos a permitir que se respete y se trate en igualdad a todos esos mariquitas y bollerones que se empeñan en salir del armario o simplemente en existir sin ser invisibilizados por el sistema, hasta ahí podíamos llegar.

Ah, también parecía que plantear lo de los debates y cuestionar la realidad es igualmente superfuerte. Yo creo que los quinceañeros tienen mucha más capacidad de crítica, debate y entendimiento de lo que algunos opinantes suponen. Y me parece fundamental fomentar esa mirada crítica sobre la realidad. Pero claro, cuando los opinantes dicen, y sientan cátedra, que los quinceañeros no tienen capacidad para enterarse de nada tal vez estén evocando su propia adolescencia ...

Lo dicho. Qué pereza.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Si se rompe España con temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿qué ocurriría si alguien propusiese el incluir las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo en la educación sexual de los adolescentes?, ¿guerra civil?.

Un adolescente "normal" de esos que dices tiene información más que suficiente de cómo relacionarse con personas de diferente sexo; pero aquellos que optan por relacionarse con gente de su mismo sexo no dispone, en mi opinión, o no tiene acceso tan fácil a ese tipo de información, igual de importante en ambos casos.

Rukaegos dijo...

Y eso que las cosas han cambiado y a través de colectivos, internet, etcétera es cada vez menos arriesgado y menos "extraño" que los adolescentes lgtb puedan aceptarse, conocerse y relacionarse.

Pero por eso me indigna la hipocresía de los discursos referenciados. Educación sexual para ellos sí, pero cualquier referencia a nosotros debe ser borrada. Y eso que en Educación para la Ciudadanía no se habla de sexualidad: sólo de la diversidad familiar y de la homofobia (entre otras fobias sociales). Ni eso.

Lo que no quita para que los adolescentes homosexuales sean agredidos. O practiquen sexo. O busquen su identidad a veces por caminos que a padres y madres del modelo de estos tres les parecerían mucho menos convenientes que un aula.

Elena dijo...

Cuanto más conozco a los adultos, más quiero a los adolescentes... Los adultos sí que adolecen...

Puede que la crisis de la adolescencia se parezca mucho a una enfermedad y quepa por tanto decir que los adolescentes ESTÁN enfermos, pero es que los adultos SOMOS enfermos.

A nosotros ya no hay quien nos eduque ni para la ciudadanía ni para nada, así que intentémoslo con ellos. Intentémoslo, por favor.

También yo odio la etiqueta "matrimonio homosexual". Tendríamos que propagar la de "matrimonio sin amor", tan del gusto de la conferencia episcopal con tal de no disolver algo sagrado. Ahhhhh no, si lo sagrado es el matrimonio religioso. ¿Y entonces por qué esta gente no quiere que pueda disolverse tampoco el matrimonio civil, menos aún ampliarse...?.

Porque son enfermos.

la cabaña progresista dijo...

Anoche mismo el señor Ruiz Gallardón, respondiendo a una pregunta sobre este tema, comentó su rechazo aduciendo la no conveniencia de tratar la homosexualidad o el aborto en las aulas. Así mismo, aprobó que determinados padres eligieran como fórmula la objeción de conciencia para oponerse, ya que esta asignatura trata precisamente sobre la conciencia de las personas.
Realmente, me pareció que seguía el guión establecido por su partido en este ámbito, sin tener la cosa nada clara. Lamentable.

paco dijo...

pues menos mal que al menos dos de esos tres contertulios eran progresistas de toda la vida y, por otra parte, nada conservadores en la forma de ver la sexualidad. seguro que se sorprenderían en una conversación de quinceaeros..

ESE dijo...

Lo vi y sufrí, aunque quiero pensar que los espectadores que se toparon con las opiniones tuvieran un buen juicio crítico. Sé que es complicado y que la manipulación de mentes limitadas se extiende. Lo peor de todo fue que el presentador cayera en el error de mostrar un rancismo impropio. Aunque que cada cual se retrate y ejerza su ciudadanía. Para bien o mal.

escéptico dijo...

Amigo Rukaegos: eso te pasa por ver algunos programas.
¿Pero alguien se puede creer que en la Educación para la ciudadanía el profesor se dedica horas y horas a hablar del aborto y la homosexualidad?
La ignorancia es peligrosa si no hay prudencia y más peligrosa si se une a la ignorancia la obsesión.

frantic dijo...

Pues mi aportación al debate va para Cristina Solar. Precisamente es a los quince o dieciséis años cuando hay que tratar estos temas.

Ya me habría gustado a mí cuando tenía dieciséis años, very long time ago, que alguien me hubiera dicho que lo que yo sentía no era nada despreciable sino una forma de vivir el amor y el sexo tan digna y respetable como cualquier otra. Me habría ahorrado muchas neuras y comeduras de tarro.

Rukaegos dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. A ver frantic, que somos de la quinta, así que ahora andas por los veinticinco años y unos meses ...

Escéptico, lo sé, lo sé, fue culpa mía y del zapping. Pero la ignorancia y la obsesión eran suyas. Ese, que cada cual ejerza su ciudadanía, claro, pero sin trampas, y mentir deliberadamente o ignorar deliberadamente desde un medio de comunicación es manipular la ciudadanía ajena, quién sabe con qué aviesos motivos ...

Muy bien tu reflexión elena, ya que al final nos movemos cada vez más en el territorio de lo lingüístico y, en esto coincido con Lakoff, no podemos dejar que la construcción de los conceptos la realicen ellos. Ahí sí que debemos ser inflexibles y desvelar sus trampas.

Paco ... qué te voy a decir de ciertos progresistas de toda la vida que ya no sepas.

Y el caso Gallardón, amigo riojano, es pura operación de márketing. Mucha fachada y mucho guiño al centro, algo q habla de un buen vendedor, pero en realidad su conservadurismo es mucho mayor y más acentuado de lo que mucha gente cree, así que con lo que comentas poca o nula sorpresa. :)

Traveler dijo...

Que no te de pereza, rukaegos. Si ellos repiten mil veces sus falacias, nosotros tendremos que explicar las cosas diez mil.
Ánimo.

Rukaegos dijo...

En ello andamos, traveler :) Pero es que al lado de cierta tropa, Pinocho era la Verdad revestida de Nariz. Porque una de tres: o son tontos, o son malos, o son ignorantes hasta el escándalo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.