miércoles, febrero 25, 2009

DISCURSO DE GERVASIO SÁNCHEZ EN LOS PREMIOS ORTEGA Y GASSET



Copio del blog de Óscar Sin Nick, Lo llaman comunicación, estas palabras que me han parecido imprescindibles para los visitantes de mi Santander posible. Se trata del discurso del fotógrafo Gervasio Sánchez en la gala de los Premios Ortega y Gasset que cada año otorga El País al recoger el premio que reconocía su trabajo concretándolo en una de las fotos de su libro-serie "Vidas Minadas". Un discurso claro, comprometido y potente, expuesto con valor ante un auditorio lleno de personalidades relevantes, entre ellas María Teresa Fernández de la Vega, Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón o Javier Rojo. Un discurso que como denuncia una cadena en internet ha sido invisibilizado por los medios y no ha podido llegar a los oídos de la sociedad española. En esa cadena responsabilizan al disgusto de los políticos presentes el silencio que ha rodeado al discurso. Puede ser. Pero puede ser también que las propias corporaciones que dominan los medios en España hayan encontrado el discurso trivial, poco escandaloso, poco manipulador, o se hayan adelantado a las instrucciones de aquellos a quienes quiera que sirvan.
En cualquier caso, en España se fabrican armas, se investiga para la muerte, se comercia con la muerte. En cualquier caso, España fue una de las principales productoras de minas anti persona como hoy lo es de bombas de racimo. En cualquier caso, ojalá difundir este discurso sirva para abrir en serio y con luz el debate sobre quienes callamos, contribuimos, fomentamos, vendemos, nos lucramos con el dolor de tantos seres humanos, con la miseria de tantas personas. Leedlo.
"Estimados miembros del jurado, señoras y señores: Es para mí un gran honor recibir el Premio “Ortega y Gasset” de Fotografía, convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.
No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidasy Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce añosy permitir que el proyecto “Vidas Minadas”,al que pertenece la fotografía premiada, tengavida propia y un largo recorrido que puededurar décadas.


Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.


Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad. Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película “Cuentos de la luna pálida” de Kenji Mizoguchi.


Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de las minas y al desminado.Es verdad que todos los gobiernos españoles, desde el inicio de la transición, encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.


Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabricamos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.


Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo, y que me avergüenzo de mis representantes políticos.


Pero como Martin Luther King, me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.


Muchas gracias".

8 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Nuestra amiga Ana (http://ana-guev-log.blogspot.com/), desde ese país hermano tan querido para nosotros que es Argentina, también me ha considerado merecedor de otro Premio SYMBELMINE.

¿Cuál es la razón que ha motivado a Ana a concederme este galardón? Si visitamos su blog nos dice que este Premio se concede por tener relación con el concepto de "compartir". Mi gran apuesta es esa, la de compartir, la de la construcción comunitaria, la de democracia participativa, la de más ciudadanía. Compartir sueños, compartir proyectos que a algunos y algunas pueden parecer utópicos o irrazonables. Pero como solía decir el notable socialista y Premio Nobel de literatura George Bernard Shaw "El hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del hombre irrazonable".

Este premio tiene cuatro normas:
1.- Elegir siete candidatos que por sus cualidades creas que merecen el premio.
2.- Edita una entrada mostrando el premio.
3.- Notificar a tus candidatos el premio Symbelmine que le has concedido.
4.- Si lo deseas exhibir el premio.

Siguiendo estos criterios mis blog seleccionados son:

Una forma de pensar...
http://intentodecomprenderlavida.blogspot.com/

Puntos de vista y nada más
http://javierfigueiredo.blogspot.com/

Las palabras del viento
http://palabrasconviento.blogspot.com/

Un Santander Posible
http://unsantanderposible.blogspot.com/

Experiencias y sociedad
http://paco-centeno.blogspot.com/

Miscelánea placentina
http://plasenciaculturamodaypoltica.blogspot.com/

Siempre llego tarde
http://siemprellegotarde.blogspot.com/

Recibid un muy fuerte abrazote amig@s y enhorabuena a los blog seleccionados.

Agata dijo...

Me ha emocionado...Tengo los vellos de punta.Ojalá se cumpla ese deseo.Ojalá todo el mundo encuentre la FELICIDAD.Un beso.

Rukaegos dijo...

Muchas gracias por el premio, Javier: viniendo de ti le doy un valor muy especial. En un par de días daré curso a las condiciones.

Un abrazo

Rukaegos dijo...

Llevo unos días muy dado a las emociones, Ágata. Este discurso me ha parecido iluminador.

Aunque también me han dejado tocado desde las breves palabras del guionista de "Mi nombre es Harvey Milk" al recoger el óscar (están en youtube, en inglés, pero ufffff) y casi acabo de llegar de un mitin en La Casilla de Bilbao, en el que Patxi López fue capaz de hacer que se cortara el silencio, que brotaran lágrimas y se encendiera la esperanza: fúe mágico.

Un saluduco y muchas gracias por estar siempre por aquí.

Agata dijo...

Si es que eres de lo que no hay,cariño.Los seres especiales es lo que tienen:que se emocionan.Anda,que hoy es mi fiesta.Los andaluces estamos de celebración...Te invito a unas cañas ¿hace?

Anónimo dijo...

Gracias por publicarlo en tu espacio.
Diana.

Anónimo dijo...

Gracias por aportar cada día un poco de tu vitamina "R", a una sociedad con una dieta muy poco equilibrada. Hacía tiempo que no leía tu blog y he estado entretenido un buen rato ( pese a que debería haber estado currando,...jeje.

Un fuerte abrazo,

Joaquín

P.D. Es genial la foto de la perruca.

Escéptico dijo...

Conocía el valiente discurso de Gervasio (que no pudo leer en su integridad el día de la entrega de los Premios)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.