miércoles, octubre 15, 2008

LAS CULPAS Y LOS CÓMPLICES
(BLOG ACTION DAY: 15 DE OCTUBRE, CONTRA LA POBREZA)

Anunciamos a bombo y platillo hace unos años los Objetivos del Milenio. Extender la educación primaria para todos los niños del Mundo; evitar la miseria extrema y la muerte por hambre; impulsar la dignidad de las mujeres y su autonomía en igualdad; controlar las grandes pandemias como el sida y la malaria; desarrollar un crecimiento sostenible que permitiera crecer sin destruir ...
Estamos como estábamos. O peor. Ningún gobierno ha cumplido sus compromisos de ayuda al desarrollo (aunque para ser justos, el Gobierno de España se ha aproximado mucho y se ha convertido en uno de los líderes mundiales de la solidaridad). Los países opulentos han descubierto de pronto en sus bolsillos cantidades ingentes, insultantes, de dinero para ayudar a los banqueros ineptos que exhibieron su culo forrado de punta a punta del planeta, pero donde bastaría mucho menos para acabar con la malaria sólo encuentran telarañas. No porque falten medios sino porque hace mucho que perdimos el alma.
Hoy la blogosfera quiere recordar que la miseria se está comiendo a la gran mayoría de las personas del mundo, mientras unas pocas vivimos en una burbuja y nos preocupamos más de amurallar nuestro bienestar que de corregir siquiera un poco tanta desigualdad. Y con muchos otros bloggers, Un Santander Posible quiere sumarse a ese grito. Con unas pequeñas preguntas.
¿Has pensado cuántos niños recibirían la vacuna contra la malaria con la copa de más, sólo con la de más, que te tomaste el sábado?
¿Miras las etiquetas de la ropa que compras para saber dónde se fabricó y si sus trabajadores fueron tratados con dignidad?
¿Sabes qué parte de responsabilidad tiene tu marca de chocolate favorita en la desertización, el monocultivo, la deuda externa, la opresión?
¿Sabes si en tu Universidad se investiga con fines militares?
¿Has exigido a tus representantes que tu ayuntamiento, comunidad, país, se implique en la ayuda al desarrollo y multiplique la ayuda solidaria?
Qué va. Tú, como todos, como yo, miras hacia otro lado casi siempre. Mientras nuestro mundo se va llenando de cadáveres.
¿Alguna vez has pensado que eres un asesino? Porque eres tú (yo, nosotros) quien los está matando. Así que sigue mirando hacia otro lado y duerme tranquilo por las noches. Si puedes.

3 comentarios:

Nacho dijo...

Querido Rukaegos,

No puedo si no mostrar mi simpatia por lo que escribes. Pero tampoco puedo si no sorprenderme por la ausencia de siquiera una referencia a la propia responsabilidad de muchos de los gobiernos de esos paises.

Que la cantidad enviada en ayuda al desarrollo podria ser diferente es claramente debatible. Su forma de gestion tambien.

Pero lo que constituye una cuestion de hecho es el "record" de muchos de los governantes en el uso y desuso de esos fondos. Casi todo lo que escribes parte de la perspectiva de la responsabilidad "moral" de "occidente" (de esos "opulentos" a los que mencionas, aunque el que ahora te escribe sea mas bien "magro", y no solo en carnes). Pero esa, si me permites, es solo una de las posibles.

De otro lado, me gustaria anadir una pequena declaracion personal: no, no me quita el sueno.

Aunque si creo que el que no debe dormir muy bien es el fotografo que hizo la instantanea con la que inicias el post. Como te decia, la situacion de determinados paises no me quita el sueno, pero si yo hubiera sido ese fotografo no hubiera esperado ni los segundos en los que el obturador se cierra para espantar a ese buitre. Estoy seguro que el buitre-fotografo cuando recibio uno de esos premios, justifico su no-participacion en ese manido argumento de "denuncia"...

En fin, a mi me falta calvinismo antropologico a la finlandesa para entender esas cosas.

Un abrazo

Nacho

Rukaegos dijo...

Exageraciones retóricas aparte (por lo de quitar el sueño, digo), estoy de acuerdo contigo en que los gobernantes de esos países son en un 99% impresentables. Pero eso no diluye demasiado la responsabilidad occidental: Banco Mundial, créditos que atenazan sus economías, industria bélica (vale: ellos son unos ... y compran minas antipersona y las colocan; nosotros las fabricamos. ¿Tiene nuestra industria menos responsabilidad en los estragos causados?), y sobre todo cooperación y colegueo con esos regímenes corruptos.

El problema al final es que quienes mueren de hambre no suelen ser los gobernantes sino los que además de tener que soportar a tiranuelos de tres al cuarto o monstruos infames, han de soportar la miseria.

A nosotros nos falta un poco de conciencia, de conocimiento y de asunción de responsabilidades. Y tal vez el día en que nuestros gobiernos se tomen en serio los objetivos del Milenio, se tomen también en serio cuáles son las pautas de relación con ciertos gobiernos.

Porque en general, parece que cuanto más burros son más nos gustan (Arabia Saudí, China ...). Ah no, que era cuanto más dinero tienen (y peor repartido) más gracia nos hacen ;)

Un saludo.

NOTA: La foto es tremenda. Comparto tu valoración sobre el fotógrafo, aunque no conozco cuál pueda ser su argumento. Desde luego, yo no hubiera tenido estómago para pararme a coger la cámara.

frantic dijo...

Chicos: efectivamente el fotógrafo no durmió nada bien desde entonces. De hecho, acabó suicidándose tiempo después.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.