lunes, diciembre 28, 2009

FAMILIA Y FUTURO



En la ya tradicional Procesión por la Familia Trina y Una que se ha ido convirtiendo en uno de los ejes informativos de las fiestas navideñas, en las cercanías de los Santos Inocentes, afirmó Rouco Varela que Europa se quedaría sin hijos sin las familias católicas. Aprovechando para insistir en algunos de los eslóganes habituales de esta celebración del Orgullo Católico, esos construidos a base de noes: No al divorcio, No a los matrimonios entre personas del mismo sexo, No a los nuevos modelos de familia, No al aborto, No a la eutanasia. No.
Imagino que entre los asistentes ninguno se habrá planteado con la lúcida mirada de José Saramago cuál es el origen último de la festividad de los inocentes: el anuncio selectivo de la degollina organizada por Herodes. Un anuncio tan selectivo que sólo llegó a una familia. Ni la divinidad, ni el mensajero, ni la familia destinataria consideraron necesario avisar al resto de los belenitas (un poco como Churchill con los habitantes de Coventry). Puede que con una actitud un poco más solidaria de la jerarquía divina no hubiera sido necesario festejar la matanza, pero en fiin: se salvó la familia cristiana, que era lo que importaba.
Escuchar ayer las intervenciones de algunos de los participantes era todo un poema: "Dios nos creó al hombre y a la mujer y por eso sólo entre ellos puede haber familia". Bueno, también creó al ornitorrinco, a la serpiente de coral y al escarabajo Goliath; a la begonia, el ficus y el rododendro. Y no por eso vamos a pensar que lo de la serpiente con Adán y Eva fuera un trío con relevancia jurídica. Por lo demás, los gays somos hombres, las lesbianas mujeres, los bisexuales y las personas transexuales hombres o mujeres, según corresponda. Tan poseedores de la dignidad de hijos de Dios (según las creencias cristianas) como cualquier otro. Esa dignidad que se guardan mucho de cuestionar los jerarcas católicos a las claras, pero que en sus enrevesados y ursulinos enredos lingüísticos es el cimiento de todo un discurso que afirma esencialmente dos negaciones: a/ homosexuales y lesbianas no tienen derecho civil alguno ergo b/ no se les puede considerar plenamente personas. Así, no es de extrañar que entre las perlas que con frecuencia nos regalan los obispos de acá y de acullá hayamos escuchado en las últimas semanas al prelado mejicano que no tiene empacho alguno en afirmar que los homosexuales no serán admitidos en el reino de los cielos (en los seminarios tampoco, eso ya lo dejó clarito el maltrecho Ratzinger) o al yanqui que amenaza con que las organizaciones de caridad católicas de Washington DC dejen de atender a los homosexuales pobres. Eso es amor cristiano y generoso y si no, que venga Dios y lo vea.
No creo que se pueda afirmar con un mínim de sensatez que una manifestación como la de ayer se haga en "defensa de la familia". Se hace en defensa de un modelo único y totalizador de familia que además desprecia desde su soberbia intrínseca a todas las demas formas que por voluntad o necesidad se hayan ido articulando en nuestra sociedad. Desde las familias monoparentales a las homoparentales. Defender la familia es defender esa célula de la organización social en la que varias personas deciden convivir y desarrollar un proyecto de vida en común. Y eso significa garantías jurídicas y sociales para asegurar el buen puerto de todos y cada uno de esos proyectos. Nadie pide que la Iglesia Católica u otras reconozcan todos esos modelos que, por cierto, sumados son ya más en nuestro país que la que ellos consideran familia única. Significa también trabajar para que ninguna familia tenga que sufrir un plus de dolor, de conflicto; y por lo mismo significa dejar de fomentar la homofobia y la exclusión de las personas homosexuales que, nuestros jerarcas católicos y sus seguidores acérrimos parecen olvidarlo siempre, hemos nacido y crecido precisamente en esas familias que ellos consideran modélicas. Y que en no pocas ocasiones se han roto o han estado a punto por la dureza con que a instancias de la religión se ha tratado a gays, lesbianas o transexuales.
Me parece estupendo que la Iglesia Católica defienda su fe y sus principios inmutables, esos que tanto han ido mutando a lo largo de la historia. Me parece estupendo que hable con sus fieles y les proponga modelos de vida tan excelsos o perfecdtos como quieran, aunque eso acabe creando mucho dolor. Me parece estupendo también que la Iglesia o cualquiera de esas organizaciones carismáticas que han venido protagonizando toda una revolución silenciosa y reaccionaria en su seno convoquen manifestaciones para hacerse visibles y proclamar a los cuatro vientos sus puntos de vista. Pero lo que me parece a todas luces inaceptable es que en un estado aconfesional sigan creyéndose con derecho a decidir sobre las leyes civiles, esas que nos afectan y gobiernan a todos los ciudadanos seamos o no católicos, que nos impongan su modelo de vida, de sociedad, de familia y pretendan condenarnos no sólo al infierno sino también al limbo de la historia: Nuestros legisladores, nuestra sociedad, decidieron hace tiempo apostar por la igualdad, por los derechos humanos para todos. Y por eso hoy en España hay muchas más familias de las que ellos se creen. Las familias en las que nacimos y crecimos y también las familias que estamos formando con un amor y un compromiso que ni necesitan su aprobación ni la quieren.

10 comentarios:

Eugenia dijo...

No podías decirlo mejor, Regino. Yo soy lesbiana, mis amigos lo saben desde siempre y ando intentando superar el miedo de hablarlo con mis padres que, por supuesto, estoy convencida de que lo saben. La cuestión es decir en voz alta lo que siempre se ha intuido. Y tratar de hacer el menor daño posible; sé que esto es dificil porque mi familia, particularmente mi madre, es creyente y practicante y, por cierto, una madre extraordinaria. Que la Iglesia Católica, o cualquier otra confesión, se permita decidir si yo estoy dentro de la "normalidad" o no, es algo que no pienso aceptar jamás, más viniendo de una jerarquía que está más próxima a la Edad Media que al siglo XXI. Ahora no tengo pareja pero debería decirles a estos soberbios que la única mujer que me ha amado ha sido y seguirá siendo mi familia, mi casa. Y si les jode, que les aproveche, que yo me alegraré.

Rukaegos dijo...

Ay esas madres católicas, cuánto sabemos de ellas ...

Digamos que los del celibato explicando que nosotr@s somos mal@s por no tener hij@s, cuando menos dan un poco de risa. Y mucha jartura.

Tu familia y tu casa. Qué bonita forma de expresarlo, Eugenia :)

frantic dijo...

Qué me vais a decir a mí que soy hija de kika, aunque afortunadamente mi madre ha sabido muy bien "tragarse el sapo" de tener dos hijas lesbianas (eso parece, al menos) y para ella pesa más el amor que siente por nosotras que el fanatismo religioso de la mayoría de los kikos.

Y sí, Eugenia, nuestra familia es la que personas como nosotras queremos crear. Este año, una vez más, ha sido obligado pasar la nochebuena y navidad con la familia y yo habría dado cualquier cosa por haberla podido pasar con mi novia.

http://lafrantic.blogspot.com/2009/12/cena-para-dos.html

BRUNO6 dijo...

Lo realmente lamentable es que los concordatos sigan vigentes,y que nadie con posibilidades serias de alcanzar el poder ejecutivo tenga la más mínima intención de denunciarlos. Me gustaría,Regino,que comentases álgo sobre el calvario pasado por Gareth Thomas,jugador de rugby galés(es que soy muy aficionado)y que se ha declarado abiertamente homosexual.Apareció ayer en el D.M. Gracias.

Felicidad dijo...

Me quedo con un fragmento de los finales de esta reflexión sobre FAMILIA Y FUTURO:
"Es inaceptable que en un estado aconfesional sigan creyéndose con derecho a decidir sobre las leyes civiles que nos gobiernan y afectan a TOD@S,seamos o no católicos, que nos IMPONGAN su modelo de vida, de sociedad y de familia"

Yo no soy lesbiana...lo cual no es mérito ni desmérito mío...simplemente me tocó nacer heterosexual.
En todo caso mi mérito es ser respetuosa...¡faltaría más!...con todas las condiciones sexuales de las personaa que poblamos este mundo...mérito mío o de la familia en la que crecí que no me enseñó a "amar a ningún dios sobre todas las cosas" y si a respetar a mi prójimo.

Termino con una perla de ese impresentable y estúpido hombre llamado Rouco Varela...Copio literal:
"La Ley del Aborto española es de las más alejadas del cristianismo de todas las europeas"

¿Me lo explican?
¿Es qué aunque todas las demás Leyes europeas del Aborto "matan niños"...la Ley española mata más?

musico ambulante dijo...

Es una pena que en el siglo en que estamos , aun haya gente que siga a rajatabla lo que dicen cuatro fanaticos tasnochados , pero que hacen mucho daño a mucha gente . Debemos trabajar mas y mejor para que todo esto sea cada vez mas residual .

Rukaegos dijo...

Bruno: Prometo un análisis sobre tu apunte deportivo. Aunque hay que reconocer que el artículo del Diario está muy bien y maneja mucha información sobre la homosexualidad y el deporte. Y sin entrar a cotilleos, jeje, porque en este santo país y en relación al fútbol ... si unos cuantos habláramos ... la primera división iba a sufrir algunos sofocones considerables. Y hasta aquí puedo leer.

De Gareth Thomas sobre todo me quedo con el gran aplauso con el que fue recibido por el público cuando saltó al campo por primera vez después de su salida del vestuario, digo del armario.

Yo sigo medio enamorado de Mitcham, qué le vamos a hacer.

Rukaegos dijo...

Felicidad, gracias por el comentario, tan atinado como de costumbre. Y tienes razón, supongo que será para subirse el ego y hacer ver que él es todo un héroe porque lucha contra un aborto más aborto que el de los demás. O será que los cristofachas españoles son más intransiguentes y totalitarios que los demás ...

Rukaegos dijo...

Músico ambulante, como apuntaba en el artículo, algún día tengo q escribir algo sobre la "revolución" interna que ha sufrido la Santa Madre en los últimos 25 años.

En la línea de lo que apuntaba Bruno, ¿cuándo nos vamos a plantear pero de verdad la transición hacia un estado laico? En este punto (que no en otros) no dejan de darme cierta envidia los franceses.

Un amigo del facebook suele poner en su estado esta frase, sobre la educación laica y el problema de los símbolos en la escuela pública:
"No vengas a rezar a mi escuela y yo no iré a pensar a tu templo".

Pues eso ;)

BRUNO6 dijo...

Hoy(30-12)he leído un artículo bastante completo y acertado en"D.M."sobre deporte y homosexualidad,y me hubiese encantado estar en el campo de rugby del Toulouse para levantarme y aplaudir a Gareth Thomas.Es un gran jugador y se ha hecho mas grande,y Roucos,kikos y demás sotanosaurios se han hecho mas pequeños.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.