jueves, diciembre 03, 2009

EL PRESIDENTE DE CANTABRIA Y LA ORQUESTURUS


"Por otro lado, le plantearon la necesidad de que Cantabria cuente con un Conservatorio Superior de Música, lo que, según dijo, está "en el horizonte", pero no se puede acometer ahora mismo por la coyuntura económica. "Sería una cosa muy bonita" y es "más prioritario" que otros asuntos, como el contar con una televisión autonómica, añadió.
Por ello, aseguró que cuando se supere la crisis se hará el Conservatorio, y se dotará también a la región de una orquesta, de la que ya existe "un embrión". " (El Diario Montañés, 3 - XII - 2009)
En una especie de remedo del programa "Hay una pregunta para usted" compareció el Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ante un grupo de universitarios para responder a sus inquietudes en riguroso directo. Ya se ha visto en el formato televisivo que se trata de una experiencia que puede suponer algunos quebraderos de cabeza para el interpelado, al no coincidir siempre las vidas políticas con las vidas reales. Pero me imagino que con su rapidez mental y su locuacidad habitual, Revilla habrá salido bastante airoso del reto.
Algunos recortes de la sesión he leído hoy en El Diario Montañés, y no voy a negar que me sorprendió la referencia al Conservatorio Superior de Música de Cantabria y la Orquesta de Cantabria. Con una respuesta tan la quite como hueca. Pero es que en materia musical, nuestras administraciones tienen tan pocos deberes hechos como dineros gastados.
Echarle la culpa a la coyuntura económica actual, a la famosa crisis, me parece una respuesta facilona que elude cualquier referencia a las verdaderas razones de una gestión inexistente a lo largo de los ya largos años de autonomía en lo que al fomento de la música se refiere. No, señor Presidente, no: por más que me duela decirlo la crisis económica no tiene nada que ver con la inexistencia de Conservatorio Superior de Música o de Orquesta en esta nuestra región.
Son muchas las causas históricas y actuales. Pero me voy a permitir apuntar algunas más que evidentes (muchas de las cuales ya han aparecido por este blog, qué le vamos a hacer, la música me duele). En cuanto al Conservatorio Superior, podríamos decir que fue la vanidad de un primer edil santanderino la que decidió que si había un conservatorio dependiente de la administración autonómica, él quería uno para Santander. Y así la escuela de música dependiente de la Banda Municipal acabó dando origen a un conservatorio, el Ataúlfo Argenta, que se levantó con más intenciones que realidades. No había edificio, no había plantilla profesoral estable, no había nada de nada. Aunque pronto hubo muchos estudiantes y bastantes profesores, que con su pasión y esfuerzo han ido configurando un conservatorio de grado medio cuando menos digno. Y es que como se dijera del Cid en el Poema ... "Qué buen vasallo si tuviese buen señor".
Las condiciones precarias no han sido patrimonio del Argenta. Durante muchos años tampoco el regional, el Jesús de Monasterio, contó con unas instalaciones siquiera decentes (muchos recordamos aquel túnel del horror que había que cruzar para llegar hasta las clases) o una plantilla estable, y también aquí fueron el amor de los estudiantes por la música y el compromiso de los profesores a los que se despedía cada año para recontratarlos al comienzo de curso los responsables de que el centro pudiera salir también con cierta dignidad adelante.
¿Los dineros invertidos en adecentar un edificio, reformar otro y construir otro, los esfuerzos invertidos en estabilizar, ampliar y mejorar las plantillas no hubieran sido inversión más que suficiente para sacar adelante en lugar de dos conservatorios medios uno superior y en condiciones? Me temo que sí. Pero el cortoplacismo o la falta de interés han lastrado para muchos años la educación musical en Cantabria. Desde mucho antes de que llegara la crisis.
En cuanto a la Orquesta de Cantabria, esa que con la mención embrionaria más parece un orquesturus, habría que pensar cuánto dinero hemos invertido en caprichos musicales, en lo que ya bauticé en su día como mecenazgo inverso, en el sostenimiento de instituciones y programaciones que no sólo dejaban poca huella formativa o cultural en Cantabria, sino que además devoraban todo el presupuesto que desde los ámbitos públicos se dedicaba y dedica a la música. Hay muchas formas de orquesta, pero ni orquesta barroca, ni orquesta de cuerda, ni orquesta joven, ni orquesta de cámara, ni orquesta filarmónica, ni orquesta clásica. No la hay pública, no la hay privada y no la hay pública con mecenazgos. Hoy no contamos con una formación musical estable, y en consecuencia tampoco con todos los beneficios que podría haber generado. De hecho, Cantabria es una región que si en su día contó con cierta programación musical de interés es hoy una comunidad donde la música agoniza. Porque sin formación estable son casi imposibles los programas didácticos, los escolares, los formativos, el riesgo, el acceso a la música de cámara o a lo grande en las localidades pequeñas.
Nos habla el Presidente de un "embrión". Pero casi me da miedo pensar a qué se pueda referir. ¿Nos habla de la orquesta bolera con la que desde la Consejería de Cultura se trató de disfrazar el incumplimiento de los compromisos alcanzados con la AMPA del Jesús de Monasterio? ¿De las orquestas que han nacido de una manera tan valiente como amateur en los últimos tiempos o en otros anteriores? No. Cantabria merece un proyecto de orquesta importante y ambicioso. No para conseguir aquí una especie de clon de la filarmónica berlinesa como algunas voces han apuntado, sino una formación que desde el trabajo pueda ir encontrando su propia personalidad y su espacio, su proyección hacia el futuro. Esa cuyo nacimiento ha sido permanentemente abortado por los intereses de unos, unas y otros, durante larguísimos años.
¿Es hoy imposible, por la crisis, plantearse un Conservatorio Superior, plantearse una Orquesta de Cantabria? Sin duda. Pero la pregunta es por qué no teníamos ya lo uno y la otra. Y cuánto nos ha costado su inexistencia.
Estaría bien por la Santa Cecilia que viene un encuentro de músicos y aficionados para dar forma a la que a día de hoy se muestra como única orquesta posible:

2 comentarios:

Arcana Mundi dijo...

Estimado caballero:
Es mi ilusión invitarle a la lectura de una batería de entradas que he publicado en mi humilde blog (he iré publicando) en relación a la crisis económica que estamos padeciendo. He hecho uso de numerosas fuentes, de variada naturaleza ideológica. Aunque no por ello creo que haya perdido las entradas coherencia, al menos de forma escandalosa.
Quizás, al interesarle la economía sea de su agrado leer los artículos cuando usted tenga a bien.
Un saludo desde las islas canarias de este quien le escribe.

Escéptico dijo...

Orquesta, Conservatorio Superior, Museo que fue de Prehistoria, ampliación del de Bellas Artes, Biblioteca y Archivo sin abrir...¿de que mandangas estamos hablando?
Fue una reunión con amigos, simpatizantes y afiliados al PRC. De espontaneidad, poca. Estoy hasta el moño de que el mismo opinante lo haga de vacas, sobaos, remo, ciclismo, paro, música, futbol, construcción, letra gótica, curas, grandes expresos europeos y lo que caiga.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.