domingo, diciembre 28, 2008

UNA CENA ESPECIAL EN EL "DÍAS DE SUR"

En el Santander que más me gusta siempre suceden cosas. Muchas de ellas pasan casi desapercibidas, pero son las que provocan que tanto paisaje y tanto paisanaje se vuelvan para mí entrañables.
Que Lucía y Carlos Zamora son dos personas sensibles a lo que ocurre a su alrededor, sobre todo sensibles a la realidad de los inmigrantes que conviven con nosotros, no sería ya noticia. Que la habilidad de Carlos para poner en marcha proyectos de hostelería con un toque especial está fuera de toda duda y que a su regreso a Santander tras tanto tiempo en Londres y otros lugares nos lo ha sabido demostrar con el Restaurante Deluz primero y con Días de Sur más tarde (suerte con Valladolid) está igualmente comprobado. Que la ternura y el compromiso de Lucía resultan inquebrantables lo estuvo durante su largo trabajo en Cantabria Acoge y sigue claro en su actividad como abogada hoy, sin que las horas que exige la pequeña Candela afecten a su hiperactividad solidaria.
Así que si alguien debía recordar que en Santander viven muchos trabajadores y trabajadoras que nos llegaron desde África, Latinoamérica o los países del Este y que dejaron allá sus familias y en una página del calendario tan familiar como la de Nochebuena se encuentran aquí solos, está claro que tendría que apellidarse Zamora.
Por segundo año (la iniciativa nació, como Días de Sur, en el 2007) el restaurante abrió sus puertas de la calle Hernán Cortés la noche del 24 para acoger a todos esos inmigrantes solos en una cena llena de calor y compañía, durante la que el espacio se convirtió en una pequeña Torre de Babel. Ayer en el autobús escuché a un par de personas hablar de su cena en el Días de Sur. Hoy me lo ha recordado una pequeña foto en el Diario Montañés.
Tal vez no sea mucho. Pero no por eso es menos grande.
Desde aquí, un abrazo para Carlos y Lucía, para toda la gente que intenta poner pequeñas migas de humanidad en el camino incierto de los inmigrantes. Y que el 2009 sea grande para vosotros.

4 comentarios:

frantic dijo...

¡Qué bonito!

Gracias a Carlos y a Lucía por hacer que "solidaridad" sea mucho más que una palabra difícil de pronunciar y a ti por contárnoslo.

Un abrazo y feliz año nuevo.

PD. Por cierto, muy guapo el "niño Regino-Jesús" del belén. :D

Rukaegos dijo...

La próxima vez que pases por Santander vamos al Días de Sur, que puedes comer a lo vegetariano ;)

Y lo del niño, snifff, cómo degeneran los cuerpos jajajaja. Y encima me han puesto verde por repetir foto: el año que viene pondré la de cuando hice de posadero malo que no deja a la Virgen y San José quedarse a cubierto, que sacaba yo un geniooo

Un abrazo y un 2009 lleno de felicidad, mañicomanchega :)

ana de la robla dijo...

Bonita iniciativa. Felicidades por ella. Y un beso de Año Nuevo para ti.

José Luis dijo...

Todo un ejemplo de iniciativa y de espíritu navideño. Feliz Año 2009 Rukaegos.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.