viernes, enero 02, 2009

... Y EL MUNDO SE QUEDARÁ CIEGO

Eso es lo que el Mahatma Gandhi añadía al viejo y perverso axioma del "Ojo por ojo". Una respuesta que se me ha venido muchas veces a la cabeza en los últimos días del ya pasado año y en estos primeros del 2009, una respuesta que tanto los halcones del gobierno israelí como los líderes de Hamás parecen ser incapaces de entender.
Condeno el uso de la violencia y me estremece pensar en los bombardeos contra ese inmenso campo de concentración que es hoy la franja de Gaza, condenada a la miseria y la desesperanza por el bloqueo israelí, pero también condenada a un túnel oscuro y sin salidas por el fanatismo violento de Hamás.
En algunos momentos hemos sido testigos de procesos históricos en los que parecía que, por fin, algo de cordura llegaba a Oriente Medio, y que por fin se abrían puertas para una paz imprescindible. Supongo que la creación del estado de Israel es ya una violencia vieja, una violencia que habría que considerar superada, y es que por mucho que uno pueda comprender las razones del pueblo palestino esa vieja pretensión de la destrucción de Israel ya no puede ser sostenida. Con las siempre irracionales excepciones de grupos extremistas o de esa "perla" que es Ahmadineyad.
En este sentido, sé que en estos días va a sonar mal lo que voy a escribir, pero ... no podemos olvidar la presión que misiles y atentados contra Israel, contra población civil también, han venido siendo una constante. Y hay una opinión pública en Occidente que parece mirar hacia otro lado cuando la bomba estalla en un mercado de Jerusalén o de Haifa pero se exalta cuando el mercado está en Nablús o Gaza. ¿Es que vamos a defender que valen más unos muertos que otros?
Israel está hoy gobernado por "halcones" conservadores. Basta ver las declaraciones, a mi juicio escandalosas, de Livni, negando la necesidad de una tregua humanitaria. Por fuerte que sea la presión terrorista, un gobierno más o menos democrático y más o menos moderno debería ser capaz de encontrar caminos diferentes a los de la violencia (llámese agresión, llámese respuesta, llámese como se quiera) y entender de una vez que el terror sólo engendra más violencia, que cada bombardeo israelí, que cada mes de bloqueo, nutren de terroristas al integrismo. Y Occidente debería ser menos complaciente con esas misiones militares que sólo contribuyen a desestabilizar aún más una de las regiones más "calientes" del Planeta.
Pero no deberíamos olvidar que en años pasados algunas oportunidades se habían abierto para los palestinos, por tímidas o lentas que fueran, y que el actual protagonismo de los más radicales también en el lado palestino (no son tan diferentes unos de otros, si exceptuamos la capacidad económica y diplomática) tiene como consecuencia, igualmente, más violencia. Y no es bueno que al hablar del conflicto arabe-israelí hagamos siempre la vista gorda con el terrorismo.
Porque para mí, hay demasiados intereses particulares y bastardos en el mantenimiento de la violencia, en los dos lados. Tengo claro que Kadima o las posiciones más intransigentes desde Israel se van a beneficiar electoralmente en los próximos meses del ataque a Gaza. Tengo claro también que en sus delirios, los grupos terroristas tendrán acceso a más jóvenes suicidas, a más colaboradores, a más fanáticos gracias a idéntico ataque. Y es que en el poder, de unos y de otros, parece que se gana casi siempre.
Y es que las víctimas las ponen habitualmente los mercados, los espacios civiles, esos en los que seguramente una mayoría estará soñando con vivir en paz. Tal vez sólo con vivir.

37 comentarios:

frantic dijo...

En todo conflicto armado, la principal víctima es siempre la ciudadanía de a pie. Por mucho que se empeñen los poderes fácticos en definirlo como daños colaterales, me niego a aceptar que tantos muertos no sean más que una estadística. Y para mí, tan llorados son los muertos de un lado como de otro.

"Los hijos del ocaso se armaron en respuesta,
lástima que no sepas repartir tu piedad"
(Ismael Serrano)

José Luis Urraca Casal dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. La ofensiva israelí es del todo desproporcionada y se ceba directamente sobre la población civil palestina. Inadmisible. Pero hemos de ser rotundamente censuradores de actitudes como la de Hamas, que causa también la muerte de civiles de otro signo pero igualmente trágicas y desesperanzadoras, que además del sufrimiento que causan sólo alimentan posiciones conservaduristas e intransigentes en el lado israelí.

El Peregrino Ruso dijo...

Sinceramente no entiendo como el hombre puede ser tan cruel, ¿no se acuerda el pueblo de Israel del holocausto? ¿de lo que ellos sufrieron?. Es que la palabra dialogo se esta sustituyendo por extremismo, y en medio de todo el sufrimiento de los inocentes. ¿Donde esta el Obama, Buhs y la madre que los parió a todos los lideres?

Traveler dijo...

Estoy muy de acuerdo, no soporto la tolerancia hacia ciertas bombas y hacia según qué muertos.
Es un artículo valiente.

Rukaegos dijo...

Gracias a los cuatro por vuestros comentarios.

Peregrino Ruso, en lo que a Obama se refiere hasta el día 20 no toma posesión, por lo que es la administración Bush la que está operando. Pero no esperes grandes cambios. En cualquier caso, presionar a Israel para intentar regresar al camino del diálogo no servirá de nada si alguien no hace lo propio con Hamás.

Personalmente, no espero mucho de los líderes en cuestiones como ésta. Más espero de que vayan avanzando las posiciones pacifistas en Israel (mujeres de negro, objetores, etc). Pero será difícil que avance esa opinión en Israel si continúan los misiles y los atentados. No todo el mundo tiene la cabeza tan clara como Amos Oz.

Bárbara, José Luis y Traveler: creo que coincidimos en que la violencia debe ser condenada sin que importe si dispararon galgos o podencos. En España hay un cierto recelo ante Israel/judías con un doble origen bastante peculiar: por un lado, la idea del complot judeomasónico del franquismo, que hizo que España fuera uno el único país occidental en no reconocer a Israel durante largos años; por otro, la vieja guardia izquierdista que en defensa de los derechos de los pueblos algunas veces articuló discursos en defensa de acciones terroristas y que sigue prisionera de su propio lenguaje (algo que ocurre con esa vieja guardia en otros países europeos, donde no acaban de enterarse de que eta no es un movimiento de liberación nacional contra una dictadura opresora sino simplemente una mafia asesina ... con otra curiosa coincidencia con cierto ex presidente español de bigotillo recortado y horrible risa que también nos habló en su día del movimiento de liberación nacional vasco ...)

Mª Gemma dijo...

Totalmente en contra de la violencia la ejerza quien la ejerza...
Es terrible que se permita sufrir a una población civil, ya de por si mermada y sufriendo con el bloqueo, como para abandonarla a su suerte... que tal y como auguran con el próximo ataque israelí sera terrible... dejan salir a los extranjeros, pero quedan abandonados muchos inocentes... y hay que recordar que muchos de esos extranjeros tienen familia de origen palestino...

De los lideres no espero nada en este asunto llevan demasiados años mirando para otro lado... algunos incluso sacan ganancias de esta situación y siento vergüenza por ello...

Es por esta población civil inocente por la que debemos gritar ¡Basta ya!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Está usted hecho un opinante, don Rukaegos. Lo que escrito revela que posee usted un conocimiento muy superficial del conflicto palestino-israelí, y que en su coctelera de lector y escritor erudito, prepara usted un brebaje efectista que tan sólo emborracha a sus amigotes. Nadie en su sano juicio podría digerir esta mezcla de relativismo radical, pacifismo de mejilla sonrosada, y victimismo sionista. La creación del estado de Israel NO es una violencia vieja, una violencia que habría que considerar superada. Dígale a las familias de los muertos y los heridos que la superen y que la consideren anciana.
Intelectualillos...

Rukaegos dijo...

Tal vez si leyera usted con más cuidado pudiera entender otras cosas diferentes de las que le dictan sus propias ganas de leer lo que le gustaría. El Estado de Israel se proclama en 1948, fíjese si ha llovido desde entonces.


Conozco más o menos bien las raíces y desarrollo del conflicto, se lo crea usted o no. Y tal vez por eso en vez de victimizar siempre a unos y criminalizar a otros he querido recordar que tanto el movimiento sionista como los movimientos de liberación palestina han utilizado el terrorismo en favor de sus reivindicaciones. Y de la violencia de unos y de la de otros han brotado muchos muertos y heridos.

De las animaladas de Israel, su práctica del terrorismo hasta conseguir la proclamación del estado y del terrorismo de estado durante mucho tiempo tengo suficiente noticia, gracias. Pero tal vez a usted le vendría bien recordar las muertes provocadas por los palestinos, también entre la población civil.

Está claro (y no me sorprenden sus comentarios, antes bien ya los esperaba y tal como los ha hecho) que algunos no acaban de ver claro eso de que la violencia engendra siempre violencia. Sobre todo porque siguen justificando las bombas de una de las partes. Allá usted con su integrismo moral sectario. O con esas ideas sobre los derechos de los pueblos que le hacen legitimar las agresiones contra los derechos de las personas.

Por lo demás, entre las familias de los muertos de uno de los lados, del israelí, unos pocos puede que no hayan superado las pérdidas de sus seres queridos, pero aún así intentan sobreponerse y tratan de que de una vez llegue la paz. En cualquier caso, le recomiendo que lea páginas de algunas de esas voces que desde el lado hebreo hablan de paz: David Grossman, o Amos Oz, o Abraham Yehoshua, o Meir Shalev. A lo mejor aprendía algo.

Rukaegos dijo...

Otra cosa, no sé dónde ve "victimismo sionista" por mi parte. Estoy absolutamente en contra del ejercicio de la violencia y el terrorismo de estado por parte de Israel.

Pero una cosa que sí tengo clara es que si tuviera que elegir entre Tel Aviv o Nablús para vivir, sólo tendría una opción. En la otra no duraría mucho.

Anónimo dijo...

Está claro que los dos hemos leído lo que nos apetecía leer. En ningún momento he justificado la violencia, ni la palestina ni la israelí: repase. Es usted bastante superficial en sus juicios, y por eso no me extraña que a través de mi texto se vea usted frente a un "integrista moral sectario" o frente a un "legitimador de las agresiones contra los derechos de las personas". Eran molinos, no gigantes.
Es más fácil ser pacifista en Santander y en el Negev que en Gaza. Las cosas no son blancas o negras, por fortuna para los que quieren exprimir al máximo la vida en color. Le pedía mayor profundidad y menos topicazo, pero vistos los pozos en los que bebe, no ha de extrañarnos en absoluto la densidad del agua que escupe.

Anónimo dijo...

"Pero una cosa que sí tengo clara es que si tuviera que elegir entre Tel Aviv o Nablús para vivir, sólo tendría una opción. En la otra no duraría mucho".

Yo tampoco duraría mucho tiempo en Nablús, pero mi condición sexual no influye tanto sobre mi pensamiento como para plantearme tal disyuntiva (Tel Aviv vs. Nablús) en relación con la cuestión de la que hablábamos. Es más, pienso que sería poco digno posicionarme frente al conflicto palestino-israelí en función de mi identidad sexual.

Rukaegos dijo...

Vaya, como es costumbre en usted tiene capacidad para deducir aquello que ya previamente había deducido antes de leer los textos ajenos, pero los suyos no pueden ser interpretados.
Es característico de ciertas maneras, la de entrar, escribir, atacar y luego pues ya se sabe, pasaba por aquí.

¿Tan difícil de digerir le resulta que se recuerde que también desde Palestina se ejerce violencia contra la población civil? Usted mismo.

En una cosa estoy de acuerdo: es muy fácil ser pacifista en Santander, pero cada uno en lo bueno y en lo malo tenemos nuestras circunstancias.

¿Quién le ha dicho a usted que yo hablaba de mi orientación sexual -que no identidad, ya que me acusa de ignorante estaría bien que revisara sus conocimientos en otras materias-? Hablo de muchas cosas, esa entre ellas. Porque para que yo pueda evaluar cómo serían mis posibilidades de supervivencia en cualquier sitio, ese factor es más relevante de lo que usted se cree. Estaría bien que echara un vistazo a una campaña de Amnistía Internacional con el lema "Vivo aquí" por un lado, "Aquí me matan" por el otro. Pero yo estaba hablando de una realidad mucho más global que, por supuesto, incluye también esa.

En cuanto a profundidades, puede que un blog no sea lo mismo que una tesis doctoral. En cualquier caso, tampoco veo que usted haya utilizado más argumentos que los habituales (insultos y descalificaciones ad hominem).

Anónimo dijo...

¿Estaremos hablando del mismo conflicto? La violencia genera violencia, pero en este caso una frase hecha no sirve para explicar el por qué de la violencia palestina. En este punto, no tengo ningún inconveniente en reconocer que los palestinos ejercen esta violencia contra la población militar y civil judía. Lo que debe de estar horrorizando a medio mundo es que la capacidad del Estado y el Ejército israelí para infligir su violencia contra la población civil palestina supera con creces la que poseen los grupos terroristas palestinos. Decir que las dos son violencias, que la violencia engendra violencia y que toda violencia es reprobable, y además pedirle al lector que olvide 1948 y 1967 por ser cuestiones políticas ya viejas, y que recuerde especialmente a las víctimas israelíes... ¿no cree que convierte sus textos en blancos fáciles de cualquier crítica? Olvídese por un momento del homo, del ego y del sexo, que mis críticas no son ad hominen, son ad litteram, y pregúntese cuántos cadáveres de niños palestinos e israelíes ha visto por televisión y por qué. Y de paso, pregúntese también a cuántos escritores palestinos favorables a la paz ha leído. Luego nos lo cuenta, si quiere.

amparo dijo...

Oye anónimo, eres ácido, pero no explicas tu posición respecto al conflicto que nos ocupa. Creo que Rukaegos es profundo porque tiene una visión global del conflicto. Todos violentos, todos ciegos. ¿Cuál crees tú que sería la solución?

Alfonso dijo...

Ay, siempre los comentarios ácidos vienen anónimamente. A mí me han llamado literlamente hijo de remilputa, o algo así, nunca lo había escuchado de esa manera, y todo por llamar asesinos a los que matan en Gaza. Y claro que son asesinos los que matan a israelíes.
Son asesinos todos los que matan. ¿quién puede negar eso? ¿y quién puede justificar la violencia porque hubiera habido violencia antes?
No lo entiendo, aunque Oriente Medio nos enseña que es posible. No sé mucho del conflicto. Ni creo que sus habitantes, tan sólo saben de dolor. Tengo la sensación de que los culpables, están en sus salones jugando a la guerra como el que juega al ajedrez. Eso sí. Me siento cómplice de los silencios de nuestros gobiernos.

Rukaegos dijo...

¿La referencia a mi homosexualidad era ad litteram? No será por este texto, imagino.

En cuanto a palestinos favorables a la paz, tengo el placer de haber leído los ensayos de Said. Y unos pocos poetas que me han llegado fragmentariamente. Las fechas las ha puesto usted, y mire, sí, la cuestión de la proclamación del estado de Israel en el 48 es una cuestión vieja en la medida en que hoy no tiene, me parece, vuelta atrás posible, y puede que ni siquiera deseable. Vivir de un rencor viejo (de unos y de otros) es continuar alimentando al monstruo. Podríamos recordar que los acuerdos entre Rabin y Arafat fueron reventados por los intereses extremistas de ambos bandos. Y eso puede que diga mucho sobre quiénes están interesados en que el conflicto continúe.

Claro que no pongo ambas violencias al mismo nivel. Aunque sólo sea por cuestiones de poder económico y diplomático, las agresiones de Israel me parecen sustancialmente más graves. Un ejército organizado, con fuertes apoyos, presupuestos y potencias dispuestas a mirar hacia otro lado no tiene la misma capacidad de matar que una población en la práctica reducida a la miseria por el bloqueo y a la que se está privando de toda esperanza (vuelvo a preguntarme qué intereses hay en esa conversión de Gaza en un gran campo de concentración). A lo mejor es que sin enemigos externos Israel debería experimentar muchos cambios, o el Israel más conservador y ultra-religioso perdería gran parte de sus posibilidades electorales. Pero a lo mejor también es que la paz haría perder sus discursos en el otro lado al mismo integrismo religioso, el interesado en fabricar mártires que alienten nuevas militancias y nuevas muertes.

Nadie está exento de culpa en este conflicto. En el de hoy, no en el de hace 60 años. Y las hogueras se siguen atizando en dos direcciones. Porque cada acto terrorista palestino, cada misil, alimenta el odio en Israel y da excusas a sus halcones para atacar con la saña de estos días. Y cada bomba caída en Gaza hace que haya más personas dispuestas a sacrificarse y a engrosar las filas terroristas.

En cuanto a cadáveres, pregúntese también por qué no está bien visto en medios y lugares hacerse eco de parte de los muertos.

Rukaegos dijo...

Amparo, Alfonso, gracias por vuestras aportaciones. Siempre son bienvenidas las opiniones de "amigotes borrachos". Ya vi en tu blog lo del remilputa ese ... En fin, supongo que mucha gente tiene sólo un ojo y sólo mira a una de las partes y una de las razones.

Anónimo dijo...

Iré por partes: si 1948 o 1967 fueran fechas poco significativas hoy en día y que únicamente sirvieran para nutrir viejos rencores, los interlocutores palestinos e israelíes y los agentes mediadores internacionales dejarían de lado las discusiones sobre el retorno de los refugiados palestinos -más de la mitad de la población, en 1948-, o sobre la resolución de la ONU que establece la ilegalidad de la ocupación territorial de 1967. Esto, por poner dos ejemplos determinantes en el diseño de cualquier acuerdo alcanzado hasta la fecha en el pasado.La historia del conflicto es importante, yo diría que determinante. Así que, me parece un tanto ingénuo que insista una y otra vez en dejar de lado estas cuestiones. 1948 y 1967 no son acciones revertibles en el actual status quo político global, pero sí son acciones sobre las que es necesario reflexionar para alcanzar la paz; fíjesé que muchos actores en la primera línea del conflicto no reconocen aún la existencia legítima del Estado de Israel, y que buena parte de la opinión pública mundial considera que 1948 es el barro del que vienen estos lodos ¿Los hará sellar una paz diciéndoles que ha llovido mucho desde entonces? La política de borrón y cuenta nueva le conviene sobre todo a Israel, y como es lógico, está presente en todas sus propuestas de negociación y en las de aquellos mediadores que le son favorables; también en las de algunos intelectuales judíos a los que usted lee.

Anónimo dijo...

Ay, las referencias a su homosexualidad.
Le recuerdo que en nuestro particular diálogo sobre Israel y Palestina, usted escribió en uno de sus "turnos" dos posts: uno menos extenso que el otro en el que trataba dos cuestiones: a) se preguntaba dónde veo victimismo sionista en su texto; y b)redactaba el siguiente párrafo: "Pero una cosa que sí tengo clara es que si tuviera que elegir entre Tel Aviv o Nablús para vivir, sólo tendría una opción. En la otra no duraría mucho".

Le tengo que decir que no me sorprendió en absoluto que incluyera esta breve reflexión. Nadie le había preguntado por sus posibilidades de supervivencia en una ciudad bajo control israelí y en una ciudad bajo control palestino, pero aún así, usted es libre de escribir lo que desee en su blog y en cualquier otra superficie, y esta vez nos regaló un párrafo muy significativo parece que inspirado en una campaña de Amnistía Internacional.

Le respondí lo siguiente: "Yo tampoco duraría mucho tiempo en Nablús, pero mi condición sexual no influye tanto sobre mi pensamiento como para plantearme tal disyuntiva (Tel Aviv vs. Nablús) en relación con la cuestión de la que hablábamos. Es más, pienso que sería poco digno posicionarme frente al conflicto palestino-israelí en función de mi identidad sexual".

La respuesta que recibí a esto incluye una crítica al uso que hago de la noción de "identidad sexual". Es lógico que a partir de la influencia del pensamiento norteamericano y de la lengua anglosajona, en España se hayan adoptado con cierto celo algunas distinciones ideológicas y conceptuales procedentes de aquel lugar: orientación sexual e identidad sexual son ejemplos perfectos. En castellano, "orientación sexual" es un término un poco forzado. En mi uso de la palabra identidad sexual, debería tener en cuenta que lo sexual es según el diccionario de la RAE, lo relativo al sexo, y que la cuarta acepción del diccionario de la Real Academia dice "placer venéreo".
(Y sí, puede utilizar este párrafo para abandonar la discusión sobre Israel y Palestina y demostrar su instrucción en cuestiones relativas al sexo, al género, y a la identidad personal).

Estoy de acuerdo con usted en que su homosexualidad es un factor relevante para evaluar cómo serían sus posibilidades de supervivencia en cualquier sitio. Lo que podría sorprenderme y no lo hace, es que se refiera a sus posibilidades de supervivencia como homosexual en una ciudad palestina dentro de una discusión en la que alguien sugiere que parte de sus argumentos son pro-israelíes.
Verá, es tan frecuente que principales argumentos de los islamófobos y los arabófobos giren alrededor de la cuestión de la "libertad sexual" y del trato que se le da en los países árabes y musulmanes a las mujeres y a los homosexuales, que en mi penúltima respuesta le decía: "Es más, pienso que sería poco digno posicionarme frente al conflicto palestino-israelí en función de mi identidad sexual".
Le venía a decir que aunque yo fuera homosexual como es usted, y pensara que Palestina es -como dice Edward Said, un "infierno" en lo tocante a la extensión de ciertas libertades individuales-, ello no me impediría establecer con cierto sentido de la dignidad humana y de la justicia, que aquellos que en una circunstancia dada pudieran matarme, poseen el derecho inalienable a la vida y merecen la justicia.
Es probable que sus palabras indiquen alguna otra cosa distinta de la que yo percibía -porque suelen ser frecuentes los malentendidos entre usted y yo-, pero si así fuera, no me importaría que explicara con qué ánimo introdujo un párrafo sobre su preferencia por Tel Aviv sobre Nablús (Nablús por el salvaje asesinato de un homosexual), y una mención a la campaña de Amnistía Internacional en la que se denuncian las violaciones a los derechos de los homosexuales en Palestina. Cuando se explique sobre esto, aclare en qué medida los judíos toleran la homosexualidad.

Anónimo dijo...

Amparo, en mi opinión el conflicto palestino-israelí no tiene solución en el actual status quo político y estratégico global. La paz es un paso importante en la resolución del conflicto, pero no lo agotará. A medio plazo, habría que evaluar si las acciones de Israel en Palestina pueden generar un escenario de confrontación más amplio en Oriente Medio, sobre pensando en la influencia de la crisis económica mundial y en el ciclo de reestructuración de la producción y la explotación energética (desde el agua hasta el petróleo).

José Luis dijo...

Hombre creo que a nadie se le ha ocurrido equiparar la magnitud de la matanza de unos y otros. Una es de grupos considerados terroristas, la otra sistematizada por parte de un estado. No es necesario tener dos dedos de frente para darse cuenta de que la acción israelí de estos días es completamente desproporcionada y criminal.

La postura de Rukaegos, y en este caso coincido con él, es la de censurar CUALQUIER tipo de violencia. Lo contrario sería justificarla. Y nuestra posición, por fortuna nos permite ver las cosas quizás como aficionados, pero con visión amplia de conjunto y no de parte.

Debieran cumplirse las resoluciones de la Asamblea de las Naciones Unidas, Israel la primera. Pero los niños muertos, sean del lado que sean, siguen siendo niños, y no entienden de rencores o de odios, a no ser que se les enseñen.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con usted Sr.Regino. Considero que en España existe una visión muy parcial y favorable siempre a los palestinos sobre el conflicto. Aqui no hay buenos y malos, todos tienen su culpa y su causa. Otra cosa que me sorprende es que los autores de blog os tengais que justificar constantemente sobre los comentarios que los anónimos escriben para poneros verdes. Gracias a la libertad de expresión, los ciudadanos podemos crear blogs y expresarnos libremente. Una vez escrita una entrada, pasen señores autores de blogs de entrar al trapo con los comentarios que mayormente sólo buscan crear polémica por parte de anónimos.

Rukaegos dijo...

Esto va a ser el cuento de nunca acabar. Sobre la homosexualidad, mi referencia a la supervivencia en Nablús o Tel Aviv se refierea la protección aunque sea precaria de un sistema institucional garantista en Israel (con muchos problemas) y a una situación de práctico desconocimiento de los derechos humanos en Palestina (el infierno apuntado por Said y recogido por usted). Nablús aparecía como simple ejemplo de ciudad palestina y personalmente ignoraba ese dato del asesinato de un homosexual en Nablús. Pero como usted quiere siempre encontrar motivaciones extrañas en cada palabra que escribo, pues estupendo. Me extraña que no haya encontrado algo para justificar que escribiera Tel Aviv y no Haifa o Jerusalén ... Pero a lo mejor descubre que hay en Tel Aviv más discotecas de ambiente, no sé. En cualquier caso, sigue siendo un uso (en este caso menos casual) de una ciudad israelí; menos casual porque Jerusalén está lleno de fanáticos de las tres religiones del libro, y francamente ...

Por lo demás, las referencias a mi orientación son introducidas por usted y sí, le respondo por ejemplo con la campaña de Amnistía Internacional. Pero no iban por ahí los tiros, entre otras cosas porque no soy islamófobo como parece usted apuntar, y porque la realidad de los homosexuales en los países islámicos es muy diversa en unos y otros (de hecho, hablar del Islam como una realidad única es bastante poco serio).

En cuanto a la medida en la que los judíos toleran la homosexualidad, yo no estoy hablando de religiones ni de razas, mis referencias a Israel lo son a un estado, y como tal a un sistema jurídico. Pues bien, Israel, por sentencia de su Tribunal Supremo hace dos años, reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en terceros estados por rito civil. No existe el matrimonio civil en Israel, pero se consideran plenamente válidos los matrimonios civiles realizados fuera de Israel conforme a la ley del país donde tengan lugar; eso incluye la validez de los matrimonios entre personas del mismo sexo, y eso en cuanto a "tolerancia" hacia la homosexualidad pone a Israel entre los países más avanzados, los que plantean igualdad de derechos civiles para todos sus ciudadanos.

Rukaegos dijo...

Nadie ha dicho que la historia del conflicto no sea importante. Lo que yo he dicho es que la creación del estado de Israel ocurrió hace sesenta años, y la mesa de diálogo en ningún caso puede hoy plantearse desde la negación de esa realidad, como usted mismo reconoce que hace uno de los interlocutores. Mientras eso continúe así, mientras una de las partes niegue la existencia de la otra, nada podrá salir de esa mesa, de hecho será imposible que tenga lugar esa mesa. A partir de las resoluciones de Naciones Unidas se plantearon las conferencias de Madrid y las siguientes, y a partir de esas resoluciones se avanzó en el acuerdo Rabin/Arafat. Cuando esos avances fueron cortocircuitados en un lado y otro, volvió la violencia a ser el único idioma. Y en esa estamos, desgraciadamente. Y como le he dicho, creo que hay muchos intereses sucios en unos y otros para que sea esa violencia el marco de la relación.
¿Borrón y cuenta nueva entre los intelectuales israelíes proclives a la paz? Será porque usted quiere ver algo perverso en cada israelí que hable de la cuestión. En cualquier caso, ¿qué propone usted, seguir los planteamientos más extremos de los palestinos y destruir el estado de Israel? Pues estupendo, pero eso no llevará nunca a ninguna salida. Si hay que buscar una salida, tendrá que ser a partir del acuerdo sobre límites territoriales y relaciones políticas y socioeconómicas, no sobre lo que pasara en 1948. De hecho, no parece que el bucle sobre la historia haya sido un buen camino hacia la paz hasta hoy.

Rukaegos dijo...

Para Anónimo 2, bueno, supongo que cuando escribí este post sabía lo que iba a venir después. Entiendo que un blog es un espacio de debate o de discusión, aunque le confieso que no entiendo ciertas maneras ni en internet ni fuera. En general, y precisamente por ese respeto a la libertad de expresión, nunca he cortado una opinión en mi blog salvo las que arremetían más allá de lo admisible contra terceras personas (y han sido dos o tres, nada más). Dar alas (el famoso don't feed the troll) ... en este caso no hay un troll, sino alguien que está opinando. Entiendo que el blog obliga no a escribir y desentenderse sino a responder, debatir, y participar en el debate abierto. Así es como concebí al menos el Santander posible.

Un saludo.

Anónimo dijo...

"Por lo demás, las referencias a mi orientación son introducidas por usted y sí, le respondo por ejemplo con la campaña de Amnistía Internacional".

Es usted, querido Rukaegos, el que introduce las referencias a su homosexualidad en su párrafo sobre Tel Aviv y Nablús ¿O es que debimos entender que no sobreviviría como santanderino?

Anónimo dijo...

La verdad es que su estrategia dialéctica me aburre: no apruebo el uso de la violencia por parte de ninguno de los actores en este conflicto, y tampoco estoy pensando en la destrucción del Estado de Israel. No obstante, creo que la paz será tan sólo un paso en la resolución del conflicto, y que la negociación debe centrarse en el desarrollo histórico de la ocupación judía de Palestina, la creación del Estado de Israel, y la ocupación de territorios palestinos y libaneses; también en la política de estrangulamiento sobre Gaza. En 1948, más de la mitad de la población de Palestina fue expulsada de su territorio y nunca ha podido regresar, y la ONU nunca ha reconocido la legalidad de las ocupaciones de 1967. Este conflicto, como todos, no tiene ni buenos ni malos, pero si existe la justicia, debe ser aplicada con fuerza sobre las dos partes, y hasta ahora la pasividad internacional (interesada) ha sido excesivamente tolerante con la violación de los derechos humanos, los derechos individuales, y los derechos colectivos que se han producido en este lugar (por las dos partes en contienda).

Anónimo dijo...

"Si hay que buscar una salida, tendrá que ser a partir del acuerdo sobre límites territoriales y relaciones políticas y socioeconómicas, no sobre lo que pasara en 1948. De hecho, no parece que el bucle sobre la historia haya sido un buen camino hacia la paz hasta hoy".

Esta frase resume el punto en el que discrepo con usted, ya que en mi opinión no es posible hablar de límites territoriales sin reflexionar sobre 1948 -y especialmente, sobre 1967-. En 2009, Israel y los Estados Unidos (¿ha visto cómo EEUU ha bloqueado la resolución del Consejo de Seguridad?) están diseñando un nuevo escenario político y socioeconómico en Oriente Medio, y estas acciones militares sobre Gaza (¿ha visto usted hoy las fotografías de las bombas de racimo?) no son simples movimientos electoralistas israelíes, sino dedos en las llagas abiertas en Siria, Líbano e Irán. Europa calla y callará (¿era Oriente Medio o Venezuela y Rusia?).

Rukaegos dijo...

Sobre la homosexualidad, entienda lo que quiera. Se lo he explicado ya, pero querido anónimo parece que sólo lee lo que quiere leer y entiende lo que quiere entender (y no utilizo entender con segundos sentidos). Hablo de un modelo de vida en general, de determinados valores y principios.

El aburrimiento es mutuo, pero usted lo tiene mucho más fácil. Por lo demás, creo que tampoco ha leído o querido leer parte de mis comentarios que hablan sobre el bloqueo a Gaza. Estoy de acuerdo con los planteamientos que hace usted en su párrafo del aburrimiento, y en ninguna parte de lo que yo he escrito leerá lo contrario. Otra cosa es que usted realice lecturas interesadas y sesgadas. ¿Me puede decir en qué párrafo he negado yo el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas?

Al final de ese mismo aburrido párrafo habla de violencia por las dos partes en el conflicto, de violaciones de los derechos humanos por las dos partes en conflicto, de pasividad internacional ante unos y otros (o de apoyos a unos u otros). Pues estupendo, no sólo lo suscribo, sino que además es lo que yo había escrito en la entrada del blog que tanto le ofende: que hay dos partes en el conflicto y que las dos ejercen violencia, que no es una historia de buenos y malos como había estado leyendo en los pasados días en muchos blogs y medios de comunicación.

En cuanto a 1948, entiendo que cualquier tipo de acuerdo deberá realizarse a partir del reconocimiento del estado de Israel. Que nace en esa fecha y por supuesto eso le da relevancia. Pero al igual que una de las partes puede estar intentando un nuevo escenario (del que yo NO he hablado, una vez más usted se lo dice todo) otra de las partes niega la posibilidad de la existencia de Israel.

Una vez más unos y otros, cada uno con sus estrategias y sus posibilidades.

Elena dijo...

Sé que llego tarde a la discusión, y que pareciera que deseo participar directamente en ella me disgustaría todavía más que avivarla, así que seré breve y sencilla.

1. Aunque creo que no se ha empleado la palabra, la acusación de equidistancia que cae sobre Rukaegos me parece absurda, y no porque los muchos matices por él apuntados le sitúen más cerca de la defensa de unos u otros, sino porque la equidistancia no siempre es un vicio (y lo dice alguien tendente a tomar partido, a pringarse y que afirma sin rubor que a veces, aunque sea excepcionalmente, sí que hay buenos y malos...(véase Gargamel frente a los pitufos, Moriarty frente a Holmes...)).

2. ¿No os parece que la reciente moda (imagino que también en ciudades que no son Madrid es patente) de las pañoletas palestinas en fuxia, verde esmeralda, turquesa... es el sumum de la frivolidad política?. Oh mundo mundo...

3. ¡Que manía con creer al farolero narrador del Quijote!. No eran molinos, sino gigantes.

4. Ojalá termine este horror, esta espiral de muerte y sufrimiento; ojalá personas mucho más sabias que yo encuentren un camino transitable para todos.

Feliz Noche de Reyes.

Rukaegos dijo...

Bienvenida como siempre a esta casa, Elena. Y feliz noche de Reyes para ti también. Si saben lo que les conviene (y lo que es justo) tendrán que ser bien espléndidos contigo :) )

Anónimo dijo...

Elena, Rukaegos-Regino Mateo no ha sido acusado de equidistante, sino de haber escrito un texto excesivamente relativista en el que se hace eco de algunas tesis sionistas sobre la necesidad de superar las dudas sobre la legitimidad del Estado de Israel, entre otras perlas. La equidistancia y el pacifismo son paraguas ideológicos muy fáciles de abrir cuando sobre la cabeza del intelectual únicamente llueve agua; preguntesé qué piensa la población palestina e israelí que debe alcanzar la paz, qué paraguas abren cuando del cielo caen bombas y cohetes.

Rukaegos dijo...

Pues mire, al margen de que lo de las tesis sionistas siga siendo algo que dice usted solamente en sus muy particulares y sesgadas interpretaciones, desde una parte de la población israelí, la que quiere acabar de una vez con el conflicto, se dice más o menos lo que yo he dicho: cese de las agresiones, seguridad para el estado de israel, retirada israelí de los territorios ocupados según naciones unidas. Entre los palestinos, algunos sostienen tesis equivalentes. Pero ¿sabe usted cuáles son las que sostiene Hamás? Porque a partir de las mismas poca paz lloverá.

http://elenaword.wordpress.com dijo...

Yo si que llego tarde a este debate..pero bueno quiero dejar mi opinión. Para mí Hamas o cualquier grupo terrorista merece mi desaprobación y desprecio pues lo que hacen es injustificable. Pero quisiera apuntar que bajo mi punto de vista el terrorismo es "sembrar y producir terror, atacar y matar, ejecutar" eso es el terrorismo para mí. Y bajo ese punto de vista un Estado no debería hacer lo que el estado Israelí está haciendo pues para mí también es terrorismo.. están matando y sembrando el terror entre muchos niños, mujeres y hombres inocentes. Y los que no sean inocentes tampoco creo que sea la manera de detenerles.. es ponerse a su altura.. tiene que haber otros medios. Para mí esta invasión es terrorismo como lo que hizo Estados Unidos en Irak y en tantos otros países. Para mi el mundo no se da cuenta de que hay "terroristas buenos" y luego los terroristas malos. Para mí son todos iguales terroristas que infunden TERROR. NO AL TERRORISMO, NO A LA GUERRA!

Quisiera poner un ejemplo: Yo estoy en contra de la pena de muerte, un estado no puede ejecutar a un hombre por muy grande que haya sido el crimen que haya cometido, pero comprendo que si alguien llega y mata a un familiar mio probablemente mi deseo sea ojo por ojo. Pero los estados no pueden actuar como lo haría un ser humano en caliente llevado por la enajenación transsitoria que te puede producir tanto dolor..El Estado tiene que exigir que se cumplan las leyes y los derechos hasta de los asesinos.

Rukaegos dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Elena. La violencia ejercida por Hamás no justifica las atrocidades cometidas por Israel. Lo que no obsta para que siga pensando que poco ayuda a solucionar nada. Pero está claro que la capacidad asesina de todo el aparato militar israelí desborda cualquier conciencia.

melibea1980 dijo...

Querido Rukaegos,

Totalmente de acuerdo contigo, ya has visto mi blog . Está claro que ninguna violencia justifica nada y que toda muerte es condenable, pero no creo que podamos demonizar a los hebreos en pro de los palestinos simplemente porque los medios se empeñen en meternos por los ojos , más y más muerto porque en el conflicto hay mucho más que analizar.

Gracias por pasarte por mi blog. Nos leemos.

Salu2

Rukaegos dijo...

Bienvenida a mi blog, melibea, y como dices, nos leemos :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.