viernes, enero 09, 2009

MOMENTOS ESTELARES: UNA PARTICULAR REINA DE LA NOCHE

No estaba yo en la ópera, sino en los aledaños de la Plaza de Chueca, haciendo los madriles y curioseando el paisanaje, cuando entré en una bocatería más bien poco glamourosa de Augusto Figueroa para improvisar una cena nutritiva y rápida que me permitiera seguir durante unas horas el recorrido por la gaynight.
Fue hace ya tiempo y entre que uno es más bien timidín y que no controlaba demasiado la zona, debía de tener yo la misma cara de panoli que en Santander pero con agravantes de nocturnidad y alevosía como poco. Pero dispuesto yo a parecer todo un señor de mundo, me acerqué a la barra y me pedí un bocata de chistorra como está mandao. Y una cervecita, claro. Y en esas estábamos cuando entraron en la bocatería la Reina de la Noche y dos de sus damas. Tres mujeres transexuales altas, grandotas, escandalosas, talluditas y ceñidas con telas escasas de colores imposibles. Entraron imperiales hasta el fondo del local donde uno se entretenía con su chistorra, saludaron amigablemente al dueño del local y aposentaron sus reales rodeando al que suscribe.
Ni Almodóvar ni cámara oculta alguna hicieron acto de presencia cuando Bo, la Reina, ("¿es que no te has dado cuenta de que soy perfecta, literalmente per-fec-ta, chiquitín?") me cogió del brazo con suavidad pero llena de energía y comenzó a tirarme los tejos mientras yo me hacía pequeño, muy pequeño, pero que muuuuy pequeño.
Tengo vagos recuerdos de la larga parrafada que me dedicó, siempre amable, siempre dejando claro que no pensaba soltar mi brazo, para explicarme que "me gustan los hombres sin pelo en la frente, así que no veas cómo me pones: en la cama sois siempre unos fieras grrrrrr", "Y oye que te lo digo en serio, eh, a mí me da igual que seas gay o lo que sea, te vienes a mi casa y te mantengo, que yo en la Castellana me lo gano bien como para permitirme un capricho de hombre", "claro que mejor andaba en Francia, que estaba yo con uno que me trataba como a una reina, con joyas y pieles y todo, pero es que aquello es taaaaan aburrido que me volví con las amigas", "además, lo que una aprende en la calle, a no dejarse pisar ... ¿os acordáis chicas cuando bailamos unos zapateados en bragas encima del coche del portero del B&W que no nos quiso dejar pasar?", "y lo dicho, que si eres gay yo lo tengo todavía todo, todito, que para que se me quede muerto como una mortadela no me lo quito, y entre lo que les gusta a los clientes que lo tengas todo y lo mal que lo pasan las que se operan, ya te digo".
Como no había espejos en el bareto, no tengo claro hasta qué tamaño liliputiense pude llegar. Seguro que estuve rojo como una nécora a la plancha. Intentando mantener el tipo y seguir educadamente la conversación en la que Bo iba contando sus andanzas parisinas, sus cambios, sus amores y desamores, sus desafíos a la policía desde las carrozas del Orgullo. Siempre aferrado a mi bocadillo de chistorra, siempre dando un pasito hacia atrás previo al tirón de brazo hacia delante que precedía a los distintos capítulos hasta llegar al clímax en que Bo y sus chicas me explicaron con pelos y señales el tratamiento de reasignación de sexo, incluyendo una vaginoplastia con todo lujo de detalles.
Se fueron a trabajar al cabo de una media hora que a mí se me hizo eterna. A pesar de que reconozco que desde la distancia que siempre pone el tiempo las recuerdo simpáticas y entrañables.
Seguro que me habían visto cara de pardillo y tenían ganas de matar el rato de una forma ligera y divertida antes de iniciar su noche larga, seguro que Bo había decidido escandalizarme al proclamarme su hombre ideal, seguro que ...
Seguro que nunca volví a probar la chistorra. Pueden creerme.

7 comentarios:

Alfonso dijo...

Uf a mi me pasó algo parecido en una disco, se me acercó una trans, grandísima, y venga a decirme cosas, y yo todo cortado, me iba para el otro lado de la pista, y nada detrás... pero mi sorpresa fue cuando me enteré días después de quien era, no era transexual, era travestí, que confundo los términos y era, un conocido miembro de los medios de comunicación de aquí, al que yo conocía, pero formalmente... se lo debió pasar bomba viendo que yo no llegué a conocerle jeje

Anónimo dijo...

Divertida anécdota.
A veces uno envidia el carácter deshinibido y espontáneo de algunas personas.
A veces a uno le gustaría dejarse llevar y no medir tanto las palabras y los actos, pero la realidad es que el bagaje educacional, moral y educacional pesa como una losa en el fondo de nuestra mente.

Rukaegos dijo...

Pues sí, Alfonso, seguro que siendo conocido tuyo tuvo que divertirse viendo tu desconcierto jeje.

Anónimo, estoy de acuerdo con las virtudes de esa espontaneidad. Fuera o no real su oferta de "ponerme piso" (era evidentemente una broma), Bo y sus amigas crearon un espacio divertido, lúdico. Reconozco que yo durante bastante rato lo pasé fatal, pero si en estos tiempos soy más bien cortado en aquellos tiempos mi timidez era patológica.

Pero como dije, con el tiempo recuerdo el episodio con cariño y con una sonrisa.

ana de la robla dijo...

Vivencias, diox... :-D

elenaword dijo...

Rukaegos, has estado en Madrid??? en chueca??? supongo que fué la noche del jueves.. yo fuí el viernes con unos amigos Valencianos (felizmente casados recientemente) y mi mujer. Cenamos (muy bien) en el Restaurante Gift del Hotel Room Mate Oscar en la plaza Vazquez Mella. Este Hotel es del conocido empresario madrileño Enrique Sarasola, felizmente casado con su marido y abiertamente homosexual. El sitio es pijo, pijo, pero la comida es de buena calidad y el servicio agradable y tiene buena relación calidad precio. Lo bueno es que después de cenar puedes tomarte unas copas en el Bar-Lounge, que tenía primero buenísima música y el ambiente (nunca mejor dicho) era muy agradable y los hombres que había eran muy pero que muy atractivos. En fin después de este "espacio publicitario" -es broma- en serio cuando algo me gusta lo cuento, me hubiese encantado saber que estabas aquí y poder tomar un "chisme" contigo.
Bueno... otro día. Besos. Por cierto el viernes como cayó la nevada del siglo... no había prácticamente nadie en Chueca... nunca lo he visto tan vacío.

orfeo dijo...

Hola: te adjunto para tu información, por lo que te corresponde de positivo, este comentario que salió en el DM en la noticia del abandono del Aula de Música UC por parte de Javier Díaz. Fue posteriormente censurado y eliminado.... y solo quedaron los elogiosos comentarios que aperecen. Cosas veredes....
"¡Menos mal!. Lo que no puede hacer un programador es empezar su actividad criticando a su antecesor en un largo artículo de periódico y emitiendo juicios muy pareticulares sobre la llamada música culta o clásica (está en las hemerotecas, en el DM) para así justificar su toma de posesión, que al fin y al cabo es de libre disposición, ya que es un cargo de confianza...., diciendo que sólo se programaba música antigua y otras opiniones, cuando menos polémicas, sobre el papel de la música clásica en nuestro tiempo etc..., de lo que se deduce entre otras cosas su escasa asistencia a las anteriores actividades del Aula de Música, ya que en la anterior dirección (en todas las anteriores, para ser justos) del Aula de Música se pudieron escuchar muchos tipos de músicas; cito a vuela pluma, de memoria, unas pocas, entre otras y a modo de ejemplo: música barroca, renacentista, quintetos de Mozart, dúos de lied Románticos, músicas y danza de la India, música contemporánea (incluso de Cantabria: Juanjo Mier entre otros...), estrenos de música de absoluta vanguardia ("Ritual de Altamira", de la reconocida compositora María de Alvear)...etc.... Sí y también jazz, que parece que es la música preferida de D.Javier.... El caso es que yo creía que las Aulas de Extensión universitaria eran para acercar la UC a la ciudadanía, y todos podemos afirmar la cantidad de gente, por número, diversidad de edades y de tipología social que acudía en las etapas anteriores, cosa que no ocurría en la actualidad. Eso sí, alumnos de la UC acudían muy pocos, pero esa sería otra polémica... ¿O es que la Universidad debe de enseñar y programar solo lo que los alumnos quieren?, porque yo creo que su función es más bien, o debería de ser, enseñar y programar lo que la Universidad debe, que nos ayude a "cultivarnos" (Cultura), y dejarse de "pensar en las audiencias" y programar según sus deseos, como si de un canal privado de televisión cualquiera se tratase".

Rukaegos dijo...

Ana, qué haríamos con nuestras vidas sin momentos como éste ...

Elena, bienvenida al Santander posible, como siempre (ahorita me paso para hablar con Pipina por tu blog jeje). No no, el episodio fue hace bastante tiempo. Pero iré pronto a Madrid. No te preocupes, que te aviso cuando vaya, y nos tomamos ese café :)

Gracias por traerme el comentario, orfeo, no lo había leído y, sobre todo, no entiendo por qué fue censurado en DM. Oh sí ... pero casi prefiero no entenderlo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.