lunes, enero 19, 2009

DESCONEXIÓN INVERNAL

Nos han dejado estos días últimos mucho sol. Fines de semana en los que crear una burbuja y desconectar del mundo rodeados sólo de tiempo, luz y belleza. Días de los que han surgido pequeñas chispas de felicidad que anoto en mi bitácora.
Glenda corriendo por la Playa de la Magdalena, quemando energía y recuperando esas horas de calle que había ido perdiendo minuto a minuto en los días más duros, esos en que el frío y las lluvias torrenciales no parecían invitar a salir de casa. Había una luz preciosa de tarde, una luz que se iba agotando poco a poco y aprendiendo los rosas y violetas del crepúsculo. Había un mar calmado y una barrera de montañas nevadas cerrando el paisaje.
En las manos, un sábado de playa los relatos de Murakami contenidos en el volumen "Sauce ciego, mujer dormida". Otro sábado, esa pequeña maravilla de Saul Bellow que se titula "Mueren más por desamor" que llena de poesía, de profundidad, avanza lentamente página a página. En los huecos de tiempo en los que las carreras de Glenda me permiten centrarme en la lectura.
Desconexión absoluta: los oídos ocupados en dos músicas contradictorias. El regreso a "La Calisto", la ópera de Francesco Cavalli en la voz perfecta de María Bayo y la dirección sabia de René Jacobs, me ha devuelto ese Barroco temprano, fresco, juguetón y emocinante que tanto me gusta. Como contraste, siempre conmigo desde la adolescencia, el siempre divertido salvajismo de Siniestro Total ... "Si el último mohicano te retira el saludo, si se hunde el Puente de Rande cuando tú estás pasando o si aterriza el Columbia en el tejado de tu casa y descubres que la NASA roba tus discos de cumbias, si eres honoris causa, si tienes la menopausia chan chan chan chan Que esta canción no te importe: No somos de Monforte ...".
El viernes pasado, "La vida es sueño" en la versión lúcida de Juan Carlos Pérez de la Fuente en el Palacio de Festivales de Cantabria, en compañía de Agrogay. Me gusta el texto, me provoca siempre reflexiones y silencios, y me gusta actualizado en su estética y en su comunicación escénica. No me resultó tan brutal como la lectura de Bieito, pero me gustó cómo decían el verso los actores, me gustó su modernidad contenida, y me parecieron brillantes algunas imágenes escénicas. Y si encima para terminar caen unas gambitas con gabardina en El Puerto, a modo de cena, velada completa.
Para casa quedaron seguir con las lecturas, escuchar otro poco de música (la integral para piano de Gershwin en versión de Angela Hewitt) y aprovechar los silencios de la medianoche para acomodarme al sofá, a los mimos de las gatas, y elegir algunas películas para dar de comer al DVD: La pelota vasca, El secreto de la isla de las focas, The company, Sé lo que hicisteis el último verano, Querelle, Elephant ...
Y es que estos fines de semana sin nada que hacer acaba uno rendido.
*Os dejo un video de La Calisto para que os hagáis una idea de la maravilla de música y de interpretación:

14 comentarios:

Nacho dijo...

Espero que disfrutaras El secreto de la isla de las focas (si son las aventuras de Fiona en Donegal en "The Secret of Roan Inish" y el por qué de la existencia de hombres y mujeres de un arcano pelo azabache en la Isla Esmeralda). Un cuento de hadas perfecto para el invierno. John Sayles es uno de esos escritos de "mérito".
Un saludo

Nacho

Agata dijo...

Anda,pásate por allí...

Rukaegos dijo...

Pues en efecto, me refería a la película de John Sayles, que había visto hace tiempo en la Filmoteca de Cantabria y me había enamorado. Me la encontré el otro día en DVD y me la llevé para casa. Y de nuevo me ha parecido una maravillosa fábula, como bien dices especialmente apta para sobrevivir al invierno. Ya desde aquella primera visión, prometí que mi próxima perra se llamará Nuala :)

Para allá que me voy, Ágata :)

Anónimo dijo...

Me alegra que le gustara la versión de La vida es sueño; a mí, en cambio, no me gustó nada. Demasiado histrionismo en algunos de los actores, muy poco contenidos. Y de la escenografía mejor no hablamos. Y no soy yo de esos puristas a los que les molestan los cambios y las modernidades. Pero esta versión me resultó un tanto pretenciosa. Menos mal que el texto es un verdadero prodigio porque si no hubiera resultado del todo infumable. La vida es sueño, y el teatro a veces también.

José Luis dijo...

Son buenas elecciones la música y las películas. The Company, con buen sistema de sonido merece realmente la pena. Neve Campbell muy apropiada en el papel, es además lo suyo. Pero yo te recomiendo muy mucho:) lo que publicaré esta noche a las 0:00 horas. Sublime, hacía 20 años que no veía nada comparable.

Alfonso dijo...

Sí que los ha pasado bien, y es verdad, a veces el ocio, cansa, esperas con ansias el fin de semana, y trabajas más jaja, la rutina tiene ese lado de bueno, que al final te hace el cuerpo. De todas formas, ha sido un fin de semana tranquilo y envidiable por lo que parece :)

A.S. Olivier dijo...

Me identifico desde Magerit con esas sensaciones crepusculares vividas en los Peligros. Sin ser un lugar místico a nivel estructural, siempre me gusta acabar ese paseo con un buen café en alguna de las mesas del Balneario. A ver si este finde me escapo y el tiempo también me da a mi una tregua para el paseo y la reconciliación de los sentidos...

Rukaegos dijo...

Yo suelo prescindir del café, más que nada porque para los cafés prefiero incorporar tertula y Glendamaría, francamente, tiene poca conversación. Pero es que además estamos en un país profundamente especista que impide a los perros el acceso a locales como las cafeterías ;)

Pues si vienes, lo mismo nos vemos. Por cierto, lo del proyecto poético que te comenté probablemente salga adelante y cuento contigo :)

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Elena dijo...

Me alegra que hayas pasado días plácidos, invernales pero cálidos por dentro.

No he escuchado "La Calisto", si bien quedo con la miel en los labios (de romero o salvia, que si no me sabe a bicho).

Y hablando de Calixtos y de bichos, mentas "su" montaje de La vida es sueño, que yo también vi, hace cuatro o cinco años y en Madrid. (Estoy de acuerdo con Anónimo: el texto es, y será siempre, prodigioso). Me sorprendió la moderación estética y, si me permites el término (lo sé impropio tratándose de nuestro teatro barroco), su clasicismo. Hubo algo que me gustó y algo que no me gustó.

Me gustó mucho Clarín, la primera figura del donaire que he visto funcionar con eficacia, y en ese funcionamiento considero que fue clave la dirección de Bieito aparte, claró está, de la labor del actor. Es dificilísimo hacer llegar al espectador actual la figura del donaire, y al Clarín de aquel montaje me lo creí; ni antes ni después me ha convencido ningún otro gracioso en representaciones de nuestro barroco, incluidas otras de La vida es sueño.

No me gustó que Segismundo pronunciara su célebre monólogo mientras se masturbaba. Se hizo con delicadeza, pero me resultó del todo inverosímil. Dime tú que eres XY si es posible pensar como está pensando en ese momento, volar tan alto, bucear tan hondo y verter toda esa indómita introspección en palabras, mientras uno se masturba. Si me dices que es posible, te creeré ;).

Saludos,

Elena

P.D. Jajajaja, qué casualidad... Conozco a Celina, efectivamente, prima hermana de mi cuñado.

P.D'. Tengo que pasarte algo que leí el otro día sobre la relación de hombre con los animales que creó que te gustará.

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rukaegos dijo...

¿Es este el comentario que querías publicar de los dos que me enviaste, verdad? Si no lo es, me lo dices y trato de recuperar el otro.

Y lo de Celina, jajaja, mira que va a ser verdad al final eso de que el mundo es un pañuelo ;)

Espero con ansia lo de tu lectura sobre hombre y animales. Hay algunas ideas robadas acá y allá que he utilizado a veces en mis poemas (¿recuerdas el del Tiergarten?) porque es una cuestión que me sugiere muchas cosas.

Besucos

Elena dijo...

Jajajaja, me parto, esto empieza a parecer un diálogo de película de los hermanos Marx, ¡pero si están publicados los dos, el primero y el segundo, casi iguales!. Sólo que en el primero mi nombre es negro, y en el segundo, azul.

Te paso mañana el texto, lúcido hasta doler.

Rukaegos dijo...

Jajajaja pensaba que lo había borrado, pero debí de borrar uno en el que me pedías que sólo publicara uno de los dos ... En fin. Que quede clarito que los dos comentarios suprimidos son tuyos, que tal como está el patio esta temporada lo mismo me acusan de ser un terrible censor ;)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.