viernes, diciembre 10, 2010

LECCIONES DE ÉTICA PERIODÍSTICA SEGÚN ANDRÉ LABRADOR


Don Labrador ha dado señales de vida, después de todo un estrés para ir borrando artículos plagiados en un torpe e inútil afán por eliminar las pruebas del delito. Después también de gastar su sin duda precioso tiempo en conseguir que Facebook elimine los grupos que invitaban a denunciar su comportamiento infame ante Elpais.com. Y lo ha hecho dejando todavía más clara la arrogancia y la inmadurez del personaje. Con unas lecciones de profesionalidad, él que se sigue presentando como un "periodista de los que aún creen en el oficio" (eso sí, no dice en qué oficio), que todo estudiante de Periodismo y todo periodista en activo debería leer, no sin antes haberse tomado una tila bien cargada.

Sé que le estoy derivando lectores y contribuyendo a agrandar su ya de por sí desmesurado ego, pero no me resisto a comentar (y acciones legales que se están estudiando ya aparte es la última vez -siempre que no vuelva por sus desafueros y me siga plagiando-) su lección magistral antes de enviarle al más profundo abismo de la memoria forever and ever.

Qué triste debe de ser que lo que escribas tenga tan poca salida que para que alguien lea tu blog te veas obligado a robar artículos de blogs ajenos. Qué triste ser tan inmaduro como para ser incapaz de asumir las propias responsabilidades y aprender de los propios errores, pidiendo disculpas y tratando de encauzar tu comportamiento hacia unos estándares más o menos dignos, y trates de escudarte en una supuesta caterva de subordinados que escriben y administran tus redes virtuales en tu lugar (algo que de ser cierto tampoco supondría que la responsabilidad fuera exclusivamente de Don Labrador, que es quien firma y patrocina el latrocinio).

Sobre todo, qué sorprendente que una persona incapaz de generar su propio trabajo se atreva a llamar "populacho" a quienes con mejor o peor tino mantenemos nuestros blogs vivos, en activo y con lectores desde hace ya unos cuantos años. Qué patético que alguien que se define como periodista se atreva a clamar por escrito que no hay ética en el periodismo sino sólo estrategias de mercadotecnia para llevar lectores hasta una página hueca, que alguien sorprendido en fuera de juego se reconvierta en una nueva versión de Antoñita la Fantástica inventando extrañas tramas supuestamente destinadas a provocar el nacimiento de un nuevo Gabilondo (más quisieras, rey) donde como mucho se aloja un émulo de Leonardo Dantés, dispuesto a cualquier humillación o ridículo por ver su nombre en algún medio.

Dice el niñato engreído que el periodismo es una profesión en la que no existen ni la moral ni la ética, algo fuera de toda duda en sus actuaciones, pero con una afirmación que desde luego escandalizaría a los mejores del Periodismo, y a la inmensa mayoría de sus profesionales. Dice también no sé qué lugares comunes sobre peces grandes que se comen a los chicos, las retroalimentaciones (que confunde con cadenas tróficas, sin duda), y sobre cierto gen que le hace superior al resto de la humanidad y que nos obliga a todos a servirle con nuestro trabajo.

Pero es que puestos a lugares comunes, tal vez podríamos recordarle que al margen de que tal vez haya medido mal el tamaño ... de los peces, también ha habido muchos Goliatitos de feria que han caído víctimas de la certera pedrada de un insignificante David.

Eso sin olvidar que entre los peces pequeños hay exquisiteces como nuestro bocarte dignas de todos los elogios, mientras entre los peces grandes se encuentran las especies más primitivas, brutas y tontas del acuario.

Pero hasta los tiburones muerden alguna vez en hueso, cariño. Sobre todo cuando al margen de lo que puedas pensar por un universo tan desconocido para ti como el de la ética, aquí de lo que se trata es de la razón jurídica: por delito de plagio en el sistema penal y por ataque contra el derecho moral de autor en el civil.

Pero eso ya lo aprenderás sin tardar mucho, pececito.

5 comentarios:

Agata dijo...

Te aplaudo.Y te apoyo.

ILILIP dijo...

...Con razón yo no encontraba los artículos...
...Suelo utilizar frecuentemente ´´cosas´´ de Internet... procuro poner su procedencia...
...Resulta difícil saber el autor en muchas ocasiones por aparecer en varios sitios... o por tenerlas guardadas hace mucho tiempo...
...Pero si alguien me pide que las retire... mínimo pido disculpas...


...(mira por donde soy una ´´plagiarista´´... ¡¡¡Bonito ´´palabro´´... ¡¡¡igual hasta me lo ´´llevo´´!!!)...

Alfonso dijo...

El pobre, no tuvo a otro que copiar: ¡A Regino! Que tiene cientos de seguidores y seguidoras por todo el mundo. Además ¿alguien conoce a alguien que se llame Regino? Yo a nadie ¡SOLO A REGINO!
Por eso digo, el pobre, qué torpe :) abrazosssss

Rukaegos dijo...

Gracias, Ágata.

Claro, Ililip, todos encontramos filones en Internet, Incluso la mayoría damos permiso expreso o tácito para que otras personas puedan utilizar nuestro material con un mínimo de cortesía: la cita de la fuente. No es plagio citar, resumir, referirse, tomar ideas ... pero de ahí a reproducir literalmente todo un texto y además firmarlo como propio ...

Alfonso, es que mi lado cabezón y perverso no lo saco a menudo, pero si me buscan corren algunos riesgos ;)

Teresa dijo...

.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.