jueves, agosto 19, 2010

MOMENTOS ESTELARES: SORBETE DE MELOCOTÓN CON GALLETAS DE MARÍA



Aprovechando que tal día como hoy se celebra el cumpleaños de nuestra rubia favorita, Nancy Culturas, parece necesario darle al blog un aire de celebración evocando uno de los grandes momentos de la historia reciente de una pandilla basura tal vez más basura que nunca, puede que su mejor momento hasta la inauguración en Villacuervos de la Trenza de Casa Trashville, especialidad barbacoas.


Como nuestro buen amigo Serventesio lleva algunos años como Velociraptor de Pompa y Circunstancia de la Academia Estival Erudito Martínez, el malvado Rukaegos y sus amigos trash acuden como invitados a la elegante vernissage con la que a medio verano suele la alta institución académica agasajar a las fuerzas muertas del Santander Posible. Y es que no deja de ser un soplo de aire fresco y acanallado contemplar los fuetés en tournant de escuela parisina con los que nuestros viejos amigos Lanza de Fuego, Menudo Pájaro, Oposita que Algo Queda, Le Coq Sportif o ella, la más bella, Nancy Culturas se desplazan entre alcaldes-ingenieros, gaviotas conjuntivas y eruditos a la violeta rancia.


Resulta que el pasado verano había estado la famosa (y mediática) escritora Sorbete de Melocotón presentando su obra en el ciclo Páginas en Blanco, acompañada por Rukaegos. Y como la chica es divertida y lánguida no pudo evitar acabar en manos de Los Basura durante un par de tardes y un curso extra. La verdad es que la chica había caído bien ("Canalillo, canalillo" babeó Lanza de Fuego cuando le fue presentada en vestido de gasa más bien transparente y escotada la escritora -mediática- ) y fue por eso que fue invitada a la visita de exploración por las habitaciones privadas de Serventesio en la sede académica ("Cama, cama" babeó Lanza de Fuego cuando las tales habitaciones le fueron presentadas en sábana de cretona y colchón de agua).


Nancy Culturas, todo hay que decirlo, estuvo un tanto mosqueada con la aparición de una nueva bella entre las bestias. Dos bellas para Los Basura eran sin duda demasiado. Y es que ya lo dice Meir Shalev en su novela Por amor a Judit, que a cada tribu sólo le resulta posible convivir con una belleza de quítame el merengue. Y eso que Nancy estaba como siempre guapa, radiante, inteligente y seductora. Pero como ella es rubia natural desde pequeña, pues se veía fea, opaca, tontichorras y santanderina. Y de ahí su malestar ante la gélida invitada.


El mal rollo alcanzó cercanías a la catástrofe cuando unos días más tarde Sorbete y Nancy volvieron a coincidir en el curso que sobre la mafia burgundia ofrecía el escritor Bertoldino Capodimonte, cuya cabeza había sido puesta a precio -barato- por los mafiosos malosos tras la publicación de su best seller "Tarantella" en el que se analizaba la criminal interacción entre las danzas populares del sur de Italia y los subterráneos intereses de La Cosa Suya De Ellos.

Como buen macarrón italiano, Bertoldino había mirado con ojitos de matadero a las dos chicas, sin importarle que a su lado estuviera con cara de "vaya par de cerdas" la novia del sentenciado escritor Mariadulce Mortadella.


"Hola, soy Nnnnnancy" dijo la rubia desplegando varias caídas de ojos simultáneas ante el emocionado Bertoldino. "Y esta es Sorbete. Sorbete de Mmmmmelocotón" continuó con despectiva amabilidad. "Una escritora de aquí, una escritora mmmmmuy mmmmediática".


Sonriendo como si fuera inmune a la extraordinaria capacidad de la Culturas para poner mmmorritos y a su talento para escupir información malévola, Sorbete de Melocotón estampó un par de besos más bien húmedos en las mejillas de Bertoldino Capodimonte mientras enfocaba con dulce mirada y tierno canalillo a nuestra rubia para sacar dientes-dientes y proclamar "Y tú eres una Hija de Puta". Momento en el que todo el mundo pudo escuchar el crujiente proceso de congelación de la sonrisa falsa de Nancy, el batir de las alas del silencio durante un leve instante, y los pensamientos en voz alta de Mariadulce que rezaban "Lo que yo te diga, menudo par de cerdas".


Estuvo al quite inmediato Serventesio. Y ya que no hay nada mejor para desfacer malos farios que una buena mesa bien servida, invitó a la tensa concurrencia a almorzar en La Costilla Feliz una opípara ración de menudillos de oveja. Capodimonte se situó junto a su novia Mortadella en el extremo presidencial, con Nancy Culturas a la diestra y Sorbete de Melocotón a la siniestra de la perseguida pareja. Y lo mismo se acercaba Nancy a la boquita del escritor con un tenedor cargado de menudillos, que Sorbete le ofrecía una cucharilla con salsa de alcaparras; lo mismo La Culturas acercaba peligrosamente sus mmmorritos al oído de Bertoldino para desvelar repetidas y viejas historias del imaginario local, que La Melocotón sacaba canalillo ante la atenta baba de Lanza de Fuego y se dejaba caer junto a la carne mortal del italiano para hacer un esquema resumen de los mejores momentos de sus tertulias televisivas.


Mariadulce Mortadella, mientras tanto, daba codazos en la riñonada a la escritora y blandía el cuchillo de postre en dirección a la rubia mientras con cara de naranja agria cantaba una conocida aria de la ópera de Verdi La siciliana gorda , justo esa que comienza diciendo "Quita, Cerda".


Menos mal que Nancy Culturas había decidido encargarse del postre, sacándose del canesú un par de cajas de las famosas "Galletas de María" que siempre han conseguido más de una sonrisa boba y de una carcajada idiota en el personal, amén de inducir al canto de Asturias patria querida y de Amigos para siempre a los comensales. Galletas que sirvieron finalmente para que nuestras dos bellas hicieran las paces de galleta en galleta y se juramentaran una amistad eterna de diez o doce minutos mientras la Mortadella comentaba a su chorbo "Tú dirás lo que quieras, pero estas dos van a engordar. ¿No ves que comen como cerdas?".


Según cuentan las crónicas, Lanza de Fuego continúa exclamando en sus más felices sueños el que ya se considera su grito de guerra, "Canalillo, canalillo". Y eso que desde que conoció a Amores de la Huerta parece un poco, sólo un poco, más calmado.

4 comentarios:

Blenda dijo...

Pues...... para ser una pandilla basura..... observo yo un glamour demasiado glamouroso. ¡¡¡¡¡Ese contraste me gusta.......!!!!!!

patri-cia dijo...

Jo, no me entero. ¿No podrías hacer como en el Tomate y dar iniciales con puntos?
Fdo:
P.

Rukaegos dijo...

jajaja Patricia, un día quedamos y te desvelo todas las claves. Y hasta si quieres quedamos con Los Basura en pleno o en comisión, que seguro que te gustarían :)

Blenda. dijo...

No es por rivalizar con mi amiga Patri, ¡¡¡¡eso nunca!, pero esa quedada me interesa. ¿caben 2 bellezas rubias más?

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.