miércoles, abril 21, 2010

IMBÉCILES SIN FRONTERAS: EVO MORALES Y LA HORMONA DEL POLLO


Miren vuesas mercedes que me cuesta escribir, que todavía no he dejado de reírme desde que hace algo más de una hora escuché al Presidente de Bolivia en los informativos de la tele explicar a la enfervorecida audiencia que los occidentales nos quedamos calvos por culpa de esas cosas que le echan ahora a las comidas (si es que mira que Julio César fue siempre un avanzado para su tiempo: llegó, vio y alopeció). Pero no contento con esta afirmación que sin duda le abrirá las puertas de los congresos médicos y de algún Premio Nobel, quiso redondearla con un aporte esencial para la historia de la ciencia. Y es que Morales ha dado nada menos que con el origen de la homosexualidad.

El brillante investigador boliviano descubrió una tarde entre sesudas pruebas de laboratorio que asi como a una buena parte de los gallos les resultaban sexygirls las gallinas, a los pollos les ponían las pollas más requetecachondos que un saco de maíz del Altiplano. Su privilegiada red neuronal comenzó a trabajar ante la sorprendente noticia hasta dar con una curiosa coincidencia entre el marica de laboratorio y el pollo de probeta: la fascinación por las pollas.

Tras el consabido eureka-lo-encontró, el eje racional de Evo Morales quedó profundamente conmovido al advertir que sin duda esta tendencia mariconsona (sentido homenaje a sus amigos los Castro) común a gays y pollos habría de sustentarse en un complot del capitalismo mundial contra la continuidad de la especie. Al pollo los malvados capitalistas lo alimentan con hormonas femeninas para que se dedique en cuerpo y pluma a la polla más cercana, y al ser a su vez engullido por la pirámide alimenticia y por algún joven varón desprevenido, el pollo hormonado y mariquituso habría de confundir al muchacho hasta cubrirlo de plumas y convertirlo en rendido admirador de los cultos satánicos y falocráticos que adoran a la enhiesta polla empitonada sobre un par de cestas de huevos.

"El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso cuando los jóvenes comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres", ha declarado el prócer latinoamericano, sin que de su tupida cabellera (él sí que come como la Pachamama manda, a base de ensalada de berza) se moviera un solo cabello imperialista y anonadado.

Que homofobia está unido a ignorancia, a fanatismo, a imbecilidad inexcusable es algo que no nos pilla de sorpresa. Que los homófobos son dados a exhalar perlas surrealistas en las que ponen de manifiesto su carencia de juicio, tampoco va a asustarnos ya. Pero ... ¿y lo que nos reímos?

16 comentarios:

Jesús Cabezón dijo...

Hoy casualmente he comido pollo, ¿me pasará algo, amigo Rukaegos?
¿Sabías cómo llamaban a Raul Castro cuando bajó de Sierra Maestra?
Si no lo sabes, mañana te lo digo.
Escéptico

Clive dijo...

Otra visión creo que más completa del "incidente":

http://www.moscasenlasopa.net/blog/?p=4075

Begoña dijo...

¡Qué razón tienes, Regino!
Seguro que este "listo" no deja comer criadillas a su madre...
Cuántos tontos cría el pan...

Rukaegos dijo...

No conozco el mote al que te refieres, Jesús, espero la solución. ¿Mandaste analizar al pollo para saber si llevaba sobrecarga hormonal?

Begoña, habrá que ver qué efectos secundarios tienen en Laboratorios Morales las hormonas de criadilla, lo mismo son buenas para sabediosqué.

Clive, ¿más completo? Yo lo veo incluso más sesgado. En ningún momento critico o analizo la parte referente al cambio climático o el resto de sus valoraciones sobre los transgénicos. Pero pretender como Javier en el blog al que me remites que en realidad quería decir otra cosa y que se ha descontextualizado y que por supuesto los demás no hemos contrastado fuentes, me parece mear fuera del tiesto.

La frase, calvos y homosexuales en comandita, es simplemente necia. Diga lo que diga en el resto del discurso. Y su valoración sobre las "desviaciones" que te hacen "poco hombre" dignas de un sargento chusquero del ejército franquista (o del ejército rojo, que en cuestiones de homofobia por ahí, por ahí). Seguro que si una frase parecida hubiera sido pronunciada por Ana Botella no le pondríais peros a las críticas, ni en moscas en la sopa se trataría de dar la vuelta a lo que sí se ha dicho.

Ya sé, ya sé, la frase es una anécdota. Lo mismo que cualquiera de las otras declaraciones absurdas (y mayoritariamente homófobas) que he venido recogiendo en Imbéciles sin Fronteras. De la derecha y de la izquierda, religiosas y laicas, y por supuesto ahora también la pasada de frenada de Morales.

Y es que algunos somos desviados mucho antes de que se inventara el pollo transgénico. Y además en casa lo comíamos de corral.

Alfonso dijo...

Yo he comido hoy conejo y por confusión :-s a ver en que me convierto. Aunque una depilación no me vendría mal :-P Te he retwiteado el post, está muy bien :)

Rukaegos dijo...

Alfonso, gracias: mi debut en twitter jajajaja :) Con el conejo hormonado se te ha puesto cara de extraterrestre comegatos, básicamente.

BRUNO6 dijo...

!!!CARALLO!!!
Así que mi alopecia era por las aves de corral!!!

patri-cia dijo...

Desde que ví a Evo con ese jersey de rayas hecho a máquina con punto acrílico(tipo jerseises de Dinamarca o Hernández) me temí lo peor
Nuestro Cocó jamás lo hubiera hecho.

Fito dijo...

Pues en esta ocasión, leyendo más allá de los recortes interesados y manipulados de los medios (todos) y viendo cómo construye alguno los argumentos a base de fondo de armario, estoy con Clive.

Hay mucho más de acoso y derribo contra Morales que de homofobia.

hep dijo...

Hola! Yo soy nueva! HE llegado aquí a través de facebook y de Frantic .

ME he reído mucho con tu exposición y si no te importa, me pasaré de vez en cuando.


Ay que fastidiarse.....toda la vida buscando el origen de la alopecia y resulta que viene del mismo sitio que la orientación sexual!
Evo for president!! Ah no! que ya lo es!!! pues eso, el Nobel!


UN saludo!

Sergio Torres dijo...

Jajajaja, joer qué descojono con el Morales y tus comentarios.

El pobre pollo siempre tiene la culpa de todo, de la inflación, de la alopecia, de la gripe asiática... Si quieres echar mierda sobre algo o alguien...ahí está el pollo.

¡Qué culpa tendrá el pollo, pollas!

Marga dijo...

Ojo con los personajes que son presidentes de paises,y han sido elegidos por el pueblo,porque eso dice mucho del pueblo y de los elegidos,estamos llegando a niveles cero de inteligencia y cultura para empezar...
Gracias por encarar con algo de inteligencia,cultura y sentido del humor tanto despropósito,
aclaro que no tengo en mi familia a nadie(hasta ahora) a nadie gay o lesbo y hemos comido pollo desde cuando era un signo de riqueza y conejo, y vaca y pescado y...

Rukaegos dijo...

Fito: siempre que he incorporado a un nuevo miembro a la particular ONG lo he hecho a partir de una frase recortada y desafortunada, y eso que uno pidió después disculpas. La frase, sin demasiados recortes, se la escuché en directo, y también escuché la celebración del "chiste".

En lo que a otros medios y espacios se refiere, no voy a discutir que haya mucho de ataque a Morales por otras causas y de profunda hipocresía (los medios del ala conservadora y ultra seguro que piensan que su referencia a los desviados es una ligereza, que como poco debería habernos llamado engendros de satanás, como hacen los suyos). Pero tampoco me parece estar en este momento fuera de discusión que desde otros espacios, y para salvar la imagen de Evo Morales se está intentando justificar lo injustificable y explicar que no dijo lo que dijo (más allá de aludir al resto del discurso).

Eso sí, en cuanto al resto del discurso, también lo he visto analizado y comentado. Y de la misma manera que algunos lo celebran, hay personas que considero informadas en la cuestión y que no serían precisamente enemigas de lo que pueda estar representando Morales en Latinoamérica en este momento que consideran que el resto del discurso es también un puro despropósito o cuando menos un monumento a la desinformación.

Yo en ese tema no me he metido. Pero insisto en que con contexto o sin él, la frase tiene bemoles, sostenidos y becuadros. Y por otro lado, tampoco es que Evo Morales haya destacado (como por otra parte ninguno de sus compañeros de barco en Latinoamérica) precisamente por la defensa de los derechos y dignidad de las personas lgtb.

Lo siento, pero esta frase es digna (en mi opinión, claro) de figurar en letras de molde en los anales del disparate homófobo.

Rukaegos dijo...

Bruno, ya le decía yo a la mi madre que tanto pollo me estaba matando, a medida que veía que el flequillo se me despejaba a pasos agigantados :)

Patri: Cocó nunca vestiría como Evo, pero la empanada de ave con pluma que tiene en el cerebelo sí podría ser una de las aportaciones al laboratorio del presidente boliviano.

Rukaegos dijo...

Hep, las amigas de Frantic son mis amigas :) Gracias por pasarte y por supuesto que estás invitada a leer y comentar siempre que te apetezca.

Sergio, Marga, gracias por los comentarios. Me imagino que si no pudiéramos tomarnos a broma ciertas cosas acabaríamos muriendo de intensidad :) De todas maneras, que al final se acuse al pollo de toda la mierda tiene su justificación, que es que pasan y te lo ponen todo perdidito.

innopolis dijo...

lo de las hormonas no son tonterías.
Otra cosa es la interpretación que se haga y el discurso de Evo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.