viernes, abril 03, 2009

MUEREN LOS CIERVOS

Hace unos días, mientras tomaba el rutinario café de media mañana, se me acercó Manu (nombre ficticio) para ponerme al tanto de unos sucesos graves y pedirme una ayuda en términos mediáticos. Esta mañana me trajo algunos datos que le había pedido y paso a cumplir mi compromiso de intentar difundir la noticia, comenzando por mi bitácora.
No puede evitar esta mañana evocar una imagen bien cómica de "Astérix en Helvecia" en la que los guerreros helvecios atizan a los romanos (como corresponde) y luego los socorren amorosamente. El romano dice "¿Me golpeáis y luego me curáis?" a lo que el helvecio responde "Es una costumbre de aquí". La Cruz Roja acababa de nacer.
La cosa es que el pasado, crudo y nevado invierno tuvimos la foto propagandística de rigor, esa foto que recordaréis de nuestros responsables de montes alimentando a un grupo de ciervos famélicos en El Henar. Y es que ha sido un año de hambruna para ellos, mucha nieve y poco verde con que aguantar el tirón hasta la primavera. O lo que es lo mismo, un año de muchas muertes al que sólo, al fin y al cabo andamos de Año Darwin, los ejemplares más fuertes han sobrevivido.
Pero ahora que andan las ciervas, las más fuertes, preñadas y cercanas al parto, desde el Servicio de Montes del Gobierno de Cantabria se están adjudicando cacerías en los términos municipales cercanos o incluidos en la Reserva del Saja / Parque Nacional de los Picos de Europa, cacerías en las que se mata precisamente a esos ejemplares que hubieran garantizado el fortalecimiento de la población. Y hay constancia de que han caído ya varias hembras preñadas, algunas con dos cervatillos en su vientre.
Podríamos recordar que la reintroducción del ciervo en los años 50 y la creación de la Reserva Nacional del Saja tuvo su origen precisamente en los cazadores (en otro perfil de cazadores, bien diferente del actual) para "proteger la caza mayor y las especies interesantes de estos montes, con la esperanza de que las generaciones presentes y futuras sepan mantener y mejorar su legado". Y así llegaron los primeros cervatillos desde los Montes de Toledo, y pronto se aclimataron y se multiplicaron. Con la satisfacción de cazadores pero también de aficionados a la naturaleza que han convertido desde entonces en todo un rito la asistencia a las noches de la berrea.
En la actualidad vuelve a descender la población de ciervos. Y podríamos (sin conocer mucho este mundo pero atendiendo a la extensa y bien informada explicación que se me ha hecho llegar) recordar que hay datos alarmantes, como los ya muchos años en que durante la berrea no se abate ningún ciervo de gran envergadura, o lo que es lo mismo un macho fuerte y de cierta edad. Habría que recordar también que hay un conflicto larvado o no tanto entre los ganaderos de la zona y las especies de valor cinegético y ecológico. Habría que apuntar que es mucho el dinero que se paga por una cacería (creo que se llega a los 24.000 / 30.000 euros) y en consecuencia que es un ingreso fuerte el que se aporta a las arcas municipales.
Parece urgente tomar algunas decisiones. Decisiones que debieran proteger el periodo de preñez de las ciervas, de forma regular o, como mínimo, en años en que el invierno haya sido mortal y blanco como el recién pasado. Que tendrían que articular fórmulas eficaces para que los ganaderos no sufrieran perjuicios económicos y los ayuntamientos encontraran medios de financiación alternativos a las cacerías (en los Montes de Toledo, las sierras de Teruel y otros puntos ya se practica una especie de explotación de ciervos en semi-libertad para evitar dañar a la población salvaje). Que deberían escuchar más a las opiniones de los que aman la naturaleza y menos a las que la miden en euros (que al final vamos a encontrarnos con que la caza es el urbanismo de las zonas de montaña ... y hasta aquí puedo leer). Que deberían evitar ese cinismo de alimentar a los ciervos para luego abatirlos (¿o es que en realidad estaban cebándolos?).
Recuerdo una hermosa balada medieval francesa, Lamento de la cierva blanca, que puede servir como ejemplo de tantas leyendas mágicas tejidas en torno a las ciervas. Un animal de fuerte poder místico que ya nos dejó bellísima huella en Altamira. Aquí os dejo el enlace a la versión de Tri-Yann, recordando que en Cantabria no sólo las ciervas blancas se lamentan. ¿No es posible parar ya esta carnicería?

13 comentarios:

Alicia dijo...

Muy buenas Regi,
Estoy totalmente de acuerdo con toda tu exposición. Si es cierto que deberían tenerse en cuenta determinados condicionantes al comenzar cada temporada pero permíteme que por lo que me toca te corriga una cosilla: no son los ayuntamientos (al menos los de la Reseva del Saja)los que adjudican las cacerias, es el Servicio de Montes del Gobierno de Cantabria quien asume estas competencias. Únicamente se le conceden a los ayuntamientos determinados "lotes" una vez al año (al mío concretemente suelen ser de seis a doce piezas)que redunda en un beneficio directo para los mismos, con esto te quiero decir que a pesar de ser los ayuntamientos los propietarios de los montes la mayor parte de las veces en estos y en otros temas no tenemos ni voz ni voto, al traspasar la gestión al gobierno de Cantabria creo que creyeron asumir la propiedad.
Pero si me permites coméntale a este amiguete tuyo que "con montes y los cazadores hemos topado".
Un besín y tengas un felicísimo puente de semana santa je!je!

Rukaegos dijo...

Muchísimas gracias por la puntualización. A cada cual lo suyo y como dices, y mejor que tú no lo va a saber nadie.
Dicho queda para el Servicio de Montes, la Directora General del ramo, monteros mayores y demás responsables directos.

Y reviso la redacción del artículo para eliminar lo referente a la responsabilidad de los municipios.

Feliz Semana Santa para ti también, guapetona :)

Rukaegos dijo...

Rectificado queda :)

Mª Gemma dijo...

Triste e inaceptable, que se estén cazando ciervas en estado de gestación, con el invierno tan duro que han tenido. Luego vendrán las lamentaciones de que no quedan y a volver a traerlas de Toledo.
Si de mi dependiese, ni un solo animal era cazado, en las reservas, no por lo menos por deporte.
Es urgente tomar decisiones, que nos hagan respetuosos con el medio ambiente... que garantice las especies que en el habitan...

Que tengas un buen fin de semana.
Un abrazo

José Luis dijo...

Qué pena. Todos sabemos que la caza es necesaria para regular la especie en ausencia de depredadores, si se da un crecimiento de la cabaña que excede los recursos de la zona. No parece que sea este el caso, y habría que mirar con lupa la cuestión.

De todos modos, hay que tener el corazón de piedra para abatir en nuestros días no sólo ya a un cervatillo, sino a un ejemplar tan hermoso como puede ser un ciervo.

Me estoy acordando de "The Queen" cuando Helen Mirren se queda mirando a ese espectacular ejemplar.

Alfonso dijo...

Iba a hacer un chiste malo sobre cómo es posible que se pierdan y no se cuiden lo suficiente a los ciervos y siga tanto cabrón purulando por ahí, pero mejor me callo que es sábado de pasión...

Lobogrino dijo...

Excelente exposición Rukaegos.
Si cambias el sustantivo "ciervo" por "lobo" y los lugares que citas por "Sierra de la Culebra" zamorana o cualquier otro lugar donde viva el lobo al norte del Duero (al sur hace muchas décadas que no quedan) el contenido del texto podría ser el mismo.

Lo siento pero yo soy mucho más radical que todos vosotros: en los tiempos que corren NUNCA es necesaria la caza. Por supuesto que hay que controlar la excesiva expansión de algunas especies para que no se rompa el frágil equilibrio del ecosistema. Pero NUNCA cazándolas. NUNCA convirtiendo la muerte de un animal en una fiesta y un jolgorio para impotentes, frustrados y desocupados descerebrados.

La caza JAMÁS es un deporte. En algunos momentos fue una necesidad. Pero ¿deporte?...El hombre del Neolítico cazaba para comer. Y cazaba sólo lo que necesitaba con muchísimo respeto. Tal y como hacen las primitivas sociedades cazadoras que aún existen.
La caza, como los toros es una aberración totalmente inadmisible. Y TODOS LOS QUE NOS SENTIMOS PERSONAS tenemos la obligación moral de luchar contra cualquier tipo de caza desde un ciervo o un lobo a una perdiz o una liebre.

Mientras no desaparezca la caza abogo por recuperar tradiciones como lanzar burros o cabras desde campanarios, legalizar las peleas de perros y gallos, fomentar la tortura y asesinato de galgos en La Mancha...e incluso "inventar tradiciones nuevas" como correr a gorrazos a los votantes del PP y de UPyD.
¿A que suena bestia y absurdo?.
Pues lo es igual que torear en una plaza o asesinar ciervas preñadas.

Un placer leerte Rukaegos. Un abrazo.

Rukaegos dijo...

Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios. José Luis, me acuerdo bien de la escena que comentas: magnífica.

Alfonso, cuida la lengua que te vas a tener que confesar ;) Y encima en estas fechas tststs

MªGemma, tampoco yo soy amigo de la caza. Aunque digamos que puedo llegar a entender que pueblos a los que prácticamente se limita toda actividad económica alternativa precisamente para proteger el medio puedan utilizarla como recurso, pero con control, y millones de límites.

Rukaegos dijo...

Lobogrino, lo que es un placer es tenerte a ti como visitante, y más en un post en el que se habla de la naturaleza, sabiendo que eres un fanático del aire libre y la montaña :)

Como dices, de todas maneras, hay también que tener en cuenta el control de especies. Por ejemplo, el ciervo había desaparecido por la acción humana cuando se creó la Reserva de la que hablo y se reintrodujo. Se adaptaron bien y rápido pero ... como pasa siempre que metemos la manita, una especie que comparte hábitat pero es más huidiza, más débil, se ha visto afectada y la expansión del ciervo ha influido en la disminución de la población de corzos.

En fin, que es todo complicado pero, al menos, que los límites y abusos queden muy marcados. Porque las cacerías tal y como se subastan hoy son auténticas carnicerías, en las que participan hasta críos de 14 años o gente que nunca ha visto un arma y acaban siendo una escabechina.

Un saludo :)

Anónimo dijo...

La protección de la biodiversidad y el respeto a las condiciones de vida de los animales es un tema que se asocia directamente a nuestro grado de cultura y civilización. Quizas Educación para la Ciudadanía podría abordar de alguna manera los derechos aplicables a los animales, tema en el que en España nos hace falta avanzar bastante.

Anónimo dijo...

Esto es par Alicia. Es cierto que el el Servico de Montes el que adjudica las cacerías y que a los Ayuntamientos les dan una., no sé cual es tu ayuntamiento, pero el que yo conozco, le dan una, y si les dejan matar seis, matan sesenta si pueden y ahi es donde matan todo, hembras preñadas, etc., porque según el guarda, hay superpoblación, lo cual no es cierto. El año pasado, en la Reserva, en una de esas cacerías "Extra" de los Ayuntamientos, acorralaron a los ciervos porque habia nieve y coriendo monte abajo, se cargaron todo. A las hembras preñadas las abren alli mismo, dejan el feto, que no les interesa para nada y se llevan a la madre. Y no estoy mintiendo.

Nacho dijo...

Perdon, pero los animales no tienen "derechos", ni les "son aplicables" (avanzar hacia donde?) Otra cosa es proteger cosas que merecen ser protegidas por que son los humanos los que las dan valor, (como Rukaegos se lo da en este post, y son esos los que tienen derechos y deberes), y para eso no hay que marear con derechos, ni humanos ni animales. Solo ser "cuidadoso" (si no hubiera humanos en este mundo lo de plantearse eso de los derechos quedaria expedito por la regla del Tiranosaurius Rex)

Que mania con "avanzar", con tanto movimiento a uno no le da tiempo de disfrutar del paisaje (el humano y el animal), y por su puesto uno puedo no llegar a saber donde esta "delante" y "detras" (con lo facil que era en los tiempos de Barrio Sesamo, snif).

Un abrazo

Anónimo dijo...

No se me ocurre nada que decir, excepto qué penita, mare!

Un saludo,

Diana.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.