jueves, mayo 22, 2008

MAFIA INTERIOR
Leo hace un par de Babelias una entrevista con Simonetta Agnello-Hornby. Acaba de publicar Boca sellada, su tercera novela sobre Sicilia, sus gentes y el permanente espectro de la Mafia, tras La Mennulara, una novela certera, irónica y sorprendente que me atrapó hace ya un par de años, y La tía marquesa, que anda por mis revueltas estanterías a la espera.
Me parece una mujer interesante como escritora, como historia personal y como historia profesional (abogada especializada en defensa de menores en áreas marginales de Londres).
Pero quiero traer a mi Santander posible una breve y simple reflexión que me hizo pensar mucho. Le preguntaba sobre Sicilia y la mafia y ella contestaba que para los sicilianos la mafia era una experiencia casi genética, que la llevaban dentro. La falta de una protección estatal les había obligado a vivir años y años pendientes de vías laterales para solucionar sus problemas y ya no eran capaces de afrontarlos sin recovecos. Ponía como ejemplo que una no recuerdo si hija o nieta suya había enfermado y su primera reacción, una reacción que nunca habría tenido en Londres, fue "¿En qué hospital conocemos a alguien para que se ocupen bien?". Finalmente alguien le dijo que las urgencias funcionaban sin problemas y sin problemas ni enchufes se solucionó la pequeña crisis.
Pero era su forma de expresar el mal del alma siciliana, la incapacidad para evitar el atajo (real o imaginado) de la recomendación, del enchufe. Víctimas de una mafia interiorizada que era ya parte de su propia imagen del mundo.
Me hizo pensar este sencillo apunte. A veces bromeo al hablar de Santander y de cómo funcionan (o no funcionan) tantas cosas iniciando el relato a lo Sophia Petrillo / Las chicas de oro: "Sicilia, 1920". Pero en el Santander posible, la Cantabria posible, la España posible ... ¿tenemos de verdad claro, como Simonetta Agnello-Hornby, que desde el momento en que buscamos el atajo estamos configurando un país mafioso?
Pecado común, sociedad enferma: Mafia en el alma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Reflexión breve y certera, Regino. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Fernando ZP.

Daniel Pérez Rodríguez dijo...

Hola Regino. Este fin de semana muchas ciudades europeas van a organizar actividades contra el escudo espacial de USA en Polonia y República Checa. Supongo que en Santander no se hará nada para recoger firmas, así que sólo nos queda usar el clásico "Pásalo". La dirección es www.nonviolence.cz, y son necesarias 500.000 firmas. Espero que me ayudes a correr la voz entre los santanderinos, y evitemos volver a tener que decir ¡Mierda de Europa! Un saludo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.