martes, febrero 19, 2008

LAS MUJERES QUE LEEN SON PELIGROSAS
Hace unos meses me pidieron en la Red Cántabra de Desarrollo Rural un artículo que contara mi experiencia animando grupos de lectura que dentro del programa Espacio Propio, de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria, trataban de crear nuevos espacios para el crecimiento, protagonismo y ocio de las mujeres rurales. Ayer mis chicas de Mazcuerras me regalaron un bello cuento editado con preciosas ilustraciones por Kalandraka. El cuento se titula Frederick y habla de un ratón que come palabras para luego compartirlas. En la sencilla dedicatoria me dicen que soy "su Frederick". Y luego firman Pili, Encarna, Margarita, Nena, Bernardina, Rosina, Pilar, Saurin, Evangelina, Carmina, Mariuca, Lina, María Rosa y Rosi.
Son ya muchos meses compartiendo tiempo y letras con muchas mujeres de Cantabria. Y han sido una de las mejores experiencias de mi vida. Así que os voy a dejar aquí colgado el artículo que se publicó en la revista de la RCDR, Braña.
LAS MUJERES QUE LEEN SON PELIGROSAS
(Una experiencia lectora con mujeres del medio rural en Cantabria)

Con este título, Las mujeres que leen son peligrosas, publicó hace algunos meses la Editorial Tusquets un bello libro dedicado a la imagen de la mujer lectora en la Historia del Arte. Tras los elementos plásticos y poéticos del libro, se ocultaba también una realidad más comprometida: la del libro como amigo, como compañero, como espacio privado de la mujer a través de la historia. El libro, la lectura, como ruta a una libertad sentida, soñada, necesitada, cuando hablar de igualdad de género era poco menos que una broma. Recuerdo ahora un bello libro que de seguro acabará entrando en el programa Leyendo con otra mirada organizado por la Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria, con la colaboración de numerosos ayuntamientos cántabros y de la Red Cántabra de Desarrollo Rural. Se trata de El abanico de seda, de Lisa See, que a través de la correspondencia entre dos amigas chinas recupera la memoria de un idioma perdido hace un par de años con la muerte de su última conocedora. El Nu Shu, una lengua secreta que las mujeres chinas idearon para comunicarse privadamente entre ellas al margen del control ejercido por una cultura radicalmente patriarcal y en la que se veían sometidas a la voluntad del marido desde el momento exacto de la boda. De nuevo, escritura y lectura como espacios propios, universos donde crecer, soñar, aprender, disfrutar …

En realidad, cuando hablamos de animación a la lectura, uno de esos conceptos que acabará desgastándose por el exceso y la imprecisión de su uso, hablamos del encuentro con el País de Alicia, con la Isla de Robinson, con el Nuncajamás de Peter Pan o la Ciudad Esmeralda de Dorothy. Hablamos del encuentro con la vida hecha fantasía, hablamos de perder el miedo al libro, de aprender a no enredarse en las palabras y dar el salto a la magia, de penetrar las páginas con la seguridad de abandonarnos en el primer capítulo para experimentar y sentir otras existencias. Algunas absurdas, otras imposibles, quién sabe si unas pocas cercanas a las nuestras. Y ése ha sido el reto de los talleres de lectura integrados en el programa general Espacio Propio bajo el título ya apuntado de Leyendo con otra mirada.
El origen fue sencillo. La Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria, bajo la iniciativa de Isabel Méndez Saiz-Maza, quería generar ámbitos de encuentro, información, formación y ocio para las mujeres de nuestras áreas rurales. Es verdad que no sólo para la mujer, a medida que te alejas de los núcleos urbanos y semi-urbanos la vida se va haciendo más dura, más complicada, mucho más limitada en sus posibilidades y opciones. Pero la condición de mujer ha provocado un doble peso del aislamiento. Hablar de igualdad de oportunidades, hablar de justicia, hablar de Mujer, con mayúsculas, obliga a las políticas públicas a luchar porque el tan traído y llevado techo de cristal se rompa con más furia para las mujeres rurales, unas mujeres que han vivido bajo un techo mucho más bajo, mucho más opresivo que otras. Trabajadoras duras, ejemplares, esforzadas. Mujeres sacrificadas y entregadas. Mujeres casi sin formación en muchos casos. Madres, tenderas, hermanas, agricultoras, esposas, ganaderas, amigas, obreras, hijas, maestras, vecinas… Mujeres que merecen toda la atención, porque siempre nos han ofrecido con generosidad la suya.

Y es en ese contexto de la creación de espacios propios, espacios de crecimiento para las mujeres, donde se planteó en el plano del ocio creativo la constitución de clubes de lectura, una fórmula sencilla que ha venido demostrando su eficacia, su poder de atracción desde hace ya varios años y que resulta una referencia clásica en las experiencias de animación lectora. El esquema básico (puede haber muchos desarrollos) es sencillo: Un libro, del que se poseen varios ejemplares que se prestarán primero y serán devueltos más tarde; una persona responsable de la animación y coordinación del grupo; un tiempo pactado de manera periódica (una vez por semana, por quincena …) en el que debatir, reflexionar, compartir, dar vida a lo leído. Y a partir de ahí, la magia de la lectura en voz alta, el contraste entre los lenguajes de la literatura y el cine, la poesía que se mete por sorpresa en un reino dominado por la novela, la excursión a una ruta literaria, …

Manos a la obra. Se propuso el taller de lectura entre las demás actividades de Espacio Propio y un equipo de varias monitoras y un monitor (el que suscribe) iniciaron el periplo por aquellos municipios que quisieron organizar su grupo de lectura. Había que elegir los títulos, y optamos por dar mayor relieve al menos al principio a obras escritas por mujeres o en las que la mujer adquiriera el protagonismo; apostamos por experiencias cercanas, historias capaces de atraer y de generar empatía, sentimiento de reconocimiento; también quisimos abrir algunas miradas hacia otros mundos, edades o culturas. Por fin, quisimos aplicar, de manera lata, un concepto fundamental que sin embargo goza de poco prestigio hoy en las manifestaciones culturales de todo signo: no quisimos renunciar a la calidad. Porque pensamos que la llamada hacia la literatura debe ser a la mejor literatura, ha de abrir muchas puertas, para que luego la nueva lectora, la recuperada lectora, la lectora unidimensional, puedan elegir qué camino o qué caminos elegirán en su propia historia de amor con el libro. No nos equivocamos mucho, y algunos de los títulos de la primera hornada siguen vivos, hasta el punto de haberse convertido en auténticas referencias del programa. Allí estaban Historia de una maestra de Josefina Aldecoa, Por amor a Judit de Meir Shalev, La joven de la perla de Tracy Chevalier, El viaje de la reina de Ángeles de Irisarri y algunas otras a las que se han ido sumando a lo largo de los tres años tres que ya dura la iniciativa La sonrisa etrusca de José Luis Sampedro, La voz dormida de Dulce Chacón, Balzac y la joven costurera china de Sijie Dai, etcétera.
Leer con las mujeres (y algunos hombres accidentales en Entrambasaguas o Piélagos) ha sido hermoso. He escuchado las bellas flexiones del español tal como se entiende en el habla popular de Cantabria con los oídos bien atentos, recuperando sonidos ancestrales y vocablos milagrosamente salvados del castellano viejo o íntimamente relacionados con los bables orientales. Y hasta me aprendí eso que reconocerán seguro “mis chicas” de Mazcuerras y que viene a decir de calleju en camberu y en el trampiscau no me jacis labor. Y hasta me he dado cuenta de que mi vida está tan llena de cosas que no aselo y por eso algunas no me arrejonden ná. He sido testigo de cómo María se ponía triste cuando las peripecias de la maestra de Aldecoa nos llevaron hasta el inicio de la Guerra Civil (en voz baja, muy baja, “Es que todavía se acuerda del hermano que le mataron. Mejor no traigas libros que hablen de guerras”), de las carcajadas que siguen a la explicación de Evangelina cuando hablamos de qué puede atraernos y enamorarnos de otra persona (“Yo en lo primero que me fijé fue en lo bien que ordeñaba”) para encender un debate sobre si es mejor ordeñar con o sin espuma. Supe que si una vaca paría gemelos y eran ternero y ternera, serían estériles.Vi las mujeres de Peñarrubia caminar cuesta arriba para llegar a Linares a tiempo, a las de Mazcuerras acercarse a pesar de los achaques y los kilómetros en bicicleta. A Marisa confesar que por primera vez había terminado un libro, y que le había encantado. A Pili comenzar siempre sus intervenciones diciendo “yo no sé nada y seguro que es una tontería, pero me parece …” para a continuación ofrecer observaciones críticas sobre el libro de auténtico valor y agudeza. A Emilia comentar “yo era buena en la escuela, pero claro, a partir de los nueve me pusieron a guardar las vacas, que había que comer”. A casi todas recordar vidas de trabajo, entrega y sacrificio que no dejaban tiempo. A las dos bibliotecarias que me he encontrado en este viaje a lo más puro y mágico de los libros, Pili en Mazcuerras y Mónica en Val de San Vicente, participar y dejar todo su esfuerzo, todo lo mejor de su iniciativa contra viento y marea para que “sus” mujeres crezcan y disfruten y descansen.

En las anécdotas, algunas divertidas pero … Como la del hombre de edad ya avanzada que al paso de la monitora cada martes decía “Leer, leer, las mujeres donde tienen que estar es en la cocina”. O en la tasca de otro, acompañando el café del animador “Si es que hay que estar locos. Ahora resulta que a estas cuatro chochas les pagan un profesor de Santander”.

No sé si estas líneas llegarán hasta vosotras. Sois mujeres de Entrambasaguas, de Solórzano, de Selaya, de Carriedo, de Peñarrubia, de Val de San Vicente, de Mazcuerras, de Penagos, de Marina de Cudeyo, de Ribamontán al Monte… Habéis leído y compartido conmigo vuestras impresiones y a veces partes importantes de vuestras vidas. Hemos reído, discutido y hasta alguna vez llorado. Hemos comido esos bizcochos llenos de sabiduría que salen de vuestras manos. Hemos vivido tratando de exprimir esos tiempos semanales hasta que dieran de lleno todo su jugo. Sería difícil poder explicaros todo lo que he aprendido de vosotras, todo lo que os debo. Recuerdo haberos dicho al principio de cada grupo, no vamos a leer para aprender, eso en el colegio; vamos a divertirnos, a disfrutar leyendo (aunque hemos aprendido muchas cosas a partir de cada libro, ¿verdad?). Simplemente espero haber podido comunicaros siquiera un poquito de mi pasión por la lectura, un poco de esa chispa que se me encendió de niño y que sigue teniéndome enfermo, letraherido. De ese amor por la literatura que debe ser también amor por las personas y que he renovado tantas veces con vosotras, gracias a vosotras.
Pero cuidado. Muchas os habéis encontrado con todo un reto, con todo un mundo nuevo que explorar y que os permitirá ser más libres, elegir más voces, más caminos. Os habéis convertido en mujeres peligrosas. Y se trataba de eso.

21 comentarios:

Agata dijo...

Qué bonito lo del taller de lectura.Ya sea para mujeres,hombres,niños...Qué más dará.A lo mejor,por haber aprendido a leer alguna mujer, se ha podido hacer médico y salvar la vida del que dice lo de las chochonas.Y qué si es un peligro...Pues viva el peligro.Las mujeres también estamos hasta el moño de tener que defendernos para hacer lo mismo que los hombres.Que ya está bien.Buen post,como me tienes acostumbrada.Un beso y enhorabuena por tu labor.Qué señoras con más buena suerte,hijo.

Rukaegos dijo...

Te aseguro, Ágata, que soy yo el afortunado. He aprendido y estoy aprendiendo muchísimas cosas. He conocido historias terribles y fantásticas.

Y el sábado pasado en Unquera Mónica me dio una gran noticia, y es que regreso al grupo de Val de San Vicente, otro de mis grupos "fetiche", totalmente distintas de las de Mazcuerras pero maravillosas también.

Y encima este año vamos a intentar pasar de la lectura a la escritura creativa :)

Sólo un toque melancólico. Y es que no puedo evitar pensar qué grandes mujeres, qué grandes profesionales se perdió este país al relegar a muchas de ellas a sus pueblos, al imposibilitar su educación o su salida al mercado laboral. Porque te aseguro que me he encontrado con inteligencias sorprendentes.

Ruth Carrasco dijo...

que maravilla, Regi, que maravilla...

Anónimo dijo...

Precioso,uno es de pueblo y estoy convencido de que en este país se les tiene miedo a las mujeres, y se han perdido autenticas mentes privilegiadas.Empezando por mi abuela Paca.

frantic dijo...

Pues yo debo tener más peligro que el bautizo de un gremlin.

Soy una mujer a un libro pegada y no os imagináis lo afortunada que me siento, no sólo por lo que aprendo, me evado y me enriquezco, sino por cosas tan banales como lo corto que se me puede hacer el más pesado de los viajes, o la más larga de las esperas en la consulta del médico.

Bonita iniciativa. Podría extenderse por más sitios.

Agata dijo...

A mí me encanta leer.Escuchar.Pero lo que más ESCRIBIR.Aunque no guste a los demás es un verdadero placer plasmar en letras lo que pienso o siento.Siempre sin perder el respeto.Así que te animo a que paseis de la lectura a la escritura.Entonces sí que vas a alucinar.Y me creo que encuentres a mujeres maravillosas.Al igual que a hombres.Hay personas que tienen imán para ello.Será que uno es así también ¿no?Un saludo.

Elena dijo...

Vaya Rukaegos... Menuda experiencia hermosa...

Hace unos meses me encontré con una serie de imágenes de las misiones pedagógicas de la II República que hoy lucen ya en las paredes de casa, imágenes reconfortantes, conmovedoras, de las que te reconcilian con la realidad y te convencen de que se deben y se pueden cambiar las cosas. Contaba Lorca que la mayor satisfacción como hombre de teatro no se la había dado ni el talento que la Xirgu había vertido en sus personajes, ni el aplauso en los teatros de Buenos Aires o Madrid, ni los laureles de la universidad de Columbia, sino que se la habían dado los habitantes de un pueblo castellano que asistían a una representación de "La vida es sueño" que montó con la misiones un día que, de pronto, rompió a llover a cántaros y nadie se movió, y permanecieron bajo la lluvia hasta el fin de la obra.

Sonará demagógico o de un sentimentalismo barato, pero ningún aplauso académico vale lo que eso.

Y qué vivan el conocimiento, el deleite y la belleza. Porque nos liberan y nos rebelan. Y qué vivan todas las mujeres de las que nos hablas en el post.

((((El bebé es de una de mis hermanas ;) )))

Nacho dijo...

Hola Rukaegos,
Te escribo para decirte que el otro dia era la primera que visitaba tu Santander. Primero musica y ahora libros, muy bien (aunque demasiada interpretacion en clave ideologica para mi gusto... espero que no te olvides de la experiencia estetica, sin mas). Pero enhorabuena por el blog.
De otro lado, me he dejado caer por el perfil de Elena para ver que libros le llaman la atencion. Casi me horrorizo al ver que tenemos gustos similares (salvo que yo prefiero Asterix :).
En fin, un saludo (que no siempre esta uno para dialecticas)
Nacho

PS Elena, has leido el ensayo escrito por Isaiah Berlin titulado "Pensadores rusos". Seguro que no coincidiras con su interpretacion de nuestro querido "Idiota", pero merece la pena. Un bebe precioso, en todo caso.

Rukaegos dijo...

Pues Elena, no me puedo comparar en nada a Lorca, pero comparto con él esa sensación. En uno de los grupos acabamos de leer "Historia de una maestra" de Josefina Aldecoa, y leyendo el pasaje en el que habla de las misiones pedagógicas en voz alta, se cortaba la emoción. Personalmente, te diré que si a día de hoy de algo estoy verdaderamente feliz es de todo lo que he podido descubrir en estos grupos de lectura, mis alumnas de literatura de las Aulas de la Tercera Edad de Santander, y aunque ya no ando en esas guerras, mis chicos y chicas de Secundaria (Música y Ética).

Nacho, como siempre bienvenido. Soy una persona bastante peleona en casi todo, y bueno, ya desde los planteamientos originales del blog los elementos ideológicos estaban presentes, porque me cuesta desprenderme de ellos. Ha hecho o hago crítica de música y de literatura, y ahí claro me ciño más a la experiencia estética. Aunque soy de los que piensan que tampoco el arte es aséptico. Por ahí en el historial aparecen algunas entradas más ajustadas a la dirección que mencionas. Y caerán más.
Por cierto y por Tutatis ... otro lector de Astérix. Tengo la colección hasta en su versión latina. Y "colecciono" la frase "están locos estos romanos" en diferentes idiomas.

Un saludo y

"Tezí rimliani sa lude"

(es una de las joyas de la colección, jajaja: búlgaro)

Elena dijo...

Así que hablando de mí a mis espaldas...

Nacho, a mí también me inquieta que tengamos gustos similares ;), cada vez veo más claro que eres uno de los nuestros que en algún momento de extravío se ha pasado al lado oscuro de la fuerza. (Espero que haya sonado lo bastante mafioso y friki :), es lo que pretendía).

Gracias por piropear a Arturito y por querer al "Idiota", las dos cosas denotan exquisita sensibilidad. Tomo buena nota del ensayo del que hablas, lo desconocía.

Elena dijo...

Rukaegos, ¡así que también tú eres profe de secundaria!. Yo estoy en la pública y me lo paso pipa a pesar de las dificultades.

Esta semana, gracias a unos cuantos cuentos del "Decamerón" y a uno de Gabriel García Márquez, hemos vivido momentos alucinantes en el bachillerato que tutelo. Cuando hoy, regresando ya de manera más rigurosa a la programación, hemos analizado unos romances (preciosos, por cierto) de manera ordenada y metódica, un alumno extraordinario, y, además, particularmente analítico y lógico, no ha podido contenerse y ha gritado mientras les dictabaa una información... "Noooooooo, profe (prefiero que me llamen Elena, pero a los varones les cuesta)". "¿Qué pasa, Fabio?", he preguntado extrañada. "Hoy te has puesto sistemática y mola más cuando te desmelenas", ha respondido. Y quiere ser ingeniero.

Son adorables.


Nacho, Rukaegos, otro de mis innumerables defectos: ¡no he leído ni un solo Asterix a pesar de verlos desde niña en manos de mis hermanos!, pero dudo mucho que una panda de galos primitivos que se mofan del gran César le lleguen a la suela del zapato al ingenioso Tintín :))))))

Besos tornasolados.

Nacho dijo...

Caelum in caput ejus cadit

Pasa unas buenas "calendas" y cuidado con los idus de marzo

Ciao, Nacho

ANA DE LA ROBLA dijo...

Hermosa experiencia. Qué increíble lo que se puede aprender de esas personas. Un beso.

Ruth dijo...

Me ha gustado tanto este post!!!

un beso regi!

Anónimo dijo...

- Oye, ¿y tú a quién vas a votar en las elecciones?
- Pues nena, lógicamente al PSOE, no sé cómo se te ocurre ponerlo en duda. Tu también, ¿no?
- No, yo voy a votar al PP.
- ¡Pero nena! ¡Te has vuelto loca! ¡Si gracias al PSOE nos podemos casar!
- Ya, pero la economía está cayendo en picado y en el PSOE no han hecho nada durante cuatro años y ahora no tienen ni idea de cómo abordar el problema que se nos viene encima.
- Pero nena, que nos podemos casar.
- Sí, pero el paro ha aumentado este año en más de cien mil personas.
- Pero nos podemos casar.
- Y por primera vez en España se está destruyendo empleo desde hace 6 años.
- Sí, pero ¡te puedes casar!
- Además, los cotizantes a la Seguridad Social también han disminuido.
- Pero te puedes casar.
- La política exterior ha sido vergonzosa, convirtiéndose en el principal aliado de los peores dictadores y liberticidas como Chavez, Castro, Correa y Evo Morales.
- Ya, pero te puedes casar.
- Se ha alejado de los países occidentales los cuales no ahorran en críticas a España. ¡Si nadie se quiere fotografiar con Zapatero!
- ¡Pero te puedes casar!
- Entre las medidas más criticadas, el papeles para todos que ha provocado una avalancha y un efecto llamada con lo cual no sólo se han multiplicado las muertes en el mar sino que ahora hay más sin papeles que antes.
- Nena, pero nos podemos casar.
- Y de la negociación con ETA ¿qué? Convirtió a un grupo de asesinos en interlocutor político. ¡Incluso le dio voz en el Parlamento Europeo!
- Pero te puedes casaaaaaaaaar.
- Negoció con los terroristas, levantando la guardia y permitiéndoles que se rearmaran durante la tregua trampa y aumentaran su capacidad asesina.
- Oye, que me puedo casar.
- Y contribuyó a un aumento de la kale borroka y a una merma considerable de las libertades en el País Vasco.
- ¡Y nos podemos casar!
- Dejó en libertad a De Juana Chaos, asesino de 25 personas, simplemente como parte de su proyecto negociador.
- Pero nos podemos casar.
- ¡Si hasta calificó a los atentados de accidentes y a Otegui 'hombre de paz'!
- Pero nena, escúchame que pareces sorda: te-pu-e-des-ca-sar.
- Y de las cesiones a los nacionalistas ni hablamos. Mira el Estatut…
- … pero te puedes casar…
- …o la OPA de Endesa, legislando contra el libre mercado por simple amiguismo…
- … y te puedes casaaaar…
- … la reducción drástica de las libertades de los no nacionalistas e hispanohablantes en Cataluña…
- Jo, pero te puedes casar.
- Por no hablar de las medidas legales. Como la ley de igualdad, que además de humillar a las mujeres y convertirlas en meras cuotas, se ha convertido en una barrera para partidos políticos que no consiguen tener mujeres entre ellos.
- ¡Pero te puedes casar!
- O la ley de Memoria Histórica que ha reabierto los odios de la Guerra Civil.
- Yaaaa, pero te puedes casar.
- Si hasta ha pretendido ilegalizar el azote, ¡con lo bueno que es un azote a tiempo!
- Pero te puedes casar.
- Por no hablar de las persecuciones desde el poder, como a las víctimas del terrorismo, o a la Iglesia. ¡Si hasta ha detenido ilegalmente a militantes del PP por ser del PP!
- Nena, no me seas facha, que gracias a ZP te puedes casar.
- O las persecuciones a los fumadores.

- Anda, no te quejes que te puedes casar.
- ¿Y el adoctrinamiento antiliberal y pro-comunista a los niños con la asignatura de Educación para la Ciudadanía?
- Pero ¿es que no me oyes?, ¡que te puedes casar!
- Ha aumentado impunemente la violencia pero a los delincuentes no se les persigue para no 'estigmatizarlos'.
- ¿Y qué? Te puedes casar.
- Además, ZP apoya el canon que te roba y además te llama ladrón.
- Bueno, mientras me pueda casar…
- Pretende hundir también a los cines con la Ley del Cine…
- ¿Para qué quiero yo cines si me puedo casar?
- Ha puesto en riesgo la vida de los ciudadanos inaugurando el AVE por motivos electorales aunque no estuvieran listos…
- Pero te puedes casar.
- … y va a tener que dilapidar miles de millones más de dinero público para rehacer el trazado de algunos tramos porque el trazado final no daba tiempo a terminarlo antes de las elecciones.
- Y a mí qué, si me puedo casar.
- ¿Recuerdas el 'Plan Galicia'?
- Mmm… Sí, pero me puedo casar.
- ¿Y el empleo de los helicópteros del ejército (esos que les faltan a nuestros soldados en Afganistán) para transportar a ministras a comer a Estepona o llevarles Urbason?
- Bueno, yo soy pacifista, y me puedo casar.
- Pacifista como ZP, que mientras retira humillantemente las tropas de Irak, aumenta las de Afganistán pero les da orden de no defenderse para que parezca que están en una 'misión de paz', aunque mueran.
- Me resbala, yo me puedo casar y punto.
- O los viajes de Zapatero en aviones del ejército para irse de compras a Londres.
- Oye, no me toques el chichi, que gracias a ZP me puedo casar.
- La Alianza de Civilizaciones con países como Irán donde día sí día también asesinan homosexuales…
- Oye, tú eres un facha asqueroso, ¿lo sabías?
- …o el veto a la energía nuclear mientras nos situamos en el peor déficit energético de la historia…
- Cállate, facha, que no sabes argumentar, sólo repites machaconamente las consignas de 'fedeguico' en la COPE.
- El dinero regalado a Al Gore para su propia promoción…
- ¡Facha!
- El abandono de los saharauis y la sumisión a Marruecos…
- ¡Facha! ¡Intolerante! ¡Radical!
- … o la compra de voto por 400 €…
- ¡Homófobo!
- … mientras sube los impuestos…
- ¡Mira! ¡contigo no se puede hablar! ¡No haces más que repetir lo mismo! ¡Eres como los fachas del PP, la peor extrema derecha! ¡Gracias a ZP nos podemos casar y ya está! ¡Y no puedes opinar lo contrario porque un gay tiene por narices que votar al PSOE y punto!
- ..y…
- ¡Calla! ¡Me voy! ¡Con los fachas no se puede hablar! ¡Facha! ¡Más que Facha! ¡Franquista! ¡Heterosexista! ¡Adios!
- …

Rukaegos dijo...

Pues sí, Elena. Seguro que estás mejor cuanto más desmelenada ;) Y comparto contigo esa sensación de todo lo que te aportan las personas, mayores o pequeñas, cuando tienes la oportunidad de "enseñarles". Me encanta Tintín, como también Carlitos o Mafalda y muchos otros héroes de tebeo. Pero como Astérix, nadie. Ah, por cierto, estos días estoy bastante liadillo y encima tuve problemas con el ordenador ... pero esta noche escribo algo más, para que no me riñas.

Anónimo, a ver: como original no creas que lo es mucho. Lo he visto ya unas cien veces en internet. Y aparte de contar mentiras, tralará, y de intentar ridiculizar a los homosexuales, ni siquiera me pareció ingenioso la primera vez. No entiendo muy bien qué hace comentando una entrada sobre mujeres lectoras, pero parece que tú tampoco.

Anónimo dijo...

me había gustado tanto el post que decidí no comentarlo; no tenía nada más que decir. Pero he visto que se pueden usar los comentarios para hablar de lo que te dé la gana aunque no venga a cuento, así que aprovecho para dejarte un saludo.
Poeta feo

Rukaegos dijo...

jajajajajaja, ay qué ver qué coña gastamos, Bobby McGee :P

ANA DE LA ROBLA dijo...

Pesadín el "abómino", favooooor.
Besito para R. y Bobby McGee :-)

Traveler dijo...

El abominable hombre de los reenviados, sí, que incapaz de pensar por si mismo pasa a la descalificación directa con los correos que le mandan sus amiguitos neonazis.
Ánimo, rukaegos: somos más.

Alfonso dijo...

Chico, estás que te sales con los pots. Se me cae la baba leyéndolos.
Y leyendo éste, aparte de lo que contiene, ¿sabes lo que me ha dado por pensar?
Yo tengo muchos libros en mi casa, muchos y leídos, no de adorno. Yo no sería lo que soy sin mis libros. Pero ahora que caigo ¿cúantos de los libros que tengo están escritos por mujeres? No lo sé, tengo que averiguarlo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.