miércoles, febrero 06, 2008

UN PRIMER BESO, UN POEMA
Algunas de las personas que leéis el Santander posible conocéis ya este poema. Habla de Lander y de un viaje juntos a Italia y de un primer beso. He prometido a Elena que lo colgaría para demostrar que sí, que es el lado luminoso el que continúa vivo. Espero que os guste. Aprovecho para agradecer públicamente a Ana de la Robla su apoyo siempre, ya que fue ella quien coordinó el libro en el que se hizo papel impreso este poema, y aunque no creo que lea mi blog, a David Elvira por la bellísima foto en blanco y negro que tramó para acompañarlo.
Por cierto ... en el poema hay varios versos "sangrados", es decir, rotos para formar un tejido de lectura y visual un poco diferente. Pero blogspot no me permite (o yo no sé) cómo conseguir esas sangrías. Mis disculpas.
ORVIETO
La ciudad silenciosa abrió tus labios.

Reclamaba su espacio la ternura
por encima del miedo.
Confinado
tanto tiempo el amor en tu tristeza
no supo resistirse a la alegría
de la tierra que amabas tanto, Italia.
Habíamos dormido recostados,
para buscar calor, uno en el otro
en la estación de Roma, acariciado
como por un descuido nuestras manos
antes de visitar Santa Maria
Gloriosa dei Frari y entonar
el Dolci miei sospiri ante la tumba
de Claudio Monteverdi, sorprendido
nuestros ojos buscando en los espejos
de un hotel de Verona, no sin cierta
excitación, la desnudez del otro ...

Pero fue entre los mármoles de Orvieto,
después de contemplar Il finimondo
de Luca Signorelli, respirar
la luz del mediodía en los vitrales
del Rosetón de Orcagna, descifrar
la escritura del vértigo asomados
al pozo sin final de San Patricio,
cuando tembló tu aliento y en la Piazza
del Duomo, en el filo de mi boca,
tu boca pronunció su primer beso.

La anciana que vendía ramos góticos
a la entrada del templo revelando
con devoción de abuela el fotograma,
al apreciar la sangre en tus mejillas
con mano temblorosa nos bendijo
y te entregó una flor.
“Que la Madonna
proteja vuestro amor hasta la muerte”.
La rosa se ha secado entre las páginas
del libro de poemas de Montale
que antes de regresar me regalaste.
Eso queda de ti: una flor seca,
una fotografía en la que envuelves
mis hombros con tus manos
–al oído
me decías “te quiero”-, una ciudad
apacible, las campanas del Ángelus
bajo el cielo de Umbría, unas manos
generosas y antiguas, el recuerdo
del sabor de tu boca entre mi boca.

5 comentarios:

ANA DE LA ROBLA dijo...

Ese pedazo de poema...
No se ha secado la rosa, no...
Un beso.

Elena dijo...

Desde luego que no, intacto el perfume. Gracias por compartirlo también conmigo, todo un honor.

Me entran ganas de ponerme en plan filóloga, pero no es lugar ni momento, pero que conste que tendría muchas, y buenas, cosas que decirte.

Me quedo con el amor confinado "tanto tiempo.... en tu tristeza...", impresionante. Versos dignos, créeme, del estilnovismo, del Dante de la Vita Nuova. Es difílísimo conseguir que una alegoría suene fresca, y la tuya en real, alada a pesar del confinamiento, certera. Me cachis, ya se coló la filología.

Yo habría necesitado diez párrafos para conseguir transmitir a alguien (y si acaso) lo que tú transmites con el adjetivo "antiguas" al aplicarlo a manos. Una delicia de significación honda y sencilla.

Y ni toco el asunto de la peregrinación a las tumbas de nuestros artistas muertos, de la pintura italiana, o del cielo de la Umbría, porque en cinco minutos entro a clase y cien no serían suficientes.

Me quedo, también, con Italia y su capacidad para descolapsar alegrías, para generar vida. Cosas como la que cuentas de la mujer que os bendijo (¡alucinante!)sólo ocurren allí.

Gracias Rukaegos, gracias Lánder. Qué de milagros nos acechan.

Agata dijo...

He viajado en el tiempo y en el espacio con vosotros.Espero que no te moleste...

Rukaegos dijo...

Muchísimas gracias a las tres. Bueno, Ana, ya conocías el poema y sé tu opinión, así que te salto un poco. Elena, muchísimas gracias por tus palabras. Casi que me he quedado con las ganas de conocerte en ese "plan filóloga" porque me he ruborizado un par de veces leyendo tu comentario.
Agata: viajar en el tiempo y el espacio con espíritus libres y cercanos es siempre un placer.
Besucos por triplicado.

Alfonso dijo...

Yo también he viajado. He estado en Italia sin haber estado nunca. Os admiro a los poetas. Las mismas palabras que otros utilizan para odiar, reñir, hacer sufrir, ustedes las ordenáis de otra manera, y hacéis belleza con ellas. Qué bonito. Nunca dejes de hacerlo. Necesitamos poetas en este mundo de hoy.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.