miércoles, marzo 09, 2011

LOS PERROS, LOS CAZADORES, LA ADMINISTRACIÓN


El precioso gordon de la foto se llama Thor. Cuando lo abandonaron en la perrera tenía tal pánico a los hombres que entraba en colapso y ni siquiera era capaz de caminar. A saber qué historia de brutalidad sádica acarreaba al lomo. Lo recogieron Sonia y Berto, dos de esos luchadores que se están dejando la piel en la salvación de los perros a los que sus presuntos mejores amigos dejaron tirados como a una basura cualquiera cuando dejaron de servir o empezaron a molestar. Dos luchadores que especialmente sensibilizados ante el sufrimiento de los perros de caza en general y de los setters en particular se inventaron un pequeño paraíso, Setterland y una asociación protectora, SOS Setter. Sí, ese pequeño paraíso en el que Thor recuperó la fuerza y la alegría, descubrió que había otra vida más allá de los cotos y las palizas, encontró la seguridad y la dulzura y ¡por fin! encontró una familia digna de esos ojitos llenos de ternura.

Seguro que no llama demasiado la atención a los lectores de este blog saber que la casi totalidad de los perros de caza abandonados no tienen chip identificativo. A pesar de que ese chip es, al menos en Cantabria, obligatorio. La ausencia de chip nos alarma ante la más que posible evidencia de que ese perro nunca visitó una consulta veterinaria. Toda una declaración de intenciones de su dueño, alguien que desde el primer momento sabe que entra en posesión de una herramienta que tirará a la basura o asesinará en cuanto deje de ser útil, y si ese es el objetivo ¿para qué dejar rastros? Que las cosas se han ido poniendo muy malas y ahora hay sanciones administrativas y penales contra el maltrato y el abandono. Aunque tanto la Administración como los jueces tengan la bonita costumbre de hacer la vista gorda.

Hubo un momento en el que pensé en adoptar a Pol, ¿quién iba a resistirse? También os hablé de Isis hace unos meses, una cachorrina de setter inglés que también bebe hoy mejores vientos. Aunque al final fue Gin la que llegó a mi casa para hacerle la competencia a Glenda. Ya os hablaré de la pequeña. Y supongo que en ese momento abrí también una puerta que me obligaba a ponerme las pilas para terminar con el sufrimiento de estos perros y para tratar de colaborar en que la penuria económica de el pequeño paraíso de Setterland no sea tan dura. Porque es una iniciativa que de verdad se merece todo nuestro apoyo.

Y lo malo es que cuando me pongo las pilas empiezo a pergeñar ideas absurdas y preguntas difíciles. Como la de qué parte de la responsabilidad asume el Gobierno de Cantabria, responsable de las políticas y gestión relacionadas con la caza en el incumplimiento sistemático de las normas administrativas en materia de tenencia de animales domésticos. La de qué parte de los gastos asumidos por las asociaciones protectoras de animales asumen o están dispuestos a asumir como parte de su culpa in vigilando.

Así que se me ha ocurrido lanzar desde mi blog un par de ideas al aire, por si me lee el consejero Oria.

1. La normativa sobre licencias y adjudicaciones de caza debería quedar condicionada a la presentación de la cartilla veterinaria debidamente sellada por un colegiado y con constancia del número de registro de sus chips. Si no hay perros identificados, no hay lote.

2. De las tasas y dineros que se mueven a partir de la actividad cinegética (y que son muchos) un porcentaje debería quedar reservado para la firma de convenios con asociaciones protectoras (he dicho asociaciones, no perreras, que no hablamos de matar perros sino de salvarlos en buenas condiciones) que permitan el sostenimiento de sus instalaciones (bajo control, no vayamos a encontrarnos con otro caso CAPAB), la manutención de los perros y su control veterinario, esterilización incluida.

3. Por supuesto, se perseguirá de una vez y conforme a la legislación vigente el abandono de los perros, y se castigará su maltrato. Que ya va tocando.

Abierto a vuestras opiniones y sugerencias, como siempre, aprovecho para haceros una petición. SOS Setter está hasta el cuello en este momento: están saturados de perros y se tienen que hacer cargo en estos días de varios más que habrán de enviar a residencias caninas porque ellos ya no tienen espacio (ya tienen varios perros en régimen de residencia). Comida, veterinarios, esterilizaciones y residencias ... demasiados gastos para sólo dos luchadores.

Estoy seguro de que ya lo habéis pillado pero ... si no te puedes hacer cargo de uno de sus perros, en adopción o en acogida, seguro que sí puedes prestar una ayuda económica pequeña o grande, o "becar" a uno de los rescatados. ¿Sí? Desde un euro a lo que quieras y puedas, todo ayuda. Por si acaso, os dejo la cuenta de la asociación en Caja Madrid.

Titular de la cuenta: Sos Setter
Número: 2038 9306 17 3001631678

Si quieres saber más, echa un vistazo a su web: www.sossetter.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es hora, efectivamente, de pasar ala acción.Trabajar de manera efectiva para pasar una ley organica, bien redactada en favor de los animales en general y del animalito en particular.Trabajemos juntos para lograr una ley necesaria y justa...Al hombtre le vendrá bien.eli

magdalena dijo...

Yo tengo ami marido que es cazador y digo una cosa(aunque yo no estoy de acuerdo con la caza)que el tiene su perro con todos los papeles y que jamas maltrata el perro,todo lo contrario. Yo pienso que un cazador no maltrata al perro ,mas bien lo hace el aficionado,pero teneis razon ,tenian que mirar mas que los tengan legalmente,yo siempre a favor de los animales.

Rukaegos dijo...

Eli, en parte de acuerdo, aunque creo que hoy en la mayor parte de España los instrumentos legales serían suficientes ... si se aplicaran.

Magdalena: Al margen de la opinión sobre la caza, que como ves es un tema que he mantenido al margen, los comentarios se refieren a quienes no tienen a sus perros en las debidas condiciones, los maltratan y abandonan. Es evidente que si se llegara a controlar el estado sanitario o el chip de los perros, nada tendría que preocupar a quienes tienen su calendario sanitario y su obligación de identificación del animal al día. Creo que serían medidas educativas y que contribuirían a un comportamiento más cívico y a que disminuyeran los abandonos.

Saludos a las dos y gracias por vuestros comentarios :)

jcabezonalonso dijo...

Sabes Rukaegos que, por razones que no vienen al caso, no me gustan los perros. En general no me gustan los animales de compañía, salvo las tortugas. Manías. Durante más de 20 años tuve en casa una tortuga hasta que se murió.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.