domingo, mayo 16, 2010

TENGO MUCHOS AMIGOS HETEROSEXUALES


Sé que con el buen concepto que algunos tenéis de mí no acabaréis de creerlo, pero es cierto: Tengo muchos amigos heterosexuales.

Al fin y al cabo, y por mucho que os escandalice, los heterosexuales son casi personas, y no me parece bien que se les insulte o se les ataque.

Claro que mis amigos heterosexuales no son tipos de esos llenos de pluma que van exhibiendo su heterosexualidad por la calle. De hecho, ellos mismos se avergüenzan cuando observan las hordas de adolescentes llenos de granos pajeros tocándose los cojones y tratando de ligar derramando babas caducifolias en los escotes de chicas también heterosexuales que les ríen la gracia. Y qué voy a decir de lo que les horroriza ver a un grupo de heterosexuales camino del fútbol, disfrazados con camisetas que imitan las tapicerías de los colchones, meando por los portales y cantando canciones de dudoso gusto.

Como os digo, mis amigos heterosexuales son discretos. Por eso esconden su enfermiza tendencia en casa en lugar de salir a hacer el ridículo con los calzoncillos por encima de los pantalones y un enorme consolador a modo de colgante, en esas ceremonias molestas que ofenden a cualquier persona decente y que llaman despedidas de soltero. Y en más de una ocasión les he sorprendido un gesto de disgusto al observar en un bar o en plena calle como uno de esos heterosexuales exhibicionistas que pretenden cambiar las normas de la sociedad y destruir sus valores le dan un obsceno morreo a una chica descarada o incluso la meten mano sin el más mínimo recato: Nuestros hijos e hijas no deberían tener que ver actitudes tan desagradables.

Y es que la heterosexualidad no es natural. No sé bien si es una enfermedad, porque estoy seguro de que hay gente que se hace heterosexual por vicio. Pero los que sean enfermos porque los pobrecitos hayan nacido así deberían someterse a algún tratamiento que les permita curarse y ser normales. Porque como yo digo, con la cantidad de chicos guapos que te encuentras por la calle, cómo puede un tío normal y decente fijarse en una mujer. Inexplicable. A veces se lo digo a mis amigos heterosexuales y se ríen mucho y me dan la razón, pero claro, dicen que no pueden evitarlo. Y también se ríen cuando les llamo hetericones o heteroquitas, porque saben que no quiero insultarlos, que se lo digo con cariño y para que todos nos riamos.

Eso sí. Son mis amigos y les acepto como son, y estoy en contra de que les insulten y les peguen, como ya dije. Pero de ahí a admitir que como algunos heterosexuales exaltados pretenden se les permita acceder a instituciones sagradas de nuestra sociedad como el matrimonio o la familia va un buen trecho. El matrimonio es una institución que consagra un amor entre iguales, una relación madura entre dos personas que se respetan y se apoyan, por lo que sería pervertirlo dejar que esos enfermos puedan casarse. Porque ellos maltratan a sus parejas y tratan de someterlas y de verjarlas, o buscan madres absorbentes y dominantes en lugar de compañeras. Y es que claro, qué vas a esperar de unos heterosexuales que se pasan la vida violando mujeres y que pagan por tener sexo en lugares oscuros de extraña iluminación y nula respetabilidad.

Qué decir de los hijos. Cómo vamos a permitir que unos niños se críen en familias heterosexuales, sabiendo lo que a los hombres heterosexuales les gusta abusar de sus hijas y sus hijos. O de su tendencia al adulterio. O de la cantidad de divorcios que se producen y que harían, claro, que los compañeros de escuela se rieran de los pobrecitos. No, no y mil veces no: lo que prima es el derecho del niño a tener un hogar abierto y acogedor y no esa primitiva reivindicación de la reproducción animalesca e incontrolada.

Y todo eso sin entrar en cuestiones religiosas, porque al fin y al cabo yo no soy creyente. Pero mira que en la Biblia escriben miles de versículos para prevenir contra conductas heterosexuales características como la violación o el adulterio y para castigarlas con severidad. Al fin y al cabo, ¿no se nos presenta a una pareja heterosexual como causante del pecado original y la expulsión del Paraíso?¿no fueron las aberraciones heterosexuales las que provocaron la destrucción terrible del Diluvio o la de la Torre de Babel?¿No fueron los pecados propios de la inmoralidad heterosexual los que obligaron a Dios a exigir de Moisés el sacrificio de la mitad del Pueblo de Israel, o los que provocaron la esclavitud de los israelitas tras las denuncias de los profetas?

Yo tengo muchos amigos heterosexuales, a los que acepto con su rareza. Pero ni hablar de igualdad de derechos o de permitir que exhiban su enfermedad presentándola como algo natural, como vienen haciendo esos grupos de radicales marrones y de machi-progres. Que bastante tenemos ya con eso de que no se pueda poner la televisión sin ver a una pareja de heterosexuales montando el número.

Porque lo natural es que el varón se entienda con el varón y la mujer con la mujer. Como ha sido siempre la voluntad de Dios y la de la Naturaleza.

17 DE MAYO: DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA HOMOFOBIA, LA LESBOFOBIA, LA TRANSFOBIA Y LA BIFOBIA.

¿Eres homófobo? ¿Sí? Pues que te jodan.

16 comentarios:

Crasamet dijo...

Pero vamos a ver, si es de los heterosexuales no quieren darse cuenta es de que van contra la Ley de Dios. Que en la Biblia aparece clarísimamente la relación entre David y Jonatán, que trascendía la amistad.

Además, la naturaleza es la que es, ¿cómo un hombre puede pretender meter su miembro viril por el orificio por donde nacen los niños? Eso es mancillarlo, convertirlo en impuro.

Por mí que los heterosexuales hagan en la intimidad lo que quieran, peor que no lo publiciten y que no intenten imponérselo al resto de la sociedad

Rukaegos dijo...

Si es que tú lo has dicho, Crasamet, si hasta habrá gotas de pis y todo: Qué asco.

Pero vamos, que mientras se queden en sus casas está todo bien eh, que antes les pegaban y eso tampoco. Bastante desgraciadas serán ya sus madres.

Y bueno, espérate a ver, que lo mismo la culpa es de los pesticidas que les echan a los boniatos.

Sergio Torres dijo...

¿Se puede ser heterosexual y católico?

Rukaegos dijo...

Pues es una buena pregunta, Sergio ... La verdad es que me parece que siempre que no se caiga en el heterosexualismo y convivan como hermano y hermana en lugar de dejar que fluyan sus instintos antinaturales, yo creo que se podría ser católico y heterosexual. Ahora, que algunos heterosexuales pretendan acceder a los seminarios me parece ya fuera de todo límite.

Eugenia dijo...

Ja ja...muy buenos comentarios. De vez en cuando no viene mal darle la vuelta a las cosas, hacer ponerse a los demás en el lugar de uno. Por cierto, he visto "Habitación en Roma", de Medem: muy recomendable y eso que a Medem a veces se le va un poco la pinza. Quizás algo pretenciosa pero es muy creible, al menos me lo parece. Y dos chicas que ufff...

Blenda dijo...

Si es que...... en la variedad está el gusto. ¡¡¡¡Curioso. Yo tengo amigos homosexuales y son discretos, comedidos...... y está claro que no están enfermos porque les gustan los hombres!

BRUNO6 dijo...

Curiosa argumentación. Tal vez debieras enviarsela a D.Aquilino Polanco,Príncipes de la Iglesia,miembros/as de nuestro Partido Popular/putrefacto y otros.
(No olvides adjuntar un desfibrilador).

Sergio Torres dijo...

Ay, lo que ha sufrido mi madre la pobre...¡cuánto me costo hacerla entender que amaba a una mujer!

patri-cia dijo...

Tú tienes amigos heteros y yo tengo amigos que votan al PP.... Cada uno debe cargar con su cruz, qué le vamos a hacer!
Abrazos.

Rukaegos dijo...

No te preocupes, Sergio, estoy seguro de que a pesar de eso te quiere. Aunque me puedo imaginar lo mal que lo habrá pasado la pobre.

Patri, qué me vas a contar a mi, si mi familia se compone básicamente de heterosexuales que votan al PP, aynss

Julián dijo...

Muy bueno, de parte de un enfermo de los que no lo puede evitar...

Alfonso dijo...

Buenísimo, Regino. Yo también tengo amigos heteros, incluso creo que tengo un amigo que en vez de tener espermatozoides, tiene esporas :)
Y tengo un compañero de trabajo, hetero, obsesionado con que por qué 'los heteros se hacen gays' y luego 'ningún gay se hace hetero'.
Para colmo, yo que trabajo en la playa, se ha puesto aquello como zona de cruishing. ¿Tú sabes lo que yo disfruto cuando mi compañera del Opus tiene que pasar por allí cuatro veces al día y se encuentra con un viaje de tíos, algunos dándose hasta besitos?
Me parto. Dios es justo y misericordioso :-P :)

Rukaegos dijo...

Lo de que los heteros se vuelvan gays está claro, Alfonso: Ven la luz, van a una misión evangélica y todo resuelto. Así que queda clarito que si quieren se curan y si no se curan es porque son sociópatas que quieren destruir nuestro estilo de vida.

Lo de por qué los gays no se hacen heteros ... tendrá que ver con san Pablo y lo de "elegid los carismas mejores", digo yo ;)

Jesús Cabezón dijo...

AMIGO Rukaegos, meduda bronca nos acabas de endilgar a los hetero-eso.
Y yo que pensaba que estaba en el buen camino. Pero ya es tarde, lo admito. Admíteme tu como soy.

Amparo dijo...

Excelente reflexión. Se me ha ensanchado el corazón al leerla, porque hay que ver la de amigos heteros que tengo, y que comprendo y acepto como son...
Pero discrepo contigo, creo que también pueden ser buenos padres y madres los heteros...,aunque te enviaré un escrito de mi hija que lo pone en duda, dice que gays y lesbianas cuidamos mejor a nuestros hijos y somos más sensibles...¿Qué te parece?
Un abrazo

Rukaegos dijo...

Amparo, qué gusto verte comentar de nuevo por el blog: tú y yo sabemos que las parejas homoparentales ponen el alma más que cualquiera en educar a sus hijos, mantenerlos a salvo, ofrecerles la maravilla de la diversidad y la capacidad para elegir :) Desde que nos encontramos en Santander en unas fechas maravillosas donde nos disteis tantas lecciones.

Pero alguna pareja hetero habrá que sepa hacerlo ¿no? Algunos de mis amigos heteros al menos lo intentan. Y a nuestros padres no les salimos tan mal ... a veces a pesar de ellos jajaja

Un abrazo para todas vosotras :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.