lunes, enero 18, 2010

SORAYA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS


Los mismos medios que criticaron la frivolidad de las ministras del Gobierno de España por aparecer fotografiadas en una revista de moda se olvidaron de hacer lo propio con Soraya Saenz de Santamaría, imagino que deslumbrados por la cydcharissiana pose. Pero bueno, como en ésto de zurrar al adversario por las miserias propias todos a diestra y siniestra solemos andar a la zaga, ya hubo quien recordó el doble rasero.

A mí, que no me preocupa tanto que Soraya salga más o menos mona, más o menos vestidita y si imita o no a Remedios Amaya, sí que me han llamado la atención muchos de sus comentarios en la entrevista que publica hoy con una de las grandes esperanzas del Partido Popular, sección Rajoy. Me preocupa la falta de contenidos de la mayoría de sus respuestas, su agresividad ante determinadas preguntas, la frivolidad con la que despacha o directamente ignora el pasado incluido el más reciente. Y aunque tengo claro que yo a esta señora no la tengo especial simpatía, las dos páginas que El País le dedica me hacen pensar que o le falta sentido de estado, o formación política o dos hervores, antes de poder ofrecer garantías de seriedad y objetividad en un hipotético gobierno popular.
A Soraya, como a mí, le indigna que alguien se aproveche de la política para hacer negocio, pero es incapaz de articular siquiera una tímida crítica a Don Fabrone. Propone como medida mágica para mejorar el empleo fomentar la contratación estable (de acuerdo, cómo no, con ella) pero repitiendo el modelo que su partido ya implantó cuando estaba en el Gobierno y que dio un resultado tan fantástico como el de reducir la contratación estable a un 13% del total de los nuevos contratos firmados. Siempre haciendo una finta bastante barata para nunca ofrecer una respuesta siquiera medio clara sobre lo que su partido haría en caso de llegar al poder, sobre el modelo que propone, y dejar todas sus intervenciones flotando en una nebulosa de azúcar de feria.
Entre las respuestas sorprendentes, "Ojalá se hubiera aprovechado la primera legislatura de Zapatero para hacer cambios del modelo de país". Aunque en determinados ámbitos está claro que se hicieron esos cambios, es cierto que en el modelo económico y productivo no fueron, o al menos no fueron tan valientes como deberían. Así que también en parte de acuerdo con ella. Claro que tal vez el Gobierno estaba demasiado pendiente de la operación de acoso e injurias a la que día sí día también le sometían Soraya y sus amigos. Pero sobre todo, la sorpresa es que ... ¿insinúa Soraya Saenz de Santamaría que el modelo que se encontró Zapatero era un mal modelo? Yo también estoy, pues, de acuerdo con ella. Pero tal vez alguien debería recordarle que ese modelo fue el implantado por los gobiernos de un tal José María Aznar, y que ella misma en tantas intervenciones públicas ha elogiado la situación económica que Zapatero se encontró al acceder a la Presidencia del Gobierno. ¿En qué quedamos?
Entre las que no son sorprendentes pero me parecen directamente irresponsables y peligrosas, y más si tenemos en cuenta que la crisis y el paro hacen repuntar los sentimientos xenófobos y nacionalistas-proteccionistas, está la perla "Los inmigrantes ayudaron mucho al crecimiento, ahora es diferente". ¿Quiere decir la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados que los inmigrantes son una rémora ahora para el crecimiento? Uffff, espero que no. A lo mejor simplemente quiere decir que para ella un inmigrante es más o menos como la maquinaria: hoy te necesito y te compro, mañana me sobras y te tiro de vuelta, patada en el culo mediante y con una carta que diga "gracias por los servicios prestados". Ufff, casi peor, espero que tampoco. Pero claro, si ni lo uno ni lo otro, ¿qué ha querido decir con ese sutil y vaporoso "diferente"?
Previsible también su comentario "¿Placas franquistas?Cuando murió yo tenía cuatro años. Me preocupa el futuro". Claro, y cuando murieron Hitler y Stalin ella no llegaba ni al status de nasciturus y no creo que por eso fuera a considerar decente siquiera que una calle se llamara en un pueblo cualquiera de España "Avenida de Goebbels" o "Plazuela del Politburó". Anda que la chavala tiene cada cosa. O a lo mejor es que puestos a echar balones fuera ni siquiera se le ocurrió que forma parte del futuro dejar sentado un pilar fuerte de valores para la construcción de nuestra sociedad, y que entre esos valores no puede estar nunca la exaltación de los personajes y símbolos de una parte terrible de la historia de mi querida España, esta España mía, esta España nuestra.
Termino. Dice que el PP está centrado y ya no mete miedo. Centrado no lo veo yo mucho, más allá de las propias autoafirmaciones, porque sigue siendo un rehén de los grupos sociales situados a la derecha de la derecha y de sus discursos. Y miedo, bueno miedo no. Pero a mí me sigue dando mucho yuyu pensar que si regresan al Gobierno de España podrían tener la tentación de dar cumplida satisfacción a esos grupos de la derecha de la derecha volviendo a convertirme en un ciudadano de segunda. Y ojo, se empieza por decir que como los homosexuales no somos iguales que los demás no podemos casarnos y se termina justificando por la misma cualquier otro recorte de derechos y libertades (para los homosexuales y otras gentes de mal vivir).
Pero vamos, que lo mismo tardan unos cuantos años en ganar otras elecciones y a esta chica le da tiempo de madurar y de articular un discurso coherente.

7 comentarios:

Escéptico dijo...

Don Fabrone ¿y qué decir de don Barcenone?
No te metas con Soraya que es una bendita alma de dios.

Rukaegos dijo...

Jajajaja, Escéptico,es que por Barcenone no preguntaron en la entrevista. Por cierto, ¿quién es?¿es que alguien le ha visto o le conoce por Cantabria? ;)

La Caverna de la Luz dijo...

No he visto la entrevista, porque ya no leo el País. Con Polanco murió la independencia informativa de éste país... Lo que me irrita es la hipocresía. Las poses de calienta hemiciclos de esta chica, las declaraciones etílicas de la secretaria general, la defensa de la familia tradicional ultra de personajes como la mencionada secretaria general (a la sazón madre a la carta) o del ex-ministro de prestige (claro detractor del divorcio). En fin, son todo un ejemplo de ética confesional: haced lo que yo digo, pero no lo que yo hago...

BRUNO6 dijo...

Creo que la falta más de un hervor,pero voy a ser un poco"maloso":¿No es un poco "culpa"de los periodistas que no debieran cansarse de decir(p,e.)"no me ha contestado"ó"si,pero me gurstaría saber su opinión concreta"?

Rukaegos dijo...

Jajaja, Bruno, el periodista hizo lo que pudo diciéndole por favor diga sí o no, y que concretara. De hecho presionó tanto para que respondiera que ella acabó diciendo algo así como que si él preguntaba lo que quería ella respondía lo que le daba la gana.

Javier, ¿nos vemos estos días por el Palacete, imagino?

patri-cia dijo...

Lo peor de todo es que igual no tardan tantos años en ganar unas elecciones...

BRUNO6 dijo...

Lo cierto es que no leí la entrevista,pero estoy un poco harto de"declaraciones institucionales"y de que no se admitan preguntas(¿para cuando un"plante"de la prensa?).Ahora,si el/la periodista lo intentó de toda forma posible...pues eso,más de un hervor(o cinismo escalofriante).

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.