domingo, enero 10, 2010

IMBÉCILES SIN FRONTERAS: ¿HAY QUE LAPIDAR A IRIS ROBINSON?


Nos dicen en el Levítico 20, 10, que si un hombre comete adulterio con la mujer de otro, ambos deben morir. La lapidación en concreto parece que estuvo bastante de moda como forma de castigar a la adúltera.

Me parecería excesivo condenar a muerte al jovenzuelo irlandés, Kirk McCambley, al que la petarda cristofachoevangélica se comprometió a cuidar en el lecho de muerte de su padre. Y al que al parecer cuidó de manera harto placentera. Al fin y al cabo, el mozalbete se dejó querer, se limitó a aprovecharse de las relaciones, corrupciones y malversaciones de fondos de la bruja hipócrita de la foto, y sobre todo al parecer tuvo la boca calladita sobre las prescripciones levíticas. Bueno, sí, vale, lo que pasa es que me parecería una pena cargarse al chico, que es bastante mono, aunque no tanto como el yerno de otra cristofacha, la Palin, el que acabó siendo portada de una revista gay norteameriyanqui.

Sin embargo, la madurita Jajajá desde su privilegiado puesto de señora de Robinson (el de la foto: Como no domino el photoshop no le he podido situar debidamente la cornamenta, pero la cara de bobo ya la pone él solo en su despacho de primer ministro de Irlanda del Norte) y de parlamentaria en el Ulster y en Westminster nunca ha perdido oportunidad de recordarnos que es evangélica integrista y pentecostal. Y que para ella la homosexualidad es una abominación merecedora de todas las sanciones y desprecios, como dice según ellos ese Levítico que tanto gusta a los de su secta y su calaña. De la misma manera que quiso convertirse en fusta moral de las islas británicas, donde bajo su afilado colmillo no sólo quedamos malterchos los homosexuales, sino hasta la propia Hillary Clinton, por indigna cornuda que se atrevió a perdonar las infidelidades de su santo con Morritos Lewinsky. El feliz marido justificaba los exabruptos integristas de su amada y fiel señora diciendo que no era Iris Robinson quien decía tales cosas sobre las abominaciones; que eso lo decía Dios.

Mientras tanto, la santurrona atropaba esterlinas libras de los fondos públicos para dar subvenciones a su protegido, de las que solía guardar en el bolso un significativo porcentaje. Y luego lo celebraba con el guapo y joven maromo cantándole aquéllo de "Dame Gasolina, me gusta gasolina ...".

Dicen los de su iglesia que al fin y al cabo no hay para tanto, porque la chica (ejem) está super-mega-arrepentida y como en su arrepentimiento y antes era una cualificada y sustanciosa contribuyente a los gastos de Tabernáculo Metropolitano de Belfast y hasta quiso suicidarse al estallar el escándalo (además de aprovechada, corrupta, adúltera y levíticamente abominable, inútil), pues que no ha pasado nada. Que es lo que suelen decir las iglesias cuando los que pecan, preferiblemente con mozalbetes, son de su rebaño.

Quería limitarme a denunciar una vez más la hipocresía de estos sayones y sayonas de la moral, siempre tan estrechos ante la libertad ajenay tan complacientes con sus propios vicios y desviaciones.

Pero he pensado que sería injusto para con la pobre Iris Robinson. Porque ella no quiere ser considerada hipócrita, guarrindonga o adúltera pecadora. No. Ella piensa que su felicidad está en someter su vida a la santa ley de Dios, la que el Señor dejó bien clarita en el Levítico. Y la ley de su Dios, su fe y su fanatismo, esa con la que nos escupe a los demás, deja bien clara cuál es el ideal con que sueña doña Abominación Robinson: ella quiere ser lapidada, como Dios manda.


10 comentarios:

Agata dijo...

Lo que no se puede es ser católica y apostólica para juzgar a los homosexuales siendo a la vez una tía que es capaz de copular con un amigo con cáncer y luego consolar al hijo de la misma manera.Todo ello siendo infiel a su marido,sus electores y sus principios religiosos.Anda tía y cómprate un bolso de Prada.Que es igual de excitante y de vacio pero no traicionas a nadie.Sólo a tu tarjeta de crédito.
Yo no la lapidaría,la ignoraría.

Rukaegos dijo...

En realidad, Ágata, la bruja no es católica y apostólica. Se trata de una de esas protestantes renacidas, evangélicas de rito pentecostal (en España muchos gitanos pertenecen a este grupo protestante, y por Latinoamérica cada dos pasos te encuentras con un renacido de estos). Al lado de esta banda, Ana Botella es una peligrosa liberal y Ratzinger un adalid del progresismo, no te digo más.

Elisabeth Escagedo Alonsótegui dijo...

Hola! Soy nueva en esto del Blog, vi el tuyo y como me gustó me hice seguidora. Te espero por el mio,espero que te guste. Un saludo.

Agata dijo...

JAJAJAJAJAJA...
Cuando digo "católica y apostólica" no significa que lo sea en sí.Lo que quiero decir es que no se puede ser "tremendista" en según qué cosas te diga tu religión y luego hacer lo que te salga del .... en tu vida privada.Yo no tengo ninguna religión ahora.Ni la quiero tener.Te lo dice una que se ha bautizado,echo la comunión,casado y bautizado sus hijos.Todo lo hice por los demás.No porque me sintiera identificada.Mis hijos ya no han hecho la comunión.Cuando sean mayores que hagan lo que ellos quieran.No aguanto la hipocresía.
(Una ex-hipócrita)Tampoco eso significa que sea una libertina.No.Es que la religión no ha hecho nada por mí...sólo cabrearme.

Rukaegos dijo...

Bienvenida, Elisabeth, ahorita me paso por el tuyo y te saludo :)

Ágata ... lo mío es casi peor: yo sí me lo creía y hasta fui catequista. Pero comprenderás, no tengo ningún interés en formar parte de un club que ni me respeta ni me quiere. Así que ahora soy ex-católico.

verónica dijo...

como siempre muy acertado y además gracioso... te has enterado de lo del arzobispo de granada? yo es que me aburro ya de tanta tontería...quiero creer que no convencen a nadie y predican en el desierto... pero a veces te encuentras con páginas que asustan...como esta: http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/1001111014-histeria-colectiva-en-el-roje son muy cerrados y además faltones, quizá yo también lo sea, a veces pienso que somos de planetas distintos,¿cómo pudiste estar a su lado? ya sé que en la iglesia hay gente inteligente y buena, pero las ideas son las mismas, dime, si aceptaran a los gays seguirías sintiendote parte de la Iglesia? quizá es na pregunta muy personal...

Luis Lópec dijo...

Lo leí el domingo en El País y no daba crédito. Verlo para crerlo. Dios la coja confesada.

Rukaegos dijo...

jajajaja, Luis, la pobre ni eso: no es católica y los pentecostalistas no admiten el sacramento de la penitencia.

Roxana dijo...

A ver que lindo, me hago la santa y despues me porto mal, pero eso si, critico a otros y encima saco la Biblia para fundamentarme, mmmm que bonito pero que bonito. Bueno pobre mujer, pero ahora que saque otra vez la biblia y busque"No mires la paja en el ojo ajeno, primero mira la viga en el tuyo" o tal vez otro versicula más acorde con su situacion actual, en fin yo soy bautizada catolica, he recibido estudio de Los Testigos de Jehova, sin embargo creo que Dios le dio libre albedrio a todos los humanos, y si no le haces daño a nadie, pues haz lo que quieras y puedas, pero por Dios no seas hipocrita¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ no te hagas el santito y despues haces lo que criticas, dejen tranquilos a los gays, y todo aquel que sea diferente y a esta señora no se si Dios le perdonara el pecado, pero el escandalo, sabe Dios.

Rukaegos dijo...

Tienes toda la razón: si fuéramos más respetuosos con esa idea del libre albedrío, puede que la religión no hubiera pasado por la crisis actual. y en cuando a los Robinson ... pues en efecto, pajas, sepulcros y juicios son referentes bíblicos que podrían aplicarse. En cualquier caso, la hipocresía es un vicio muy muy feo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.