viernes, julio 03, 2009

ORGULLO Y PREJUICIO
(Notas sobre identidad personal e imaginario colectivo)


Como cada año, cientos de miles de personas se reunirán en Madrid para festejar su libertad, su derecho a ser, a amar, a elegir. Se concentrarán también en una gran manifestación en la que reivindicarán su dignidad propia, la de sus familias, la de sus personas discapacitadas, la de sus peques y la de sus mayores; hablarán de la necesidad de que las lesbianas sean visibles y actúen como referente social de nuestra lucha común, de la solidaridad con los hombres y mujeres que sufren en países donde la homofobia es el pan de cada día, del compromiso necesario para frenar los discursos homófobos y educar a la sociedad en valores como el respeto, la libertad y la igualdad, de la exclusión social de las mujeres y hombres transexuales ... Y este año con especial fuerza, gritarán "A la escuela sin armarios", porque estamos ya cansados del acoso que sufren nuestras chicas y nuestros chicos en sus institutos y colegios y pensamos que ya basta de aguantar unas estructuras educativas que continúan haciéndonos invisibles para satisfacción de ciertos credos, ciertas agrupaciones políticas y ciertos movimientos familiares que se creen en posesión de la verdad única.

Como cada año, cientos de miles de páginas y comentarios en los medios de comunicación y en los foros internáuticos servirán para que muchas voces se alcen en contra de la celebración del Orgullo alegando su exhibicionismo insoportable, su incómodo discurso sobre la iglesia católica (escribiré este nombre con mayúsculas cuando se lo merezca), la inexistencia de un día del orgullo heterosexual, las molestias que ocasiona a los ciudadanos y, sobre todo y desde dentro de la propia comunidad lgtb (lesbianas-gays-transexuales-bisexuales), se nos dirá que ese espectáculo no es representativo y que genera una "mala imagen" para las personas lgtb "respetables" que no quieren ser identificadas con semejante farsa.

Resolveré en esquema las primeras cuestiones para centrarme en la que hoy me interesa, la del daño que supuestamente genera la manifestación a gays y lesbianas que se autoproclaman "respetables". ¿Exhibicionismo? Sí, gracias. Tenemos derecho a celebrar nuestro propio carnaval si nos da la gana, de la misma manera que en todas las partes del mundo las fiestas populares tienen lugar llenas de hombres y mujeres disfrazados con sus vestimentas regionales y exhiben así su orgullo local o nacional. De la misma manera que durante la Semana Santa muchas de nuestras ciudades se convierten en un museo oscuro plagado de aparecidos con túnicas y capirotes celebrando su orgullo religioso. De la misma manera que otros carnavales se celebran porque sí, porque quieren poner de manifiesto su orgullo por la libertad y la vida. Pero además, si nuestra celebración es un carnaval, es un carnaval reivindicativo y necesario. No nos da la gana de salir lloriqueando para exigir nuestros derechos y nuestro espacio social.

De todas maneras, si los chulazos en tanga y luciendo pluma y paquete molestan, me parece que su visibilidad es necesaria, porque rompen el silencio gris al que ahora que ya no nos pueden reprimir de otra forma quieren condenarnos. Que Rouco, Ana Botella o ciertos colectivos se molesten me hace pensar que el Orgullo no sólo es necesario, sino que es todo un acierto.

Sobre los discursos incómodos para credos y políticas ... estoy seguro de que cesarán cuando esas iglesias y esos partidos dejen de utilizarnos como su diana preferida para la humillación y el insulto. Mientras tanto, reproduzco unos versos (vienen de otro contexto pero creo que resumen bien lo que pienso) de Antonio Orihuela: "Querían / ir a la guerra / y sólo disparar ellos". Que se sequen las lágrimas hipócritas de cocodrilo y aprendan que ya no tienen monopolio alguno, ni siquiera el de la injuria. Tenemos derecho a defendernos.

Sobre las incomodidades ciudadanas ... vale, se suman a las manifestaciones, procesiones, botellones y fines de semana de todo tipo, a las celebraciones futboleras, a las obras públicas sin ton ni son y a destiempo y un largo etcétera. Un Orgullo al año por decenas de convocatorias deportivas. Ya.

¿Orgullo heterosexual? ¿Es que a quienes predican semejante sandez les parecen pocos 364 días al año?¿No ven en la televisión, la publicidad, los libros, las películas, la calle cada día miles de parejas heterosexuales?¿No viven rodeados de vecinos y parientes heterosexuales? Pues si quieren más, que hagan de la final de la Copa del Rey día del Orgullo horterosexual y acabamos. Si les molesta vernos, entre pascuas y ramos, que miren hacia otro lado, que no cuesta dinero.

Siempre he pensado que es sorprendente la obsesión de ciertos gays y lesbianas por proclamar a diestro y siniestro que la pluma no les representa y que además les da mala imagen (en realidad la mayoría callan a diestro y siniestro dentro de sus armarios de cristal, en los que buscarán cualquier disculpa para seguir comidos por la polilla). Claro que Boris Izaguirre no les representa, porque ... ¿cuándo han escrito un libro? Todavía no he escuchado a ninguna mujer heterosexual darse por ofendida ante el riesgo de que la identifiquen con Belén Esteban o Lali Bazán, de ningún hombre heterosexual herido por el daño que a su imagen de macho "decente" producen las comparecencias mediáticas de Coto Matamoros o César Vidal. Pero todo es subirse un Absolut Cachas a una carroza y les tiemblan las carnes tolendas a la mitad de los gays españoles porque ellos no son así (qué pena, con lo que me gustarían a mí nuestras ciudades abarrotadas de esos abominables duros como el pedernal, esas piernas como columnas dóricas, esos ... uff qué calor, vamos a dejarlo).

El concepto de "homofobia interna" fue acuñado precisamente para referirse a esos comportamientos y actitudes que rechazan la visibilidad, la diversidad, el compromiso o la fiesta, cualquier aspecto de la vida y la lucha de gays, lesbianas y transexuales que suponga romper esquemas, agrandar espacios sociales y, en consecuencia, relegar a un limbo aún más vergonzante a quienes nunca han tenido el valor de vivir su propia libertad y que por lo mismo entienden la libertad ajena como un insulto. Las valoraciones que en este año hemos escuchado entre otros al colectivo COLEGAS me parecen todo un insulto a miles de personas y un ejemplo perfecto de homofobia procedente de nuestras propias filas. ¿Molesta la pluma?¿Hemos reivindicado entonces la igualdad y la dignidad para ahora esconder en sus casitas a los hombres que mueven la muñeca como si siempre agitaran el abanico o a las mujeres que dicen más tacos de lo normal encima de sus motos? Habrá que recordar que fueron travestis y hombres llenos de pluma los que iniciaron la revuelta de Stonewall y dieron el primer paso para nuestros derechos; que son las mujeres transexuales y los mariquitas plumeros los que no han tenido más remedio que dar pasos al frente y soportar la exclusión y la represión precisamente porque no pueden esconder lo que son.

Como cada año, mañana cientos de miles de personas saldrán a la calle en Madrid para gritar su diversidad. Lo harán detrás de una pancarta unos, sobre una carroza otros; bailando unas, gritando consignas otras, vestidos de calle o de lentejuelas, a pie o en moto; con su reasignación de sexo recién estrenada o tras decidir no pasar por quirófano. Cada uno desde su pequeña realidad y desde su imponente dignidad, la misma realidad y la misma dignidad con la que el lunes regresarán a sus trabajos con la corbata, el tacón y la apariencia; la misma realidad y la misma dignidad con la que volverán a ser estudiantes, trabajadores, paseantes, jubilados, padres, hijos, hermanas, esposas, amantes, amigas, ... Y seguirán defendiendo su espacio social, su visibilidad y su derecho a reivindicar y disfrutar como les venga en gana.

Y es que yo sí creo que el Orgullo me representa. No porque me suba a las carrozas luciendo un cuerpo que no tengo o porque me desfase bailando hasta altas horas de la madrugada en un after. Sino por ese maravilloso perfume de libertad con el que cada año cientos de miles de personas invaden Madrid y tantos otros lugares del mundo. Porque soy como soy, y no necesito oraciones, lástimas ni excusas.

Por una escuela sin armarios, por un mundo sin armarios, Viva el Orgullo LGTB 2009!

17 comentarios:

fermin dijo...

Entraba yo en este apunte y me decía:
-Hoy si, hoy le dejo un comentario a Regino. Hoy le digo que no, que no veo bien que reivindiquen su derecho a la libertad, con ese carnaval exhibicionista. Pero mira tu que Regino parecía conocer mis intenciones y me desarmo. Sus, tus, argumentos, no solo me desarmaron, sino que me convencieron. Es tan necesario escuchar a los demás...
Salud compañero.

Yuha dijo...

Me ha encantado Regino!

Voy a pasarle este enlace a algunos de mis conocidos "plumofobicos" ;).

Besazos
Juanjo

Rukaegos dijo...

Muchas gracias, Fermin. Como tú dices, es tan necesario escuchar a los demás, que a veces perdemos la perspectiva. Seguro que hay muchas cosas que podrían, deberían cambiar en el Orgullo. Pero no la fiesta, porque es parte de nuestra identidad y sobre todo de nuestra libertad. Un saludo, compañero. Recordando además que una de las primeras veces que canté "quiero ser libre" fue en catalán, siendo un crío, en una canción que me enseñaron en un campamento unos chavales de Valls :)

Rukaegos dijo...

Juanjo, publicado queda y a tu disposición, para que lo lean o para debatir.

Y asi estaré un poquito en espíritu en Madrid también este año.

Disfruta, grita y vive mañana!

Diana. dijo...

pues pasando por chueca y viendo los preparativos, la musiquita y las barras de los bares sacadas a la calle, y con el caloron que hace es que dan ganas de empezar a mojito limpio ya desde la hora de comer!!

Rukaegos dijo...

pues vete abriendo boca que todavía no ha llegado lo mejor :)

Alfonso dijo...

Yo suscribo todo lo que dices, Regino, pero la cuestión está en cómo convenzo a mi audiencia cuando me llame a la radio y diga que esos dos chulazos que van semidesnudos en una carroza no pueden ser buenos padres para adoptar un hijo.
Y ya te digo que suscribo todo lo que dices. Pero lo que pasa es que mientras que nosotros lo entendemos, los demás, la gente de la calle no lo entienden, y no porque no quieran, si no porque están rodeados de medios e iglesias contaminándolos para que no nos entiendan.
No sé si me explico :)

Rukaegos dijo...

Pues hombre, Alfonso. Para esa pregunta de la audiencia comenzaría diciéndoles que ni todos los homosexuales ni todos los heterosexuales están preparados para adoptar niños, y que por eso las administraciones tienen todo un sistema de medios de control que permita garantizar que el niño encontrará el mejor hogar posible. Si ese hogar tiene como base una pareja gay, será que es el mejor que han encontrado.
En segundo lugar, insistiría en que no todos los heterosexuales son iguales: los hay altos y bajos, gordos y flacos, feos y guapos ... Lo mismo pasa con nosotros. Y no parece que la forma en la que vistes un día sea la que deba determinar tu capacidad para ser padre. Porque ... ¿miramos de qué se visten los heteros en los carnavales de Cádiz?
Por último, me parece todo un prejuicio presumir que los dos chicos de la foto por el hecho de ir así vestidos el día del Orgullo no sean dos días más tarde y durante el resto del año un fresador y un veterinario absolutamente profesionales y respetados. ¿Cambia algo el pantalón plateado? Creo que no.
De todas maneras, si tus oyentes piensan que una pareja homosexual no debería adoptar por culpa de estos dos mozos (o mejor, de los prejuicios que les impiden respetar las decisiones personales de estos dos mozos), recuérdales que entonces también están diciendo que no puede ser buen padre el juez Grande Marlaska.

Alfonso dijo...

Buena respuesta, la usaré cuando proceda jeje, porque se me caerá la opinión de todos los años algún día de estos jeje gracias :)

Agata dijo...

Yo prefiero que salgan los chulazos a que alguna persona decida suicidarse por no atreverse a salir del armario.Qué tontería,siempre lo mismo.Que hagan lo que quieran.Los heterosexuales no tenemos día del orgullo heterosexual...pues no sé.Será que no estamos obligados, por los homosexuales, a reivindicar nuestros derechos.Cosa que no hacemos con vosotros.Estamos como el perro del hortelano,que ni comemos ni dejamos comer.Hola,guapo.Que no te he saludado.Qué calor hace en Jerez...

Elena dijo...

Por supuesto que sigue siendo una fiesta a reinvindicar. Los peros que se le pueden poner - o los que yo le pongo, por ser sincera y concreta- no son distintos a los que les pongo a otras fiestas ciudadanas (exceso de alcohol, de ruido, de suciedad...), con la diferencia de que esta celebración tiene un sentido reinvindicato todavía tristemente necesario del que la mayoría de otras fiestas carecen y que la embellece enormemente.

Así que yo, casi abstemia, ave diurna y fácil de estresar ante aglomeraciones o estruendos musicales, la disfruto año tras año - también esta noche lo haré- como brindis a todos los que lo habéis tenido más difícil que yo por el mero hecho de desear y/o amar a personas de vuestro mismo sexo, o de poseer una identidad sexual no asumible por esos falsos cánones de lo "natural" que se enarbolan siempre cuando lo que de verdad se está enarbolando es un canon de lo "social".

En cuanto a plumas y músculos, aparte el obvio discurso de tolerancia que más de un plumófobo se merecería escuchar por enésima vez, las fiestas han de lucir signos audibles, visibles... En fin, sensoriales, excesivos, festivos... para eso son fiestas y no íntimos diálogos con la propia conciencia o con un abuen amigo ante un café.

Gocemos pues, y si no me disfrazo de la libertad guiando al pueblo versión bandera del arcoiris es sólo poco vendré del teatro y no es plan ;-).

Feliz fiesta a todos, qué bueno ser madrileña.

NO SÓLO LO PIENSO dijo...

Alfonso, háblales de los padres de estas niñas, seguramente van vestidos respetablemente durante todo el año. ¿Crees que merecen ser padres?

http://ftltea.podbean.com/wp-content/blogs/15945/uploads/god-hates-fags-kids.jpg

Por cierto, Regino, me ha encantado el post. Como puedes imaginar, coincido contigo en todo.

Una cosita. Ayer estuve más más de media hora hablando con mi madre sobre lo que es ser homosexual, sobre los argumentos que usan la derecha y la iglesia católica para atacarnos (tengo que decir que en mi casa siempre se ha votado al PP y que la radio decabecera de mi padre es la COPE). CAsi acabamos llorando los dos. Es la conversación más larga que he tenido nunca con mis padres sobre estos temas. Para mí, esto es ORGULLO.

Rukaegos dijo...

Ágata, siempre tenerte por aquí es un placer, y sentir un poco de ese calorcito jerezano con lo fresco que se nos ha puesto julio en Santander. Bien lo dices, quien no ha tenido que luchar, no tiene tampoco orgullo por la dignidad y los pasos luchados con tanto esfuerzo. Un dato esencial que se me había pasado.

Elena, mientras te respondo estarás seguro disfrutando esta noche de libertad extrema en Madrid. Qué suerte. Y eso que tampoco soy amigo de ruidos, estruendos y suciedades aglomeradas. Pero de la misma manera que para justificar unas fiestas populares te dicen "hombre, es una vez al año", pues el Orgullo lo mismo, con el añadido que apuntas: no es sólo una fiesta, es un grito vital y necesario, todavía muy necesario. Y por eso seguimos y seguís en la lucha :)

Un abrazo y feliz Orgullo LGTB para las dos, porque los heteros abiertos y comprometidos formáis parte de nosotros también :)

Rukaegos dijo...

Raúl/Nosololopienso:

No eres el único con familia conservadora y oyente COPE. Será que me voy haciendo mayor, pero cada vez me emociono más con experiencias como la que acabas de tener en esa charla que yo todavía no he tenido oportunidad de mantener con mi madre. Aunque sólo sea porque desde esa charla estáis mucho más cerca, merece la pena el follón que cada año se organiza con el Orgullo. Un beso, especialmente orgulloso ahora por ti y para ti.

Despotorramiento feroz dijo...

Bueno con los dos tios que has puesto en la foto ya necesité oxígeno en vena. Este año he estado en el Orgullo de Gijón, ciudad donde vivo como sabes y me ha encantado. Tal vez el año que viene me anime y vuelva al de Madrid. Un beso norteño.

Escéptico dijo...

Salud y libertad para todos y para todas.
Con motivo de la Fiesta, algún debate se ha planteado en Barcelona, donde se fraguaran las primeras manifestaciones reivindicativas del movimiento. Quizá estoy fuera de juego, pero no me pareció inútil ese debate.

Rukaegos dijo...

El debate de Barcelona tiene algunas connotaciones peculiares, Escéptico, pero como siempre apunta elementos para la reflexión. Quizás en ese caso se han planteado más las posiciones extremas: o sólo fiesta o sólo reivindicación. Curiosamente y pese a lo que los medios dan a entender, los actos del Orgullo madrileños (y en otros puntos, como Sevilla este año) son los que tienen más claro el componente reivindicativo del mundo occidental, y eso sin perder el espíritu festivo y con discutibles concesiones a lo mercantil. Tal vez sin la segunda parte, la primera hubiera quedado apagada y nunca hubiera podido mostrarse como todo un movimiento social capaz de transformar las leyes.

Despotorramiento, qué alegría verte por el blog. El próximo año es casi seguro que mi novio y yo pasemos por Madrid, que hace tiempo q no voy. Pero antes tenemos una cita pendiente: Fernando no pudo venir (aunque tal vez se acerque en unos meses) pero eso no quita para un San Vicente o un Llanes de comida y charla :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.