sábado, junio 27, 2009

MOMENTOS ESTELARES: CITA EN EL CHAT


Hablábamos el otro día sobre qué debemos entender cuando en un chat alguien con intenciones de ligar dice tales o cuales cosas. Con el tiempo, llegas a desarrollar estrategias defensivas, pero de vez en cuando caemos, nos citamos y surge la llama del ... momento estelar.

Recordé el otro día la primera cita con el hombre de mi vida ciento catorce. Llevábamos un ratuco chateando y parecía todo no sólo normal, lo que ya de por sí resulta completamente anormal, sino hasta sugerente. En una somera descripción, andaba por los 23 añines, 178, moreno con el pelo rizado, se definía como guapo con buen cuerpo, y la charla fluía con cierta gracia, yo escribía alguna tontería, el se reía (o sea, escribía jajajá -sin tilde-), así que decidimos quedar para tomar algo y conocernos. Pasaría a recogerme en el Banco de España y me explicó cómo iría vestido y cómo era su coche.

En contra de mi costumbre, fui puntual. Él no. En realidad no sé si fue puntual o no. El caso es que comencé a recorrer arriba y abajo la acera con cierto nerviosismo, entre Correos y el Bahía. Era ya de noche y varios coches ralentizaron su marcha para observar mi caminata, tres o cuatro hicieron amago de pararse y de hecho uno me preguntó "¿cuánto por una mamada?" (fue hace ya tiempo y yo con unos añitos menos y un poco de pelo más era megamono eh, que quede claro). En fin, supongo que deberíamos haber fijado la cita en un espacio un poco más apartado de la milla del amor ...

Tres cuartos de hora más tarde, y ya convencido de que una vez más el hombre de mi vida iba a resultar el plantón de mi vida, me doy cuenta de que hay aparcado en la otra acera (hombre, qué adecuado) un coche que parece responder a las señas esperadas, con una sombra de pelo moreno y rizado dentro. A saber cuánto llevaba en batería. El caso es que le miro, me mira, nos miramos, arranca el coche, cambia de acera (qué adecuado de nuevo) y arremete en batería contra la antigua parada de taxis Banco de España. Para. No se baja nadie. Me acerco. Baja la ventanilla, me asomo a la ventanilla convencido de que es otro cliente potencial y de que tal como va la coño noche si la oferta es buena lo mismo me subo.

Si inicia una conversación de sublime inteligencia. "¿Eres tú?" "Mmm" (moviendo la cabeza arriba y abajo así que a no ser que sea búlgaro ha dicho que sí) "¿Llevas mucho rato aparcado?" "Mmmm again" "¿Cómo no me has dicho nada?" "Ffffffff" (se encoge de hombros, no sé qué harán los búlgaros en estos casos, pero imagino que ha dicho no sé). "¿Tomamos un café?""Es que no me gusta el café, jo jo jo jo" (la voz estaba a caballo entre troll escandinavo y Rita Barberá; la risa definitivamente Barberá) "Hombre, quien dice un café dice una caña" "Es que no me gusta la cerbeza, jo jo jo jo" "Bueeeno, quiero decir que tomamos algo y pides lo que quieras" "Es que no me gustan los bares, jo jo jo jo".

Respiro, trato de mantener la compostura, no es guapete ni de coña, no tiene buen cuerpo ni siquiera con un optimismo que está muy lejano para mí en ese momento, pero sí es moreno y rizoso. Empiezo a pensar que cuando en el chat escribía jajajá sin tilde después de mis bromas en realidad es que no sabía escribir jo jo jo jo, pero intento salvar la situación.

"No hay problema. Podemos dar un paseo" "Es que me canso, jo jo jo jo" "Pues nada, hombre, dime qué te apetece a ti y así vamos sobre seguro" "No sé jo jo jo jo" "¿Charlamos?" "Es que no me gusta hablar jo jo jo jo" "¿Cantamos, rezamos o nos vamos?" (empiezo a parecerme a una marza; follamos no pienso decirlo, no vaya a ser que cambie el repertorio de frases y empiece con sí).

Con subida de los niveles de estrés, decepción y chasco a niveles de extremo peligro, y a pesar del minirukaegos que llevo en la cabeza que continuaba diciendo "¿Quién te mandaría a ti?, capullo, babión" acabamos dando un pequeño bonito paseo por el Parque de Mesones y escuchando el final del concierto que Gauchos-4 ofrecían en Piquío (andábamos por la fiesta de los dos patrones pareja de hecho que tenemos en Santander, Emet y Donnie, antes Emeterio y Celedonio). Tras pocas palabras, muchos silencios, varios jo jo jos decidí terminar la velada antes de perder la cabeza a la manera de nuestros dos mártires. "Fingiré que me llaman al móvil y que alguien está grave" maquiné para mis adentros. Mierda, se me olvidó el teléfono. Da igual, saco la billetera, la oculto en la mano y digo "Perdona, me llaman,¿sí? ¿qué? no te preocupes, voy ahora mismo, ¿en urgencias en Valdecilla? vale, dame diez minutos". Cuelgo, ejem, y le digo "Oye, que una de mis hermanas está en urgencias con un problema, me voy para allá" "Vale jo jo jo jo, ¿es grave? jo jo jo jo".

Cogí el autobús y salí rodando de aquella pesadilla en Mesones Street.

Todavía cuando la fiesta de los santos mártires coincide con noche de luna llena, de esquina en esquina escucho una extraña brisa fría me persigue susurrando jo jo jo jo.

12 comentarios:

Montesinos dijo...

¡Ah, Santander! Llovizna veraniega, paseo de la mano de un chico, subida de empinadísima cuesta, ron en Stradivarius, beso largo hasta el amanecer... Me encanta ligar en Santander.

Alfonso dijo...

jajajaj qué bueno, sabes contarlo bien, aunque sabemos que en el fondo, todo esto es definitivamente muy triste.
Por cierto, lo de Barberá, excelente jjj lo comparto con todosss mis amigosss :)

Escéptico dijo...

Definitivamente eres un cachondo. A ligar de esa forma solo te arriesgas tu.

Diana. dijo...

Qué valientes los que os citais a ciegas!
Un saludo

Rukaegos dijo...

Diana, no sé si valientes o inconscientes jajaja, pero tiene su punto aventurero. Y hubo algunas sorpresas agradables, hasta una maravillosa ...

Escéptico, jaja, es parte de la cara oscura de la luna, ¿o es que sigo engañándoos a todos con esta carita de niño bueno? De todas formas, si tú supieras lo que ha cambiado lo de ligar con las nuevas tecnologías ... Quedar por el chat es lo más normal del universo a estas alturas.

Rukaegos dijo...

Montesinos, ¿a ti no te han dicho nunca eso de que ligar en Santander no es pecado, es milagro? Copié una vez en el blog unos consejos para ligar en Santander que tal vez te entretengan, a ver si localizo el enlace.

Alfonso, jaja, no tan triste. Se pasa un apuro tremendo en esos momentos. Pero también te sirven las experiencias para desenvolverte mejor: por ejemplo, si en otra cita a ciegas quedara con Papa Noel o con la Barberá, ya sabría a qué atenerme :-)

ana de la robla dijo...

¿Miedo, no? Igual era un psicópata obsesionado con Papá Noel, y luego venía lo de los renos... :-)

Rukaegos dijo...

Tuve otra experiencia paranormal en mis primeros años de universidad, pero en clave heterosexual y psicoanalítica ... ya la convertiré en momento estelar ;)

escéptico dijo...

Lo de ligar mediante las nuevas tecnologías me pilla mayor. Yo soy del plan antiguo, reválidas incluidas.

Anónimo dijo...

Gracias Supererre. Me alegras las mañanas en el curro.

Besotes. Vero.

José Antonio dijo...

Hola Regino.
Yo, con mi retraso propio en visitar blogs de amigos, me encuentro hoy con este precioso texto tuyo.
Es muy bueno, pero eso ya se ha convertido en normal tratándose de Regino.
Me ha quedado una inquietud, sólo una, al leer que todavía hay silencios con gente que te importa.
No será fácil, puedo suponerlo.
A mi, ya me parecías un tipo genial, hace 23 años, cuando compartiendo el bus nº7 charlábamos del bien y del mal, o jugábamos alguna partida de Risk que ya te he dicho que tendremos que retomar. No sabía entonces de tu identidad homosexual, como tú tampoco sabías de la mia hetero, pero ya te "fiché" como un gran tipo.
Hoy, me alegro de saber más de ti, porque cuanto más sé, más me gusta lo que descubro.
Eres un tipo brillante, y divertido. Me gusta encontrarte de cuando en cuando en algunas de esta, nuestra Santander tan pequeña.
Un abrazo, Regino, poeta.

nancy dijo...

De los fans de momentos estelares...
Besos
nancy

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.