jueves, julio 23, 2009

MOMENTOS ESTELARES: LA PRIMERA PRIMERA VEZ DE AGROGAY


Quedan algunos momentos estelares propios por contaros. Pero he decidido que tampoco estaría mal dar a conocer a algunos buenos amigos que después de narraciones como la que se aproxima seguramente dejarán de serlo tanto (que conste que cuento con autorización, pero ...)

Y vamos a comenzar por la primera de las primeras veces (tan escasa resulta su actividad sexual que padece un grave problema de autorregeneración del virgo que hubiera hecho las delicias de la vieja Celestina) del bueno de Agrogay.

Y es que Agrogay nació a su orientación sexual entre pastizales y gallinas, en uno de esos mágicos y rústicos lugares de Cantabria donde el mar y la tierra casi se dan la manita. Y después de salir en tromba de la taquilla del instituto, del armario de casa, del silo del maizal y de horrorizar a papá y mamá que entre explotación de becarios centroeuropeos el uno y cursillos de bachata la dos encontraron tiempo para decir cariñosamente "¿Pero qué coño dices? Lo que nos faltaba".

Pululaba el niño por internet, de chat en chat y soñando con convertirse en ese superhéroe mariquituso y rural que cambiando la cabina de teléfonos por el gallinero, el pijama azul por el mono de segar y las licras rojas por un tanga fino de arpillera volara soltando pluma por esos universos multicolores salvando bollitos tempranos y dulces mariquitas a punto de amanecer. Y era sólo cuestión de tiempo que tropezara con el malvado, perverso, ardiente, viciosorro, siempreapunto y requetezorrón Foxie Fox.

Y quedaron para tomarse unos hojaldres de Santos con té de mandarina, muy señoras de campiña inglesa, en la casa de la Abuelita de Agrogay. Abuelita no es que fuera tolerante con las mañas recién adquiridas de su nieto favorito (y único), sino que había pasado a mejor vida hacía varios años, de manera que su casa se encontraba discretamente oculta bajo una oscura capa de polvo.

Se sentaron los tórtolos, o mejor el tórtolo y el gavilán, en el sofá, intentando apartar parte del ederedón de ácaros, sobrevivir a la nube de polillas que amablemente les dejó espacio en los cojines al sentir el dulce contacto de sus nalgas e incluso del torrente de murciélagos braquibarbudos que en ese momento decidió cambiar el comedor por la alcoba, y ya cómodos, pasó Foxie Fox a la acción, poniendo sus mejores maneras de seductor cutrefacto en la seducción del joven y delicado gañán. Acaricióle el muslo, Agrogay se puso tenso; acercó Foxie su dedito experto al torso del novato, levantando la camiseta ... Agrogay se puso más tenso y aceleró el regreso de la camiseta a su lugar; mordisqueó zalamero Foxie la barbilla de Agro, el cuello de Agro, la orejita de Agro ... y el chaval se puso tenso. Tan tenso que envarado cual sacristán toledano casi gritó

"EH.YO NO PIENSO HACER TODO ESO"

Terminó la historia con bien para ambos. Tal vez Foxie no estuviera preparado para el recio sabor a pienso compuesto y sin desnatar de los púberes labios agrogayriles. Tal vez Agro descubrió una filosofía vital de uso permanente (Niño, puedes ayudarme con ... Yo no pienso hacer todo eso ... Para mañana tendremos un examen de ... Yo no pienso hacer todo eso ... ) sin darse cuenta de que frustrando aquella primera primera vez, desataba una extraña maldición en la que poco importarían correrías ovetenses, tríos en Manchester o calientes citas con Dedé. Agrogay preservó siempre virginidad y principios hasta hoy, tiempo en el que mutado en libélula de colores despampanantes revolotea por Cantabria canturreando a diestra y a siniestra ... nopiensohacertodoeso, nopiensohacertodoeso, nopiensohacertodoeso.

Nota: A estas alturas me constan las primeras reacciones de los interesados.
Agrogay: Pero tú estás mal, eh, tú estás mal.
Foxie: Zorra, que eres una zorra.

5 comentarios:

Agro dijo...

Una vez oi que que pena que el papel fuera barato, que cualquier mamarracha podía escribir facilmente. Yo digo que que pena que los blogs sean gratis!

Anónimo dijo...

Desde el corazón del Mariconeo animamos a Agro a que haga todo eso y más. Y animamos a cualquier director de cine a que lleve a la pantalla esta historia. Aquí tiene un guión (y guionista) estupendo, sin desperdicio... Que no pase más tiempo... DyS.

Alfonso dijo...

jajajaja
Como pa' contarte algo ... jejej qué bueno. Agrogay. Aquí tendría éxito alguna asociación con ese tipo. Porque agros agros andaluces haylos.
Bueno, me quedo reflexionando sobre el patito de goma de Epi y Blas, nunca me enteré si salió mariquita. Porque ellos dos, para mí, que lo eran, lo supe desde que los ví desde pequeñito en Barrio Sésamo y me afectó tanto que...

:-P

mazcuerrano dijo...

Y yo digo que el calcetin tobillillero y blanco no se pueden poner con zapatos si esto no lo cambias no te vas a comer un colin.DRG

Rukaegos dijo...

Jajaja, mazcuerrano: el horror que describes forma parte del uniforme de combate de Agrogay. Se le olvidaría cambiarse después de su última misión secreta :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.