lunes, octubre 16, 2006


RUKAEGOS EN LEGOLAND

Allá por esas Dinamarcas en las que a veces algo huele a podrido (en Christiania el olor debe de ser a porro) y otras veces huelen a viñeta explosiva, existe un delicioso parque de atracciones en el que la famosa marca de juegos de construcción infantiles, Lego (con la que todos hemos hecho nuestros pinitos urbanísticos de babies), ha construido con sus pequeñas y coloridas piezas su menudo sueño de ciudad. Otra ciudad posible.

La cosa es que al leer que finalmente se llevarán los restos arqueológicos de los viejos muelles santanderinos de paseo por la ciudad (nunca conseguirán ganar en provisionalidad a don Pedro Velarde, ya en capilla para viajar a esa orgía de cemento y baldosa en que va a devenir la Plaza Porticada, con una estética muy Imperial Forties. Si es que a Piñeiro le traicionan hasta sus gustos) no he podido evitar pensar en Santander como un poco Legoland, pero con menos colorines, menos daneses y menos gracia.

Es gracioso leer en los panfletillos para turistas que contamos con uno de los mercados cubiertos más antiguos de Europa, y cómo ese mercado reproducía en su interior el ideal urbanístico del XIX ... Como si no supiéramos que ese mercado se vino abajo por desidia municipal, a pesar de haber sido rescatado de la piqueta vía intervención de la Academia de Bellas Artes de San Fernando (ora pro nobis) en una de las pocas movilizaciones cívicas que el viejo Santander recuerda (y que nos sirve de prueba de que las pocas veces que queremos ...). Como si no supiéramos que el actual Mercado del Este es una reconstrucción en lego más o menos fiel del antiguo. Hay un par de fragmentos de muros medievales desperdigados por la ciudad, a la manera de paredes de lego, sin que se sepa muy bien dónde cayeron tras ser arrancados de su espacio originario. De la misma manera que a veces a bombo y platillo nos anuncian que si un búnker, que si una fuente y todo acaba nuevamente sub terra.

Alguien me dirá que tampoco son precisamente los restos del Partenón. Pues tiene razón, pero en una ciudad que siempre ha aniquilado su historia, que ha visto desaparecer entre incendios, explosiones y concejales de urbanismo la mayor parte de su casco histórico, que casi no tiene memoria de sí misma, una mísera pared, insignificante para Roma o Salamanca, es santanderinamente hablando un pequeño tesoro. Y conviene no olvidar que otras ciudades ofrecen otras soluciones: Cuatro piedras del foro romano de Zaragoza, sirvieron a la capital maña (con su anterior alcalde socialista, Sainz de Varanda) para un interesante museo inter activo que sirve para contar al visitante la historia de la Zaragoza prerromana y latina.

Eso sí: mientras piensan qué hacen con las piedras del muelle medieval, el candidato De la Serna (que no le parecerá viejo a Mediavilla, supongo, y además es más mono que el regionalista) hará su piscina artificial para patos sin gripe en la Vaguada de las Llamas con las piedras del Muelle del XIX. Ya saben, de paraje natural a parque de lego; de humedal a piscina. ¿Estos han visto alguna vez otro ayuntamiento? Lo digo porque hasta hay algunos del PP que son capaces de recuperar una especie de Vaguada sin jugar al nene urbanista, Vitoria y la laguna de Salburua, sin ir más lejos.

Eso sí, si la ciudad nos la hubieran diseñado los niños daneses, seguro que estaba mucho más colorida y más mona.

7 comentarios:

Marea Roja dijo...

Rukaegos, tu prosa me fascina... estamos interconectados jejeje
Yo tambien creo que otro santander sea posible y espero que eso sea más que probable....
besitos

Rukaegos dijo...

... Y eso que no has visto el verso, jejejeje. No, en serio, me vas a poner colorau, pero gracias.

Y sobre todo encantado de tenerte en mi blog, a ver si entre todos nos animamos a resucitar esta ciudad que podría ser entrañable y viva. Podríamos usar de banda sonora a Los Manolos y aquello de
"no estaba muerta, que estaba de parranda".

y en vez de besitos, besucos, no vaya a ser que Mediavilla nos llame viejos ;-) (de eso hablaré en la próxima entrega).

Anónimo dijo...

¡ Cuánta razón! ¡ Pobre historia de Santander!
¡ Viva el cemento!...

¡ UN SANTANDER POSIBLE! YA.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Leo en el DM que ha caído usted en las arteras redes de Canelita en Rama. ¿Cómo puede ser? Arrrrrgh. Se empieza así y se acaba "adrede". Ten cuidado, cariño.

Rukaegos dijo...

Como bien sabe usted, muy señora mía, más q por las especias venenosas soy invitado a esos fastos por ciertas presencias prehistóricas. Era un compromiso viejo, aunque voy cerrando mi decisión de cortar con cualquier iniciativa de la Fundición Gerardo.

De todas maneras, tenía previsto en mi análisis del "Y yo me iré" comentar cómo el artista proyecta sobre el mundo su propia realidad interior: quien tiene un corazón abierto a la belleza verá el mundo lleno de sensaciones, quien tiene una inteligencia certera lo percibirá lleno de preguntas, mientras que un idiota no será capaz de ver nada más que idiotas.

¿Crees que lo pillará?

Anónimo dijo...

¿ Sabía Vd. que Doña Pureza compra libros en ZARAGOZA para lastertulias que se hacen en Cantabria?
¿ En Cantabria no hay librerías?

Rukaegos dijo...

Pues no sabía dónde compraba los libros Puri, pero en general tiene una cierta tendencia a favorecer un punto más de lo éticamente justificable a sus amigos, así que con seguridad la librería de Zaragoza tendrá un titular al que deberá la chica algún favor.

De todas maneras, y aunque un poco ha mejorado la cosa, las librerías santanderinas han prestado poca atención histórica a la poesía y no siempre han sido raudas y veloces con los encargos. Insisto en que, en mi particular opinión, está la cosa mejorando pero todavía tenemos poca vena lírica en las estanterías.

De todas maneras, te agradezco el comentario porque me da pie a uno de los míos. ¿No sería interesante que de vez en cuando todas esas apuestas que invierten dinerales públicos hicieran aquí parte de sus gastos? A veces se puede achacar a la desidia de los nuestros pero ... sabían que la UIMP traía hasta los lápices de Madrid y de allí se trajo a Crisol como librería hasta para comprar los periódicos? ¿Que alguna empresa de merchandising ha elaborado productor para la Fundación Albéniz ... subcontratada por una de Madrid a la que la Fundación había hecho el encargo? Etc.

Eso sí, sin olvidar que algunas veces aquí nos pasamos de listos. Y estamos esperando demasiado a que vengan a buscarnos y según nuestras condiciones. La maqueta de la Plaza Porticada que hay en el Palacio de Festivales se encargó a un maquetista vasco. Pero es que el maquetista cántabro capacitado para realizarla cobraba
CUATRO veces más.

Pero sí creo que por norma general las instituciones públicas de Cantabria o aquellas que en gran medida viven del dinero público de Cantabria, deberían gastar aquí dentro de lo posible.

Saluducos

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.