viernes, junio 20, 2008

YO TAMBIÉN SOY INMIGRANTE o qué vergüenza, europa, qué vergüenza

El parlamento europeo (las minúsculas en este post no tienen nada que ver con las faltas de ortografía, aviso para navegantes) acaba de aprobar tras muchos meses de debates en ese gobierno no democrático de la unión europea llamado comisión un texto sobre inmigración que regula cómo expulsar de nuestras opulentas tierras a quienes tratan de buscar en la vieja y rica europa un futuro mejor. En la comisión fueron imponiéndose los halcones. No sólo porque ninguna voz se haya hecho escuchar con la suficiente fuerza en defensa de los más desfavorecidos, en este caso las personas inmigrantes, sino porque al final el documento presentado al parlamento estaba claramente inspirado en las tesis más reaccionarias y represivas.
Desde la extrema derecha hasta los socialistas, entre ellos casi toda la representación del partido socialista obrero español, un partido al que hoy no me siento muy orgulloso de pertenecer, han votado a favor. Con una consecuencia clara: hoy ser inmigrante sin papeles en europa es delito, y no una situación de irregularidad administrativa como venía siendo, y un delito que al no ser cometido por ciudadan@s ni residentes parece que no supone ninguna garantía procedimental ni humanitaria. De tal manera que los países europeos podrán seguir abusando y reteniendo sin expedientes, decisiones o procedimientos una cantidad de días escandalosa, en clara afrenta a esa construcción que Europa dio al mundo y europa hoy quita a la mayor parte del mundo y que conocemos como Derechos Humanos. Para mayor escándalo, los menores serán repatriados aunque se desconozca su país de origen, y sin que importe demasiado en dónde se les tira como si fueran basura, en un insulto a toda política de protección al menor que se de verdad vele por la infancia, por su bienestar y su desarrollo. Salvo que de la infancia nos interesen sólo los bebés gorditos, mofletudos, blanquitos y sonrosados.
Tengo claro que si alguien, a la irlandesa, me consultara en estos momentos en referéndum sobre la constitución europea, votaría NO. Siento vergüenza de la europa infiel a sus mejores valores, siento vergüenza de mis representantes en las instituciones europeas, y creo que hasta siento vergüenza de ser y sentirme europeo.
Seguirá la unión europea tolerando la homofobia y la violencia en los países del este a los que se permitió ingresar sin control de calidad democrática, seguirá la unión europea tolerando abusos contra los derechos de los trabajadores y permitiendo nuevas formas de explotación, seguirá la unión europea tonteando con todas las dictaduras, y más con algunas como la china que ostenta el récord del mundo en abuso de los derechos y libertades, en la aplicación de la pena de muerte y en desprecio a los trabajadores, seguirá admitiendo la desarticulación del estado del bienestar, seguirá mirando hacia otro lado cuando sus integrantes eliminen garantías (ahora suecia permite espiar sin control de la judicatura las comunicaciones), seguirá criminalizando a los inmigrantes y tolerando a las mafias -siempre tan europeas y europeístas ellas-. Y seguiremos mirando sólo por nuestro propio y pequeño bienestar, con la mirada torva y el alma podrida, mientras la miseria se apodera de los otros, esos a los que ya no nos atrevemos a mirar a los ojos. Porque somos cómplices.
Doy las gracias a Josep Borrell y a Raimon Obiols. Porque han sido valientes y coherentes, porque han sido las luces encendidas de los buenos progresistas españoles. Y hasta a Martí Grau por su (insuficiente) abstención.
Y pido disculpas a Leo, en representación de todos los que vienen, han venido o querrían venir, cada uno con sus historias y razones. Sabes todo lo que te quiero, pero vistas las condiciones imposibles que hoy pone mi país para que simplemente puedas viajar de vacaciones, todas las formas que estamos inventando en mi país para decirte que no, no sé si la españa de corbacho es un lugar seguro para ti, un lugar donde puedas ser feliz. Yo pienso seguir luchando por nosotros sin tirar la toalla.
A pesar de que me come la vergüenza.

10 comentarios:

Alicia Renedo dijo...

Hola Regino,

Yo también hoy hablo de parlamento europeo y sobre todo de partido socialista obrero español en minúsculas.

También hoy siento vergüenza de esta europa infiel como tú bien la defines.

Besines desde este rincón montañoso de la parte mas occidental de Cantabria.

Anónimo dijo...

Vergüenza, sí, pero sobre todo miedo.

Anónimo dijo...

Cada vez más encerrados en nosotros, en nuestro bienestar. Cada vez más ciegos, a la fuerza. Qué pena, qué duro.

Elena dijo...

Menos mal de voces como la tuya, Rukaegos, que hacen mantener la esperanza en varios sentidos.

En primer lugar, la esperanza alimentada por el hecho de que no perdamos la capacidad para indignarnos, la capacidad de recordar que somos de izquierdas y que el día que nuestra pertenencia a un partido esté por encima de nuestra pertenencia a la humanidad, habremos dejado de serlo.

Y esperanza por ver que hay personas que, como tú, siguen siendo independientes a pesar de haberse comprometido con un partido político. Yo voté sí a la constitución a pesar de que el partido del que era votante y del que probablmente volveré a serlo pedía el no, pero hoy, como tú, votaría no. Y soy europeísta hasta los tuétanos.

Una vergüenza, un asco, incomprensible que nos echásemos a las calles por la guerra de Irak y ahora guardemos silencio.

También yo pido disculpas a los millones de españoles recientes que se sientan rechazados por esta Europa amedrentada y conservadora. Bien por Obiols, por Borrell y por ti.

Fabio dijo...

terrible!
retrocedemos cada vez mas...
60 años desde la declaración de los derechos humanos para nada, para que en lugar de avanzar, terminemos teniendo eurodiputados comoe stos, y mandatarios como berlusconi (también en minúsculas)
bien posteado... sentido, y compartido
un abrazo

Anónimo dijo...

También yo siento vergüenza y miedo y también tengo vergüenza y miedo de añadir un lugar común a tus definitorias palabras, pero el silencio también me da vergüenza y miedo. Allí donde fuere querría alzar mi mano, poner mi firma, dar un un grito de angustia y protesta. La desgraciada historia del hombre se repite. ¿Sin apelación posible?
Fernando Zamanillo Peral

Anónimo dijo...

Como ya debes saber, suscribo totalmente tus palabras.
Y sí, en el caso de que les expedienten y le pongan una multa (aunque sea simbolica) deberíamos volver a tratar el tema y tratar que el máximo de compañeros lo hicieran.

Un saludo!

Rukaegos dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Alicia, da gusto ver que a pesar de que en esta región siempre hemos vivido entre montañas, algun@s tenemos los ojos abiertos más allá del horizonte y más allá de las fronteras.
Y a pesar de todo da gusto también ver cómo la voz de la cultura sigue siendo una voz crítica, Ana, Fernando, sois buena muestra.
Elena, yo ya dije que votaría NO en este momento. Y no porque no sea europeísta, sino porque lo soy de veras y creo que la dignidad de las personas con todas sus consecuencias y sin disculpas posibles es nuestra gran aportación a la historia del Mundo.

Fabio, bienvenido. Te he visto por los blogs de Alfonso, y si mal no recuerdo eres argentino. A pesar de todo, sabes que en España la mayoría tiene los brazos abiertos para quienes llegan en busca de otro futuro.

Marquezcervantes: Bienvenido al Santander posible. Y como tú creo que no pasará nada, pero si hubiera multa simbólica (nunca será más de eso) aunque sea a céntimo, pero creo que deberíamos acompañar con un gesto el suyo.

Un saludo para tod@s

Rukaegos dijo...

Que cada cual defienda su voto me parece lógico en un sistema democrático, pero el artículo que firma hoy ignasi guardans en El País me parece insultante. El tonillo de suficiencia que lo impregna del que se deduce qué tontos son todos los que critican la directiva, seguro, já, que se la han leído, estupendo para los inmigrantes tener derechos, como por ejemplo el de estar internados sin expediente alguno 18 meses apesta. Tal vez al guardans habría que explicarle que está representando a los ciudadanos y ciudadanas de este país, y que como no somos inmigrantes (según su visión) tenemos derecho a opinar y criticar. Imbéciles los justos, y probablemente todos exhibiendo modos más tontoides que fascistoides como el suyo.
Por cierto, igansi, cariño, yo sí me he leído la directiva. Y sigue repugnándome.

rojoyverde dijo...

Lamentable el espectáculo europeo, luchando por ser líder en respeto del entorno global, pero solo de los derechos humanos locales.

Cuánta hipocresía, y siento decir, que más en el PSOE, que en España defiende una cosa, y Europa otra.

A ver qué venden para las Europeas. Con un poco de suerte, IU saca más eurodiputados que diputados nacionales.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.