viernes, septiembre 15, 2006

¿ES LA TERAPIA OCUPACIONAL UN ARTE?


¿ES LA TERAPIA OCUPACIONAL UN ARTE?

Este precioso objeto de macramé puede servir como intruducción a tan espinosa cuestión, nacida de una estresante tarde de inauguración en inauguración (para que luego digan que este Santander Posible no da de sí) y una animada conversación con Miss Underground, mi bloguera favorita, en ese espacio juvenil y alternativo que es la galería Col-arte durante la puesta de largo de las creaciones de Dodi (otro que nos deja a los demás la tarea de posibilizar esta ciudad largándose a Barcelona).

El caso es que me cuenta Miss Underground que su jefa se está hinchando a premios de poesía y se está poniendo como intensa, sobre todo después de que ¡por fin! ha ganado un premio no estrictamente femenino. Ya me habían comentado Foncorta y Albellida (a quienes ya no confundo y que me perdonarán la confusión nominal) que la chica empezaba a ejercer de poeta (¿poetisa?) y que ufff. Sobre todo que ufff.

A mis chicas de oro, las de las clases de literatura de la tercera edad, suelo hablarles de la diferencia entre arte y terapia ocupacional, y tal vez con la disculpa de la jefa de M.U. podamos abrir página en este mi blog que tan abandonado tengo.

La mayoría de la gente se ha creído que eso de la democracia cultural o la democratización de la cultura no significa que todos y todas deban poder acceder al disfrute de los bienes culturales sino que igual vale el cuadro de Velázquez que el de mi amiga Maripili (empeñada, Tutatis la confunda, en regalarme un cuadro) y que tanto valor tiene la opinión sobre un concierto sinfónico de algún buen aficionado como José Miguel o Marimar que la de esa cruz repleta de ignorancia y soberbia que nos ha caído con Fray José Luis del Divino Fis.

Y no. Todo el mundo se ha metido en los últimos tiempos a pintar, fotografiar, cantar y poetizar. Pero, genios -escasos- aparte, ¿realmente el buen señor que no sabe manejar el óleo, ni ha trabajado la perspectiva, ni conoce la teoría del color ni ha escuchado nunca el nombre de Mondrian puede ser un pintor, uno de veras? ¿puede ser un poeta quien desconoce las mínimas bases de la retórica o la métrica, quien tiene un vocabulario de setenta palabras y seis tacos, quién nunca leyó a Cernuda o a Lope? ¿puede cantar con belleza y naturalidad -y no me salgáis con lo de siempre, que me muevo más cómodo en los parámetros clásicos pero los buenos rockeros, hiphoperos y demás calaña tienen una técnica de canto excelente- quien no sabe cómo controlar la respiración o proyectar la voz?

No. No. No. No. Y hasta setecientas diecinueve veces No.

Me encanta saber que Colás y Colasa tras la jubilación se apuntaron a un taller de fotografía digital en la Casa de la Cultura de Reinosa. Que Andresín y Andresina cuando salen del cole hacen teatro infantil. Que para no aburrirse la Señora Amparo se reune en un café con Manolo, Inés y Soledad y se recitan y jalean versos perversos a la primavera y a la maternidad de la virgen del perpetuo socorro. Que Jacinto y Hortensia siguen carraspeando entre aullido y aullido pero ahora lo hacen en una coral de inspiración trinitaria o parroquial. Bendito sea el ocio creativo, benditas las horas dedicadas a las aficiones que nos apartan de nuestra inevitable soledad y del abismo de mirar hacia nosotros mismos.

Pero el arte es una cosa, y las terapias ocupacionales otra. Aunque las concejalías de cultura no se enteren, aunque la gestión cultural esté en manos tantas veces del más ignorante del corral, aunque Marcano sea consejero de cultura, aunque la jefa de Miss Underground gane premios de presunta poesía convocados por entidades benéfico-mentales y en las que los jurados no saben diferenciar un sirviente de un serventesio.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ Qué pena que este blog no salga en la hoja parroquial de Santander!
Sigue así

ANA DE LA ROBLA dijo...

Razón tiene usted. Y sin embargo... hay algo que me parece hasta más grave. Porque lo que usted plantea, amado mío (Gilda dixit), es algo perteneciente al common sense y que puede turbar, tal vez, el sueño de cuatro descarriados que, aun sin haber leído a John Ruskin, piensan que el macramé tiene una posible proyección cultural. Pero no es este el asunto fundamental. El meollo de la cuestión está realmente en los que creen hacer cultura oficial y sin embargo sólo cagan (esto lo dijo también alguien, pero en este momento no recuerdo la autoridad), como el Fray Divino de las peras; están los que se creen en posesión de las únicas letras válidas (como los Teloneros de nombre reversible que usted cita) cuando a duras penas pasaron de la escuela y cuando sus premios no estrictamente femeninos les fueron dados a dedo por machos muy machos; están los que ejercen de comisarios incesantes de engendros que nos venden como bien de interés regional (Eslabones Perdidos y demás especies primitivas); están los que desde la política nos venden una moto cultural que no llega ni a la esquina; están los que... ¿quiere que siga? Parece que empiezo a deprimirme. Pero conste que tiene usted razón en su post.

Rukaegos dijo...

No siga, por favor, señorita, se lo ruego: ha estado a punto de arruinarme el fin del fin de semana, también llamado weekend.

Pero al hablar de nuestra amada ciudad posible, algo habrá que decir de todos esos engendros y engendras que menciona. De hecho, soy de los que piensan que una ciudad no puede cambiar hasta que no lo hacen de verdad sus gentes, y que el Ayuntamiento de Santander, áreas de cultura especialmente incluidas, Conserjería de Cultura del Gobierno Autótono, ya haya andado en manos de mecanos o por los cagigales (e incluso antes, oiga) han servido para "el embrutecimiento metódico de la juventud esturiosa" (tal como decía Baroja en "El árbol de la ciencia" de la poco universal universidad de la época).

En fin, que una ciudad sin centros culturales, sin programas culturales, sin presupuestos culturales, sin eventos culturales y encima con FIS, para terminar de tocar la codorniz, va mal. Y es que a veces tiene uno la sensación de que a quienes proponemos miradas críticas, alternativas, creadoras o vivas "no nos quieren, Batiste, no nos quieren" (¡ayyyyysss, qué añoranza de la televisiva barraca!).

Por cierto, y enlanzando con el no nos quieren. ¿Sabía usted -y resto de lectores-? que al ir pasando los homenajes del Parlamento de Cantabria a la sociedad cántabra con motivo del vigésimo quinto aniversario del Estatut (del nuestro) no habrá homenaje a la cultura? Al parecer uno de los miembros de la Mesa del Parlamento, pepero, hombre, con gafas, alto y para más Iesus Nazarenus Rex Iudeorum (vulgo INRI) ex-conserje de cultura (¿me lo adivinan?) se ha opuesto con toda contundencia a que tanto rojo junto se arracime en vísperas electorales. Cosas veredes, Sancha amiga.

ANA DE LA ROBLA dijo...

De semejante cerbatana nada me extraña, milord.

Miss Underground dijo...

Sin palabras me dejas... Y encima estoy sin terapia ocupacional y en unos días sin trabajo... ¡Ay como te lea quien no debe leerte!

;-)

Miss Underground dijo...

Sin palabras me dejas... Y encima estoy sin terapia ocupacional y en unos días sin trabajo... ¡Ay como te lea quien no debe leerte!

;-)

Anónimo dijo...

Se refiere Vd. a uno que en su día dijo: " Yo sólo leo libros de matemáticas..
¡ Qué desastre! ¡ Pobre Cantabria, Santander y...

Rukaegos dijo...

Puesto que no le cabe extrañeza ante la jeta del sujeto a mi divina poeta (y conste que doña Ana escribe poesía y de la buena, nada de terapias ocupacionales, sobre todo cuando se reviste de suprema autoridad ;-) ), lo dejaremos aquí, por el momento, para ocuparnos de las otras aportaciones, que por supuesto os agradezco.

Vaya, Anónimo, y yo que pensaba que había dado pocas pistas, y va usted y me lo clava a la primera. Eso para quien quiera dudar de la impresionante inteligencia de quienes se pasan por este su blog. Libros de matemáticas no sé si lee, pero literatura poca, lo mismo hasta propone para el Premio Bobel a Daniel Marrón, el de los códigos y los ángeles y los millones.

Y sobre el comentario de Miss Underground ... bueno, yo creo que no vendría mal que ciertos personajes leyeran mi blog. Sé que no lo han hecho porque todavía no tengo amenazas en el móvil (jejejeje ¿a que no sabíais que tuve un par de meses tremendos cuando lo de la reforma del matrimonio en plan "sabemos donde vives maricón, te vamos a rajar"? La verdad, fue divertido). Pero si te refieres a tu jefa, espero que le quede algo de sentido del humor. Además, las terapias ocupacionales me parecen estupendas, siempre que no se confundan los términos.

Por cierto, andaba yo pensando (uff, qué agotamiento, no estoy acostumbrado) ¿y si es la cultura la que hace su propio homenaje al estatuto sin pedir permiso a los matemáticos? mmmmmm que me pide el cuerpo un poco de follón y la programación del aniversario se hará pública en un mes más o menos.

Besucos a los tres y gracias por vuestras aportaciones.

Anónimo dijo...

Pues para yo creo que mejor... Ya me sé lo que son esos "homenajes": exposición, comisariado de la misma, catálogos de luxe, textos de los catálogos y ciclo de conferencias... todo ello salpicado por las intervenciones de los "poetas de Cantabria" y sus ingentes aportaciones al género lírico. ¿Tanto ha influido el Estatuto en la Cultura? Yo sólo sé que llevo viendo los mismos libros en la estantería de la biblioteca del barrio durante los últimos 25 años... de paz

Rukaegos dijo...

Bueno, en realidad no creo que fuera por ahí la cosa, sino como una mera disculpa para generar un lugar de encuentro. De hecho, creo que la exposición o el libro de poetas de cantabria van por otro sitio.

¿Ha influido el Estatuto en la cultura de Cantabria? Mira, es un punto que tal vez bastaría para hacer un buen ciclo de debates. Pero ya que no puede ser en el Parlamento, a lo mejor en este blog se animan a opinar algunos de los asiduos (y asiduas, claro).

Para ir abriendo boca ... Sin duda. Frente a una sociedad tradicionalmente paleta, incapaz de darse cuenta de lo que tenía en casa y más bien acostumbrada a matarlo, algunas instituciones, algunas iniciativas, algunas personas han animado y reivindicado algunas de las cosas que se hacían aquí.
Claro que no todas,pero casi todas las que lo han intentado y han tenido unos mínimos razonables de interés han visto cierto apoyo. ¿Poetas? Bueno, te diré que pienso que el nivel de la poesía que se hace en Cantabria es bastante alto, y significativo en el panorama nacional. También la pintura. De la mano de las instituciones regionales, y por tanto con origen en el Estatuto, han crecido algunas manifestaciones de culturan popular/tradicional (y nos hemos inventado otras a la nacionaliega jejeje). En algunos momentos se han editado discos de pop y rock o financiado convocatorias de hip hop o de graffitti. La lírica o la música clásica han ido por otros fueros en general. La narrativa, mitad y mitad. La fotografía sí ha encontrado su espacio, pero video creación o cine, están en mantillas.

La biblioteca de tu barrio ... bueno, no sé desde qué municipio escribes pero no sé por qué me temo que Santander. Y si es así (sorry si me equivoco) ¿bibliotecas en Santander? ¿cultura en Santander? ¿Estatuto en Santander?

Cambia de camello chaval, jejejejeje. El de ahora te corta mal la droga.

Anónimo dijo...

Serán buenos los poetas de Cantabria ,pero ¿ No hay demasiadas antologías y siempre de los mismos?

Rukaegos dijo...

Pues en eso te tengo que dar en parte la razón. ¿Muchas antologías? Demasiadas, y seguramente todas al mismo tiempo. Con dos o tres efectos perversos.

Uno de ellos, que parece que tienes que estar escribiendo para las antologías, y así no hay manera de intentar dejar un libro terminado. Otro, que falta cierta perspectiva sobre algunos autores. Un tercero, que no se da tiempo a nombre nuevos con posibilidades a coger algo de vuelo. Y por último, que se acaba agotando al personal.

Eso es más culpa de los antólogos que de los antologados, pero en fin.

¿Siempre los mismos? Sí y no. En los últimos años tenemos antologias que recogen a los participantes en un determinado encuentro poético, una antología de novísimos, una de poesía femenina, otra de poesía dedicada a la protección del medio ambiente, a la bahía de santander, a santander, de haikus, ... La verdad es que tenemos tal diarrea de antologías que me constaría encontrar un poeta que no haya aparecido en al menos una. Cierto que las más difundidas son el modelo de 50 / 25 años en la poesía de Cantabria. Y ahí nos metemos en la formación de un grupo canónico más o menos estable y más o menos intocable.

Todo canon es discutible, pero el más manejado en Cantabria suele incluir como más destacados a los que además de sus pinitos locales, han alcanzado cierta difusión a nivel nacional. Por supuesto que es posible discutir en particular sobre cada nombre, a partir de gustos particulares y de elementos críticos más, digamos, objetivos, y con ellos tratar de "descabalgar" algún nombre o reivindicar alguno que falte. Pero ese es un discurso abierto.

Personalmente, si ahora tuviera que hacer mi propia antología de poetas vivos y tuviera que elegir digamos 15 de diferentes generaciones, creo que optaría por los siguientes (y conste que algunos no me gustan por su opción estética o por otras causas):

Ángel Sopeña, Carlos Alcorta, Rafael Fombellida, Lorenzo Oliván, Ana Rodríguez de la Robla, Marián Bárcena, Alberto Santamaría, Regino Mateo, Mariano Calvo, Julio Ceballos, Vicente Gutiérrez, Adela Sáinz Abascal, Miguel Ibáñez. Uno de los de las viejas generaciones, como homenaje (creo que me quedaría con Leopoldo Rodríguez Alcalde) y echaría un vistazo a alguno de los nombres más nuevos para ver si alguien más que realidad ofrecía futuro. Tengo otros tres o cuatro nombres en el bolsillo que podría cambiar con alguno de los escritos, pero no te creas que hoy por hoy se movería mucho la cosa.

(vale joderrrrr, ya sé que me he metido yo, pero es que yo me gusto ... ;-) )

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.