lunes, enero 14, 2013

BOCACHANCLAS POR CASTA: DE ERRO A FEIJOO Y VICEVERSA


Tengo un poco desatendidas las nuevas admisiones al cuadro de honor de Imbéciles Sin Fronteras, la particular ONG nacida de las aviesas líneas de este blog y de las turbias ondas cerebrales de su fementido escribiente. Pero es que desde que descubrí el vocable bocachancla como postmoderno sinónimo de bocazas imperial catetoide me estaba pareciendo como todo un signo de modernidad incorporarla de algún modo o manera. Pero tengan vuesas mercedes por incorporadas a la elite más elitista de ISF a todo fantasmón que acabe por manifestarse tras ser convocado por la ouija de esta nueva aventura del Bocachanclas de Casta.

Y es que por si no fuera suficiente aguantar cada día sus tropelías y mamandurrias, se empecinan en hablar, o así. Sin que parezca que su villana estupidez pueda ya tener freno. Y sin que haya llegado todavía el momento en el que los periodistas les llamen la atención con finura y estampa en las ruedas de prensa sin preguntas que les molan ni la ciudadanía les dé la espalda o escupa a su paso.

En anteúltimos tiempos (estoy seguro de que a estas horas habrá ya nuevas perlas que igualarán o superarán las de días pasados) no quiero olvidarme de Javier Erro Urrutia, Consejero de Industria, Innovación y Empleo de La Rioja. Y como tal consejero, servidor público que debería. Pero como eso pasó para muchos a la historia y con los tiempos que corren, donde vía neogallardonadas no parece que a los ciudadanos nos vayan a permitir derecho alguno, ni el de quejarnos, los bocachanclas andan más que crecidos en riada. Así que espetó don Erro que no entendía de qué se quejaban los parados riojanos, ya que en su status no veía más que privilegios. O lo que es lo mismo, que tenían descuentos en la peluquería, en los cines y en los museos. Todo eso a pesar de que la tarjeta del paro no les costaba ni un céntimo. Que no sé yo si ahora estará pensando en cobrarles su condición de parados para que no haya afrenta alguna para quienes como él pagan la entrada entera a los museos, suponiendo que haya pisado alguno en su vida.

Hay algo que no entiendo, eso sí. Y es que si para don Erro es tan chiripitifláutica la vida del parado ... ¿por qué no se apunta de una vez a ese estupendo dolce far niente que además es gratis? Muchos se lo agradeceríamos, creo.

Debió de pensar Núñez Feijoo, Presidente a la sazón de la Xunta de Galicia, que no le parecía bien que fuera un riojano y no un gallego el que optara al premio a bocachanclas de enero, así que aprovechó la calva ocasión que le ofrecía la puesta de largo de la sexagésimo octava edición de la Vuelta Ciclista a España para llamarnos, muy finamente, eso sí, oigan, vagos y quejicas a todos. Arranca el rapazo con la afirmación de que "con la capacidad de sacrificio de los ciclistas, España saldrá en 2013 de la crisis". Que no voy a decir yo que los ciclistas no sean sacrificados como pocos, no me malentiendan. Pero me parece que lo de don Feijoo es cuando menos un insulto contra quienes estamos todos y cada uno de los días soportando estoicamente recortes y agresiones sin haber sacado todavía las guillotinas contra quienes viven tan divinamente como sicarios del poder en plena exaltación de los privilegios de casta. Vamos, que no tengo yo claro que sean los ciclistas más sacrificados que dependientes, parados, pensionistas, funcionarios, autónomos, jóvenes, estudiantes, trabajadores, usuarios de los servicios públicos, etcétera, etcétera, etcétera. No sólo es que me parezca un insulto, sino que me parece que don Feijoo no es que esté precisamente legitimado para dirigirnos semejantes escupitajos a los españoles.
Y todavía peor cuando luego las remata intentando tocarnos la honra genealógica afirmando que nuestros abuelos y padres no eran tan blandos y mariquitusos como nosotros y que ante las dificultades "se han quejado menos y trabajado más". Que ya no sabe uno si lo que le molesta a este tal señor es que no haya un dictador que ponga orden y nos tenga calladitos a base de miedo y de jarabe de palo mientras ellos desarrollan su cruel orgía de recortes, abusos y eliminación de derechos sociales y civiles (va haciendo méritos la Cifu, eso sí) o es que directamente es tonto del chirimiri. Porque la indecencia de escupirnos a los españoles para recriminar que nos quejamos mucho y trabajamos poco en un manos muertas clama al cielo.

1 comentario:

BRUNO6 dijo...

Un par de hijos de puta en la peor acepción de las 3 palabras juntas.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.