sábado, marzo 03, 2007

EL PALACIO DE SOÑANES Y LA HOMOFOBIA DE CALIDAD

Hace una semana, Iván y Manu se pasaron por el Palacio de Soñanes de Villacarriedo para conocer las instalaciones pensando en organizar allí su boda. Al día siguiente, llamaron para concretar la fecha y condiciones y todo estupendo hasta que al ¿responsable? del departamento comercial se le ocurrió pedir los datos de los contrayentes. En ese momento, cambio de tercio: "aquí no se celebran bodas de esas". Y no será porque nuestros chicos no lo habían dejado todo claro durante su visita del domingo. Pero según explicó el director comercial, era la norma de la empresa. Hasta el punto de llegar a informar a los perplejos novios de que en los estatutos constituyentes de la sociedad propietaria del hotel restaurante se especifica que no se celebrarán bodas entre personas del mismo sexo.

Para que luego digan que somos provincianos: las mismas gilipoyeces y las mismas actitudes fascistoides, homófobas, discriminatorias e impresentables que las esgrimidas en plena capital del reino por el restaurante La Favorita hace unos meses.

En fin, ahora que ha llegado el progreso hasta nuestras montañas, tengo algunas reflexiones. La primera es, claro, que todavía falta mucho para ciertos tipos de mentes cerriles se enteren de que en nuestro país hay una Constitución que prohíbe, en su artículo 14, toda discriminación injusta. Y que las conductas apoyadas en el racismo, sexismo, homofobia y otros síntomas barbarie y/o estupidez se encuentran reguladas en nuestro ordenamiento, haciendo posible, según los casos, la sanción penal o la sanción administrativa de quienes las cometan.

Habrá quien piense, bueno, si en las escrituras de la sociedad está así determinado, pues nada que hacer salvo buscar otro sitio. Y no es así. Según nuestras leyes, toda condición o cláusula de un contrato inmoral, ilegal o imposible se tiene por no puesta, así que los de Soñanes pueden prohibir las bodas de negros, las de judíos, las de maricas, las de bolleras, las de nacional y extranjero y todas las que quieran (siempre podrán fijarse en las Leyes de Nuremberg de los nazis, si están faltos de ideas). Pero eso no significará nunca que puedan imponer esas barbaridades a los ciudadanos de un país libre y decente, como a grandes rasgos resulta el nuestro.

Habrá quien piense, no, claro, si es una barbaridad, pero como tienen reservado el derecho de admisión ... Y se olvidan de que el tan manido, traído y llevado derecho de admisión no avala comportamientos discriminatorios en locales abiertos al público como lo es el Palacio de Soñanes. Los clubes privados pueden restringir el acceso según sus criterios (hecha, claro, la salvedad del párrafo anterior), pero son motivos tasados (comportamientos violentos, ebriedad, desaliño grave) los únicos que posibilitan que a una persona se le impida la entrada en un local o se le invite a abandonar el mismo.

Habrá quien diga, bueno, y después de lo que les han dicho, qué más da lo que se haga si no se van a casar allí. Eso está claro, que no se van a casar allí. De hecho, un restaurante / hotel maravilloso les ha confirmado ya su disponibilidad para la celebración (Lo siento, chicos, igual que hay que hablar de lo impresentables que son en Soñanes, tendré que recordar que en San Román de Escalante son estupendos, ¿no?). Pero no es esa la cuestión.

La cuestión es que en España, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales son, somos, ciudadanos en pleno ejercicio de nuestros derechos. Y se confunden quienes piensan que sus trasnochadas morales van a poder imponerse a nuestras bien ganadas libertades. Así que habrá que esperar a que se plantee de manera pública la denuncia (ALEGA tomará la iniciativa, con el apoyo de los afectados). Pero no me resisto a plantear en este blog algunas preguntas.

Cuando el Palacio de Soñanes aparece distinguido con la etiqueta de calidad cantabria ¿quiere esto decir que para hablar de calidad es suficiente con unas escaleras monumentales y unas camas limpias, que se permite insultar a los clientes? ¿no deberían nuestras autoridades responsables en el área de turismo revisar el uso que el Palacio de Soñanes hace de calidad Cantabria, Cantabria infinita, año jubilar y demás? ¿no deberían las autoridades municipales de Villacarriedo y el Gobierno de Cantabria iniciar el trámite de las sanciones oportunas en cuanto se materialice la denuncia?

Yo lo que sé es que no volveré a poner los pies en el Palacio de Soñanes, suceda lo que suceda a partir de ahora. Y que intentaré que cualquier tipo de iniciativa pública que favorezca a ese monumento a la homofobia quede sin efecto, en la escasísima medida de mis posibilidades en tanto en cuanto no quede claro que todos y todas son tratados en el hotel y el restaurante como cualquier cliente que paga se merece.

Habrá por último quien diga, Soñanes está en Villacarriedo, no en este nuestro Santander posible. Vale. Pero el Santander posible deberá ser uno en el que no ocurran cosas como estas. De momento no han pasado y las bodas entre personas del mismo sexo en Santander como en toda la región, hasta ahora y salvo noticias en contrario, se han desarrollado con normalidad, como no podía ni puede ser menos. Un Santander posible, lleno de tolerancia, convivencia y sonrisas que permitan que cada día luzca el arco iris. Un Santander sin directores comerciales ni empresas como Palacio de Soñanes. Homofobia con Calidad Cantabria.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Rukaegos. Hacía ya un tiempecito que no fisgaba en tu blog. Me ha sorprendido favorablemente que, últimamente, has estado más trabajador. Pero me ha cabreado tu último escrito (¿se llama post?). Me has fastidiado; no he comido nunca en el Palacio de Soñanes y, teniendo en cuenta la belleza del espacio, me apetecía celebrar algo allí algún día. Ya no lo haré. No solamente eso, sino que propongo que se haga una campaña en su contra. ¿Porqué no ha salido la noticia en los medios de comunicación como el restaurante de Madrid? Estas actitudes deben denunciarse. Con este tipo de asuntos, por mal camino va el sueño de un Santander/Cantabria posibles.

Paco

Miss Underground dijo...

Me parece estupendo que hayas posteado sobre este asunto aunque debería hacerse más público ya que me parece una vergüenza. de todos modos tampoco es un sitio de la leche. Yo he comido en una supuesta cena de gala y me pareció más de lo mismo el doble de caro. mucha tontería es lo que hay. para finalizar dejo uans preguntas en el aire...

¿Dejan alquilar sus habitaciones a homosexuales?

¿Piden algún tipo de acreditación?

¿A quién pertenece este establecimiento?

¿Desde cuándo están esos estatutos?

¿Por qué no nos manifestamos el día del orgullo allí y cambiamos Pombo por ese fantástico y menos céntrico lugar?

¿Por qué eligieron ese sitio los novios, menuda puntería?

En fin, que feliz boda a los contrayentes y que luchen por su amor.

Besucos

Miss Underground dijo...

Acabo de leer el Dm y me he encontrado esto

http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20070307/opinion/matrimonio-homosexual_20070307.html

¿Por qué no me sorprende? Sigo creyendo que otro Santander es posible, pero a veces cuesta manteenr la fe...

Rukaegos dijo...

Ahora estoy un poco atontado, porque me he levantado con algo de fiebre, así que escribiré algo con un poco de sentido sobre ese planfleto absurdo (de entrada y ya que en Santander nos conocemos todos, te contaré que el firmante es del Opus Dei, ¿a que no te sorprende?)y para que veais que la tolerancia y las ganas de convivir no las vamos a perder porque ellos se hayan escorado hacia la ultraderecha religiosa, algunos hasta defendemos que se permita el matrimonio entre católicos. Tomad y leed:

"A FAVOR DEL MATRIMONIO ENTRE CATÓLICOS

Estoy completamente a favor de permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos.

Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas.
También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por "el qué dirán" o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: Aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.
Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de "¿Católicos adoptando hijos?
¡Esos niños podrían hacerse católicos!". Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.

Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.

En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales".

(No recuerdo quién me hizo llegar el texto, pero me parece estupendo. ¿no te parece que cartas como esa a estas alturas dan ya un poquito de risa -compatible con el miedo que dan, claro-?)

Rukaegos dijo...

Bueno, sigo gripósico pero incorporo un par de reflexiones sobre la carta,su procedencia y Santander.

Por un lado ... tal vez sigamos construyendo una idea de Santander más carca de lo que la realidad viva nos dice. El repunte de la ultraderecha y la derecha religiosa a la americana se está produciendo en todo el país y, no deja de ser lamentable, cartas y actitudes como esa, fomentadas por el episcopado y el partido popular (los krispis) se multiplican.

No debe sorprendernos, el precio de la dignidad, de la visibilidad, de la igualdad sabíamos que era ese, que los inamovibles, los fanáticos, los que no sólo incorporan (a veces, oh sepulcros blanqueados) sus valores a sus vidas sino que tratan de imponernos a los demás sus códigos, no iban a permitir que España fuera, cito a Rodríguez Zapatero, "un país más decente". Hacernos visibles también suponía ser un blanco más fácil: los krispis estarían encantados si permaneciéramos en casita escondidos, lloriqueando, tal vez viviendo con cierta normalidad pero sin reivindicar, ni hablar, ni exigir. Digamos que, como llegué a escuchar a uno de esos fanáticos, "si aquí ya no se les pega, qué más quieren". Como no hemos aceptado ese vergonzante trato, es más fácil que sus cachorros muerdan a los dos chicos que pasean con normalidad de la mano por cualquier ciudad, que sus pittbull (qué me habrán hecho a mí los pittbulls, diosss) nieguen el acceso a una pareja de chicos o de chicas a un hotel o restaurante (retomo el caso del Palacio de Nollames), se sientan importantes por negarse a celebrar una boda civil, etc.

Pero nunca a los krispis y sus ejércitos se les ocurrió protestar por las agresiones a gays y lesbianas, por su sufrimiento, por su internamiento en campos de trabajo con su bienamado Patxi Franco, etc. Así es su concepto del respeto.

De todas maneras, mi muy querida Underground, tú sabes que los hombres y mujeres de Santander son, somos, mayoritariamente, personas civilizadas. No te dejes cegar por una carta que sólo representa a los fanáticos del Foro de los Fascistas (ellos lo llaman de la familia, supongo que de la suya, porque todos tenemos familias que no son así) y Haztelomirar.org (ellos lo llaman hazteoir).

En cualquier caso, alerta. Las semillas de la intolerancia crecen con rapidez. Y ya verás cómo cuando aparezca cualquier ministro del gobierno, o cuando arrecie la campaña electoral, habrá cachorros a la puerta ladrando, empuñando trapos estampados con pájaros y tratando de imponernos su religión, su idea de España, su idea de Cantabria, su idea de Santander.

Pero no vamos a dejarles. Más no. Ni con gritos, ni con agresiones, ni con fanáticos: con razones, con razón y con votos.

Un deseo para terminar: Que en un Santander lleno de luz, luzca siempre, hermoso, limpio y libre, el arcoiris.

(Nota, ahora tendrás que hablar con los Arrancacorazones para que nos canten el Somewhere over the rainbow ... ¿no te parece buena idea?)

Anónimo dijo...

teneis pensado hacer algo contra este establecimiento?aparte de la correspondiente denuncia creo que sería bueno que os pusierais en contacto con prensa y televisiones para que poco a poco dejen de ocurrir este tipo de conductas homofobicas...

Rukaegos dijo...

La verdad, y mira que me da rabia lo que voy a escribir, por motivos personales los novios no quieren hacer demasiado ruido. Aclaro que no por miedo a su condición ni nada de eso, sino debido a la relación de amistad existente con una de las personas que forman la sociedad de soñanes.

A partir de ese dato, se dificulta la acción de Alega, que ya tenía prevista rueda de prensa e inicio de las acciones legales correspondientes. En cualquier caso, el colectivo está trabajando para que de una manera más tranquila se solucione el asunto y, en caso de que el palacio persista en sus planteamientos, ir adelante, pero ya con más datos (ya sabes, cuestiones de prueba etc.)

Miss Underground dijo...

Menuda fatalidad si me hubieras avisado con tiempo de esa canción la hubiéramos preparado. te tendrás que conformar con nuestro fantástico repertorio.

Gente como el de la carta hay mucha en Santander pero por suerte para mí el único contacto que tengo con ellos es leyéndolos en ese ÚNICO PERIÓDICO provinciano que parece tenemos.

Besucos

ASFOSO dijo...

A por ellos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.
Hay que abordar todas las opciones para intentar que se entere la gente sobre estas acciones homofóbicas o discriminatorias.
NUNCA MÁS.

Rukaegos dijo...

Estaba pensando que sería divertido enviar la noticia a Caiga Quien Caiga para que vinieran a visitar el Palacio de Nollames digo de Soñanes jejeje.

Por cierto, en esta misma línea, recordaba esta tarde los problemas que tuvo ALEGA para alquilar un local: muchos estaban disponibles hasta que el dueño o dueña veían quién iba a ser su ocupante; en ese momento y de manera milagrosa decían, qué pena que ya lo haya alquilado esta mañana.

También hace un par de años, echaron a una pareja de chicas del Botánico por besarse, porque "molestaban" a la clientela.

Tal vez sea un buen momento para que ALEGA plantee una campaña para determinar qué locales y comercios podríamos definir como gay-friendlys en Santander. Ya sabéis, letreros como esos de En este local no se discrimina ... que tienen en el Rubicón. O un punto arco iris, o una señal que deje claro quiénes creen en la igualdad de todos y todas, y en el derecho de cada uno a amar a quien dicten su corazón y su entrepierna.

Anónimo dijo...

Si, tal vez sea el momento para que ALEGA empiece a hacer algo, asi en general, aparte de excursiones a convivencias erotico festivas. Un buen momento para que gestionen este tema de la manera adecuada y cambien la imagen que gran parte de quienes deberían sentirse representados por esta asociación tienen de la misma.
A lo mejor empieza a ser de hacer algo más que organizar fiestas y charangas. Opino.

Anónimo dijo...

Esto de moderar los comentarios... ejem. Podría hacerse a posteriori en caso de que fueran ofensivos... (este no hace falta que se publique, es una opinión para el blogger)

Rukaegos dijo...

Un par de reflexiones en torno a lo que comentas de ALEGA. Por un lado, la asociación ha pasado mucho tiempo intentando saber cómo comunicarse con el mundo lgtb de Cantabria, es consciente de sus errores y consciente de la imagen pública que en determinados sectores tiene.
En parte, esos sectores jamás han pasado por ALEGA, de manera que a veces se mantienen al margen de lo que ALEGA haga o deje de hacer y tampoco proponen alternativas.

Las excursiones son parte de un programa de ocio reclamado durante tiempo por los socios. Sin más. Y tratan de ser un espacio de convivencia, relax, diversión. Algo que a mi juicio está estupendo.

Pero además de excursiones y convivencias, ALEGA ha intervenido, mejor o peor, en todos los debates y foros públicos en los que su presencia ha sido requerida o ha sido necesaria. No siempre es fácil: hay territorios hostiles en los que no se ha pasado de una acción anecdótica pero, a título de ejemplo, la posibilidad de actuar en centros educativos suele ser cortada por los propios centros. Allí donde alguno ha respondido positivamente a nuestras propuestas, se ha acudido y se ha trabajado como mejor se ha sabido.

El caso Soñanes, como otros que de una forma u otra han llegado a la asociación a lo largo del tiempo, tiene un problema: la implicación de los afectados. Sin capacidad probatoria, es poco lo que ALEGA puede hacer. Y no te preocupes, lo que está dentro de los márgenes de actuación que la propia voluntad de la pareja permiten está haciéndose. Como se ha hecho en otras ocasiones a partir de casos conocidos de acoso escolar, por ejemplo. Pero estas cuestiones suelen quedarse sin publicidad.

En todo caso, en algo tienes razón: ALEGA, como el resto de los colectivos LGTB que conozco, no tiene la mejor imagen. Habría que analizar muy despacio las razones. A mí se me ocurren muchas. Pero entre ellas, que es difícil que un colectivo modifique su forma de trabajar cuando quienes construyen esa mala imagen pública no son miembros del colectivo y no hacen llegar al mismo ni propuestas ni alternativas. Tal vez con la participación de más gente, la asociación parecería más viva. O no. Pero a lo mejor merecería la pena saberlo.

Un saludo.

Rukaegos dijo...

Sobre la moderación de comentarios.

Es cierto que los blogs permiten muchas fórmulas posibles. En todo caso, un blog es un espacio personal, y en cada uno su responsable decide las reglas. Yo preferí activar la moderación de comentarios después de visitar muchos y ver lo que ocurre donde no se modera. No quiero que esta página acabe siendo una delirante sucesión de insultos y descalificaciones, aunque luego se puedan borrar.

Como mera información, a día de hoy ni un solo post ha quedado sin publicar en cuanto he abierto mi correo y he visto la notificación. Sólo en un caso el tono rozaba la mala educación, pero como sólo la rozaba está colgado.

Confieso también que la moderación de comentarios me obliga a estar más pendiente del blog. El correo lo controlo todos los días, pero no todos tengo el cuerpo para enredar por internet. Así que como siempre compruebo que la intervención ha llegado adecuadamente, entro casi todos los días al blog y algunos hasta escribo.

Un saludo de nuevo

Presidenta ALEGA dijo...

Todo aquello que este a favor de la libertad, la tolerancia y la diversidad, ALEGA trabaja con la responsabilidad y el respeto que se merece nuestro colectivo, más alla de comentarios no propicio por aquellos que no se acercan a nuestra asosiación para colaborar aún sin ser socios, simplemente para encontrar un espacio abierto en donde el respeto por nuestro par se manifiesta, nos permite llegar a contactar y crear las ayudas o aquello que necesiten.
Con respecto al tema de la denuncia, ALEGA está tramitando la correspondiente diligencias en los trámites que se deben llevar.
Te animamos a que te acerques los miercoles a nuestra reunión.
Saludos.

Anónimo dijo...

Yo me acerque un dia con animo conocer el interior de palacio, y la verdad nada mas entrar por la puerta me empeze a sentir incomodo con las miradas del personal, tal vez el llegar con una zafira y con crios no era buena tarjeta de visita, lástima.
Jonh Difool
HTTP://enbuscadelincal.blogspot.com

Anónimo dijo...

A título de comentario, yo visité un día el palacio y la verdad me sentí incomodo nada mas entrar por la puerta, tal vez si hubiera llegado con un mercedes en lugar de con un vehiculo convencional hubiera sido diferente. Lástima
http://enbuscadelincal.blogspot.com

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.