viernes, junio 10, 2011

¿UNA REVOLUCIÓN SIN LOCAS?


A veces los guardianes, guardianas en este caso, del tarro de las esencias se nos muestran cuando menos sorprendentes. La cosa es que echando un vistazo a los tweets de una activista del 15M (y como ya sabemos lo que pasa en estos casos, me estoy refiriendo a UNA activista y más exactamente a ESA activista) que se había mostrado especialmente irritada con mi presencia en alguna de las actividades de La Porticada, me tropecé con un comentario que sin duda me vino muy bien para un comentario de junio, rumbo al 28.

A pesar de que parecía considerar a cualquier persona relacionada con la vida política poco menos que escoria, habla de la rabia que les va a dar a los de Intereconomía cuando se enteren de que si Odón Elorza no alcanza la alcaldía de San Sebastián con algún pacto, habrá un movimiento interno para que lo sustituya un concejal gay, abiertamente gay, casado con otro concejal socialista gay (de otro municipio). Pero este concejal a ella le parece estupendo, incluso siendo político, que ya es parecer, porque "es un tío serio y no una de esas locas".

Habría que saber exactamente qué opina la revolucionaria twittera sobre "esas locas", saber por qué considera que una persona puede ser mejor o peor, más o menos responsable, más o menos capaz, por tener un índice más alto de masa plumaria que la media, por divertirse con modos algo más extravagantes o por haber descubierto antes que ella lo fascinantes que pueden resultar unos labios perfilados en Russian Red. Pero a mí me parece que cuando se habla de democracia y de libertades, cuando se habla de dignidad y de participación, cuando se habla de regeneración de la sociedad de la vida pública y de las instituciones, o estamos todos o algo falla.

Desde luego la próxima pluma que oscile cayendo sobre el suelo de alguna de las plazas y acampadas no será, mal que pese a algunos, la primera. Pero estaría bien que cuando nos encontremos con ciertas lecciones de moral cívica tengamos los oídos bien abiertos. Porque como bien dijo la activista anarquista norteamericana Emma Goldman, "Si no puedo bailar, ésta no es mi revolución".

6 comentarios:

Agata dijo...

A mí me están tocando las narices tanta majareta como esta señora.
Inculta moral.
Yo le preguntaría una cosa a la que tiene escrúpulos por las "locas":
Si la vida de tu hijo dependiera de la sangre o de las manos de cirujano de una "loca"...¿serías tan imbécil?
TIC TAC TIC TAC

asaborido dijo...

A mis 45 años, me han hecho más daño las cuerdas que las locas. Así que, vivan las locas, aunque yo vaya vestido de cuerdo.

Rukaegos dijo...

Ay, Ágata, como siempre si te interesa te olvidas de tus pequeñas miserias durante el tiempo que dure la operación.

Alfonso, es que las cuerdas además no veas cómo estrangulan :P

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Al parecer, sustituir las ideologías consiste en implantar posturas teatrales.

Resulta seductora la idea pero en un plano empírico y político resulta demencial.

La apostura interior y que me permite comportarme como una persona justa y equitativa me dice que la política nunca puede estar en manos de locas o no locas. El mito fundador de la izquierda nunca puede estar en manos de cuestiones sexistas.

La paranoia de la derecha está en reducir la política en obras públicas, reales decretos que desamparan al obrero y al ciudadano corriente y la ortodoxia del rico.

Un alcalde heterosexual o no es intrascendente. Ser “loca” o no, también. Con este tipo de dogmatismos estamos a un paso del totalitarismo. Quizá quieran eso.

Rukaegos dijo...

Por cierto, la chica tiene razón en una cosa: El concejal socialista al que se refiere es un trabajador nato, responsable y comprometido. Loca, cuerda o mediopensionista.

jcabezonalonso dijo...

En todos los lugares hay personal dispuesto a repartir lecciones de moralina o bendiciones, según sea el feligrés que se acerque. La verdad es que no estoy muy al día sobre la importancia del tamaño de la pluma para enjuiciar a una persona. Hablando de plumas, amigo Rukaegos, ¿que hacemos los que escribimos con pluma estilográfica?

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.