viernes, febrero 04, 2011

PRECISAMENTE AHORA, SANTANDER


Durante su presentación a los medios y la militancia, Eugenia Gómez de Diego comentó que tras aceptar el reto de encabezar la lista del PSC-PSOE al Ayuntamiento de Santander, eran muchas las personas amigas que se le habían acercado para preguntarle el porqué de una decisión en principio arriesgada. Porque si Santander no es un territorio especialmente cómodo para la izquierda, la sacralización de la nada realizada por los medios de comunicación locales en torno al Batman Ingeniero, en un pintoresco ejercicio de culto a la personalidad, la crisis y el desconcierto cívico que ha traído aparejado, y, por supuesto, algunos debes en las alforjas del PSOE (que no siempre las responsabilidades son del maestro armero), convierten el reto de mayo en un reto duro.

Eugenia explicó que les contesta siempre que "Precisamente ahora" es necesario dar la cara en y por Santander.

Y es ese "Precisamente ahora, Santander" el que para mí fue el resumen perfecto de una decisión valiente que, como militante del PSOE santanderino quiero agradecer públicamente a Eugenia Gómez de Diego.

Precisamente ahora, Santander. Porque estamos en un Ayuntamiento que lleva años de parálisis, sin proyectos reales, sin capacidad para generar impulso hacia el futuro, demasiado perdido en los lloriqueos y el victimismo. Porque ya la anterior legislatura suponía un desafío importante para Santander, y no era bueno que ese desafío quedara en manos (como se ha visto) de los intereses privados de una oligarquí que nunca ha pensado en los ciudadanos y ciudadanas de la capital cántabra, y como siempre ha elegido paralizar proyectos al coste social que sea. Y porque aplicar el modelo de crecimiento que los populares quieren para Santander supone quemar las últimas naves y sobre todo los últimos espacios en los que los proyectos sociales y comunitarios podrían generar una ciudad más dinámica, más participativa, más viva. Y es que algo tienen los populares locales de caballería de Atila: por donde pasan no vuelve a crecer la hierba (desde luego no los árboles). Y otra ciudad es no sé si posible, pero desde luego necesaria.

Precisamente ahora, Santander. Porque los tiempos difíciles deben ser los tiempos en los que dar la cara y plantar compromiso y esfuerzo. Los tiempos de ese paso al frente de Eugenia para encabezar una lista municipal y para desarrollar en el ayuntamiento un trabajo abierto, cercano a la ciudadanía, sea como gobierno sea como oposición.

Que el reto es difícil, lo sabemos todos. Y mejor que nadie, Eugenia. Y la posibilidad de salir con bien de la empresa pasa por articular un Partido en el que todos sus militantes y sensibilidades se encuentren cómodos y acogidos. Pasa por configurar y liderar un equipo municipal comprometido al 150% con el objetivo común, la transformación de Santander. Pasa por construir una propuesta estable y creíble de cara a los habitantes de la capital cántabra, por reconstruir lazos que se han venido rompiendo o reblandeciendo más allá de lo deseable, por levantar una voz que no sea ya la de un grupo, ni la de un partido, sino la voz de la sociedad.

Será necesaria mucha ilusión. Harán falta mucho trabajo, mucha fuerza. Y muchas estaciones difíciles y muchos momentos de desánimo en los que habrá que tomarse un reconstituyente, pintarse la sonrisa y continuar con fuego renacido.

Ayer, la Ejecutiva del municipio de Santander decidió quiénes serían los compañeros y compañeras que acompañarían a Eugenia en la liza. Y somos muchas las personas que pensamos que ojalá esa determinación, que siempre es difícil y siempre frustra expectativas y miradas, haya sido la que permita la construcción de un equipo cohesionado, sólido y vital para el Ayuntamiento de Santander.

Porque sí, precisamente ahora, ahora más que nunca, Santander importa.

5 comentarios:

patri-cia dijo...

Muchos ánimos para la lucha perdida antes de empezar.
El otro día, un diputado del PP famosísimo que llegará a ministrísimo, dijo que en Santander podían poner a un caballo, que igualmente sería votado por mayoría absoluta. Y lo dijo en serio y a la vez riéndose...

De todos modos, ser japy está bien pero igual no es lo más efectivo.

Rukaegos dijo...

En realidad, ese diputadísimo famosísimo y preministrísimo que tanto te gusta (que ya sabemos tus lados oscuros) y que tan poco gusta a los transformistas, debería ser un poco más respetuoso con sus votantes. ¿Qué ha querido decir, que los votantes del PP son en Santander tontos del culo? ¿O que De La Serna es un poco jamelgo?

Que los caballos ya sabemos lo que les gustan, sobre todo cuando llevan a un burro encima.

patri-cia dijo...

Rukaegos: no sabes el daño que me haces. Primero no te gusta mi Pons, luego mi Iñigo, ayer mi Durán i LLeida y hoy mi diputadísimo... Dime algo de Nacho Uriarte y me rematarás.

Te devuelvo la puñalada: ¿De la parte de mi comentario donde hablaba de los mundos de japy no me dices nada?

Rukaegos dijo...

Bueeeeeno, te dejaré con el Uriarte siempre que me prometas no subirte de buenas a primeras con él en el coche sin comprobar sus índices.

De lo de Japy es que no tengo claro haberlo entendido bien. Es que a veces esperas demasiado de mi neurona :)

Fernando dijo...

Hace unos días os contaba qué era la iniciativa TodoReinosa, ahora quiero que lo veáis vosotros mismos. ¡Disfrutad del vídeo!

http://vimeo.com/19658167

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.