viernes, marzo 07, 2008

CRUZAR EL AQUERONTE

Aunque Virgilio obligara a Caronte a surcar las aguas de la Laguna Estigia, son mayoría las fuentes que mencionan el Río Aqueronte como el obstáculo que las almas debían atravesar en la barca de Caronte para alcanzar el reino de los muertos.
Eran éstos días de ilusión renovada y, de nuevo, la muerte. Con diversos ropajes. Siempre tan oscura.
Fue ordenada la de Emilio Bolado, el empresario que trabajó desde niño hasta construir una firma sólida, el hombre de orígenes humildes que nunca olvidó su procedencia y por ello fue justo con sus trabajadores, el hombre crecido del esfuerzo que por ello fue padre a un tiempo amante y exigente de Isabel y de Nacho. Tuve hace años la oportunidad de darles a los dos clases particulares, de compartir con ellos mucho tiempo y muchas palabras, tiempo de aprender a apreciarlos como dos personas estupendas, grandes, a las que hoy considero buenos amigos. Tuve oportunidad entonces de tratar a Emilio de forma esporádica pero continuada hasta su muerte, y tuve siempre la certeza de encontrarme ante una persona especial, dura, esforzada, exigente y, repito, justa. Desde el primer encuentro le tuve aprecio. Y hoy pienso que su ausencia será larga y triste, pero que el Nacho bondadoso y certero y la Isabel de mirada luminosa y fuerte decisión que conozco serán los mejores testigos de la grandeza de su paso.
Trágica y violenta la de Isaías Carrasco. El ex concejal del Partido Socialista en Arrasate-Mondragón que hoy ha sido asesinado como siempre con cobardía y sinsentido por las ratas de ETA. A sólo dos días de las elecciones generales de un país que trabaja duro cada día por seguir siendo libre, igual, tolerante, diverso, por mantener la sonrisa y hacer cada día de la paz un nuevo milagro. Un país, España, que unos asesinos indignos quieren hacer rehén de sus chantajes. Un país que sabe que ninguna patria merece una muerte, que ningún pueblo puede quererse padre de semejantes criminales. Un país que llorará a Isaías, que murió por haber sido valiente y trabajado por sus ideas en un lugar que las bestias consideran patrimonio de su ignominia y cuadra de su bajeza. Un país que votará el próximo domingo, con la mirada triste y el corazón herido, confiado de que Isaías tendrá justicia. Un país que votará con la paz y la palabra para defender esa alegría que de nuevo han querido matarnos.

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Estas gentes te quitan las ganas de hablar, de escribir, de todo. Te asquean. Pero no te quitan las ganas de luchar, de buscar los blogs amigos para compartir el dolor.
El domingo a votar entre lágrimas otra vez. Pero con fuerza y decisión, como personas libres que somos. A votar.

Elena dijo...

También yo llevo desde medio día pensando en esa travesía de la Estigia o del Aqueronte. Lo importante, bien lo sabes, es que ni muertos bebamos nunca de las aguas del Leteo.

Que siempre recordemos, que siempre construyamos. Y siempre, la palabra.

"Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra".

Besos desolados.

Rukaegos dijo...

A la desolación de ayer sumo la de haber escuchado o leído en los medios y en la red demasiadas barbaridades, demasiadas indecencias.
No es que vaya ya a pillarnos por sorpresa pero ¡cuántas alimañas y de cuán variado pelaje al olor de la sangre!

el anónimo del cántabru dijo...

Descanse en paz. El mejor homenaje que podemos hacer a Isaías es ir a votar mañana masivamente.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.