lunes, noviembre 13, 2006

POLÍTICOS, GESTORES Y OTRAS YERBAS

Después de unos días extraviado en la improductiva desidia de unos días de vacaciones, regreso a este blog de la ciudad posible. Mañana os hablaré de una galería de arte y sus acciones culturales, espero que con menos tensión que cuando tuve la osadía de afirmar que me gusta Bruce Springsteen. Pero le prometí a un lector escribir con cierta amplitud acerca de políticos y gestores, justo cuando en el debate se oponían de una u otra manera los perfiles de Jesús Cabezón y Vicente Mediavilla como alcaldables (añadamos a De la Serna y tendremos la terna).

Quiero comenzar afirmando que no estoy de acuerdo con los rasgos negativos que incorporamos a la palabra "político" como si formaran parte de la definición. Con independencia de que muchos de los que ejercen esta función merezcan esos rasgos y otros que a pesar de venir en el diccionario parecerían de mal tono. Partamos, pues, de la idea de que por "político" voy a entender en este post a todo hombre o mujer que se responsabiliza de los asuntos públicos, que propone y decide políticas. A pesar de que tengo clarísimo que políticos, como Hacienda, somos todos, que todos somos responsables del funcionamiento de la sociedad, que todos participamos por acción u omisión en sus retos. Y que nuestros políticos son proyección de nuestros propios valores y actitudes, aunque nos encante ver la paja en ojo ajeno, etcétera. Pero esto sería otro cantar. ¿Y gestor? Su propio nombre lo indica. El que gestiona, la que ejecuta, los que tramitan, las que organizan ... Los mismo que en la época del asalto al poder franquista por el Opus Dei se conocieron como tecnócratas (los López et alia).

Ya entonces, y desde un discurso que me parece profundamente reaccionario y pesimista que demoniza la política y por tanto a quienes la practican y no digamos a quienes la dirigen (recuerden esa perla del dictador al aconsejar "haga como yo: no se meta en política"), se ha pretendido ver en el gestor a un responsable cualificado de la cosa pública, dando por supuesto que el político no lo es. Pero ...

Una primera reflexión sería ¿los técnicos que ocupan puestos políticos no son igualmente políticos? No creo que en los escándalos urbanísticos tan al uso carezcamos de urbanistas, arquitectos, ingenieros y magos de las finanzas en primera línea de corso. No creo que cuando hablamos de los desastres (reales o posibles, ciertos o deseados) de la sanidad, la educación, los transportes, la cultura, la policía o cualquiera otra de las áreas de un gobierno sea su nivel territorial el que sea, estén los técnicos / gestores ausentes. Antes bien, muchos participan con alegría de las decisiones criticadas, cuando no son ellos mismos sus inspiradores últimos (o los ministros-consejeros-concejales que han tomado la decisión). En consecuencia, cabe preguntarse ¿es el gestor bueno por naturaleza? Me temo que mi respuesta es cada día un poco mas hobbesiana: Homo homini lupus, Gestores politicique civibus lupi. Gestores y políticos son (pueden ser) lobos para los ciudadanos. Unos como otras.

A partir de esta consideración, creo que los cargos políticos, los cargos de representación, han de ser ocupados por políticos: hombres y mujeres que, en el mejor de los casos, ese que todos deseamos, tienen una visión global de la sociedad, que son capaces de escuchar y valorar más allá de sus convicciones personales o de sus a priori profesionales. Y a partir de ahí, que se muestren capaces de tomar decisiones, de firmar contratos con los ciudadanos a medio y largo plazo, de trazar una estrategia de ciudad que nos permita saber qué va a ser de nuestro Santander posible en el, pongamos, 2020. ¿Se imaginan que en una entrevista alguien le pregunta al inefable Piñeiro cuál ha sido su proyecto de ciudad a lo largo de los 12 años que nos ha deleitado como alcalde?¿que nos explica qué ha cambiado en Santander en todo ese largo periodo de tiempo? Enumerará obras. Nada más. Porque no había nada más que la necesidad de "gestionar", de dar respuestas inmediatas y electoralistas a problemas inmediatos. ¿Se pretendia algo con el 250 aniversario de la ciudad aparte de muchos fuegos artificiales? txtxtxtxtxtx pummmmmmm ohhhhhhhhh qué bonitos. Nada nos ha quedado del fasto, salvo muchos almacenes llenos de camisetas y gorritas. No sé si eso es gestionar, desde luego no es gestionar bien. Pero tengo claro que eso no es hacer política.

Por lo tanto, insisto, creo que en los cargos de representación debemos contar con políticos según esa idea de político que he descrito. Sean peritos en la materia o no. Los gestores y los técnicos tienen su lugar, privilegiado e imprescindible, en la administración y en la sociedad. Y, por supuesto, quien además de gestor, técnico o especialista tenga la amplitud de miras suficiente, será un político, tal vez el mejor. Pero no por gestor, sino por político.

Cuando pedimos un gestor al frente del Ayuntamiento de Santander, ¿qué tipo de gestor pedimos? ¿Hablamos de un ingeniero, de un jurista, de un sociólogo, de un arquitecto, de un monitor deportivo, de un policía municipal, de un bombero, de un médico, de un paisajista? Son muchas las áreas que dependerán de un alcalde y de sus concejales y concejalas. Y nadie será docto en todas. Así que espero que nuestro alcalde, sea quien sea de la terna, se comporte como un político y sea capaz de lo que hasta ahora nadie ha sabido hacer en Santander: planificar, escuchar, dirigir, administrar, decidir, arriesgar ... En suma, guiar nuestra ciudad hacia el futuro, hacia un futuro de todos en una ciudad abierta, tolerante y privilegiada.

9 comentarios:

Miss Underground dijo...

Menos mal que has actualizado el blog, mira que estás vago. Bueno ya sabes que estos temas de política no me van, estoy esperando algún post tuyo de crónica social-rosa (¿es cierto ese romance que se rumorea por ahí de alguien que mencionas en este post?), es decir, puro cotilleo, o eso lo dejamos para un bis a bis...

Por cierto, y ya sé que me salgo del tema porque yo lo valgo. ¿Qué opinas sobre cierto joven poeta que se compromete a recitar en un local y da plantón a la gente que le estaba esperando? (que por cierto no era mucha)No sé pero a veces me da la sensación que son malos tiempos para la lírica, ciertos poetas de reciente hornada y poca palabra me inquietan, y eso que todavía no han ganado ningún premio importante...¿Quién les va a soportar en unos años? ¿Cuántos culos lamen al día para hacerse hueco? ¿Por qué están algunos abonados a las tediosas páginas de "cultura" del DM (exceptuando las que deliciosamente realiza EsE?
Mucho dadísmo y mucha historia y veo más pose que una vieja lacosa tomando té en la terraza del Suizo
Ya lo decían en un anuncio "Aprende de tus mayores"...

Oscar Sin Nick dijo...

A pesar de mi aversión a la clase política, coincido en términos generales con tu planteamiento. Creo que ese Santander que dibujas es más posible con la terna actual que con las pretéritas.
Felicidades por el blog.

Rukaegos dijo...

Estoy vago, definitivamente. Pero prometo enmendarme, al menos hasta que vuelva a estar vago. Pero ya sabes que esto va un poco por rachas. Además, sigo estupefacto con tu interpretación de Me and Bobby McGee y no es fácil reaccionar ante tamaña admiración.

Crónica social rosa, lo mío con Matt Dillon es mentira y tampoco creo que deba preocuparme por esa creciente onda que dice que circulan unas fotos mías con Iker Casillas haciendo cariñitos. De los mencionados en el blog ... debe de ser que estoy perdiendo mi antena tomatera pero ... ¿a qué romance te refieres? Bueno ya me dirás en el bis a bis.

Del poeta. Supongo que está bien insistir en que ser joven no es garantía de nada. Las personas son buenas o malas, formales o informales, encantadoras o apestosas, divertidas o rancias por muchas razones. Hace mucho tiempo que tengo claro que escribir poesía garantice nada, ni mayor carga emocional, ni mirada más perspicaz, ni más cultura ni, callado está dicho, mejor educación o bonhomía.

Salvo que exista una causa justificada (que hubiera debido ser avisada debidamente), me parece una grosería. Aprovecho para pedir públicamente disculpas por algunos plantones protagonizados por moi en diversas circunstancias: mi despiste existencial me juega a veces malas pasadas, pero siempre intento enmendarlo. Supongo que por eso también puedo intentar echar un cable al poeta diciendo ¿y si su mundo dadá es tan dadá que no vive ya en la realidad y se le fue la olla?

En cualquier caso, no por eso el comportamiento deja de ser un tanto raqueril. Aprovecho también para decir que, dentro de unos años, dudo que alguien que "va de poeta" tenga muchas posibilidades de adelantar por la senda del verso. Hay que leer mucho, sentir mucho, doler mucho y callar mucho para que algo parecido a un verso presentable cobre vida. Y si ejercemos de vates culturetas oficialoides, poco tiempo tendremos para la vida en serio. Ojalá un día sea capaz yo de escribir un verso, sólo uno, de esos que hacen daño en el alma.

Besitos, reina de la noche, y tenemos un hojaldre estupendo de Santos/Torrelavega pendiente.

Rukaegos dijo...

Qué tal Oscar Sin Nick:

Prometo que un día me enteraré de cómo coño (cielos, duda existencial, ¿puedo decir coño en mi blog o lo convierto en un blog blanco?) se ponen los links para remitir lectores a otras experiencias blogueras como la de Periodistas de Cantabria, que me parece una página estupenda.

Y lo suscribo: esta terna a grandes rasgos es más ilusionante. Habrá que esperar a ver listas y sobre todo proyectos. Pero por primera vez en varias convocatorias municipales, voy a votar con verdadera ilusión. Qué bien si esta vez la ilusión no nos la rompen.

Miss Underground dijo...

Rukaegos eres un amor y un gran mentiroso. A finales de verano te ví con Matt Dillon tomando un granizado en Capri y de lo Iker Casillas emjor no hablar proque ya sabes que cuando el río suena...

¿Qué tú has hecho desplantes? Seguro que los supiste enmendar con elegancia y glamour, no como otros...

Veo que ciertos cotilleos respecto a uno de los bigotes más famosos de Puerto Chico no te ha llegado, ya te contaré...

Por cierto, he hecho de "Criticar por criticar" mi himno personal... Viva Fangoria y su extraño viaje jejejeje

Otra cosilla, veo que tengo que dar clasecillas particulares a glenda para que te actualce la plantilla del blog.

Besucos hojaldrados

PD: ¿Vaís a ir hoy al Ateneo?

Oskar dijo...

¿Gestor o político? Pues yo tengo mis dudas. Desde luego que la gestión es lo que más llega a los ciudadanos en cuanto a que es visible (casos concretos como en su día la ´paga´de los 100 euros o ahora la autovía del agua). La política es más difusa, más difícil de explicar.

Y sinceramente, a nivel municipal, donde todo es tan a pie de calle, se puede demostrar muy poquito, creo yo, salvo en actuaciones simbólicas. Es decir, ¿qué ideología hay en construir un polideportivo, cambiar una baldosa o hacer un aparcamiento? ¿Si los discursos del psoe y el prc sobre el mismo trato a los barrios coinciden significa que el prc es progresista?

Sí que hay actuaciones en las que puede atisbarse alguna diferencia, no sé, viviendas protegidas, bibliotecas o centros cívicos que fomenten la participación vecinal, incluso se puede percibir en el trato a los comercios o en la planificación a autobuses, o, por poner un ejemplo concreto, en el préstamo gratuito de bicicletas.

No sé, me parece un tema complicado. Creo que sí que tiene que haber alguna directriz política general, una especie de principio generador. Y que un perfil gestor a veces perjudica porque corre el riesgo de limitarse a una sola parcela de actuación (el medio ambiente o el urbanismo, en este caso). En cualquier caso, son problemas que pueden equilibrarse en la -complicada- composición de las listas. Espero aportaciones porque es un tema que me despierta muchas dudas.

Oscar Sin Nick dijo...

Te metes en la plantilla de tu blog y es básicamente copiar/pegar y hacer muchas vistas previas hasta que estés seguro de que está a tu gusto.

Una tarde aburrida (en la que no haya remitidos en la prensa por ejemplo) en un ratillo lo haces. De todas formas, si necesitas ayuda no dudes en pedirla.

Santanderin@ dijo...

Muy interesane e instructiva tu visión de ese Santander soñado.
Yo votaría por una madre ama de casa, principalmente una de las madres de las de antes, de las de siempre, esas que supieron sacar las castañas del fuego en los peores momentos, que nunca se escondían ante los problemas, sabían salir adelante en las penurias, cuidar a los suyos dándole el mejor pedazo a los hijos antes que a ella misma, ajustar el presupuesto y tener la casa como los chorros del oro siendo la envidia de la vecindad. El día que tengamos un alcalde así, otro gallo nos cantará.
Saludos.

Anónimo dijo...

qué opinas sobre la actitud que ha adoptado J. Cabezón respecto de la polémica de la obra de Leo Bassi?

un futuro alcalde socialista, debería respetar la obra, creo yo...

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.