lunes, noviembre 28, 2011

LA TRISTEZA DE LA ROSA


Mientras Rajoy dormita y los mercados nos explican desde su propia pestilencia por qué los vampiros se han puesto tan de moda, una sensación de desconcierto, de tristeza, de cierta depresión colectiva, se instala en un PSOE que precisa de una fuerte sacudida, de una descarga de ilusión, de proyecto, de mensaje, que le permita volver a activar a su militancia y a recuperar una frescura que el poder, como suele, le fue marchitando.

Andan más calientes, me temo, que afinadas las redes y las federaciones, y se vive un fuerte desarraigo de las bases con relación a cuadros y baronías en la espera de una señal, de un nombre, de un horizonte, que permita articular de nuevo el esfuerzo común para remar en una dirección determinada y única. Una señal que no va a resultar fruto de una epifanía misteriosa, desde luego, y que tampoco podrá surgir nunca de las tradicionales y enquistadas guerras de familias y sensibilidades que tanto tiempo llevan sangrando a la organización y que tan poco hábiles para recuperar el tono se han demostrado en lugares como Valencia, Murcia o Madrid, donde hubo en su tiempo tanta fuerza y donde hoy se padece una patética incapacidad frente a un PP que con el "modo panzer on" sigue por sus fueros haga lo que haga, diga lo que diga, pase lo que pase. O, no nos hagamos trampas en el solitario, una Cantabria que sin duda juega en campo mucho más difícil, y en la que cuando se tuvieron los triunfos en la mano y se pudo optar por un partido fuerte y cohesionado, no se quiso o no se supo.

Llegan lecciones y lecciones, muchas desde quienes nunca han optado por el PSOE pero parecen haber hecho un máster a su izquierda o su derecha, y que perpetúan algunos lugares comunes que son desmentidos por la tozuda realidad de los hechos. Como la idea de que los votos perdidos lo fueron por sus políticas económicas de cierto tufo liberal y sangraron por la izquierda, frente a los estudios de Demoscopia y otros que nos muestran cómo fue ese centro moderado, ese que se intentaba sostener, el que ha apuntalado con más de un millón y medio de votos trasvasados la victoria del PP. Por el otro lado, una flojera más que evidente en los liderazgos, una mediocridad común a toda Europa y a todo el espectro político en la talla política de quienes deberían ser grandes para afrontar grandes retos, una dubitativa yenka que no daba pie a la confianza, un estallido de indignación social que no se ha podido o sabido entender, si bien, y vistos los movimientos quincemayeros del verano hacia acá en los que se van enrocando en su propia autorreferencia pírrica, tampoco parece que pueda haber un diálogo ni posible ni siquiera deseable. Y que por otro lado consiguió uno de sus grandes objetivos, acabar con el bipartidismo: hoy estamos ante una España monocolor y en la que nadie podrá hacer contrapeso ni fuerte ni débil ni mediopensionista. Pero como todos somos iguales, pues da igual ¿no?

En el horizonte cercano, un primer desafío grande que empujará en dominó a muchos pequeños grandes desafíos: el Congreso Federal y los Congresos Regionales y locales que deberán sucederle en el tiempo. Un horizonte en el que sin duda habrá que plantear algunas cuestiones de las que dependerá que la rosa pueda recibir agua fresca y despertar otra vez lozana en un tiempo razonable o se vaya deshojando poco a poco a lo largo de un tiempo que para nuestro país será demasiado lento y que probablemente traiga más de malo que de bueno (si es que alguna vez son capaces de salir de su silencio y de su parálisis).

1. Hay que aprovechar lo mejor que tiene el Partido hoy, su militancia. Hace falta formación, ilusión, rearme estratégico e ideológico no para un pequeño grupo selecto que vaya a formar parte de los comandos, sino para la tropa entera. Porque necesitamos activar agentes electorales, personas que vivan su proyecto con alegría y compromiso en sus ámbitos profesionales, personales y territoriales, agentes que lleven a su barrio las nuevas y los proyectos y que traigan de su barrio las preocupaciones y la realidad.

2. Hay que conjugar con sabiduría, generosidad, y mirada de futuro retiradas y permanencias, experiencia y novación, a fin de levantar una estructura abierta, flexible y participativa, pero al tiempo fuerte, con un discurso claro, con voces estratégicas y un banquillo nutrido y sólido.

3. Debemos reivindicar lo mejor de la palabra "política" y luchar contra esa desafección social tan justificada tal vez pero fuente también de actitudes totalitarias o iluminadas, de absolutismos y de ira. Frente al tecnócrata, que tiene y debe tener sus espacios de decisión, la figura del político que toma en consideración los diversos puntos de vista, que escucha primero, decide después y explica e ilumina con respeto a la ciudadanía, sin ocultar ni menospreciar. Desde la cercanía y el liderazgo.

4. Hay que profundizar y reivindicar en lo que ha sido la mejor historia del PSOE y de sus decisiones, la lucha encendida por los derechos civiles, las libertades públicas, la igualdad, la justicia social. Y hay que implicarse en el encuentro con un modelo que desde la Socialdemocracia clásica invente, recuerde o articule soluciones de desarrollo y crecimiento particulares y globales que se puedan oponer de manera eficaz a los mercados piratas, las manos invisibles y las artimañas neoliberales, causa por sí mismos de la peor crisis y que sin embargo parecen a punto de ganar la partida sobre nuestras espaldas y contra la mayoría.

5. Hay que establecer un programa, un proyecto, un horizonte, claro, de izquierda democrática, plural e integradora en el sentido europeo, liberal en el sentido anglosajón, celosa pues de las libertades públicas, de la promoción de las personas, de la igualdad de oportunidades, de corrección de injusticias. Y hay que comenzar a caminar con pasos firmes, no importa que lentos, hacia ese proyecto, hay que sumar, no importa si despacio y con mucho trabajo, para ese proyecto. Y hay que hacerlo sabiendo que todos los que queremos empujar lo hacemos con transparencia, apartando a quienes sólo se subieron por el medro particular, remando en la dirección marcada y asumiendo que tal vez al timón estén rostros que no eran los que más nos gustaban, pero que son de los nuestros y por eso tienen que ser también los nuestros.

Alguien dijo que en momentos difíciles, partido partido y partido. Puede ser, pero también partido, ideas, solidaridad y entusiasmo. También escucha, cambio y apertura. Porque el sendero será arduo, pero la aventura merece la pena y por eso no vamos a pararnos, así que compañeras, compañeros ... ¡adelante!


9 comentarios:

BRUNO6 dijo...

Disculpa,Rukaegos,pero no creo que sea necesario tener un "máster de izquierdas" para ver en qué ha quedado el PSOE al que, es cierto,personalmente no apoyo desde lo de "de entrada no".
No tengo tampoco un máster de derechas y también una opinión formada sobre el PP al que no he apoyado ni apoyaré nunca, tampoco es demasiado buena que digamos y se las digo a quien me pregunta.
Lo que puedo apreciar es que la autocrítica no parece costumbre de la casa, pues escuchar a Zapatero echar culpas a "la crisis"(hombre, con 5 millones de parados...)y al famoso"no hemos sabido explicar.."(¿El qué?.¿Que fuera del pensamiento único neocon no hay mundo posible?.¿Que hay que ser "buenos"-o europeos, tánto da-y saciar a los insaciables mercados?. ¿Que "izquierda" y "derecha" no existen ya aunque vayamos perdiendo por goleada una guerra económica que no hemos declarado?.¿Que la intocable Constitución se escribe desde ahora en Berlín?).
Bonita manera de desplazar culpas: En un mundo de pensamiento único neoliberal la culpa es mía si no me he sabido explicar o tuya si no haber sabido entender.
Respecto a los 5 puntos que planteas, pues ojalá os vaya bién aunque temo que de seguir sin querer ver que la desafección del votante viene por seguir políticas derechistas aún no habéis visto vuestro suelo electoral; y no se por ejemplo qué opinará la militancia de izquierdas de su partido cuando uno de los últimos actos de poder de su Gobierno ha sido indultar...a un gran banquero delincuente.
Saludos y buena suerte.

AUXILIO DE 100´S dijo...

Amén. No entiendo yo esa adoración a las siglas que algunos profesan, cuando al PSOE hace muchos años que le sobra la S y la O.

Rukaegos dijo...

No se trata de hacer máster alguno, sino tal vez de ver que en la realidad los matices son muchos y que hay muchas maneras de ver y de explicar la realidad.
En lo que a la autocrítica se refiere, estoy contigo de acuerdo y en desacuerdo (ya que se lleva lo gallego ...) De acuerdo porque en buena parte de nuestros líderes no hemos escuchado un discurso claro sobre la situación y hemos presenciado, en efecto, demasiadas disculpas y faenas de apaño. En desacuerdo porque es precisamente la crítica casi permanente (cierto que más vinculada a procesos orgánicos) la que a veces da una impresión de PSOE roto o frágil, y también porque en las redes, entre militantes y cuadros medios, esa crítica lleva mucho tiempo presente y en voz alta. Otra cosa es que, responsabilidad o lealtad o como lo quieras llamar, se atenúe en momentos delicados como los procesos electorales.

¿Qué había que explicar? Muchas cosas. Entre ellas, que el Gobierno de España había sido sometido a un chantaje de primera magnitud, y que no ceder a las exigencias de ese chantaje probablemente habría traído consecuencias mucho más graves. Entiendo que habría que haber puesto esa situación sobre la mesa, plantear las alternativas y acto seguido convocar elecciones. Pero eso fue en 2010, y creo que fue un acto de responsabilidad, equivocada o no, la decisión de continuar, esperando que así se pudiera controlar la situación y se pudieran salvar apuestas tan tan importantes como la Ley de Dependencia.

La cesión de la soberanía a Europa se hizo cuando decidimos entrar en la Unión Europea y en todos y cada uno de sus avances en cohesión, nada tiene que ver con procesos cercanos en el tiempo. Cuando España crecía gracias a las aportaciones de esa UE, estábamos felices; ahora, que con liderazgos mediocres, crisis extendida y por tanto rebrotes nacionalistas por doquier, no es capaz de tomar decisiones que puedan detener la presión de los famosos mercados, abominamos de ella. Pero Europa fue un proyecto válido y ventajoso para España. La cuestión es si con los mimbres y mediocridades actuales puede seguir siendo válido no ya para nuestro país sino para la propia Europa. Y esa cesión de soberanía hace que el mundo neocón que menciones, también infinitamente diverso y no tan neocón en muchos lugares, España entre ellos, haya podido imponerse tras la crisis que provocaron sus desafueros.

Que sí, que todos sabemos dónde queda Islandia. Pero Islandia no pertenece a una entidad supranacionalo que determine muchas de sus políticas, la monetaria entre ellas, y además es un país muy pequeño, por lo mismo mucho más controlable. Pensamiento único, izquierda y derecha ... de nuevo simplificaciones que a lo mejor no explican del todo los resultados. Porque se ha convertido en un nuevo lugar común el de que ha sido la sangría por la izquierda la que ha llevado al PSOE a la debacle ... pero los estudios demoscópicos no dicen precisamente eso, y apuntan una fuerte pérdida de votos por el centro que se habrían ido hacia el PP. Casi dos millones.

Yo soy de los que piensan que se debe apostar por la Social Democracia, que se deben recuperar sus valores esenciales, y adaptarlos a la nueva situación internacional. Pero también es cierto que el PSOE, con Zapatero, nos queramos acordar o no, ha desarrollado en el ámbito de las libertades y en las políticas sociales la apuesta más izquierdista que se ha visto en este país. Y de hecho, Zapatero fue durante años el modelo de una izquierda europea mucho más conservadora, mucho más desnortada y con resultados electorales tan tremendos como el actual en España.

Sobre la última cuestión, la militancia socialista, la que yo pueda haber sondeado en vivo o en red, considera un error garrafal y un insulto el indulto a Saenz. Por el contenido, por las formas, por el momento y por la falta de oportunidad. Vamos, que no hay por dónde cogerlo.

Saluducos.

Rukaegos dijo...

Auxilio ... como diría un personaje de Ángeles Mastretta, la Tía Chila, si hace mucho que dejé de adorar a las siglas verdaderas, cómo voy a ponerme a adorar a unas falsas.

Ni adoración ni ceguera. Sólo la certeza racional y emocional de que estoy en el partido en el que quiero estar y en el que debo estar, por muchas razones. Es probable que en algunas cuestiones me resulte a veces pacato o pobretón, pero también me ha dado lecciones de valentía y buenas alegrías. Y desde que por las redes e internet tengo más contacto y más cercano con quienes tienen como mantra mágico lo de la S y la O y se salen por la izquierda (en términos clásicos o revisados, no quincemayeros), confirmo que en general no me siento cómodo entre ellos. Tal vez porque no creo que sea cierto ni lo de la S, ni lo de la O ni lo de la E (que añadirían los del sector derechoso),tal vez porque siempre he creído en la política como el arte de lo posible, y eso condiciona la acción de cada momento a lo temporal en busca de la eficacia.

En fin, que yo milito en el PSOE porque así lo elegí en su momento, como una decisión meditada y personal. Y desde una mirada crítica (no tengo otra para nadie ni para nada), desde el disgusto por determinados procesos, actitudes y decisiones, sigo estando orgulloso de mi militancia, de mis compañeras y compañeros, y de muchas de las transformaciones sociales que aquí se han concretado, prácticamente en su totalidad, bajo gobiernos del PSOE.

¿Adoración? Ninguna. ¿Razones para la deslealtad o para borrar mi firma del compromiso adquirido? Pongo en los platos de la balanza pros y contras, alegrías y decepciones y ... tampoco las encuentro.

Saludos.

BRUNO6 dijo...

Mi querido Rukaegos:
¡Qué razón tienes en el segundo párrafo de tu, llamemosla,réplica!.
Ahí justamente es donde un estadista debe explicar al pueblo al que se debe lo que hay en realidad, lo que sucede por crudo que sea y sin disfraces.No se hizo.
Explicar los caminos que hay para intentar salir ofreciendo el suyo, prometer "sangre, sudor.." y convocar elecciones acto seguido.No se hizo.
Se mareó la perdiz con "brotes verdes" y "luces en el túnel". Se mintió.
Se aceptaron sin esfuerzo aparente los chantajes neoconservadores y todo fué cuesta abajo hasta el desastre anunciado.
Pérez Rubalcaba aceptó el "sacrificio" de la candidatura y daba la impresión de que cada vez que intentaba un camino un poco alternativo era torpedeado por sus compañeros del Gobierno. Así es imposible hasta lo imposible.
Dado el comodísimo bipartidismo en que los dos partidos (liberal-progresista uno y liberal-conservador con tintes fascistas el otro) se reparten este "Cánovas-Sagastismo del siglo XXI", resulta que el plomizo Mariano Rajoy tendría que estar buscando apoyos en CiU y UPD (supongo) hace días para gobernar en lugar de leer el "Marca" recibiendo amistades y banqueros con una inmerecida mayoría absoluta.
Cuando la gente se harte de bipartidismo,¿en qué lugar de la "trinchera" se colocará el PSOE?.
Autocrítica muy seria, por favor.
Buena suerte y decid a Bono que el próximo Secretario General debe hacer álgo más que gritar "viva España".
(Me temo que si no hacéis un ERE a esa gente el suelo electoral sigue lejos y el desierto de la travesía será larguísimo).

jcabezonalonso dijo...

Es difícil resumir sensaciones e ideas en un párrafo. Tus reflexiones son acertadas, pero hay que debatir mucho, reflexionar mucho, pensar mucho y darle un poco a la escoba.

el top top dijo...

Movilizaos las bases: lo socialista (?) sois vosotros, no el Aparato ni los barones. En mi peblo la marca PSOE se vende al mejor postor, y no se ruborizan al declarar que lo hace por é¡órdenes de La Superioridad. Cinco peperos, cuatro en la Oposición (partido indígena)y DOS del pesoe... ¿Pacto de Estabilidad? -Quiero prebendas y un año de Alcaldía. Dos concejales marca pesoe.

Anónimo dijo...

Disculpen las faltas.

jcabezonalonso dijo...

Regino:
Aprovecho para insistirte que tienes que enviarme un texto.
Perdona mi insistencia por varias vías, pero es que la imprenta me apremia.
HAZME ESTE FAVOR: UN PEQUEÑO ESFUERZO.
Gracias

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.