martes, septiembre 04, 2007

EPIDEMIA DE IDIOTAS EN ESLES

Tenía entre las tareas pendientes de este nuestro blog hablar detenidamente de ARTESLES 2007. Cinco años ya desde la puesta en marcha de uno de los proyectos artísticos más frescos, innovadores y arriesgados de la cultura en (que no de) Cantabria. Un proyecto que animado por el entusiasmo y el buen hacer de Fernando Zamanillo y Fernando Bermejo, acompañados por un excelente equipo de amigos, artistas y profesionales, y con el apoyo del Ayuntamiento de Santa María de Cayón, ha ido creciendo y alcanzando una merecida relevancia nacional.
Pero esta mañana, antes de leer el periódico, me encontré con Fernando Zamanillo que sin aportar mucha más información que la infinita tristeza de sus ojos, me pidió que echara un vistazo al DM.
Otra vez, por quinto año consecutivo, las instalaciones artísticas de ARTESLES han sido agredidas por los idiotas. Unos idiotas anónimos y sin origen conocido que cada año deciden divertirse causando daño gratuito a las obras de arte que han ido dando relieve al encuentro, que han abierto sobre Cayón la atención de tantas miradas y que, hasta desde el punto de vista más materialista, han provocado una importante actividad económica en los servicios de la zona.

He optado por "idiota" por parecerme la palabra más adecuada. Animales o burros sería ofensivo ... con los animales. Bárbaros, en cualquiera de sus especies, negaría la mayor de que los pueblos que rodearon el mundo clásico tenían sus normas, sus leyes y su cultura. Pero "idiota" parece significar según su etimología "aquel que no se ocupa de los intereses públicos sino sólo de los privados", llevado un poco más lejos, aquél que no sabe vivir en una comunidad. Así que "idiota" me parece el término perfecto para referirme a cualquier tipo de engendro que a lo largo de estos años y en la última noche hayan encontrado como modelo de divertimento estival la agresión al arte. Como creo que define perfectamente a quienes cada fin de semana, en cada una de nuestras ciudades y pueblos, ha asumido el vandalismo como forma de identidad: Idiotas.

Me hago desde hace algún tiempo una pregunta que tiene que ver con el vandalismo que asola nuestras comunidades. Y que tiene claros protagonistas a pesar de que Cañizares, Mariespe y sus secuaces consideren que no es necesaria la Educación Para la Ciudadanía. ¿Quién paga los vidrios rotos? Nadie pide responsabilidades, nadie investiga, y son los presupuestos públicos, muchas veces los privados y la paciencia de todos los que acaban soportando día a día estas agresiones. Mientras sus responsables pasean con el trasero hinchado de satisfacción preparando la nueva fechoría.

Creo que empieza a ser el momento de aceptar que, Houston Houston, tenemos un problema. Porque sólo así se podrá iniciar el camino para su solución. Pero creo que algunos detalles serían indispensables. El primero, es que los responsables del vandalismo deben ser adecuadamente identificados y deben responsabilizarse económicamente de los daños causados. Ellos o sus familias. El segundo, de las pocas cosas que me gustan de la cultura norteameriyanqui está la institución de los llamados "servicios a la comunidad", penas de reeducación para situaciones como estas en las que se trata de devolver a la sociedad algo positivo como compensación de los perjuicios provocados. Tal vez si empezaran a saber lo que se suda limpiando grafitti a golpe de estropajo (gastos a sus espaldas), empezarían a dar valor al esfuerzo ajeno. Y por si acaso se piensa que estoy señalando a ciegas, habría que recordar que sí hay un patrón común en las agresiones de las cinco ediciones de ARTESLES: siempre han coincidido con las fiestas patronales de Lloreda primero y Esles después. Y ya sabemos cómo se suele resolver la ecuación alcohol + fiestas + nocturnidad/impunidad en determinados segmentos poblacionales.

Lo peor de todo. La acción impune de los idiotas acaba en minutos con el esfuerzo de años. Y quienes realizan ese esfuerzo se van agotando poco a poco. Los idiotas están a punto de privarnos a todos de ARTESLES, a cambio solo de su propia mierda. Y tengo que escribir esta página de mi bitácora para que la rabia no me coma demasiado. Pero sobre todo para pedir al Ayuntamiento de Santa María de Cayón que entre sus acciones de ayuda a ARTESLES se incluya una vigilancia eficaz y la denuncia ante las autoridades pertinentes de los hechos para que se investiguen y se depuren responsabilidades. Y para decir a Fernando Zamanillo y a Fernando Bermejo que por favor no se rindan. Porque necesitamos personas generosas y lúcidas como ellas para combatir la epidemia de idiotas que nos está infectando.





8 comentarios:

Fernando Zamanillo dijo...

Muchas gracias, Regino, por tus palabras de apoyo, tan bien medidas y tan claras. De verdad que se agradecen las tuyas y las de tanta gente que nos ha llamado y ofrecido todo lo que pueda hacer falta para materializar su comprensión. Esperemos que estos y tantos otros idiotas vayan cayendo por resbalar en el fango que ellos mismos generan.
No te preocupes, seguiremos trabajando.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Pues suscribo todo, incluso lo de los latigazos en la espalda (ah, no, perdona, que hablabas de trabajos para la comunidad, ¿en qué estaría yo pensando?).
Y sí, el tema de la vigilancia me parece de lo más oportuno. Visto el penoso grado de incivismo qu nos rodea, parece que no quedan más narices. Qué pena.
Ánimo Zamanillo y Bermejo.

Reb dijo...

No es fácil combatir con los idiotas. Las razones no sirven para ellos. Yo también creo que una vigilancia eficaz es la mejor solución. Los daños causados hay que meterlos en ese cajón de la injusticia. Pero dentro hay tantos trastos que ya se hace casi imposible cerrarlo!!

Rukaegos dijo...

Un saludo a los tres. Ampliaré el comentario pero ahora sólo dar la enhorabuena a Ana por la presentación del segundo número de la revista Quórum (que seguro no leerán los imbéciles). Te recuerdo, cari, que tengo una entrada pendiente sobre tus impresionantes piernas ...

Rebeca: un placer tenerte en mi bitácora. Y un placer descubrir las tuyas. Lo que son las casualidades, esta mañana había estado releyendo tu relato del Premio José Hierro y ahora te me apareces en carne virtual.

Reb dijo...

He leído un artículo en Quorum (la preciosa revista de Ana) que hablaba de tu blog y he estado husmeando (silenciosa y detectivescamente) lo que se cuece por aquí. La sorpresa grata, por supuesto

Rukaegos dijo...

Me alegro de que Quórum tenga esos efectos colaterales. Me gustan tus blogs y tus iniciativas, así que con tu permiso, quedas enlazada :)

Miss Underground dijo...

No os lo va�s a creer y por supuesto no voy a desvelar la fuente informativa, pero he llegado a ver alguna fotocopia de la revista de Ana,visto que no le�do, porque no quer�a incurrir en delito alguno...�Qu� tal la presentaci�n del n�mero dos? �Cada cu�nto se va a editar?

Respecto a lo acontecido en Artesles sin palabras, el proceso de embrutecimiento de algun@s me pasma, y paar que me enmudezca ya tiene que ser la cosa gorda...

Anónimo dijo...

De lejos
No sab�a nada al respecto de esto� Y que m�s decir que apoyar la infinita paciencia que debe alentar a todos los que a�o tras a�o soportan esta situaci�n. Nuestra sociedad ha avanzado tanto en los �ltimos treinta a�os en t�rminos materiales y tan poco en cuestiones b�sicas de convivencia que me hacen recordar las palabras de un amigo que me dec�a que los avances que logremos ser�n disfrutados por nuestros hijos.Un consuelo.

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.