lunes, junio 04, 2007


¿Una ciudad criptoposible?



Una semana después, continúo saliendo a la calle y mirándola con un velo de tristeza. Son muchas las razones que se me ocurren, y muchas las que habéis apuntado en vuestros comentarios a mi anterior entrada. Pero a pesar de todas ellas sigue siendo incomprensible el resultado en ciertos barrios, ciertas calles, ciertos entornos humanos, maltratados día tras día, año tras año, legisltura tras legislatura. Supongo que piensan que después de tanto tiempo, algún día les tocará a ellos ver cómo su parte de ciudad crece y se dignifica, sin darse cuenta de que nunca les tocará, porque nunca formarán parte del escaparate. Igualmente, se nos ha olvidado a todos apuntar una estructura social clientelar, en la que todavía sobreviven -con razón- muchos miedos.

Un par de ejemplos. El viernes 25 se publicaba un manifiesto de apoyo a la candidatura de Jesús Cabezón. El domingo, uno de los firmantes me cuenta que mientras ejercía su derecho al voto, un interventor del PP, conocido suyo, se levantó para comentar, ya sabéis, como dejándolo caer, "ya he visto en qué sitios firmas: ten cuidado, puede que se acaben las ayudas para tus proyectos" (en realidad mencionó el tipo de proyecto, pero casi prefiero no señalar demasiado). Ya, ya, que todos somos mayores y todos sabemos dónde firmamos, pero no dejo de sentirme un poco culpable por haberle pedido semejante compromiso. Otro. El que suscribe está esperando el autobús en San Fernando, pasa un coche lleno de descerebrados en la veintena que acercan el coche a la parada, lo ralentizan y se asoman para escupir tras gritar, "Jódete, rojo maricón, aquí no os queremos: a la próxima estáis muertos". Y bueno, lo mismo, uno sabe dónde firma y por qué, uno sabe dónde se hace visible y por qué. Y uno le da a esos engendros el mismo valor que a una bosta de cabra, pero ... nunca deja de ser desagradable. A lo que hay que sumar que tocan insultos varios, siempre desde el anonimato, cómo no, en esos foros y espacios internáuticos sin control, dónde los valientes se refugian para escupir toda su basura.

Y sin embargo... Parece que bastó anunciar el cierre del blog para que quienes lo habéis venido leyendo tantas veces desde el anonimato os hayáis animado a escribir y haceros presentes. Vuestras intervenciones ayudan a pensar, a serenar y a sentir que a lo mejor uno no está tan solo, y qué tal vez estas páginas hayan tenido su punto de necesidad. Os quiero agradecer vuestro apoyo y bueno, confirmar que tras el calentón, seguiré escribiendo. En realidad, lo que anunciaba era el inicio de otro blog, pero supongo que tendré que hacerlo compatible con éste. Y seguiremos hablando de lo divino y lo humano, aportando una mirada personal sobre lo que ocurre a nuestro alrededor. Aunque esta vez sea una mirada menos optimista y esperanzada. Sinceramente, creo que no hay Santander posible, al menos no ya en muchos años. Y creo que veremos cómo se consolida la ciudad de cemento, la ciudad clientelar, esa ciudad que no piensa en los ciudadanos (aportaré algunos ejemplos en mi próxima entrada, en la que quiero contar un par de anécdotas de campaña para ilustrar por dónde van los tiros: siempre ha quedado clara mi opción y mi militancia, pero nunca he querido entrar a ciertos trapos). Siempre habrá otro Santander, con otros santanderinos. ¿Un criptosantander posible? Puede ser. Lo que tendría que haber salido a la luz continuará escondido y habrá dos ciudades paralelas, incapaces de encontrarse y reconocerse. Una de ellas ganó las elecciones y en no poca medida la otra decidió quedarse en casa. OK.

En todo caso, un par de apuntes breves sobre vuestros comentarios. Suscribo el de Gema, sobre quién y cómo hizo oposición en Santander. Tal vez haya sido un error táctico no entrar al trapo de Piñeiro y sus boys (por cierto ... ¿alguien ha protestado ante la protectora de animales por el lúgubre destino del pobre perro?) en temas como La Remonta o la negativa de la corporación santanderina a colaborar en la puesta en marcha de las aulas de dos años o tantos otros capítulos. Pero creo correcta la decisión de intentar eliminar tensiones institucionales. Aunque la rentabilidad del famoso talante haya sido menos que cero. Publica hoy el Boletín Oficial del PP los datos de la pasada legislatura en la que el PRC termina con cero preguntas y una moción (al cincuenta por ciento con el PSOE). Frente a ese balance, Ana Rozas, Timoteo Seoane, Eugenia Gómez, Marta Barreda y Víctor Cavia figuran (no sé el orden) como firmantes del mayor número de preguntas y mociones. Una labor de oposición que, está claro, no ha sabido o podido llegar hasta la sociedad. Creo que hay muchas razones para esa invisibilidad: unas son culpa nuestra, otras de ciertas dinámicas institucionales y otras (ya vale de liberar de toda responsabilidad a los votantes) de cierta estructura social adormecida, clientelar y resignada, que continuará diciendo "aquí no hay quien viva" pero seguirá inmóvil cuando no abiertamente enfrentada a cualquier posibilidad de cambio. Creo, con tantos de vosotros, que es necesaria una fuerte autocrítica en la izquierda, y que ya mismo se debería estar reconstruyendo el proyecto progresista. Pero no las tengo todas conmigo (sé que habrá que esperar a que se constituyan gobiernos municipales y regionales antes de dar pasos. Veremos.).

Sobre el comentario de Javier Vila. Cómo te entiendo. Siento, desde lo más profundo de mi corazón, que esta ciudad no es mi sitio, que debería marcharme. Tuve varias buenas oportunidades en el pasado y no quise, porque sentía Santander como una parte de mí a la que no sabía renunciar. Hoy la sensación ha cambiado. Seguiré luchando por la sociedad en la que creo y el Santander en el que creo, pero con el mismo tesón con el que la mosca encerrada se golpea contra el vidrio. Pero también sé que si hoy tuviera oportunidad de empezar fuera, lo haría. A pesar de que un amigo que pasó unos meses atrás por mi casa para conocer Santander me ha dicho "no te puedes ir: basta dar un paseo contigo por la calle para darse cuenta de que la gente te quiere". Aquí están mi familia, muchos amigos, mi perra, mi historia, mis muertos, mis sueños rotos, mis recuerdos. Aquí no están muchos amigos, las oportunidades de crecer, las oportunidades de amar, el futuro. ¿Seré capaz de generar la oportunidad de irme?¿Seré capaz de irme?¿O seguiré dándome mamporros contra el cristal? La solución, un mes de estos.

Gracias a todos. En un par de semanas os invitaré a un nuevo blog, pero seguiré con el Santander posible.

7 comentarios:

Javier Vila dijo...

Este es un país de SanchoPanzas. En contra de lo que se dice y piensa, aquí no hay quijotes. ¿Luchar contra gigantes y defender causas perdidas?. Aquí se confunde el quijotismo con los héroes de la tele-basura o, lo que es peor, de la política-basura (giles, dules, cascotes y piñazos)...
"En España, el que no roba o no jode es porque no tiene donde" decía Pepe el Juez (había sido Juez de Paz en un vetusto municipio de esta región durante una buena parte de aquella época negra, si es que alguna vez se hizo la luz más allá de un breve rayo).
Entre los que tienen sus intereses depositados en el STV (Santander de Toda la Vida) y los que han encontrado su pesebre en esos aledaños, o han conseguido entrar "el club" (da igual cualquiera de los rancios reductos de grima), apenas quedan sino despistados que, como decía un anónimo, su rebeldía se resume a dispersar las energías del cambio decantándose por los sones del rabel y la boñigada: "jiciendu futuru" rezaba algún eslogan de ese tipo. Cuando no haciendo emboque o animando la ciaboga de la izquierda hacia un regionalismo miope y paleto cuya máxima expresión es la verbena.
Hasta el propio Revilla está acojonado con el resultado y airea que es injusto (si lo sabrá él)para que los que han realizado la mejor gestión desde que Cantabria es autonomía, vuelvan a trabajar para él...
¿Quieren saber la opinión de sus militantes y sus votantes?, dice hoy el "vocero" de la agrupación socialista de Santander. Un poquito tarde, pero hay va:
"Que pacten con el PRC, pero sólo si la presidencia es para Lola. Si no, que gobierne Revilla con sus "antiguos amigos" del PP. A ver si le traen el AVE...
Para algo sirve la memoria y para algo estudiamos historia. Reproducir el pacto anterior sólo sirve para sepultarnos... Acordemonós que en situaciones similares el PRC con su abstención posibilitó el fenómeno Hormaechea en el Ayuntamiento primero y en la Regíón después... Cada pueblo tiene lo que se merece y éste no se merece otra cosa... A la buena gestión y al compromiso le han despachado con fuegos artificiales, chorizadas y sardinadas y alicatando hasta el techo plazas y parques con el granito gallego y el hormigón valenciano. Más de lo mismo, pero con wifi gratis cerca de las sedes (a lo mejor así se acercan los jóvenes a la política)...

Rukaegos dijo...

Como siempre, gracias por tu aportación, pero ... tengo una pregunta más importante que todo esto: ¿Hay que darte la enhorabuena? Me refiero a los premios Pancho Cossío, porque creo que aparecía tu nombre entre las obras que se iban a adquirir para la Colección Norte.

Pues eso, que si eres tú ENHORABUENA.

Javier Vila dijo...

Parece que sí. Me ha llamado un amigo y me ha dicho que aparece la noticia en el Alerta, pero no se nada más... Gracias. La fotografía es de los casetos y "roulotes" de la Maruca, un sitio que siempre pudo ser otra cosa. La hice el mísmo dia de las elecciones y se titula "Sueños Rotos. Cuando otro mundo era posible". En fin, esto viene a ser un premio de consolación, aunque ahora mismo lo cambiaba por otro sueño...

ASFOSO dijo...

Hay que seguir...olé tus gónadas.
Saludos.

Anónimo dijo...

Tras el desastre, solo pense en huir y poner tierra por medio por si se me aplacaban las rabias y terminaba mi boca de soltar improperios. Otra vez ante esta espesa bruma de la bahia, la cosa se ha calmado, pero la impotencia sigue dentro. Pero no me van a echar de aqui, pues también es mi ciudad y buscare resquicios para hacerla más vivible, justa y solidaria, y a pesar de todo, se que hay gente que piensa lo mismo.Animo Regino, aunque siempre nos falte "mas musica" en las programaciones, seguiremos encontrandonos en el Siboney

nancy rubia dijo...

VAS A VENIR EL ORGULLO ESTE AÑO!!!
ME HA EMOCIONADO ESTA CARTA SI VIENES A Madrid me encantaria conocerte, me han pasado casi las mismas cosas que a ti y pienso muy parecido a ti, suerte en la vida!!

Rukaegos dijo...

Gracias por tu comentario, Nancy. Me temo que este año también tendré el sábado ocupado llevando de acá para allá a un montón de adolescentes norteameriyanquis. Lo que hay que hacer para pagar la hipoteca, aunque ... este año me gustaría acercarme y tal vez pueda arreglarlo :) Si eso, dime cómo ponerme en contacto contigo y o en el Orgullo o en otro momento que pase por Madrid nos tomamos algo :)

Licencia de Creative Commons
Un Santander Posilbe by Regino Mateo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at unsantanderposible.blogspot.com.